Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Las supersticiones realmente funcionan, según un estudio

Fomentan la autoconfianza, lo que a su vez propicia el rendimiento y el éxito en determinadas tareas


A menudo, las supersticiones son consideradas como irracionales e insignificantes. Sin embargo, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Colonia, en Alemania, ha demostrado que realmente funcionan: hacen que la gente rinda mejor en sus tareas, y las afronte de forma más animosa y persistente. Ésta es la primera vez que se constata que las creencias supersticiosas tienen un efecto real, que se originaría en el fomento de la autoconfianza. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Foto: AP.
Foto: AP.
A menudo, las supersticiones son consideradas como irracionales e insignificantes. Sin embargo, un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de Colonia, en Alemania, ha revelado que verdaderamente influyen en la eficacia de ciertas acciones.

Lyssan Damish, psicólogo social de dicha Universidad y una de las autoras de la investigación, junto a sus colaboradores Barbara Stoberock y Thomas Mussweiler, sentía interés por la actitud supersticiosa de los deportistas en partidos y encuentros deportivos.

Según explica Lyssan Damish, en declaraciones recogidas en un comunicado de la revista Psychological Science, en muchos deportes se observa cómo a menudo los deportistas, incluso los más famosos, mantienen sus propias supersticiones y amuletos de la buena suerte.

Por ejemplo, el jugador de baloncesto de la NBA, Michael Jordan, llevaba siempre los pantalones cortos de su equipo universitario debajo del uniforme de los Chicago Bulls cada vez que jugaba un partido con este equipo. La FIFA ha dedicado algunos de sus informes a las supersticiones de los jugadores y de los entrenadores.

Damish pensó que las creencias supersticiosas podían influir realmente en el éxito del juego de los deportistas, al incrementar su confianza. Para comprobarlo empíricamente, la investigadora y sus colaboradores diseñaron un conjunto de experimentos en los que se activaron las creencias supersticiosas de los participantes, con el fin de constatar hasta qué punto éstas funcionaban.

Cuatro experimentos

Los científicos idearon cuatro experimentos en los que la superstición de los voluntarios fue incrementada mediante una frase, una acción (como cruzar los dedos) o un talismán de la buena suerte.

Según publica la revista Physorg, los efectos de las creencias supersticiosas fueron medidos en el rendimiento de los participantes en actividades de agilidad motora, memoria, resolución de anagramas o jugando al golf.

En el primer experimento, a los voluntarios se les entregó, bien una “pelota de golf de la suerte”, bien una pelota de golf corriente, y se les pidió que jugaran con ellas al golf. En el segundo experimento, los participantes tuvieron que realizar una tarea de agilidad motora que consistió en inclinar un cubo con una red de 36 agujeros hasta conseguir introducir en ellos 36 bolas.

En este caso, a la mitad de los voluntarios se les indicó, simplemente, que debían iniciar el juego, mientras que a la otra mitad se les dijo una frase del tipo “cruzaré los dedos por ti”.

En el tercer y cuarto experimento, los participantes llevaron talismanes de la buena suerte propios, que los investigadores les quitaron diciéndoles que los iban a fotografiar. Sólo a la mitad de los voluntarios les fueron devueltos sus talismanes, mientras que al resto se les dijo que había habido problemas con la cámara, y los talismanes debían permanecer en otra sala.

Antes de realizar la tarea del tercer experimento, a los participantes se les realizó un cuestionario para evaluar su grado de confianza y optimismo con respecto a ella. Esta tarea consistió en un ejercicio de memoria en el que los voluntarios tenían que emparejar cartas colocadas boca abajo.

En el cuarto experimento, de nuevo una mitad de los participantes pudo tener sus talismanes, mientras que la otra mitad no. También completaron un cuestionario, antes de realizar un anagrama que consistió en formar todas las palabras que pudieron a partir de un grupo de ocho letras.

La superstición funciona

Los resultados obtenidos de estos cuatro experimentos demostraron que las supersticiones, realmente, sirven para aumentar el rendimiento individual. Así, en el juego de golf aquellos participantes que tenían la “bola de la suerte” realizaron su tarea significativamente mejor que los otros.

En el segundo experimento, aquellos individuos a los que se les había dicho una frase relacionada con la buena suerte la realizaron la tarea de agilidad motora más rápido y mejor que los demás.

En el tercer y cuarto experimentos se comprobó que el rendimiento mejoraba en función de los cambios en la percepción individual de la auto-eficacia, relacionados con el hecho de tener o no los talismanes de la suerte respectivos. Estos talismanes hacían sentir a los participantes más confiados y capaces de resolver sus tareas.

Asimismo, los resultados obtenidos en el cuarto experimento demostraron que el rendimiento de los voluntarios aumentó porque sus creencias supersticiosas los impulsaron a ser más persistentes en su tarea, y a intentarla con más ahínco.

Como condiciona

Esta investigación sería la primera que constata que las supersticiones positivas afectan de manera beneficiosa al rendimiento futuro y también es la primera en demostrar que la superstición funciona incluso cuando es activada por otras personas.

El estudio aporta asimismo una explicación sobre el funcionamiento de las supersticiones. En cada caso, éstas funcionaron otorgando a los participantes mayor confianza en sus propias capacidades, lo que a su vez hizo aumentar el rendimiento de éstos, así como su ánimo y su persistencia hasta obtener el éxito deseado.

En un estudio futuro, Damisch y sus colaboradores analizarán los efectos de las supersticiones negativas, para ver como afectan éstas al empeño y al rendimiento en determinadas tareas.

Los investigadores han detallado los resultados de la presente investigación en un artículo aparecido en la revista Psychological Science, que publica la Association for Psychological Science de Estados Unidos.

Viernes, 16 de Julio 2010
Artículo leído 15612 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Chris. el 16/07/2010 10:54
Curioso experimento, aunque interesante por las conclusiones.
Otra curiosidad es que uno de mis amuletos es leer una vez al día Tendencias21. Si un día no lo leo, no me siento 100% tranquilo.
Eso puede inspirar a que algunos nuevos productos en el mercado se les incluya una campaña de superticionalización ;)

2.Publicado por carmina el 16/07/2010 11:43
La supertiscion es un comportamiento infantil, es el modo en que está diseñada la mente. Esta forma de pensar, de atribuir poderes o deregar en objetos la consecuencia de hechos, por ejemplo: que toque la loteria o que nos den un trabajo, es lo más parecido a una autoestimulación emocional positiva ante un hecho que se desea. Normal que funcionen, igual que funciona cuando recibimos el reconocimiento de los demás, por que nos sube el ánimo.

Pero es un pensamiento originado por nuestros ancestros hace muchos miles años, cuando tambien pensaban que la luna, el sol o el viento eran dioses.

Ahora, a los niños, se enseña la superticcion con Sta Claus, Hallowen o la religión, aprovechando esas reminiscencias de nuestro pasado evolutivo. Y de mayores, nos lleva la inercia, porque es más fácil atribuir las cosas que no podemos comprobar a la supertiscción, que estudiarlas o analizarlas desde punto de vista cientifico, buscando elemento que den una explicación racional de este tipo de hechos.

Es un modo de pensar antiguo, desfasado y que no sirve para nada

3.Publicado por Juan Díaz el 16/07/2010 16:06
Creo que el psicoanálisis llama a la conducta supersticiosa en general "tendencias reaseguradoras del yo" tales como llevar dos lápices en lugar de sólo uno, un billete que nunca se gasta, o, incluso, estudiar la materia del test de mañana aunque "aparentemente" no sea necesario. La sugestión auto-inducida aumenta la autoconfianza y la eficiencia comportamental, mejorando el control interno (covert) de la conducta, como las oraciones de la mañana o "mantrams" dados por un gurú, percibido como un experto en su área. Muchos consejos de la psicoterapia ecléctica van en esta vía, como reforzar los logros de los niños, ya que, no sólo por condicionamiento, sino por sugestión verbal, actuaría este modulador del behavior. Incluso cabria investigar si estimulación subliminal, o aspectos muy sutiles del medio, no guardan una relación indirecta, a través de un tercer factor implicado, con lo que aparece como comportamiento "puramente" supersticioso.

4.Publicado por Hector de Lázaro Nuñez el 16/07/2010 17:42
La supertición es parte integrante del fanatismo: creo y por esto no veo, no instuyo, sino actuo. La razón se desecha, la cultura y el conocimiento se apartan.

Héctor de Lázaro Nuñez

5.Publicado por Alberto Rodriguez-Sedano el 19/07/2010 10:37
Hay evidentes malinterpretaciones en este asunto. La superstición es una acción emotiva a la que se le pone una máscara que permite cierta ilusión e idealización; las supersticiones están a la orden del día. Ya sean los cordones de las zapatillas, que la televisión se encienda con un mando o que si uno se viste bien gustará más, son variaciones que ayudan a mantener la ilusión de que el sentimiento tiene poder causal.

No es extraño que el idealismo funcione; lo extraño es que se haya afirmado que el idealismo es material. La neurociencia ha usado a capricho algunos de sus hallazgos. Es cierto que toda acción mental tiene un sustrato material en el cerebro, pero en el cerebro hay más cosas que las que se miden con imágenes cerebrales.

Es posible hacer creer al cerebro algo que no es. Si veo esto el cerebro lo procesa, y si no veo nada pero lo imagino el cerebro también procesa esa información. El cerebro tiene un margen de incertidumbre, no sólo por su plasticidad sino por la generalidad que supone que cerebro y mundo no sean lo mismo. Cuando se levantan por la mañana y reconocen que son ustedes hay una superstición de fondo que confía en que siguen siendo ustedes. ¿Y no es una cosa absurda, incierta e irracional? ¿o saben que ustedes son ustedes por sí mismos, sin posible cambio ni modificación sustantiva alguna?.

6.Publicado por Fr3dY el 19/07/2010 22:53
¿Esto no cabría en la definición de efecto placebo, que ya hace años que sabemos que funciona? La sugestión, inducida por uno mismo o por terceras personas, no es nada nuevo......

7.Publicado por Guishu el 04/08/2010 22:30
Excelente aporte a la comunidad cientifica tradicional (tradicionalista?), ya queremos ver las proximas olimpiadas o juegos olimpicos con atletas sobrecargados de amuletos... espero que no sean patas de conejo.

8.Publicado por Yack el 05/08/2010 07:46
El problema de las superticiones es que actúan en las dos direcciones. Si eres superticioso estarás sujeto a los efectos debilitantes de las superticiones negativas del tipo de roturas de espejos, ver gatos negros, etc.
Prefiero no ser superticioso, aunque puedo estar de acuerdo en que el autoengaño puede funcionar a veces.

9.Publicado por Chris. el 05/08/2010 20:24
Cierto, realmente las superticiones caen dentro de lo esotérico y no lo científico. El artículo muestra una frontera entre ambas. Muchos cuando pequeños habremos jugado con alguna superstición, sinceramente sin creer mucho en ella, pero igual la seguiamos. De adulto nos queda alguna costumbre de esas sin darle mucha importancia en eliminarla.

Lo que me sorprende aun más es ¿por qué muchas personas compran las populares pulseras de equilibrio biomagnético de turno?... El producto es claramente un engaño, y no me extrañaría que hayan aplicado algo así como una campaña de superticionalización o con otro nombre.
Me quedo con la inspiración que las pulseras son fácilmente aceptadas, para crear otras cosas portables realmente útiles.


10.Publicado por carlosaura el 23/08/2010 13:17
El resultado de la investigación es tan evidente que muchos ya lo sabían hace tiempo. Me refiero, no a que da buen resultado, sino autoconfianza. Hago la señal de la cruz al emprender un viaje, o me encomiendo al santo encargado de este asunto, que no recuerdo quién es, pero que existe, o llevo una imagen religiosa en el auto, o todo a la vez. Ante la inseguridad de un futuro que puede ser aciago, me encomiendo a "fuerzas" externas para que me sean propicias. Puede observarse (si mi frase anterior es correcta) que ésta es la disposición humana que nos lleva a creer en seres invisibles dotados de poder a los que se puede recurrir. Y lo más sorprendente: ¡No importa que esas entidades no nos ayuden: seguiremos confiando en ellas con todas nuestras fuerzas! Las religiones, todas, se basan en estos supuestos. Es el precio que hemos de pagar por ser tan poquita cosa ante una Naturaleza llena de poderes terribles.

11.Publicado por yack el 24/08/2010 08:56
Aunque las superticiones puedan tener su lado positivo, en términos generales sólo son ruido que invade nuestro sistema cognoscitivo. Nos engañan sobre nuestras posibilidades reales y eso puede ser peligroso y también tiene un alto coste.

Si me enfrento con un adversario más fuerte que yo arrastrado por un optimismo injustificado, es probable que pierda la batalla y tal vez la vida. Cuando se toman decisiones dificiles, lo mejor es disponer de información objetiva y de un estado emocional "normal" que evite la toma de decisiones excesivamente conservadoras o radicales.

Dificilmente puede sostenerse que la supertición tenga un valor positivo en términos generales, sino más bien todo lo contrario porque: ¿para que tenemos un cerebro tan sofisticado? ¿para engañarlo continuamente? ¿puede ser una táctica adaptativa engañarnos sistematicamente?

Los terroristas que destruyeron las torres gemelas estaban dominados por una fuerte supertición irracional. Tal vez fueran felices creyendo que ingresarian directamente en el paraiso pero ¿podemos considerar su conducta como objetivamente útil?

Saludos.

12.Publicado por . el 18/10/2010 15:13
pues yo tengo un duende en la habitacion que me esconde las cosas jajajaja. La verdad es como han dicho en un comentario, llevar amuletos es como decirse que se puede hacer algo sin decirselo, que se va a por todas u otras maneras de subirse la autoestima para realizar algo que a priori puede ser complicado o importante. Lo malo es que los supersticiosos estan atados a estos y tanto como la autogestion puede ser positiva, tambien puede actuar negativamente.

13.Publicado por DIP el 17/09/2011 12:41
¿No habría que incluir en un estudio como éste a los jugadores de póker como sujetos de estudio?

14.Publicado por Pedro el 17/09/2011 23:32
interesante, pero los jugadores de poker profesionales confían más de entrenar su propia memoria y técnicas de probabilidad, observación de lenguaje no verbal de los oponentes, etc. aunque también usen amuletos :D

en el ejemplo del adversario más fuerte (no necesariamente fuerza muscular), al momento de decidir enfrentar en vez una retirada gracias a confiar en un amuleto como alternativa optimista, las probabilidades tienden a cero. No obstante, no hacerlo es perder. Hacerlo con probabilidad cero invita a que otro factor externo pueda entrar en juego por haber demostrado valentía, por ejemplo la suma de otros aliados más fuertes que el oponente con intenciones de justicia o punto de equilibrio.

Curioso lo de inventar un proceso de "supersticionalización" para el marketing. vaya palabreja :)

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte