Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las semillas interestelares podrían crear oasis de vida

La panspermia produciría patrones de dispersión de la vida en el universo en formas que seríamos capaces de identificar


Astrofísicos de la universidad de Harvard afirman que, si tomamos en consideración la teoría de la panspermia, la vida se encontrará repartida por el universo en unos “oasis” cuya identificación será sencilla. El patrón de extensión del fenómeno se podría comparar al de la propagación de una epidemia en nuestro planeta. Por Jorge Lázaro.


Jorge Lázaro
Periodista científico en Tendencias 21. Escritor, poeta, crítico y activista. Graduado en Historia... Saber más del autor



Concepción artística de la Vía Láctea, con los "oasis" de vida mostrados con puntos verdes. Fuente: NASA/JPL/R. Hurt.
Concepción artística de la Vía Láctea, con los "oasis" de vida mostrados con puntos verdes. Fuente: NASA/JPL/R. Hurt.
¿Hipótesis de la Tierra especial, o un universo que bulle de vida? ¿Abiogénesis o panspermia ? Para Henry Lin, del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian, esa no es la pregunta importante. De hecho, la cuestión de si la vida se originó en la Tierra o vino del espacio es totalmente secundaria cuando nos enfrentamos a otra pregunta: de aceptar la segunda hipótesis, ¿cómo seríamos capaces de descubrir que estamos en lo cierto?

Sobre esa pregunta pretende arrojar luz el estudio realizado por Lin y su equipo, que predice que la expansión de la vida en una teoría de panspermia seguiría un patrón que podríamos identificar con cierta facilidad al ser reconocible para nosotros. Ese patrón dejaría una huella que recordaría a una suerte de oasis de vida en la inmensidad del espacio.

La expansión de las semillas

O, quizás, según una metáfora más adecuada de Lin, a “burbujas que explotan en una olla de agua hirviendo”. Asevera el investigador que su teoría define un modelo en que “racimos de vida surgen, crecen, y se superponen unos a otros”, mientras se expanden por el universo.

No importa el método de expansión que estemos estudiando. Habitualmente, los astrobiólogos que estudian los orígenes de la vida predicen una panspermia a partir de formas de vida más simples y extremófilas (son los indicios polémicos y no confirmados de acontecimientos como la lluvia roja de Kerala) que viajan en asteroides y meteoritos, como el de Murchison (con moléculas orgánicas) o el ALH840001 (con supuestos marcadores biológicos procedentes de Marte).

Otros investigadores se centran más en una teoría en que la vida inteligente se expande de manera consciente por la galaxia. En cualquier caso, el resultado es el mismo: semillas de vida se esparcen en todas direcciones, arraigando solo en planetas habitables de estrellas en su radio de alcance. Luego, estos pequeños núcleos crecen hasta convertirse en esos oasis de que habla Lin.

Una ayuda para la astrobiología

De ser cierta la teoría, se acotarían mucho las puertas en el extenso campo de la búsqueda astrobiológica. En lugar de realizar un tanteo a ciegas, se podrán establecer patrones que permitan hacer predicciones: si descubrimos que, por ejemplo, la Tierra ocupa una posición concreta en una de esas burbujas de vida (en su centro, en sus extremos…) habrá que buscar otras formas de vida en estrellas cercanas que permitan configurar esa forma esférica.

“La vida podría expandirse de una estrella anfitriona a otra en un patrón similar al del estallido de una epidemia”, afirma Avi Loeb, coautor del estudio e investigador del Centro de astrofísica de Harvard-Smithsonian. “En este sentido, la Vía Láctea se vería infectada por núcleos de vida”.

La comparación con una epidemia no es ociosa, pues el modelo de Lin y Loeb comparte con las enfermedades otro factor fundamental: el de la rapidez y la gran extensión. De manera similar a la propagación de una epidemia, el patrón con forma de burbujas es reconocible en los primeros estadios del proceso, pero se diluye a medida que este avanza. La expansión del universo a lo largo de los millones de años aleja estrellas vecinas, difuminando por tanto esos núcleos de mundos con vida, e impidiendo que se facilite esa tarea que para los astrobiólogos resulta tan titánica. 

Referencia bibliográfica

Henry W. Lin, Abraham Loeb. Statistical Signatures of Panspermia in Exoplanet Surveys. Astrophysical Journal Letters (2015). arXiv:1507.05614.


Jueves, 3 de Septiembre 2015
Artículo leído 4451 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Cornelio Gonzalez el 04/09/2015 06:17

"Otros investigadores se centran más en una teoría en que la vida inteligente se expande de manera consciente por la galaxia. En cualquier caso, el resultado es el mismo: semillas de vida se esparcen en todas direcciones, arraigando solo en planetas habitables de estrellas en su radio de alcance. Luego, estos pequeños núcleos crecen hasta convertirse en esos oasis de que habla Lin"
.........................

Respecto a la idea principal subyacente tras el anterior parágrafo de este artículo que de Jorge Lázaro he trascrito, mucho me parece que este mismo propósito tambien resuena, con grandes y generalizados ecos, en el siguiente texto que trascribo de mi obra virtual ¿Hombre=Cosmos?, página 321:


Corolario común al Apéndice 29 y al Apéndice 30: el antropológico y teleológico (que no: teológico), carácter de las cósmicas y primordiales oscilaciones cuánticas.

En la nota (4) de la página 322 del Apéndice 30 de ¿Hombre=Cosmos?, expresé que:

La meta de la investigación (…humana) no es ya por consiguiente el conocimiento de los átomos y de su movimiento “en sí”, prescindiendo de la problemática suscitada por nuestros procesos de experimentación; antes bien, desde un principio nos hallamos imbricados en la contraposición entre Hombre y Naturaleza y la ciencia es precisamente una manifestación parcial de dicho dualismo. Las vulgares divisiones del universo en sujeto y objeto, mundo interior y mundo exterior, cuerpo y alma, no sirven ya más que para suscitar equívocos. De modo que en la ciencia el objeto de la investigación no es la Naturaleza en sí misma, sino la Naturaleza sometida a la interrogación de los hombres; con lo cual, también en este dominio, EL HOMBRE SE ENCUENTRA ENFRENTADO A SÍ MISMO”. (Cita tomada del fascinante libro del físico alemán Werner Heisenberg: “La imagen de la Naturaleza en la física actual”. Ariel quincenal. 1976. Página 20.

Ahora bien, a partir de la página 327 y respecto a un inicial y mutuo enfrentamiento entre las originales y fundamentales dos cargas eléctricas, inicié la explicación de la importancia de la operación inversa: 1/2= 0.5, cuando mostré que tras tal

….operación 1/2= 0.5 se puede perfectamente plasmar la idea de un mutuo y asimétrico eléctrico rechazo (léase: ¿una forma diferente y FRÍA, de explicar el Big Bang?) entre “esta” mitad 1/2=0.5 y la “otra” mitad 1/2= 0.5, de la siguiente manera:

1/2= “esta” mitad 0.5, pero..., ¿dónde está, donde se encuentra la “otra” mitad si el segundo medio - si es que esta frase es aritméticamente exacta - no tiene forma de ser expresado en términos aritméticos, toda vez que 2/2= 1?

¿Es que acaso tal “otra” mitad de alguna manera ha sido expulsada al exterior de “esta” mitad y esto en función de que las tres coordenadas espaciales: derecha↔izquierda, arriba↔abajo y atrás(pasado)↔adelante(futuro) y que son propias del “campo” geométrico de “esta” mitad eléctrica, difieren de modo elemental y en tanto que reflejo especular, de las “otras” tres coordenadas espaciales y que son propias del campo ídem, de la “otra” mitad eléctrica? ¿No es también acaso este primigenio, mutuo y asimétrico rechazo eléctrico, el fundamento y la explicación de orden aritmético, para el denominado Principio de Exclusión, de Pauli?

Ahora bien, ¿cómo explicar entonces el posterior “crecimiento exponencial” que con base 2 se presentó, según el cosmólogo Alan Guth, solo unas “…unas pocas decenas de trillonésima de trillonésima de trillonésima de segundo después del (… frio) Big Bang?"

De nuevo la elemental pero también práctica aritmética del UNITARIO Código Aritmético de los Números del Sistema de Numeración Decimal viene en nuestra ayuda:

La fracción inmediatamente anterior a 0.50 es 0.49.

Ahora bien 1 / 0.5= 2 pero:

1/ 0.49=2.0408163265306122448979591836734693877551...02040816326530612244897918…

Claramente se observa entonces, que la UNITARIA centésima 0.01 hace que la diferencia entre 0.50 y 0.49, tenga la cósmica capacidad de, literalmente “disparar”, al necesario y rítmico crecimiento exponencial de base 2 y el cual llevó al Universo a expandirse rítmica y exponencialmente, mediante un repetitivo ciclo numérico de 42 dígitos, así:

1/49=0.020408163265306122448979591836734693877551…0204081632653061224489795…
……

Y sobre las humanas proyección teleológica (que no: teológica), cósmica importancia e innegable inter-relación aritmética entre las siguientes dos secuenciales operaciones inversas 1/0.49 y 1/0.50, manifesté que:

Claramente se observa entonces, que la UNITARIA centésima 0.01 hace que la diferencia entre 0.50 y 0.49 (ver nota 1 de la página 329), tenga la cósmica capacidad de, literalmente “disparar” el necesario y rítmico crecimiento exponencial de base 2 y el cual llevó al Universo a expandirse rítmica y exponencialmente, mediante un repetitivo ciclo numérico de 42 dígitos, así:

1/49=0.020408163265306122448979591836734693877551…02040816326530612244897959…

También pedí visitar mi sitio web http://www.hombreycosmos.org/Apendice23.pdf . Allí expongo con claridad la manera cómo el UNITARIO Código Aritmético de los Números del Sistema de Numeración Decimal describe y programa el “software” que conforma a nuestro biológico Código Genético mediante la matriz numérica de la página 328, la cual se encuentra UNITARIAMENTE coordenada de manera compleja y esto mediante un mutuo juego de reflejos especulares al interior de cada uno de los 24 pares de estados cuánticos que la constituyen y cuya suma invariablemente TOTALIZA, en y por sí misma, a la UNIDAD 49/49= 42 nueves = 1, de la manera como se observa en las páginas 328 y 329:

01/49 + 48/49= 49/49= 42 nueves= 1
17/49 + 32/49= 49/49= 42 nueves= 1
22/49 + 27/49= 49/49= 42 nueves= 1 y así, para todos y cada uno de los 24 pares de estados cuánticos.

Ahora bien, con relación a la anterior explicación y según la información que sobre la tridimensional y compleja geometría cartesiana, inherente ésta a los primigenios vórtices espacio-temporales y que sobre el cosmos inicial nos muestra revista NATURE en: http://www.nature.com/news/cosmic-curl-jpg-7.16190?article=1.14876 (*), se puede fácilmente intuir que tras los entorchamientos sobre sí mismos de los infinitos pero tambien definidos vórtices espaciales del cosmos inicial (¿todos y cada uno de los 24 auto-curvados pares de estados cuánticos de la infinita matriz numérica que inicia y desarrolla la operación 1/49?), subyace igualmente una UNITARIAMENTE TOTALIZADA cuantificación con la capacidad de imprimirle y proveerle, a todos y a cada uno de tales vórtices y tanto en 2D como en 3D, de una mutuamente especular y dinámica geometría cartesiano-compleja, dotada a su vez con la facultad de inducir un proceso de autocurvamiento a pares mutuamente especulares de vórtices↔antivórtices, pero sucediendo esto en el mismo momento en que el espacio que le es inherente a tal fenómeno, éste tambien se “inflase” tridimensional y ultravelozmente sobre sí mismo y esto, a su vez, en armonía con el exponencial crecimiento: 02-04-08-16-32…etc., claramente descrito, probabilística y estadísticamente cuantificado y además, complejamente coordenado por la siguiente operación inversa:

1/49=0.020408163265306122448979591836734693877551…02040816326530612244897959…

La idea general que subsume todo lo que aquí ha sido planteado en lo que va corrido de este corolario, es entonces muy clara: el UNITARIO Código Aritmético de los Números del Sistema de Numeración Decimal, en su infinita y eterna sabiduría ha determinado y con absoluta precisión, que el programa o inflacionario “software” que articula, describe y gobierna, en 3D, tanto al Universo en la grandeza de su Cósmica y UNITARIA TOTALIDAD, como al exponencial y orgánico crecimiento celular inherente, al tambien en 3D, sexuado Código Genético de todos y a cada uno de nosotros, los seres humanos... ¡ sea UNO y el mismo…!

No en vano entonces, el famoso y ahora ya legendario astrofísico estadounidense, Carl Sagan, lo plasmó en esta hermosa, corta, pero tambien profunda frase:

“…SOMOS POLVO DE ESTRELLAS…”

Pero es que, para llegar al mismo resultado de Sagan, en la página anterior de ¿Hombre=Cosmos?, la 321, se había dado la siguiente explicación sobre la indudable conexión, de UNITARIO orden aritmético, entre las contiguas fracciones decimales 0.50 Y 0.49:

1/(0.50) y 1/(0.49): diferencias que los integran y/o integración que los diferencia:

Detállese a continuación la manera como dos y los mismos valores [1/(0.49) y 1/(0.50)] obtienen el mismo resultado cuando se restan y/o cuando se multiplican:

1/(0.49) - 1/(0.50)= 2/49= 0.040816326530612244897959183673469387755102…040816326…

1/(0.49) x 1/(0.50)= 2/49= 0.040816326530612244897959183673469387755102…040816326…

Ahora bien, la operación de restar significa establecer lo que diferencia a un valor del otro valor y con ello, cada uno de ellos se establece tambien en sus propios espacio y tiempo. Por el contrario, la operación de multiplicar significa integrar tan profunda e instantáneamente a ambos valores, que 1/(0.50) es y se manifiesta en función de 1/(0.49) pero esto de manera tan integral, que simultáneamente y de manera inversa (es decir, instantáneamente en el mismo espacio y en el mismo tiempo, aunque de forma inversa), 1/(0.49) es y se manifiesta en función de 1/(0.50).

Expresado en un simple lenguaje aritmético (pero también profundamente filosófico): en el producto o multiplicación entre:

1/(0.49) x 1/(0.50)= 2/49= 0.040816326530612244897959183673469387755102…040816326…

y/o, en la resta o diferencia entre:

1/(0.49) - 1/(0.50)= 2/49= 0.040816326530612244897959183673469387755102…0408163265…

podemos obtener uno y el mismo valor:

2/49= 0.040816326530612244897959183673469387755102…040816326530612…

de donde y sin temor alguno de caer en ninguna inconsistencia ni filosófica ni de orden aritmético, podamos afirmar entonces que, desde el mismísimo y previo eterno instante inherente a la UNITARIA TOTALIDAD Cósmica y en cuyo seno sucedió el Big Bang, en tal previo y eterno instante, repito:

Lo que DIFERENCIA…. ¡Integra…! y/o, a la inversa: lo que INTEGRA…. ¡Diferencia…!

Así y solo así, será entonces posible entender, el cómo y el por qué, esta aparentemente paradójica dinámica de orden lógico y tan propia de las humanas VIDA y CONSCIENCIA, estuvieran de antemano ya presentes en la instantánea y eterna UNITARIA TOTALIDAD Cósmica y en cuyo seno sucedió el Big Bang… Y asimismo, es quizás a la profunda humana sabiduría subyacente tras este eterno e infinito modus operandi lógico de tal UNITARIA TOTALIDAD Cósmica, a lo que Pablo probablemente quiso referirse en su Epístola 1 Corintios, capítulo 2, versículos 4 al 8 y el versículo 10, cuando nos dice:

“Y mi palabra y mi predicación no tuvieron nada de los persuasivos discursos de la sabiduría, sino que fueron una demostración del Espíritu y del poder para que vuestra fe se fundase, no en la sabiduría de hombres, sino en el poder de Dios. Sin embargo, hablamos de sabiduría entre los perfectos, pero no de la sabiduría de este mundo ni de los príncipes de este mundo, abocados a la ruina; hablamos de una SABIDURÍA DE DIOS, MISTERIOSA, ESCONDIDA (**), destinada por Dios desde antes de los siglos (léase:…desde el eterno instante,.. antes del Big Bang) para gloria nuestra, desconocida de todos los príncipes de este mundo pues de haberla conocido no hubieran crucificado al Señor de la Gloria”. [……..] “Porque a nosotros nos la reveló Dios por medio del Espíritu; y el Espíritu todo lo sondea, hasta las profundidades de Dios”.

.........................................

(*) Este resultado ha sido bastante controvertido dado que los argumentos usados en su contra poseen, aparentemente, gran peso científico aunque, la verdad sea dicha, tambien quienes lo contradicen, a su vez tampoco han podido sustentar con seriedad sus afirmaciones. ¿Otra forma cómo el mecanocuántico y autocotradictorio espíritu del "gato de Schrödinger" opera, pero en esta oportunidad, al nivel de la moderna cosmología?

……………………………………………

(**) SABIDURÍA DE DIOS, MISTERIOSA, ESCONDIDA: Pablo nos habla aquí de la sabiduría todavía oculta tras el UNITARIO Código Aritmético de los Números del Sistema de Numeración Decimal y sobre la cual testifica la UNITARIAMENTE TOTALIZADA conducta de todos y cada uno de los factores primos que van asimismo constituyendo a todos y a cada uno de los infinitos - pero igualmente definidos - segmentos de nueves (¿multiversos?) y los cuales, a su vez, van tambien conformando a la….

UNITARIA TOTALIDAD Cósmica= 1= 0.9999999999999999999999999999… (infinitos nueves).

2.Publicado por Maubert Ávila el 07/09/2015 08:13
En un sentido muy general, es decir no atado a plazos temporales relativamente breves, esta inferencia a partir de la tan polémica hipótesis de la panspermia tiene la virtud de, a mediano-largo plazo, permitirnos su obligatorio y exigente escrutinio -esto a través del ensayo confirmatorio de la falsación de las predicciones concretas que aquí se adelantan o, por el contrario, de su validación al menos transitoria y el consiguiente ascenso de la panspermia a la categoría de "teoría"-. La pregunta clave a responder consiste en: ¿se dispone la vida en el Universo efectivamente distribuida según patrones asimilables a los modelos de propagación de las epidemias, o por el contrario -en caso de surgir la vida independientemente en cada rincón del Cosmos- su distribución necesariamente seguirá patrones muy diferentes y mucho más azarosos, dependientes, antes bien, principalmente de ciertas condiciones de carácter material, en tanto factores abiogenéticos de manifestación exclusivamente local aunque imprescindiblemente sujetos a reglas generales, entre los cuales -por ejemplo- al menos no se contaría entonces la relativa cercanía o contigüidad de unos y otros focos eventualmente detectados del surgimiento vital, característica que sí sería esperable hallar frecuentemente si la panspermia poseyese un carácter general y no nulo o incluso tampoco meramente circunstancial y más bien marginal?

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >