Conéctese Regístrate


25/10/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




Los árboles más grandes y viejos del mundo se están muriendo

Ecologistas advierten de la pérdida de estos organismos esenciales para el medio ambiente, en la mayoría de los tipos de bosques del planeta


Los grandes y viejos árboles de nuestro planeta están muriendo a un ritmo acelerado en la mayoría de los tipos de bosques de la Tierra, alertan ecologistas en Science. Las causas parecen variadas, aunque están vinculadas a la acción del hombre. Las consecuencias de esta pérdida serían incalculables, pues estos grandes árboles son imprescindibles para los ecosistemas. Por eso, los investigadores piden que se haga una investigación global al respecto y que se tomen medidas urgentes para paliar el desastre. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Baobabs. Fuente: PhotoXpress.
Baobabs. Fuente: PhotoXpress.
Los organismos más grandes del planeta, enormes y viejos árboles que albergan y dan sustento a innumerables aves y a otros animales salvajes, están muriendo, alerta un informe realizado por tres de los ecologistas más importantes del mundo, y que ha publicado la revista Science.

Los científicos advierten que se está produciendo un alarmante aumento de la tasa de muertes de árboles de entre 100 y 300 años en muchos de los bosques, sabanas, áreas de cultivo e incluso ciudades del mundo.

"Es un problema global, que parece estar dándose en la mayoría de los tipos de bosques del planeta", afirma el autor principal del informe, el profesor David Lindenmayer, del Centre of Excellence for Environmental Decision de Australia (CEED) y de la Australian National University, en un comunicado del CEED.

"Las grandes árboles viejos son esenciales en muchos ambientes naturales o dominados por los humanos. Estudios realizados en ecosistemas de todo el mundo sugieren que las poblaciones de estos árboles están disminuyendo rápidamente", escriben en Science Lindenmayer y sus colaboradores, Bill Laurance, de la James Cook University de Australia, y el profesor Jerry Franklin, de la Universidad de Washington, en Estados Unidos.

La presente investigación señala, por tanto, “la urgente necesidad de identificar las causas de la acelerada pérdida de los grandes árboles viejos, así como de desarrollar estrategias para mejorar la gestión de estas especies... Sin cambios en las políticas, estos grandes árboles disminuirán o desaparecerán de muchos entornos, lo que conllevará un deterioro del funcionamiento de su biota y de sus ecosistemas", alertan los investigadores.

Una tendencia global

Lindenmayer afirma que ellos fueron los primeros en lanzar la alerta sobre la pérdida de árboles viejos y grandes, mientras estudiaban registros forestales suecos que se remontan a la década de 1860.

Por otra parte, un estudio de 30 años de duración sobre bosques australianos de gomeros gigantes o eucaliptus regnans (también conocidos como fresnos de montaña australianos) confirmó que los grandes árboles antiguos no solo estaban muriendo en masa como consecuencia de los incendios forestales, sino que también estaban pereciendo a una tasa diez veces superior a lo normal en años sin incendios, en apariencia debido a la sequía, las altas temperaturas, la tala y otras causas.

Posteriormente, analizando la situación en otras partes del mundo, los científicos descubrieron tendencias similares en árboles gigantes y viejos de todas las latitudes: en el Parque Nacional de Yosemite, en California; en las sabanas africanas, en las selvas de Brasil, en los bosques templados de Europa, y en los bosques boreales.

Asimismo, se comprobó que las pérdidas de los grandes árboles están siendo pronunciadas en entornos agrícolas e incluso en las ciudades, donde suelen hacerse esfuerzos por preservarlos.

"Es una tendencia muy, muy preocupante. Estamos hablando de la pérdida de los organismos vivientes más grandes del planeta, de las mayores plantas con flores del mundo, de unos organismos que desempeñan un papel clave en la regulación de nuestro planeta", afirma Laurance.

"Las grandes árboles viejos juegan un papel fundamental para la ecología. Proporcionan cavidades para la anidación o el refugio de hasta el 30% de todas las aves y animales de algunos ecosistemas. Además, almacenan enormes cantidades de carbono, reciclan los nutrientes del suelo, crean parcelas ricas que sustentan otras formas de vida, e influyen en el ciclo del agua y en la climatología local”, añaden los científicos.

Asimismo, los grandes árboles suministran comida abundante para numerosos animales en forma de frutos, flores, follaje o néctar. Y, en los entornos agrícolas, estos árboles son auténticos centros de actividad que garantizan la restauración de la vegetación, ya que en ellos se posan muchos animales que dispersan semillas y polen.

Por todo, la pérdida de estos grandes protectores de la naturaleza podría significar la extinción de muchas criaturas.

Diversas causas

Este alarmante declive de los viejos árboles en bosques de tantos y diferentes tipos parece estar ocasionado por una combinación de factores, como la tala de bosques, las prácticas agrícolas, la explotación maderera, el ataque de insectos o los cambios climáticos acelerados, explica Jerry Frankllin.

“Por ejemplo, las poblaciones de grandes pinos viejos de los bosques secos del oeste de Norteamérica se han reducido drásticamente en el último siglo, como consecuencia de la tala selectiva y de incendios inusualmente severos”, señala el investigador.

Los autores del informe comparan la pérdida global de los grandes árboles con la tragedia padecida por los mayores mamíferos del mundo: los elefantes, los rinocerontes, los tigres y las ballenas, y afirman que casi en ningún de los programas para la conservación de especies cuentan con medidas capaces de frenar de manera eficiente el declive de los grandes árboles.

"Del mismo modo que el número de grandes animales en mundo se ha reducido drásticamente, evidencias cada vez más extensas sugieren que los árboles viejos y grandes estarían igualmente en peligro", advierten.

Y hacen un llamamiento para que se realice una investigación urgente y a nivel global para evaluar la magnitud de la pérdida de árboles grandes, así como para identificar las áreas donde estos árboles tienen mayores posibilidades de supervivencia.

Referencia bibliográfica:

David B. Lindenmayer, William F. Laurance, and Jerry F. Franklin. Global Decline in Large Old Trees. Science (2012). DOI: 10.1126/science.1231070.


Viernes, 7 de Diciembre 2012
Artículo leído 6285 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Víctor el 08/12/2012 06:30
Lamentablemente los humanos nos sentimos los reyes de la creación, y nos llamamos pomposamente "homo sapiens sapiens" Y en resumen resultamos ser de una ignorancia alarmante. Cada uno de nosotros podemos actuar individual y positiva mente, para ayudar a nuestro entorno. Cuento con una pequeña propiedad, algo así como 600 M 2 en donde siempre he tenido plantas, árboles entre otros. Y a lo largo de muchos años e observado su desarrollo. Encontrando que plagas, aire y suelo los afecta de distintas maneras. Resumiendo, encontré que la clave esta en el tratamiento del suelo. Mantener el PH del mismo es muy importante. Por que de esta manera la planta se conserva sana, y puede luchar con efectividad contra las situaciones que le afectan. De manera doméstica: con los desechos de la cocina, le doy acidez al suelo, y lo contrarresto con cascarón de huevo y huesos molidos (álcalis).]i

2.Publicado por Ing Franklin Moposita el 08/12/2012 13:43
Reciban un cordial saludo.

Con respecto al asunto de la muerte acelerada de los árboles mas antiguos y altos, las causas principales para que una planta principal se este muriendo es por problemas radiculares causadas por hongos e insectos tierreros, primero es realizar un tratamiento con una mezcla para reducir la incidencia de los diferentes hongos fitopatogenos, y tomar muestras de raíz antes de la aplicación para determinar que especie y genero de hongo es el que esta causando el problema por cada habitad.

Por lo general empiza reduciendo el area folliar y al final quedando solo ramillas.

Esa es mi modestia apreciación mis estimados amigos.


3.Publicado por clean el 09/12/2012 15:32
http://www.youtube.com/watch?v=x5siSuyc3WA

4.Publicado por Víctor el 11/12/2012 01:49
Durante toda mi vida he obserbado que la naturaleza guarda un equilibrio. Que la mayoría como humanos no hemos sabido entender.
Como decía en mi anterior comentario. Que plagas aire y suelo afectan de distinta manera a las plantas (en generál) Y comenté acerca del tratamiento del suelo. De hecho la naturaleza nos da soluciones, pero nosotros por estar embuidos en la tecnología no sabemos ver.
A un nivel doméstico tenemos un aliado muy efectivo. "Los pollos" que además de que sirven como mascotas. Logran con su acción vivencial, mantener limpio el entorno donde tienen influencia. Por que devoran todo tipo de insectos, y vegetación menor. (deboran sus semillas). Esto lo logran ya que su sistema digestivo es muy potente. Con la ayuda de estos animalitos podemos tener en casa un "miniecosistema" Saludos.

5.Publicado por Víctor el 11/12/2012 22:04
En su mayoría los humanos nos sentimos, seres distintos a las plantas y a los animáles. Y no queremos entender o darnos cuenta que somos parte de todo un sistema ecológico. Que tenemos a estas alturas una infuencia negativa, sobre todos los ecosistemas, anivel MUNDIAL, nos hemos desarrollado a tal grado que nos hemos convertido en una plaga para el planeta (aunque duela reconocerlo). Por si muchos no lo sabemos, no somos "homo sapiens sapiens". Somos HOMINIDOS, una variante de los primátes. Que logró desarrollar órganos capaces de modificar el medio ambiente. Mencionaré algunas: cerebro, manos, estereovición, oido estereofónico, andar vípedo, etc. Todas estas caracteristicas, nos da una idéa de que nuestra supervivencia se verá amenazada, si no las sabemos utilizar....

6.Publicado por Víctor el 13/12/2012 03:38
Antes que nada. Quiero agradecer a los que dirigen este sitio: La oportunidad de plasmar nuestros comentarios. Pero tambien me lamento ver que hay muy poca concurrencia. Lo cual es un indicador de cuan atrazados estamos en nuestra conciencia de especie. Por que no hay manera de negar que nos encontramos dentro de un ecosistema. Lo cual nos hase aun más peligrosos, esa falta de conciencia. A colacion de esto, quiero comentar un pensamiento de las tribus de norteamerica. (hoy practicamente extintas gracias, a la propia acción del humano). CUANDO LA ÚLTIMA BESTIA DESAPARESCA, EL HUMANO MORIRA DE SOLEDAD. Claro en apariencia esto es mera filosofía, pero materialmente es una realidad. No podremos sobrevivir. Si se colapsa el equilibrio del biositema. Tambien el filosofo alemán Albert Schweitzer. En un penzamiento comenta: "Vivimos una época peligrosa. El ser humano ha aprendido a dominar la naturaleza mucho antes de haber aprendido a dominarse a si mismo" Espero vernos en la proxima. Saludos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >




Forma parte de nuestra comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21. Opta a becas.