Conéctese Regístrate


01/09/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




Las decisiones se adoptarían a nivel inconsciente

Un estudio descubre que se producen 10 segundos antes de que lleguen a la conciencia


El libre albedrío podría originarse en una actividad inconsciente del cerebro que se produce hasta 10 segundos antes de que hagamos conscientes nuestras propias decisiones, señala un estudio. Un grupo de voluntarios se sometió a una prueba en la que se debían hacer elecciones sencillas, mientras sus cerebros fueron escaneados con la tecnología fMRI. Los resultados demostraron que, antes de que nos demos cuenta o siquiera pensemos en lo que queremos hacer, nuestro cerebro comienza a discurrir. Las decisiones, por tanto, parecen llegar del inconsciente y no del consciente. Esta cuestión plantea la necesidad de revisar el concepto del libre albedrío. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Las decisiones se adoptarían a nivel inconsciente
Tradicionalmente se ha tratado el tema del “libre albedrío” desde el punto de vista filosófico. El libre albedrío sería el poder humano para elegir y tomar nuestras propias decisiones. De esta definición se deduce que el término estaría relacionado con nuestra mente conciente, es decir, que conscientemente es como elegimos lo que deseamos o no deseamos hacer.

Pero esto último tal vez no sea del todo cierto, al menos si se tiene en cuenta una reciente investigación llevada a cabo por neurocientíficos del Centro Bernstein de Neurociencia Computacional de Berlín, en Alemania, cuyos resultados se han dado a conocer en la revista Nature Neuroscience. En esta investigación se escanearon los cerebros de 14 individuos mientras éstos tomaban una decisión sencilla (presionar un botón u otro en una tarea informática).

Libertad según la neurociencia

Así, los científicos, liderados por el neurólogo John-Dylan Haynes, localizaron con total precisión señales concretas de actividad cerebral hasta 10 segundos antes de que los participantes se dieran cuenta de su propia elección.

Según señaló Haynes a la revista NewSientist, el presente estudio ha demostrado que “nuestras decisiones están predeterminadas inconscientemente mucho tiempo antes de que nuestra propia conciencia las ponga en marcha”.

En Nature Neuroscience, los autores del estudio explican, además, que esta actividad cerebral pre-decisión consciente puede ser decodificada en la corteza prefrontal (relacionada con procesos emocionales e intelectuales) y la corteza parietal (relacionada con el tacto y las partes del cuerpo) del cerebro.

El desfase temporal entre el procesamiento inconsciente de nuestras decisiones y la toma de conciencia sobre lo que vamos a hacer finalmente reflejaría, según los científicos, el funcionamiento de una red de áreas de control de alto nivel en el cerebro. Esta red se empezaría a preparar para la decisión final mucho antes de que ésta llegue a nuestra conciencia.

Experimento con fMRI

Para las exploraciones realizadas por Hayne y su equipo se utilizó una técnica muy avanzada conocida como exploración de resonancia magnética funcional (fMRI, un procedimiento relativamente nuevo que utiliza imágenes de resonancia magnética para medir los pequeños cambios metabólicos de cualquier parte activa del cerebro.

A los 14 voluntarios que participaron en la prueba se les colocó un escáner cerebral mientras realizaban su tarea, que consistía en apretar un botón con un dedo de la mano derecha o de la izquierda tantas veces como quisieran.

Mientras cada uno de los participantes esperaba para hacer su elección, en una pantalla aparecía, de manera intermitente, una letra aleatoria, cada medio segundo. Cada vez que presionaban un botón, los voluntarios debían indicar qué letra había salido en la pantalla en el momento de decidirse.

Los análisis posteriores de los escáneres fMRI demostraron que había existido actividad en la corteza del cerebro segundos antes de que los individuos presionaran el botón.

Desde los años 80

Esta no es la primera vez que los científicos ponen en duda el libre albedrío consciente. En 1983, un neurocientífico norteamericano ya fallecido llamado Benjamin Libet publicaba en la revista de neurología Brain un trabajo acerca de la iniciación inconsciente de un acto voluntario.

Según este trabajo de Libet, las decisiones tomadas por cualquier sujeto son, en primer lugar, llevadas a cabo en el inconsciente y, posteriormente, trasladadas al conciente. Para Libet, la creencia del sujeto en que su decisión depende de su voluntad es debida sólo a la visión retrospectiva del proceso.

El experimento de Libet consistió entonces en pedir a un grupo de voluntarios que efectuasen, cuando lo quisieran, un movimiento simple, como la flexión de una muñeca. Los participantes debían comunicar a los científicos el momento de aparición en su conciencia de la intención de hacer dicho movimiento y el instante de comienzo de la sensación de movimiento.

Al mismo tiempo, los científicos registraron la actividad eléctrica de las áreas motoras del cerebro, descubriendo así que el cerebro, sin esperar a la decisión consciente del sujeto de mover su mano, se ponía en marcha para llevar a cabo su plan. Por tanto, los resultados indicaron que el acto voluntario comienza en el cerebro de manera inconsciente, antes que la intención final llegue a la conciencia.

Proceso conjunto

Según Haynes, “parece como si el cerebro tomase las decisiones antes que la persona en sí”. El científico añade que el experimento, de cualquier forma, se ha centrado en las decisiones cotidianas típicas, que llevamos a cabo a lo largo del día (como: me voy a tomar un zumo de naranja o me lo tomo de manzana…).

En estos casos, parece que el deseo consciente y el inconsciente se ponen de acuerdo o van “al unísono”, conformando entre ambos un solo proceso, explica el científico.

Poder decodificar las decisiones inconscientes antes de que éstas lleguen a la conciencia tendría importantes consecuencias para el desarrollo de tecnologías que conozcan y descifren nuestros deseos, y puedan anticiparse a ellos.

Desde otro punto de vista, la neurología se ocupa también de otros desórdenes del libre albedrío, como son los desórdenes obsesivo-compulsivos (en los que se siente la necesidad de hacer algo en contra de la propia voluntad) u otros síndromes que imponen movimientos involuntarios a los enfermos.

Todos estos estudios hacen pensar dónde se encuentra en realidad la voluntad humana y si, realmente, depende sólo de nuestra conciencia o, por el contrario, está sujeta a muchas otras variables, entre ellas, los niveles más profundos y desconocidos de nuestro cerebro.


Viernes, 25 de Abril 2008
Artículo leído 25658 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Álvarez Silva el 26/04/2008 19:40
Lo importante del trabajo es el experimento y la vía para continuar estas investigaciones, puesto que a nivel teórico ya se barruntaba desde hace años este resultado, si no, aparte de los trabajos de Libet ya apuntados en el artículo, podrían citarse las conocidas especulaciones de Penrose en su obra "La nueva mente del emperador". Referencias en este sentido se apuntan, también, en mi trabajo "Superego" (http://www.scribd.com/doc/1787424/Super-Ego-Alejandro-Alvarez). Saludos:
Alejandro Álvarez

2.Publicado por Monsech el 28/04/2008 04:25
En mi opinión, el hallazgo tiene fundamental importancia, toda vez que tiende a confirmar la presunción de que, tanto el “libre albedrío” como los “supuestos” desórdenes obsesivo-compulsivos (que no son tales) surgen a partir de decisiones tomadas en algún lugar “desconocido” del cerebro, al que los científicos definen como “inconsciente” y yo definiría como “consciencia superior” o “consciencia global”, es decir, la “real”: aquella que se encuentra fuera del cuerpo físico (cerebro) y pertenece al dominio cuántico del “todo uno”, en el que “el supuesto futuro de la decisión a tomar, es ya tan conocido como consciente”. Afortunadamente, también en los dominios de ese “supuesto futuro”, el desagradable e inapropiado término de “inconsciente”, destinado a definir aquello que algunos desconocen, será cambiado. También “dejarán de buscarlo donde no está”. vector@axial.com.ar .

3.Publicado por Armas Elsa el 30/04/2008 07:02
Los avances tecnológicos cada vez son más sorprendentes, me asombra mucho saber como el inconsciente toma parte fundamental en nuestra vida, y a la vez me recuerda a un libro que estaba leyendo en el cual un investigador llamado LeDoux, describe como se producen algunos tipos de emociones violentas o asaltos emocionales, en un punto del sistema límbico llamado amígdala, capaz de actuar como alerta a todas las zonas del cerebro y enviar un mensaje directo desde el tálamo y mediante una sola sinapsis a la amígdala, produciendo una serie de cambios en nuestro organismo , tales como aceleramiento cardíaco, activación de los centros que controlan el movimiento, mayor reactividad en algunas zonas del cerebro, etc, y todo esto causa que la persona reaccione de una forma muy rápida sin darse cuenta de lo que sucede, y precisamente había un relato acerca de una persona que en un ataque de furia, termina masacrando a un par de chicas con el objetivo de asaltar su casa, aún en contra de su voluntad, pues antes de aquel suceso había prometido no volver a robar.
Sería entonces mucho más sorprendente descubrir algunos enigmas de la mente humana, sobre todo me parece interesante descubrir como funciona el cerebro con algunas enfermedades mentales, y realmente creo que la tecnología descubre circuitos, procesos, lo cuales pasan desapercibidos, y son tan importantes comprender, veo como no solo la conciencia ejerce poder sobre nosotros y nos permite ejercer poder sino el inconciente es aun mas grande de lo que se piensa.

4.Publicado por Groove el 01/05/2008 01:39
Ante esta investigaciòn, como estudiante de psicologìa, se me ocurre que la decisiòn es un acto que depende de la conciencia, y es probable que se registre actividad cerebral previamente. Pero hay que saber diferenciar entre actividad cerebral y decisiòn. En el caso de las necesidades biològicas justamente tenemos este determinismo de por medio, es decir fisiològicamente, a travès de sensaciones que de alguna manera facilitan esta correspondencia a las que el investigador se refiere diciendo que van al "unìsono". Pero en los otros casos, dònde hay una elecciòn de por medio por parte del individuo si bien hay determinismos culturales, sociales, etc. que influyen en nuestra cosmovisiòn del mundo y por lo tanto en las decisiones, todo esto lo considero como formando parte de la conciencia. De ella depende lo voluntario. Si, estoy de acuerdo con que existe una impulsividad de orden inconsciente, pero no creo que èsta pueda definirse previamente (a la conciencia). En el caso de los sìntomas, èstos tienen un determinismo inconsciente, y desde una perspectiva psicoanalìtica la arbitrariedad de esos actos impulsivos estàn dados por un determinismo significante. Esta investigaciòn màs bien desde mi punto de vista deja entreveer algo del orden del control social. Se me ocurre: la ciencia en busca de conocer los niveles màs profundos de decisiòn, ¿¿para què?? Otra versiòn de 1984 de Orwell.

5.Publicado por Lasso Boada Veronica Elizabeth el 01/05/2008 02:02
considero este articulo muy impresionante, puesto que pondría en duda muchos de los planteamientos de la pscología, a la vez, emocionante cuando nos damos cuenta que aun tenemos mucho que conocer sobre los hombres y las mujeres y nuestra propia actividad cerebral, en especial, este tema sobre la voluntad y el libre albedrío porque es un tema muy delicado y es un campo que nos abre muchas posibilidades como el artículo lo plantea por ejemplo en los desordenes obsesivo-compulsivos y otros

6.Publicado por Patricia Lara Alvarez el 01/05/2008 02:50
Considero que el artículo es interesante porque siempre se he considerado de forma tradicional que soy una persona con libre albedrío, me parece muy enriquecedor porque así se descarta la suerte u otros mitos sobre las decisiones que tomamos.
Los estudios que se realizaron con la actividad cerebral muestra que las decisiones se toman a nivel inconciente, eso descarta la posibilidad del libre albedrío y la tradicional convicción de que toda decisión se la toma a nivel consciente ya que por medio del estudio realizado por Hayne y su equipo se pudo medir los pequeños cambios metabólicos que muestran la actividad del cerebro. Me produce desconcierto porque pienso que es como si no seria yo quien decida hacer o dejar de hacer alguna cosa, también me genera angustia este estudio porque me llena de desconcierto por ejemplo en que momento y bajo que circunstancias trabajan el inconsciente y consciente de forma conjunta? Y lo hacen también a nivel afectivo o únicamente cuando se manejan procesos técnicos de acuerdo al experimento? Que tan consiente y real es el inconsciente ya que solo tenemos pruebas de su existencia pero a nivel subjetivo no lo podemos determinar? Me queda la expectativa de cuan productivo le resulta esto a la psicología en practica y sobretodo en terapia?
Es importante todos las investigaciones que se puedan generar respecto a esto y la contribución que podía dar a nivel científico, sin embargo considero que se debe tener especial cuidado con este tipo de estudios porque tampoco puede convertirse en justificativo para no tomar nuestras decisiones y actos con responsabilidad porque no solo la voluntad es parte de las funciones del ser humano.

7.Publicado por Mansilla el 02/05/2008 20:16
Me parece interesantísimo, pero el artículo mismo dice que el experimento se centra en las "decisiones cotidianas típicas" que llevamos a lo largo del dia. No dice nada de las acciones que realizamos aparentemente influenciados por convicciones, de esas veces que reaccionamos de una manera diferente a como lo hubieramos hecho en otra época de nuestra vida porque hemos modificado nuestra manera de pensar.
Me parece precipitado, por lo tanto, decir que el libre alvedrío no existe. Además, no creo que el libre alvedrío sea simplemente la elección entre un zumo de manzana y otro de naranja.

8.Publicado por Plano Creativo el 03/05/2008 00:47
Me parece un descubrimiento fabuloso... que pone de manifiesto la dimensión no racional de nuestra personalidad...

Tal vez seamos como esos inmensos icebergs que sólo muestran una pequeña parte y por debajo esconden el resto. Ahora empezamos a observar el poder de esa dimensión ignorada

Me parece muy buena noticia...que rompe con un paradigma de que sólo existe aquello que se puede medir...

http://planocreativo.wordpress.com

9.Publicado por Chaves el 08/05/2008 09:55
Al leer el articulo, sentí alegría por los avances tecnológicos que se están dando a nivel de nuestro cerebro. Sin embargo, sentí contrariedad al momento que cientificos mediante sus “investigaciones” concluyen que el libre albedrío se produce hasta 10 segundos antes de que hagamos conscientes nuestras propias decisiones y no creo que sea tan así a pesar de sus estudios porque el inconsciente esta en niveles muy profundos y desconocidos sin poder establecer tiempo. Pero, no dudo que este libre albedrío puede originarse a nivel inconciente (o bien no existir) porque a nivel conciente, las decisiones ya están sujetas a limitaciones impuestas por causas antecedentes, por la necesidad, o por la predeterminación divina. Estos estudios me hacen pensar en donde se encuentra en realidad la voluntad si en su nivel conciente o inconsciente porque llegado a aclarar esta controversia, se podrá entender las diferentes enfermedades y/o síndromes, además condenar o perdonar a algunos sicarios
Maria Isabel Chaves

10.Publicado por Elsa Armas el 15/05/2008 00:05
Me parece sumamente importante las investigaciones que se realizan acerca del cerebro, sobre todo que provienen de la zona inconciente del cerebro, el libre albedrio esta fuera de nuestro alcanze lo cual es sumamente importante reconocerlo. Los avances cientificos datan de esta importancia que debe ser tomada en cuenta

11.Publicado por Juan Díaz Núñez el 28/09/2008 04:21
ES REALMENTE INSOLITO ESTE TIPO DE DESCUBRIMIENTOS........PERO, podemos estar confundiendo un poco las cosas: ¿qué se entiende por "decisión consciente"? ¿Un pensamiento
verbalizado interno? Si se la ha definido así,puede que la decisión sea PREVERBAL pero no
necesariamente "del todo" Inconsciente. Como sea, el inconsciente de la mayoria de las personas
está muy bien educado, porque sus actos pocas veces transpasan la linea de lo convencional. Pueda ser que no se llegue a usar "tecnicas invasivas" de estudio cerebral (agujas ionizadas, etc)
en pacientes psiquiatricos "voluntarios". ¿Qué es LO MAS que se podría probar? ¿Que nuestro
Inconsciente preverbal "conoce" la red social de conductas posibles y se anticipa al medio, con
un tipo de comunicación afectivo-intuitivo, y que se autojustifica después? ¿Y que mediante ondas
tipo Dadvison es posible hacerlo actuar de tal y cual modo? ¿Y luego qué?

12.Publicado por mohamed el 11/05/2009 20:07
Hola. Yo creo que con este artículo se demuestra una vez más que NO somos dueños de ningula de las "potencialidades" de nuestro cuerpo y que, al igual que tragar, respirar, el ritmo cardíaco, el entramado de rutas metabólicas, la vasodilatación/contracción, el bostezo, el vómito... no los controlamos. Salu2

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >



Forma parte de esta comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21