Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las redes sociales ayudan a catalogar la biodiversidad mundial

Las fotografías de los usuarios permiten identificar especies y geolocalizarlas


Un investigador de la Universidad de Kansas (EE.UU.) propone utilizar las redes sociales como fuente de información sobre biodiversidad. Con una pequeña colaboración de los usuarios, i.e. que pongan una etiqueta relacionada, podrían aprovecharse las fotos que toman en las que aparezcan animales, para identificarlos y situarlos geográficamente. Un experimento en el Reino Unido ya utilizó las redes sociales para catalogar abejas. Por Carlos Gómez Abajo.


Carlos Gómez Abajo
Carlos Gómez Abajo, redactor de Tendencias21, es máster en periodismo (El País-UAM), Experto en... Saber más del autor


Junonia lemonias fotografiada por Vijay Barve en 2007 y posteada en Flickr. Imagen: V. B. Fuente: Flickr.
Junonia lemonias fotografiada por Vijay Barve en 2007 y posteada en Flickr. Imagen: V. B. Fuente: Flickr.
Whiplash el mono vaquero. Gato Gruñón. Peanut, el perro más feo del mundo. Son algunos de los animales más conocidos por los millones de usuarios de redes sociales como Facebook.

Pero hay más: Un estudiante de doctorado en geografía de la Universidad de Kansas (EE.UU.) considera que las redes sociales pueden ser una bendición para documentar científicamente la biodiversidad de la Tierra, particularmente en las naciones en desarrollo. Por esta idea, Vijay Barve ha recibido un Premio Jóvenes Investigadores de la Infraestructura de Información sobre Biodiversidad Global, una organización internacional centrada en hacer que los datos científicos sobre biodiversidad estén disponibles a través de Internet.

Barve afirma que las redes sociales pueden complementar los datos disponibles a través de sitios web de biodiversidad oficiales. "Las redes sociales podrían añadir una gran cantidad de datos sobre mariposas, polillas y otros insectos", señala en la nota de prensa de la universidad. "Básicamente, cualquier organismo que pueda ser identificado con cierta fiabilidad mediante fotografías estaría disponible en las redes sociales."

En un artículo publicado recientemente en la revista Ecological Informatics, Barve demuestra que las redes sociales son una fuente viable para los registros de biodiversidad comprobados por fotografía, especialmente en las naciones en desarrollo.

"Hay dos razones principales por las que existen brechas geográficas y taxonómicas en las naciones en desarrollo", explica Barve. "En primer lugar, debido al colonialismo, la mayor parte de las colecciones históricas están en museos europeos y en gran medida no están digitalizadas aún debido a que no se ha considerado algo prioritario. En segundo lugar, la mayoría de los países en desarrollo no han invertido en la conservación y la digitalización de la biodiversidad de sus colecciones todavía".

Barve, quien fue tutelado en este trabajo por Town Peterson, del Instituto de Biodiversidad de la Universidad de Kansas, ha estudiado minuciosamente fotos de mariposas monarca y búhos nivales de la red social para compartir fotos Flickr, y ha observado que son una rica fuente de datos sobre biodiversidad. No sólo las fotos, sino que también sus metadatos asociados, hacen que esto sea posible, añade.

"Necesitamos una fecha, un lugar, es decir, coordenadas, no sólo el nombre del lugar y de quien lo ha visto", matiza. "Las identificaciones podrían hacerlas naturalistas y expertos."

Pero Barve recalca que las fotos de los no expertos serían útiles para dos de las tres grandes clases de datos de ocurrencia que utilizan los científicos: las encuestas dirigidas y las encuestas a gran escala. "Cualquier persona con una cámara que toma fotografías de criaturas curiosas contribuiría. Sólo haría falta que etiquetara la foto con cualquier término que indicara que se trata de un elemento de biodiversidad".

Inspiración

Barve cuenta que la inspiración para esta idea le vino de una clase en la universidad. "La biodiversidad me interesa desde la infancia: siempre he observado las aves y mariposas con interés. En una clase de neogeografía, estábamos estudiando cómo los ciudadanos pueden aportar un montón de información geográfica. Esa investigación me hizo pensar en cómo podría aplicar eso a mi propia investigación en biodiversidad, y comencé a explorar ese campo".

Aunque Barve ha elegido Flickr para demostrar la utilidad de las redes sociales en la investigación de la biodiversidad, aclara que cualquier red social podría aprovecharse, teniendo en cuenta una serie de requisitos.

"La capacidad que tenga una red para registrar la fecha en que fue tomada la foto, y no sólo la fecha de publicación, y que esté geo-etiquetada, es lo más importante", explica Barve. "Para automatizar las búsquedas las redes también deben proporcionar facilidades para acceder a ellas mediante programación."

Barve, que coordina DiversityIndia, un grupo interesado en aprender acerca de la biodiversidad a través de redes sociales, también practica lo que predica como un usuario habitual de las redes sociales. "Soy un usuario activo de los grupos respectivos de Yahoo, Flickr, Picasa y Facebook. He posteado gran cantidad de pequeños insectos y mariposas que fotografío todo el tiempo."

Abejas

Un trabajo de la Universidad de Gloucestershire (Cheltenham, Reino Unido) ya utilizó en 2010 las fotos de las redes sociales para detallar la distribución de abejas en el Reino Unido.

En seis semanas, el número de fotos subidas al grupo de Flickr BeeID superó las 200. "La cobertura geográfica era excelente; la distribución de las fotografías cubría la mayor parte de las islas británicas, de la costa sur de Inglaterra a las Tierras Altas de Escocia", señala el artículo, publicado en PLOS ONE. Sin embargo, sólo el 59% de las fotografías fueron cargadas correctamente según las instrucciones: con información vital, como etiquetas o información de localización. Con todo, la información aportada sobre la ubicación de las fotografías era mucho mayor que la media general de Flickr (~13%).

Por otra parte, los investigadores observaron que la identificación de las abejas no era posible en todas las fotografías, especialmente las que excluían la parte baja del abdomen. "Esto indica que detallar las características anatómicas que deben incluirse en las fotografías sería útil para maximizar el éxito", reconocen.

"El estudio", concluyen, "demuestra la capacidad de las redes sociales para generar interés público en un proyecto y detalla las ventajas de utilizar un grupo dentro de una red social existente frente a proceso específicamente diseñado, ya sea basado en la web o en papel. Algunas de las ventajas incluyen la posibilidad de relacionarse con otras personas o grupos con intereses similares, aumentando por lo tanto el tamaño del conjunto de datos y la participación en el proyecto".

Referencia bibliográfica:

Vijay Barve: Discovering and developing primary biodiversity data from social networking sites: A novel approach. Ecological Informatics (2014). DOI: 10.1016/j.ecoinf.2014.08.008.


Miércoles, 22 de Octubre 2014
Artículo leído 2020 veces


Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos