Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los anglosajones negocian racionalmente; y los españoles usando las emociones

Investigadores de la Universidad de Sevilla analizan las diferencias culturales en estas circunstancias


Los anglosajones se toman las negociaciones de una forma más racional, mientras que los españoles utilizan las emociones como forma de conseguir sus objetivos. Esta es una de las conclusiones de un estudio realizado en la Universidad de Sevilla, sobre las diferencias culturales a la hora de negociar. Otro de sus hallazgos es que las negociaciones suelen ser más productivas cuando se producen entre personas con la misma cultura.





Fuente: PhotoXpress.
Fuente: PhotoXpress.
Los negociadores de países anglosajones afrontan la negociación con negociadores de otros países como un problema a resolver, con empleo de tácticas racionales, mientras que los españoles ven la negociación internacional como una competición que hay que ganar, y tienden a emplear estrategias emocionales.

En este sentido, los negociadores españoles tienden a comenzar la negociación solicitando un trozo de pastel mayor en las negociaciones con anglosajones que en las negociaciones con españoles.

Esta es una de las principales conclusiones de un proyecto de investigación desarrollado por expertos de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla, con financiación del Ministerio de Economía y Competitividad, para superar barreras originadas por diferencias culturales.

El objetivo de esta investigación es mejorar los resultados de las negociaciones interculturales, es decir de aquellas en las que las partes no pertenecen al mismo país y se produce un choque entre las estrategias que son habituales en cada cultura.

El hecho de que los negociadores anglosajones utilicen estrategias diferentes a las que se emplean en España se debe, según este estudio, a que pertenecen a la cultura de la dignidad en la que se priman los méritos propios. España, sin embargo, se caracteriza por ser una cultura del honor donde es muy importante la reputación que te conceden los demás.

“Siendo el idioma español el segundo más hablado del mundo no había estudios sobre las estrategias de negociación de las culturas latinas hasta este momento. Nos encontramos con muchos trabajos sobre la cultura anglosajona y también de las negociaciones asiáticas pero no hispanas”, comenta la catedrática de la Universidad de Sevilla y responsable del proyecto Lourdes Munduate, quien añade que se ha confirmado que en las negociaciones interculturales las partes se adaptan a la nueva situación y adoptan estrategias menos comunes en una negociación de su propio país.

Para este estudio se ha observado la interacción entre 130 parejas de negociación (37 parejas españolas negociando entre sí; 45 parejas anglosajonas negociando entre sí, y 49 parejas mixtas hispano-anglosajonas negociando entre sí) que se enfrentan a la misma negociación. Se han realizado transcripciones de las negociaciones para analizar la dinámica de adaptación estratégica y conocer qué negociador se va adaptando más a la estrategia de la otra parte.

Resultados

De este modo, los resultados confirman que las negociaciones intraculturales (dentro del mismo país) son más productivas y las ganancias conjuntas son mayores porque todos los negociadores implicados tienden a seguir la misma estrategia y no hay necesidad de adaptación ni choque de tácticas que pueden llegar a bloquear la negociación.

Así, para mejorar la resultados de negociación con países de cultura anglosajona la profesora Munduate recomienda estar atentos a sus palabras porque “con negociadores anglosajones es fácil obtener información de lo que quieren conseguir. A su vez, los negociadores anglosajones no deben sorprenderse o molestarse ante el recurso a irritarse, enfadarse, alegrarse, etc. de los negociadores españoles, y tratar de avanzar en el logro de ganancias conjuntas”.


Martes, 2 de Junio 2015
US/T21
Artículo leído 1934 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >