Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura





Las voces de la literatura cambian con el paso del tiempo

Un investigador sueco analiza cómo experimentamos hoy ciertos textos antiguos


Cuando leemos cualquier texto literario del pasado, escuchamos una voz que nos habla. Sin embargo, esta voz no suele ser la misma del autor, sino otra completamente condicionada por el tiempo y la sociedad en que vivimos. Este hecho, afirma un investigador sueco, puede propiciar que se pierdan aspectos importantes de las obras. Por Marta Lorenzo.




Mats Malm. Fuente: www.framsidan.net.
Mats Malm. Fuente: www.framsidan.net.
Cuando leemos un texto, escuchamos una voz que nos habla. Sin embargo, esa voz cambia con el tiempo. En un libro titulado Poesins nómina, Mats Malm, profesor de literatura comparada de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, sugiere que, al leer la literatura antigua, se pueden escuchar voces completamente diferentes a las que oían los lectores contemporáneos de esa literatura - o no oír ninguna voz en absoluto.

"Cuando leemos una novela escrita hoy, escuchamos una voz que habla más o menos el mismo idioma que hablamos nosotros, y que se ocupa de las personas y las cosas de una manera a la que estamos acostumbrados. Sin embargo, muchas cosas ocurren a menudo que el texto “envejece”; entonces surge un cierto tipo de alienación. El lector todavía escucha una voz, pero no la entiende completamente, y por lo tanto corre el riesgo de perderse aspectos importantes de la obra", afirma Malm.

En su libro, Malm ha optado por centrarse en una serie de ejemplos de diferentes períodos de tiempo y áreas del lenguaje, y aborda una serie de aspectos de las voces de la poesía. En todos los casos estudiados, muestra cómo las voces de los textos han ido cambiando.

El investigador dedica un capítulo entero al análisis del poeta sueco Georg Stiernhielm (7 de agosto de 1598 – 22 de abril de 1672) , concretamente a su poema Hércules, que es una epopeya en hexámetros sobre el héroe griego cuyo lenguaje ha sido asociado con los placeres corporales y la conducta inmoral.

Nuevas ediciones y errores de interpretación

Pero "en los viejos tiempos, el lenguaje utilizado en Hércules también se percibía como peligroso y terrible. Stiernhielm y sus contemporáneos escuchaban en este poemario una voz completamente diferente a la que se escucha hoy ", afirma Malm.

Por lo tanto, la razón por la que, actualmente, no se percibe el lenguaje de un poema como Hércules como problemático es que nuestras nociones de la moral y del lenguaje son diferentes a las del año 1600.

Por otra parte, Malm afirma que las voces de la poesía pueden cambiar incluso a raíz de la aparición de nuevas ediciones. Un ejemplo es el poema de Anna Maria Lenngren, una escritora sueca del siglo XVIII, Nagra ord min hasta k. Dotter, caigo jag hade någon , cuya ironía ha sido muy discutida.

"En varias ediciones modernas, el poema está claramente escrito con ironía e incluso con sarcasmo. Pero, si estudiamos el texto original de 1798, de este emerge una voz completamente diferente, aún siendo el mismo texto. La explicación es que, en comparación con la edición moderna, el texto original contenía signos de exclamación y pausas marcadas tipográficamente, así como un gran número de puntos y comas que le otorgaban un matiz pacífico y racional, merced al cual la ironía era más ambigua”, señala el investigador.

En su libro, Malm también aborda el hecho de que la gente solía leer los textos en voz alta hasta finales de 1700, incluso en soledad. Por eso, el investigador recomienda leer la literatura antigua en voz alta, con el fin de entenderla mejor.

"Nosotros, los que estamos más acostumbrados a la lectura silenciosa, no somos tan sensibles al tono de la voz de los autores pasados. Simplemente no podemos oír la voz de estos muy bien. Pero la voz de un texto es siempre importante”, concluye Malm.


Viernes, 19 de Octubre 2012
Marta Lorenzo
Artículo leído 3285 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >