Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las ciudades generan "amnesia del medio ambiente"

Científicos de EE.UU. recomiendan encontrar un equilibrio entre lo urbano y lo salvaje, para mantener la salud mental y física


Los niños que nacen en ciudades, alejados de la naturaleza, pierden la referencia de lo importante que es. Así lo sugieren científicos de la Universidad de Washington (EE.UU.), que recomiendan encontrar un punto adecuado de equilibrio entre ciudad y naturaleza.




Imagen: freenaturestock. Fuente: Pixabay.
Imagen: freenaturestock. Fuente: Pixabay.
La sociedad está organizada en ciudades, con su conectividad, su creatividad y su ruido. ¿Pero a qué coste? Esa es la pregunta explorada en un reciente artículo de la revista Science, co-escrito por el investigador de la Universidad de Washington (Seattle, EE.UU.) Peter Kahn.

Sus autores discuten la creciente tensión entre el papel sin duda necesario que las áreas urbanas desempeñan en la sociedad y los adormecientes, incluso debilitantes, aspectos de las ciudades que desconectan a los seres humanos del mundo natural.

"Los niños de las grandes ciudades están creciendo sin haber visto las estrellas, sin esa sensación de asombro", dice Kahn, profesor del Departamento de Psicología y de la Escuela de Medio Ambiente y Ciencias Forestales, en la información de la universidad.

"A medida que construimos ciudades más y más grandes, no somos conscientes de la cantidad y la rapidez con que estamos minando nuestra conexión con la naturaleza, la fuente de nuestra existencia."

Kahn, que dirige el Laboratorio de Sistemas Tecnológicos de Interacción Humana con la Naturaleza, y el co-autor Terry Hartig, de la Universidad de Uppsala (Suecia), apuntan a estudios que muestran las tensiones emocionales y mentales que pueden producir las ciudades en las personas.

Las enfermedades mentales y los trastornos del estado de ánimo son más comunes en las zonas urbanas, y aunque muchos factores comparten la culpa, el menor acceso a la naturaleza es una causa que contribuye, dice Kahn. "Hay una enorme cantidad de enfermedades ligadas en gran medida a nuestra separación del entorno natural", dice.

Los habitantes de las ciudades de áreas urbanas cada vez más densas pueden tener poco o ningún contacto con el mundo natural en su vida diaria. Ese vacío está produciendo una "amnesia generacional del medio ambiente", un término acuñado por Kahn, que desarrolla en un libro reciente que describe cómo cada generación crea una nueva idea de lo que es ambientalmente normal basándose en las experiencias de la infancia.

Si, por ejemplo, un niño nunca se ha arrastrado por la tierra en busca de bichos, o nunca ha estirado el cuello hacia arriba para ver el alcance de un viejo abeto de Douglas, no podrá darse cuenta de adulto de que los bosques están degradadas o de que ciertas especies necesitan protección .

"Esto ayuda a explicar la falta de acción en los problemas ambientales; la gente no siente la urgencia o la magnitud de los problemas debido a que la referencia de su experiencia se ha desplazado", dicen los investigadores.

Empaquetar a la gente en ciudades, por tanto, puede tener graves consecuencias para las generaciones futuras, argumentan los autores. También puede que haya "demasiada" densidad urbana, si el objetivo es combinar el acceso a la naturaleza con las ventajas de las ciudades.

"Estoy dispuesto a decir que hay un cierto nivel de naturaleza que se puede lograr en las ciudades, pero no en la escala que estamos construyendo o en la escala a la que nos dirigimos con muchas ciudades", dice Kahn. "No hay nada natural en una megaciudad."

Pasos

Hay pasos que las ciudades pueden dar para introducir la naturaleza en el núcleo urbano, incluyendo requerir que los edificios tengan ventanas que se abran para permitir la entrada de aire fresco y luz natural; la incorporación de más jardines en los tejados y agricultura urbana; y la creación de espacios dentro y alrededor de los edificios para tocar, ver y oler plantas nativas.

Pero estos remedios primera requieren que se valore la naturaleza en los centros urbanos, así como el espacio, los recursos y la voluntad colectiva para hacer estos cambios.

Kahn argumenta que se trata de algo más que de introducir la naturaleza en las zonas urbanas. A su juicio, las personas deben ser capaces de interactuar con estos elementos utilizando más sus sentidos con el fin de experimentar los beneficios físicos y psicológicos de la naturaleza, así como para cambiar la referencia colectiva hacia una mejor comprensión y apreciación del mundo natural.

Por ejemplo, mirar una planta en el alféizar de la ventana podría ser un alivio, pero tener un lugar para sentarse en la hierba en una pausa para el almuerzo y tal vez incluso hundir los pies de uno en el suelo son experiencias sensoriales que pueden profundizar el compromiso de una persona con la naturaleza.

"Por lo tanto", concluyen los investigadores, "las ciudades bien diseñadas, pensando en la naturaleza y con ella a mano, pueden entenderse como un apoyo natural tanto de la integridad del ecosistema como de la salud pública."

Referencia bibliográfica:

Terry Hartig, Peter H. Kahn Jr.: Living in cities, naturally. Science (2016). DOI: 10.1126/science.aaf3759.

Martes, 7 de Junio 2016
UW/T21
Artículo leído 6913 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte