Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las redes Wi-fi sustituirán a Ethernet en dos años

El nuevo estándar 802.11n terminará imponiendo las conexiones inalámbricas


Un informe de la consultora Burton Group considera que la progresiva adopción del nuevo estándar Wi-fi 802.11n, que será aprobado el año que viene y que permitirá velocidades en la red entre 10 y 40 veces mayores que las de los actuales, hará que las empresas y particulares dejen relegada la tradicional conexión por cable (Ethernet). Otro factor importante en este proceso es la masiva utilización de dispositivos portátiles. Asimismo, el informe considera que la conexión a Internet mediante la tecnología PLC (Power Line Communications) también tendrá algo que decir en los próximos años. Por Paul D. Morales.




Las redes Wi-fi sustituirán a Ethernet en dos años
Ethernet podría tener los días contados. Según un informe llevado a cabo por la firma de investigación de mercado Burton Group, en los próximos 24 ó 36 meses la tecnología Wi-fi empezaría a reemplazar definitivamente las redes basadas en Ethernet. El masivo uso de dispositivos móviles explicaría esta rápida transición a las redes Wi-fi.

En el informe, el analista senior Paul Debeasi afirma que el nuevo estándar Wifi 802.11n marca el principio de la rápida migración desde el despliegue de acceso LAN usando la tradicional Ethernet.

La clave de este hipotético fin de Ethernet empezó en 2004, cuando el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) anunció la formación de un grupo de trabajo 802.11 (Tgn) para desarrollar una nueva revisión del estándar 802.11, (la versión n). Tras esta revisión, la velocidad real de transmisión podría llegar a los 600 Mbps, es decir, que las velocidades teóricas de transmisión serían aún mayores. Según quedó establecido, debería ser hasta 10 veces más rápida que una red bajo los estándares 802.11a y 802.11g, y cerca de 40 veces más rápida que una red bajo el estándar 802.11b.

“802.11n pondrá la movilidad dominante en la vía rápida”, afirma DeBeasi en un comunicado hecho público por la empresa. “Los profesionales IT deberían empezar a pensar cómo mantendrán y se beneficiarán de este hecho”.

La aprobación del nuevo estándar tendrá que esperar hasta el año que viene. La versión provisional de la 802.11n funciona, pero existen procesadores de distintos fabricantes y es necesario asegurar que sean compatibles entre sí. El grupo que desarrolla la norma 802.11n, que aprobó la versión 1.10 en enero de este año en Londres, trabaja en la 2.0, cuya aprobación estaba prevista para finales de este mismo año.

El informe asegura, por otro lado, que mientras que los centros de datos, donde la estabilidad del sistema es clave, necesitarán todavía conectase mediante Ethernet, las mejoras en los sistemas de silicio, diseño de radio, control de red, seguridad inalámbrica y gestión de la energía harán de la especificación Wi-Fi 802.11n la tecnología preferida y dominante de acceso Lan en el futuro.

Recomendaciones

Burton Group recomienda a las empresas utilizar el Wi-Fi 802.11n en lugar de Ethernet sobre todo en ciertas circunstancias. En primer lugar cuando el número de ordenadores portátiles dentro de la empresa crece y también en el caso de que dentro de la organización se usen otros dispositivos móviles.

Asimismo, considera adecuada esta sustitución cuando la empresa despliega voz sobre el Protocolo de Internet (VoIP). Es decir, recursos que hacen posible que la señal de voz viaje a través de Internet empleando un protocolo IP (Internet Protocol).

Por otro lado, la adopción de esta tecnología por parte de las empresas sería recomendable cuando se producen frecuentes cambios o cuando “tirar” cable Ethernet es complicado.

PLC

El estudio de Burton no sólo ve una alternativa a Ethernet en el Wi-Fi 802.11n. Para la consultora, la tecnología PLC (Power Line Communications) se va a ir también imponiendo.

PLC es una tecnología con la que se puede transmitir voz, vídeo y datos sobre las redes eléctricas. Lo que hace es transportar todos los servicios de una red IP (Internet) hasta la toma de corriente del usuario, ya sea una casa o una empresa. Para ello, se conecta la red de telecomunicaciones a la estación de transformación y desde ahí se emplea la red eléctrica para llegar al cliente final.

El usuario tiene que tener un módem PLC que, conectado a cualquier enchufe, recibe la conexión de banda ancha. Este módem recibe la señal de un repetidor situado en el cuarto de contadores de la electriciad del edificio y que está conectado a su vez a un centro de distribución del que recibe los datos.

Problemas

Esta tecnología se ha desarrollado principalmente en Europa. En nuestro país ha sido probada en algunas zonas urbanas, pero su desarrollo se ha encontrado por el momento con algunos problemas.

El principal es la interferencia dentro de la transmisión entre diferentes tramos (alta, media tensión). Esto provoca que el servicio tenga muchos altibajos e incluso interrupciones que son inconcebibles para alguien se necesita una conexión a Internet.

Ante esta situación, los usuarios se inclinan por tecnologías más baratas y, sobre todo, estables, como la ADSL.

Curiosamente, el PLC se está reenfocando como producto pensado para llevar la conexión a Internet a zonas rurales y aisladas, en las que no es económicamente viable crear centralitas ADSL o donde el único cable que llega es el de las líneas eléctricas.




Viernes, 14 de Septiembre 2007
Paul D. Morales
Artículo leído 7940 veces


Nota


Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos