Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las aves huyen de las tormentas 24 horas antes de que lleguen

Científicos estadounidenses comprueban con geolocalizadores la capacidad de predicción de los chipes alidorados


Los chipes alidorados, unas aves de Tennessee (Estados Unidos), huyeron de una gran tormenta que mató a 35 personas 24 horas antes de que se produjera. Así lo han averiguado varios científicos, que habían colocado geolocalizadores en las aves sin ningún objetivo concreto. Las aves captan los infrasonidos emitidos por las tormentas, que viajan a distancias de miles de kilómetros.





Los chipes alidorados pasan largas épocas en las montañas Cumberland, en Tennessee. Imagen: Henry Streby/Gunnar Kramer. Fuente: UC Berkeley.
Los chipes alidorados pasan largas épocas en las montañas Cumberland, en Tennessee. Imagen: Henry Streby/Gunnar Kramer. Fuente: UC Berkeley.
Los chipes alidorados, o reinitas alidoradas, aparentemente sabían de antemano que vendría la tormenta que acabó generando 84 tornados (confirmados) y matando al menos a 35 personas en la primavera pasada, según un artículo publicado ayer en la revista Current Biology. Los pájaros dejaron la escena mucho antes de que las devastadoras tormentas supercelda (en rotación) irrumpieran.

El descubrimiento fue hecho casi por accidente mientras los investigadores probaban si las aves, que pesan "menos de dos monedas de cinco centavos", podrían llevar geolocalizadores en sus espaldas. Resulta que pueden con eso y mucho más.

Mientras se fraguaba una gran tormenta, los pájaros despegaron de su zona de crianza en las montañas Cumberland, al este de Tennessee (EE.UU.), adonde acababan de llegar, en un evento migratorio no planificado. En total, viajaron 1.500 kilometros en 5 días para evitar las extraordinarias tormentas.

"Lo más curioso es que los pájaros se fueron mucho antes de que llegara la tormenta", señala Henry Streby, de la Universidad de California, Berkeley, en la nota de prensa de Cell Press, recogida por EurekAlert!. "Al mismo tiempo que los meteorólogos del canal del tiempo nos decían que la tormenta se dirigía hacia nosotros, las aves aparentemente ya estaban haciendo las maletas y evacuando la zona."

Los pájaros huyeron de sus territorios de cría más de 24 horas antes de la llegada de la tormenta, informan Streby y sus colegas. Los investigadores sospechan que las aves escucharon los infrasonidos asociados con el mal tiempo, a un nivel muy por debajo del rango del oído humano.

"Los meteorólogos y físicos saben desde hace décadas que las tormentas de tornados producen infrasonidos muy fuerte que pueden viajar a miles de kilómetros de la tormenta", explica Streby. Aunque puede que los pájaros capten alguna otra señal, añade, el infrasonido de las tormentas intensas viaja exactamente a la misma frecuencia a la que es más sensible el oído de las aves.

Viajes no planeados

Los resultados muestran que las aves que siguen rutas migratorias anuales también pueden despegar en viajes no planeados en otras épocas del año, cuando las condiciones lo requieran. Eso es probablemente una buena noticia para las aves, ya que se prevé que el cambio climático produzca tormentas más fuertes y más frecuentes.

Pero eso seguramente también tiene algún inconveniente, afirman los investigadores. "Quizás les vaya mejor de lo que algunos han predicho en cuanto al cambio climático", señala Streby. "Pero este comportamiento presumiblemente costará a las aves un poco de energía y tiempo preciosos, que deberían emplear en la reproducción".

En el próximo año, el equipo de Streby desplegará cientos de geolocalizadores en los chipes alidorados y especies afines, dentro de su rango de reproducción, para averiguar donde pasan el invierno y cómo llegan allí y vuelven.

"No puedo decir que esté esperando otra oleada de tornados severa", reconoce Streby, "pero estoy ansioso por ver qué cosas impredecibles sucederán esta vez."

Referencia bibliográfica:

Henry M. Streby, Gunnar R. Kramer, Sean M. Peterson, Justin A. Lehman, David A. Buehler, David E. Andersen: Tornadic Storm Avoidance Behavior in Breeding Songbirds. Current Biology (2014). DOI: 10.1016/j.cub.2014.10.079


Viernes, 19 de Diciembre 2014
EurekAlert!/T21
Artículo leído 2292 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >