Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las empresas aplican recortes sin pensar en el futuro

Una nueva investigación demuestra que los directivos carecen de visión a largo plazo en este momento de crisis


En un clima de incertidumbre económica constante, muchas son las empresas que no tienen otra opción que la reducción de costes, si quieren sobrevivir. Pero con demasiada frecuencia, estos recortes son una reacción instintiva a los acontecimientos inmediatos, y se centran en las áreas equivocadas, no para mejorar el rendimiento sino para detener los proyectos potencialmente valiosos, lo que a la larga termina por afectar gravemente a la empresa, revela una investigación realizada en Holanda. Por Iván Abreu Anaya.



Según una investigación realizada por el Centro HPO, con sede en Holanda, y de la que se hace eco el digital especializado Management-Issues, las empresas que con frecuencia toman la decisión equivocada al hacer cortes en su personal y su presupuesto cuentan con directivos incapaces de tener una visión a largo plazo y que, por tanto, se dejan llevar sólo por el miedo a la crisis.

"Veo muchas organizaciones con pánico y sin saber cómo sobrevivir a la crisis, y aún menos cómo pueden salir de ella de forma rápida y sin que afecte demasiado su organización", ha señalado Manley Hopkinson, socio y director del HPO en el Reino Unido.

"Desafortunadamente, muchas decisiones se toman buscando resultados a corto plazo. Logrando la impresión de hacer algo para mejorar los resultados, pero sin el enfoque correcto, por lo que es probable que tenga un efecto no deseado".

Las grandes empresas se lo piensan más

Por su parte, André de Waal, director académico del Centro de HPO y reconocido experto mundial en gestión de rendimiento, afirma que la mejor acción de las empresas es realizar recortes sin perder el norte, y distinguir qué es lo verdaderamente importante.

Según el estudio y los resultados evaluados por los expertos,las pequeñas empresas son las que más comúnmente comenten el error de recortar presupuestos y despedir personal sin medir consecuencias, en cambio, las organizaciones con más experiencia son cautelosas al tomar cualquier decisión.

Manley Hopkinson. Fuente: www.manleytalks.com
Manley Hopkinson. Fuente: www.manleytalks.com
"Vemos que las grandes empresas se piensan cuidadosamente las implicaciones a largo plazo que podrían darse dentro de la empresa antes de recortar presupuestos en sus proyectos", afirma De Waal.

Las grandes empresas se centran básicamente en la actividad principal de la organización y, si tienen que prescindir de empleados, echan a aquéllos con un desempeño más deficiente.

También prestan especial atención a sus mejores empleados, y hacen todo lo posible para mantener a quienes tienen mayor conocimiento y experiencia dentro de su plantilla. Una vez hecho esto, se concentran en conseguir el mejor resultado para sus clientes. Su enfoque es, por lo tanto, mantener los puestos de trabajo a largo plazo.

CInco factores clave

A partir de los resultados de la investigación del Centro de HPO, realizada con 1.400 compañías de 50 países, de Waal concluye que hay cinco factores que resultan clave en las empresas, para sobrevivir ahora a la crisis y mantenerse en forma para el futuro:

1. Calidad de la gestión: Que combina la integridad y el liderazgo técnico con toma de decisiones rápidas, sin que éstas sean impulsivas y siempre pensando en el futuro de la empresa.

2. La apertura y la orientación a la acción: Estas compañías tienen una cultura abierta y el diálogo es constante y activo. El conocimiento y la experiencia son compartidos y se da la acción concertada para mejorar el rendimiento. La gente aprende de sus errores.

3. Enfoque a largo plazo: Se da el establecimiento de buenas alianzas dirigidas a largo plazo con clientes, proveedores y socios.

4. Mejora Continua e Innovación: La empresa conoce sus características distintivas en el mercado y permite a todos los gerentes y empleados contribuir a la renovación continua de sus procesos, servicios y productos. Los recortes se hacen en los procesos que no afectan al resto de la organización de alto rendimiento. La compañía mejora continuamente sus competencias básicas, especialmente en tiempos de crisis.

5. Calidad del Servicio: Los empleados son variados, complementarios, y capaces de trabajar juntos de manera efectiva. Son flexibles y resistentes en su enfoque en el logro del resultado previsto. Los directivos y el personal mantienen un diálogo continuo que garantiza que todo el mundo sabe exactamente lo que está ocurriendo en momentos de dificultad y trabajan por solventar la situación.




Lunes, 7 de Noviembre 2011
Artículo leído 6032 veces





Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile