Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las 'células GPS' del cerebro también intervienen en la imaginación

Un estudio demuestra que las neuronas 'de red' se activan cuando nos 'movemos' con la mente


Investigadores del University College de Londres han demostrado que las 'células de red', neuronas que sirven para orientarnos por el espacio real -como un GPS-, actúan también cuando imaginamos que nos movemos. En concreto, se trata de células de red de la corteza entorrinal, un centro del cerebro importante para la navegación y la memoria.





Células del cerebro. Imagen: geralt. Fuente: Pixabay.
Células del cerebro. Imagen: geralt. Fuente: Pixabay.
Una investigación realizada por el University College de Londres (Reino Unido) ha encontrado evidencia de actividad de células de red en voluntarios sanos a los que se pidió que imaginaran.

Una célula de red (también llamada célula grid o célula rejilla) es un tipo de neurona que se encuentra en el cerebro de distintas especies y que permite entender cuál es su posición en el espacio. Son una especie de GPS.

El estudio, publicado en la revista Current Biology, utilizó resonancia magnética funcional para detectar actividad cerebral coherente con actividad de células de red en la corteza entorrinal, un importante centro para la navegación y la memoria.

La corteza entorrinal es una de las primeras áreas afectadas por la enfermedad de Alzheimer, por lo que esta investigación podría ayudar a explicar por qué las personas con Alzheimer pueden tener problemas para imaginar, así como para recordar cosas.

Las células de red son células cerebrales que actúan como un sistema de coordenadas internas, disparándose en una serie de puntos que forman una rejilla hexagonal a través de nuestro entorno mientras nos movemos por él. Esta investigación proporciona la primera evidencia de que también se utilizan estas células cuando imaginamos que nos movemos, no sólo para pensar en ambientes pasados ​​o presentes.

"Las personas con enfermedad de Alzheimer pueden tener dificultades para visualizar y recordar escenarios, y nuestros nuevos hallazgos podrían ayudar a explicar por qué", dice el autor principal, el profesor Neil Burgess, director del Instituto de Neurociencia Cognitiva del UCL, en la nota de prensa de éste.

"Anteriormente desarrollamos una prueba llamada Test de las Cuatro Montañas, en la que los participantes tienen que mantener en mente un paisaje montañoso y luego tratar de identificarlo entre cuatro paisajes, uno de los cuales es el original mostrado desde un punto de vista diferente. Se ha demostrado recientemente que esta prueba se correlaciona con la progresión de la enfermedad de Alzheimer. Así que la nueva investigación sugiere que las dificultades con esta tarea pueden estar relacionadas con una pérdida de células de red en la corteza entorrinal".

Trayectoria de una rata (en negro) sobre una plataforma cuadrada. En rojo, los puntos en los que las células de red se activan para que la rata se oriente. Imagen: Torkel Hafting. Fuente: Wikipedia.
Trayectoria de una rata (en negro) sobre una plataforma cuadrada. En rojo, los puntos en los que las células de red se activan para que la rata se oriente. Imagen: Torkel Hafting. Fuente: Wikipedia.
Procesos

El estudio sugiere que las celdas de red están involucradas en una gama de procesos cognitivos más amplia de lo que se pensaba.

"Es particularmente emocionante ver la participación de un tipo específico de neuronas cuando las personas simplemente están imaginando un movimiento a través de un entorno", explica el autor principal, el doctor Aidan Horner, que realizó el estudio en el UCL y ahora está en la Universidad de York.

"Esto sugiere que las celdas de red pueden contribuir no solo a la navegación espacial, sino que participan de manera más amplia en la planificación e imaginación del futuro. Es particularmente difícil establecer una relación del trabajo a nivel neuronal con los procesos cognitivos de orden superior. Por tanto, es muy emocionante ver pruebas de que las células de red imaginan el movimiento, reduciendo la brecha entre las neuronas y las imágenes mentales".

Recientemente, científicos de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.) han encontrado las células del cerebro responsables de que los humanos seamos físicos innatos, y sepamos por ejemplo cómo funciona la gravedad sin haberla estudiado. Son las mismas células que reconocen el color, la textura y la forma de los objetos.

Referencia bibliográfica:

Aidan J. Horner, James A. Bisby, Ewa Zotow, Daniel Bush, Neil Burgess: Grid-like Processing of Imagined Navigation. Current Biology (2016). DOI: 10.1016/j.cub.2016.01.042.


Lunes, 14 de Marzo 2016
UCL/T21
Artículo leído 3525 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >