Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las empresas democráticas propician empleados comprometidos

Para lograr el compromiso de los empleados hay que deshacerse de las obsoletas prácticas militares dentro de las empresas


Aunque parezca difícil creerlo, aún hoy existen compañías que funcionan con viejos modelos jerárquicos de administración basados en estrategias militares, lo que, según Paul Thomas, profesor e investigador de la Universidad de Glamorgan en el Reino Unido, hace que estas organizaciones se retrasen y que los empleados se sientan frustrados y sin iniciativa. De acuerdo con él, las compañías más exitosas de hoy son aquellas que han adoptado sistemas democráticos y en las que los directivos han aceptado que deben deshacerse del control para permitir que sus empleados piensen por ellos mismos, tomen decisiones y, de esta manera, se comprometan con su trabajo. Por Catalina Franco R.



Foto. Hedge FundBlogger
Foto. Hedge FundBlogger
Foto. Hedge FundBlogger
Foto. Hedge FundBlogger
En las últimas décadas los modelos administrativos han sufrido muchas transformaciones dando como resultado organizaciones con estructuras de poder cada vez más horizontales en las que la comunicación fluye en todas las direcciones.

Pero aún hoy existen compañías que funcionan con viejos modelos jerárquicos basados en estrategias militares, lo que lleva a tener ambientes de trabajo menos flexibles, más estresantes y con mucha menos libertad.

Management Issues cita en un artículo la opinión profesional del profesor e investigador de la Universidad de Glamorgan en el Reino Unido, Paul Thomas, quien considera que las empresas que siguen implementando estos modelos de control excesivo van quedándose atrás al no permitir que sus empleados tomen decisiones.

Además, Thomas considera que las compañías que han democratizado la fuerza de trabajo, que permiten a sus empleados pensar por sí mismos y tomar decisiones, son mucho más exitosas y obtienen de sus trabajadores mayor compromiso y productividad.

Generalmente se asocia directivo con poder, control y superioridad frente a sus empleados en cuanto a la toma de cualquier decisión y al análisis de las situaciones. Pero lo que se evidencia en la experiencia de numerosas empresas es que esta visión debe quedar atrás.

Thomas dice que se debe confiar en los empleados y que ellos deben recibir poderes, libertad de pensar, opinar y decidir. Para ello, explica, los directivos deben renunciar al control que siempre han tenido, o que creen erróneamente haber tenido.

El profesor dice que no es fácil y que se necesita coraje para retroceder y entregar parte del control y del poder, pero dice que realmente es la mejor estrategia ya que el verdadero control reside en quienes componen la fuerza de trabajo.

En sus palabras, “Es altruismo, ellos están entregando poder, estatus y control –aunque no es que lo tuvieran en primer lugar. Entonces, si ellos no tienen el control, ¿para qué están allí?”. Lo único que logran con esto es afectar el compromiso de sus empleados con la empresa.

Los directivos deben construir compromiso

Y es que es precisamente la forma en que cada organización recibe las ideas de sus empleados uno de los factores fundamentales para construir un compromiso fuerte por parte de ellos, repercutiendo así en la productividad general.

Una empresa marcadamente jerárquica, con comunicación unilateral y con control absoluto sobre cada decisión reprime el talento y la motivación de quienes trabajan y conocen sus propias áreas, causando frustración y bajo rendimiento.

En un artículo de hace algunos días de Management Issues se mencionaba una reciente encuesta de la firma consultora Hay Group, en la que se encontró que dos tercios de los directivos crean activamente ambientes de trabajo negativos que llevan a los empleados a sentirse frustrados y a tener resentimientos, y también que la mitad de los trabajadores creen que no tienen la autoridad para tomar decisiones cruciales que tienen que ver con sus funciones.

Esto quiere decir que la libertad y la democracia deben ser bienvenidas en las compañías dejando atrás un falso control que lo único que hace es afectar negativamente el funcionamiento y la productividad de la organización. Cuando un empleado se siente en confianza y ve que valoran sus conocimientos en un área y que confían en sus decisiones tratará de dar lo mejor de sí mismo y podrá pensar con tranquilidad, logrando resultados positivos que se reflejarán en toda la compañía.



Viernes, 28 de Agosto 2009
Catalina Franco
Artículo leído 7028 veces





Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Beatriz Basenji el 29/08/2009 19:07
Tema muy complejo. Las empresas con mucho personal y diferentes niveles jerárquicos,tienen grandes vacios de control que acrecienta las ganancias de unos pocos.
El caso de un Hotel cinco estrellas,donde además de las mucamas, valets, personal de limpieza general, gobernanta, etc. tienen unos supervisores de piso. Estos supervisores jóvenes, educados, de excelente presencia, se van moviendo cada uno en su piso asignado y cualquier reclamo que los clientes realicen, quedan bajo su control y atención. Mas aún, suelen llamar al cliente y le preguntan si ha sido convenientemente atendido su reclamo. ¿Qué sucede? Cuando los clientes se retiran, dejan sus propinas al supervisor, el cual no la comparte con quienes realizan la tarea - la que fuese - solicitada por el cliente. Y esto es injusto, porque el supervisor en realidad lo único que hizo fue trasmitir una orden .No se trata de sumas pequeñas, porque los clientes de estos hoteles suelen ser generosos.
Así es como se instalan "las malas ondas entre el personal" lo cual es sumamente negativo, porque es la empresa la que va perdiendo su ranking comercial.
Por eso mismo en la actualidad las empresas de tipo familiar van ganando mercado debido a que hay una dedicación al cliente mas esmerada .

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile