Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las imágenes impactantes de las cajetillas no afectan a los fumadores

Las advertencias gráficas que se añaden a los paquetes de tabaco impresionan más a las personas que no fuman que a los adictos, revela un estudio


La Organización Mundial de la Salud exige el uso de advertencias sanitarias gráficas de gran tamaño en los envases de productos de tabaco. Esta es una de las seis medidas recomendadas por este organismo, con el fin de disminuir el consumo de esta droga blanda. Pero, ¿son realmente eficaces estas campañas? Científicos de la Universidad de Bonn, en Alemania, han descubierto que los fumadores perciben de forma distinta las imágenes impresas para prevenir el tabaco, debido a modificaciones en la amígdala cerebral. Por Amalia Rodríguez Gómez.




Autor: Levo. Fuente: Photoxpress
Autor: Levo. Fuente: Photoxpress
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 1.000 millones de personas en todo el mundo son fumadoras, y señala que unos 600.000 fumadores pasivos morirán como consecuencia del tabaco a lo largo de este año. Este organismo lanza cada año campañas para combatir el tabaco y además desde hace años exige medidas de prevención del tabaquismo, como el uso de advertencias sanitarias gráficas de gran tamaño en las cajetillas de tabaco.

Estas imágenes y mensajes impresos en los paquetes de tabaco que advierten a los fumadores de los peligros del tabaquismo no siempre resultan desagradables, afirman científicos de la Universidad de Bonn en un comunicado de prensa emitido por dicha universidad.

En un estudio realizado con fumadores y personas no fumadoras, los investigadores constataron cómo, tras un breve periodo de abstinencia, las personas adictas al tabaco procesan de diferente forma las emociones después de ver imágenes impactantes relacionadas con los efectos del consumo del tabaco. Es decir, estas imágenes no perjudican a quienes habitualmente fuman.

En el estudio participaron 56 personas, con una edad media de treinta años. En el caso de los fumadores, fueron 28 jóvenes los que consumían un promedio de 17 cigarrillos al día y fumaban desde hacía 9 años. El número de no fumadores también fue de 28. A cada uno de los participantes se le mostró una serie de imágenes que habitualmente suelen ir impresas en las cajetillas de tabaco, al tiempo que se registraba su actividad cerebral.

Los investigadores estaban particularmente interesados en la amígdala, una parte del cerebro que tiene la forma y el tamaño de una almendra. "Es la parte del cerebro donde se registra el miedo”, afirma el doctor René Hurlemann, de la Escuela Policlínica de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad de Boon.

La amígdala se activó siempre que los participantes mostraron caras temerosas tras ver imágenes impactantes. "Inicialmente, no hubo diferencias visibles entre fumadores y no fumadores", comenta el doctor Özgür Onur, autor principal del estudio y neurólogo de la Universidad de Bonn. "Por lo tanto, el procesamiento de las emociones en el cerebro funcionó de manera similar en ambos grupos".

Pero, después de un período de abstinencia de 12 horas, las personas fumadoras mostraron sensaciones de miedo tras ver las imágenes que se les presentaron.

Menor actividad de la amígdala después de la abstinencia

Sin embargo, cuando los fumadores volvieron a fumar después de 12 horas sin hacerlo, la situación fue muy distinta. "Después de sólo unas pocas horas de abstinencia (y al volver a fumar), el miedo registrado en esta zona cerebral fue mucho menor, en comparación con el estado anterior", apunta Onur. "Simplemente, los fumadores muestran ser indiferentes a estas imágenes atemorizantes".

Según los responsables del estudio, esta falta de miedo es problemática: "La amígdala no puede realizar su función natural", explica Hurlemann. "El miedo es un instinto arcaico que nos protege de hacer las cosas que son peligrosas", añade el científico.

Fuente: UCL.
Fuente: UCL.
Los fumadores que han pasado recientemente por momentos de abstinencia no muestran este patrón de respuesta natural, es decir, no tienen miedo de las consecuencias del hábito de fumar. "Parece que están mentalmente atrapados en su adicción y esto conlleva una baja receptividad a los estímulos inducidos por el miedo", afirma Onur. "Es como si los fumadores necesitaran la nicotina con el fin de mantener la función normal de la amígdala"

Por este motivo, los científicos alemanes aseguran que una campaña que contenga imágenes de pulmones dañados o tumores como elementos de disuasión en los paquetes de cigarrillos - como actualmente existen tanto en Estados Unidos como en la UE- no tienen ningún efecto en este grupo de personas. Tampoco funcionaría con "aquellos que dejan de fumar. En estos casos, la actividad del centro del miedo se ha reducido tanto que no es muy receptiva a las fotos atemorizantes", dijo Hurlemann.

En los no fumadores, sin embargo, la amígdala se activa, por lo que en opinión de este científico, estas imágenes impresas en las cajetillas de tabaco sí resultan eficaces para ellos.

Peligros del tabaquismo durante el embarazo

Pese a las medidas puestas en marcha para combatir el tabaco, muchos fumadores no son conscientes de las consecuencias que puede tener esta práctica para su salud. Entre estas personas se encuentra un alto número de mujeres embarazadas, sobre todo chicas jóvenes, que siguen fumando durante los meses de gestación, según un estudio reciente dirigido por la University College de Londres y publicado en una nota de prensa emitida por dicha universidad.

Todo ello a pesar de las múltiples campañas informativas lanzadas con el fin de concienciar de los serios riesgos que las mujeres y sus hijos corren al fumar a lo largo de estos nueve meses: partos prematuros, abortos involuntarios, falta de miembros o partes del cuerpo deformes en los fetos, pie zambo, trastornos faciales, y problemas gastrointestinales en los descendientes, etc. Estos son algunos de los defectos congénitos más comunes asociados con el tabaquismo durante el embarazo.

Según datos de la Oficina Nacional de Estadísitica del Reino Unido, recogidos por este estudio, el 45% de las mujeres del país anglosajón menores de 20 años, y el 17% en general, todavía fuma durante el embarazo. Estas cifras son menores en los Estados Unidos, donde sólo el 20% de las mujeres menores de 25 años fuma durante el embarazo, en comparación con un 9% entre los mayores de 35 años.

El autor principal de el presente estudio, el profesor Allan Hackshaw afirma que "la gente puede pensar que son pocas las mujeres que siguen fumando durante el embarazo, pero la realidad es que, particularmente en mujeres menores de 20 años, las cifras siguen siendo extremadamente altas”.

En esta investigación, de la que también se ha hecho eco Human Reproduction Update, los investigadores del University Collegue de Londres examinaron un total de 172 trabajos de investigación publicados en los últimos 50 años, y analizaron un total de 174.000 casos de malformación junto a los controles de 11,7 millones.

Los resultados obtenidos demuestran que el tabaquismo en mujeres embrazadas "aumenta en un 26% el riesgo de tener bebés con miembros amputados o deformes, en un 28% los casos de pie zambo, en un 27% los defectos gastrointestinales, en un 33% los defectos del cráneo, en un 25% los defectos oculares, y en un 28% los casos de labio leporino / paladar hendido en recién nacidos. El mayor incremento en el riesgo (un 50%) fue el de desarrollo de una condición llamada gastrosquisis, que hace que las partes del estómago o los intestinos sobresalgan a través de la piel”, apuntan los autores del estudio.



Miércoles, 13 de Julio 2011
Amalia Rodríguez Gómez
Artículo leído 10503 veces


Nota




Comente este artículo

1.Publicado por unServidor el 14/07/2011 02:26
Es lógico. Es como cuando un abortista intenta convencer a un opuesto diciendo que la mujer tiene derecho a hacer con su cuerpo lo que quiera, siendo que, para el otro, un hijo no es un pedazo del cuerpo de la madre. O sea: se usan armas que sirven para el mismo que las esgrime, pero no al otro.

2.Publicado por con el 14/07/2011 11:45
El motivo por el que la gente deja realmente de fumar es por el miedo al rechazo social.
El rechazo es insufrible para la mayoría de las personas, sin embargo la amenaza a largo plazo de un daño físico le resulta muy lejano e impreciso. La gente tiende a pensar que "esas cosas les pasan a otros", y los mensajes tremendistas o las imágenes de pulmones destruidos o dientes negros, le parecen cuentos para niños tontos.

3.Publicado por unServidor el 14/07/2011 21:40
"El motivo por el que la gente deja realmente de fumar es por el miedo al rechazo social."
Puede ser. Es un miedo fuerte. De hecho, hoy día, el miedo al rechazo social hace que otros empiecen a fumar porro, para no parecer "careta". O sea que sirve para uno u otro lado según el momento y la sociedad.

4.Publicado por primesuario el 15/07/2011 08:16
Hace mas de un año y 7 meses deje de fumar. Llevaba aproximadamente 7 años de fumador...llegue hasta consumir dos cajetillas diarias...lo deje de un dia a otro y no lo deje por miedo al "rechazo social" simplemente lo deje porque un dia me di cuenta que era una estupidez y que no me convenia economicamente. saludos.

5.Publicado por legomezmx el 15/07/2011 17:23
Alguien que fuma conoce perfectamente los riesgos de fumar. Las imágenes son para evitar que los más jóvenes consuman su primer cigarro.

6.Publicado por Horst Bussenius C. el 17/07/2011 16:36
Un estudio de esta naturaleza debería haberse realizado antes de todas estas campañas. Tal como muy atinadamente dijo otro comentarista, se usan armas que sirven para quien la esgrime, pero no para "los otros". Por cierto que las imágenes intentar despertar miedo o "consciencia", pero hace ya mucho tiempo que la psicología descubrió que se consigue mucho más a través de una mortivación posiiva que a través de una campaña del terror.

Deberíasn usarse formas más creativas, basadas en la psiquis como totalidad (que es mucho más compleja que solamente la amígdala), como se hizo precisamente en otros experimentos, llevados a cabo en Alemania. Recuedo dos: a) letreros camineros con fotos de policías, que lograban reducir la velocidad de los automovilistas, y b) fotografías de rostros humanos que resaltaban los ojos (en lugares púiblicos), y que disminuyeron los robos.

En ambos experimentos parece haber actuado un factor social, de "sentirse observado", y cuyo impacto es muy superior al amedrentamiento estilo inquisición de las campañas antitabaco. A veces lo social tiene mucho más impacto o fuerza disuasiva que lo únicamente biológico. Al fin de cuentas, el ser humano es un ser bio-psico-social.

7.Publicado por YACK el 18/07/2011 07:17
Para que la gente dejara de fumar, yo pondría un embase blanco, con una lista de los riesgos que se corren, la marca en forma de un número codificado (38900879) y un impuesto que multiplicara por tres el precio actual. También exigiria a las tabaqueras una composición poco adictiva y dañina, bajo amenaza de cierre.
La gente tiene un horizonte de unas horas y se imagina el futuro como quiere. Otra cosa es cuando tienen que pagar caro su vicio.

Saludos.

8.Publicado por Luisantonios el 18/07/2011 13:54
Soy fumador desde los once años, actualmente tengo 54, y en mi caso no me impresionan las imágenes. El fumar es una elección y no me importa el rechazo de una sociedad enferma que maneja una doble moral. Cada quien elige cómo vivir su vida y si puede y tiene agallas hasta como morir. Además las cosas no son en sí mismas malas o buenas. Todo depende del uso o abuso que se haga de ellas. Los no fumadores como los fumadores también morirán algún día. Y si es por la contaminación del tabaco...qué ironía en un mundo llevado al límite de su deterioro por otras causas que nos van llevando a todos en una vorágine que no tiene forma de detenerse. Y si hemos de creer en lo que dijo el Maestro: "No es lo que entra por la boca del hombre lo que lo contamina sino lo que de su boca sale, porque..."

9.Publicado por YACK el 18/07/2011 14:45
Tienes razón. Tenía yo un amigo que fumaba mucho y pensaba como tú hasta que le diagnosticaron a los 45 años un cancer en el pulmón. Todavía lo recuerdo, tumbado en la cama, mirada perdida, atravesado por agujas hipodermicas y tubos de plástico que le salian y entraban por todas partes.

No sé si seguiría pensando igual, pero tampoco pudimos averiguarlo porque tenía los pulmones encharcados y estaba demasiado ocupado en respirar como para poder decir nada. Tuvo suerte, solo duró seis largos meses.

Descanse en paz.

10.Publicado por IZHA el 28/07/2011 07:00
QUE CURIOSO, EL COMENTARIO DE LUISANTONIOS ES MUY PARECIDO A LO QUE DECIA MI PAPA, "CADA QUIEN VIVE COMO QUIERE VIVIR, TODOS VAMOS A MORIR DE ALGO,POCOS AÑOS PERO BIEN VIVIDOS,SI ME MUERO QUE SEA CONTENTO"ETC,ETC, Y EL DIA QUE LE DIAGNOSTICARON EPOC Y CANCER PULMONAR, TODA SU FILOSOFIA DE VIDA DIO UN GRAN GIRO, TENIA MIEDO DE MORIR!!! YO NO LO PODIA CREER, ME HABIA MENTIDO TODA SU VIDA!! NO ERA CIERTO TODO LO QUE HABIA DICHO, SE AFERRO A LA VIDA, LUCHO LO MAS QUE PUDO, HIZO HASTA LO IMPOSIBLE POR VIVIR, PROBO TODO LO QUE LE DECIAN QUE LO CURARIA Y NO PUDO RECUPERARSE, LENTAMENTE SE FUE CONSUMIENDO COMO AQUELLOS CIGARROS QUE FUMABA Y MURIO, Y SABES.... LO EXTRAÑO.

11.Publicado por hover el 28/07/2011 12:15
Si quieren acabar con el tabaco lo que tendrían que hacer es ilegalizarlo.
Cuando se detecta que un determinado alimento o compuesto es tóxico para las personas enseguida lo prohiben, ¿por qué el tabaco no? ah sí ... porque les da a los gobiernos un montón de pasta en cuestión de impuestos.
Vaya hipocresía.

12.Publicado por YACK el 28/07/2011 14:00
Tienes razón hover, es una hipocrecia pero te mueres igual que si no lo fuera.

Por otra parte cuando se demostró el efecto letal del tabaco, la población estaba mayoritariamente enganchada y privarles de la droga hubiese generado un mercado encubierto y criminal, como cuando la ley seca.

Al final el gobierno piensa: Si les hago el favor de protegerles de su estupidez quitándoles el tabaco me van a armar un cisco y me van a complicar la vida. Pues nada, que sigan con el fumeque y así por lo menos se pagan el costoso tratamiento que habrá que darles cuando enfermen. ¡Hay que ser prácticos!

Estoy de acuerdo con el comentario de IZHA, que es muy ilustrativo. Todo el mundo es muy valiente cuando está sano, pero cuando el de la guadaña le pone la zarpa en el hombro, le entra el canguelo, los temblores y el arrepentiento. Pero ya no hay marcha atrás.

Saludos.

13.Publicado por Luisantonios el 28/07/2011 18:03
:-) Respeto las opiniones de cada uno de ustedes. Pero la verdad no intento pasar ni por valiente y encalambrado de miedo a morir después. Hace 10 años tuve un accidente que ni para qué les cuento, y antes de eso me había salvado de un atentado y de otros accidentes que no voy a enumerar. En mi modesta opinión morir es la máxima experiencia que tenemos que afrontar, nos ofrece, si somos creyentes, la oportunidad de un mundo muy diferente d éste,mi abuelo murió a los 98años y fumó toda su vida unos cigarrillos a los que yo llamaba rompepechos. No estoy haciendo campaña ni a favor ni en contra de fumar y si de que cada quien haga como mejor le parezca. Vi morir a un hombre por culpa de un cáncer de garganta producto de fumar y...estoy convencido que lo que ha de pasar pasará así no salga uno de su casa. Gracias de todos modos, la verdad me son muy simpáticos con sus comentarios, y el blog de Yack me gustó mucho. Saludos a todos mientras me fumo un cigarrillo.

14.Publicado por YACK el 29/07/2011 12:59
No es lo mismo ver a alguien morir de cancer que tener uno mismo el cancer. Y en cuanto a lo de que lo que ha de pasar pasará, no sé que significa. Si te tiras desde la ventana de tu casa a las 3,30, lo que pasará es que a las 3,30 morirás. Si no te tiras morirás también, pero tal vez dentro de 30 o 50 años.

Si fumas tienes más probabilidades de morir antes y de una forma horrible. En este mundo hay pocas certezas, pero si hay probabilidades y el cerebro nos sirve para calcular probabilidades y movernos por el camino de menor riesgo de experimentar dolor y morir. Naturalmente cada cual puede hacer lo que quiera, pero de lo que se trata aquí es de dilucidar qué es lo que más nos conviene en base a los datos de que disponemos.

Saludos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >