Tendencias 21
Universidad Comillas




Los cerebros de los creyentes y de los no-creyentes son diferentes

La fe en Dios y el fervor religioso reducen la ansiedad ante los propios errores, según un estudio


Las creencias religiosas ayudan a minimizar el estrés ante nuestros propios errores y ante lo desconocido, señalan los resultados de dos estudios realizados en la Universidad de Toronto con participantes de diversas religiones y razas, y también con personas no-creyentes. La amígdala cingulada anterior del cerebro de los individuos que creen en Dios se activa mucho menos cuando éstos cometen errores que en el caso de los individuos no-creyentes. Esta calma, sin embargo, puede ser contraproducente en algunos casos, advierten los científicos, porque la ansiedad ante nuestros fallos es lo que nos impulsa a cambiar o a mejorar nuestro comportamiento. Por Yaiza Martínez.



Los cerebros de los creyentes y de los no-creyentes son diferentes
Los cerebros de los creyentes y de los no-creyentes son diferentes
Creer en Dios puede bloquear la ansiedad y minimizar el estrés, señalan los resultados de dos investigaciones realizadas en la Universidad de Toronto, en Canadá.

Según publica dicha universidad en un comunicado en ambas investigaciones, dirigidas por el profesor de psicología Michael Inzlicht, los participantes fueron sometidos a la denominada tarea Stroop.

Esta tarea es una prueba de control cognitivo que se utiliza comúnmente para estudiar la capacidad de control de las interferencias automáticas y para medir procesos cognitivos, como la atención selectiva y la flexibilidad.

Mediciones con electrodos

Mientras los voluntarios realizaban la tarea Stroop, una serie de electrodos colocados en sus cráneos midieron la actividad de sus cerebros.

Así, se reveló que, comparados con los no-creyentes, los participantes religiosos mostraron una actividad significativamente menor durante la prueba en la corteza cingulada anterior del cerebro, un área que nos ayuda a modificar el comportamiento señalando cuando son necesarios el control y la atención, normalmente como resultado de algún hecho que nos produce ansiedad, como el cometer un error.

Cuanto más fuerte fuera el fervor religioso de los participantes, y cuanto más creían éstos en Dios, menor actividad se detectaba en su corteza cingulada anterior como respuesta a sus propios errores en la prueba, y menos cantidad de errores se cometían.

Según explica Inzlicht en el comunicado de la Universidad de Toronto, “se podría pensar que esta parte del cerebro es como una alarma cortical que suena cuando un individuo acaba de cometer un error o de experimentar una incertidumbre”.

Alarma cortical menos activa

Esta alarma, según han descubierto los investigadores, funciona más levemente en el caso de las personas religiosas.

Así, dice Inzlicht, “lo que hemos descubierto es que la gente religiosa, e incluso las personas que simplemente creen en las existencia de Dios, muestran menos actividad en el cerebro en relación con sus propios errores. Estos individuos sienten mucha menos ansiedad y se sienten menos estresados cuando cometen un error”.

Esta relación entre menor estrés y religiosidad se mantuvo intacta incluso al contemplar otras características de los participantes, como sus habilidades cognitivas o su personalidad: independientemente de ellas, los individuos religiosos cometieron menos errores en la taera Stroop que sus compañeros no creyentes.

Efecto calmante

Esta constatación demuestra que la fe tiene un efecto calmante en los creyentes, porque los hace sentir menos ansiosos frente a lo desconocido y ante sus propios errores.

Pero Inzlicht advierte de que la ansiedad es un “arma de doble filo”, que en ciertas situaciones nos ayuda y puede ser incluso necesaria.

“Obviamente, la ansiedad puede resultar negativa si se padece demasiado; el miedo nos paraliza. Sin embargo, también resulta una función muy útil porque nos alerta cuando estamos cometiendo algún error. Si no experimentamos la ansiedad cuando cometemos un error, ¿qué impulso tenemos para cambiar o mejorar nuestro comportamiento y no repetir los mismos fallos una y otra vez?”, señala el científico.

No depende de la afiliación religiosa

Según explican Inzlicht y sus colaboradores en el artículo original de este estudio, que fue publicado por la revista Psychological Science, estos resultados sugieren que las convicciones religiosas proporcionan un marco para la comprensión y las actuaciones dentro del entorno de cada individuo. Por eso, funcionan como un reductor de la ansiedad y minimizan la experimentación de los propios errores.

En la primera investigación, en la que se medía la relación entre el fervor religioso y la ansiedad, participaron 18 mujeres y 10 hombres, de diversas creencias religiosas: el 39% de los participantes eran cristianos, el 21% musulmanes, el 14% hinduistas, el 11% budistas, y un 15% eran de otras religiones o no-religiosos.

En la segunda investigación, en la que se relacionó la fe en Dios con el grado de ansiedad en la prueba Stroop, participaron 13 mujeres y nueve hombres de diversas etnias y razas: el 33% procedían de Extremo Oriente, otro 33% del sur de Asia, el 28% eran caucásicos, y el 6% restante pertenecían a otras etnias y razas. En esta parte del estudio no se registraron las afiliaciones religiosas específicas de cada participante.



Martes, 17 de Marzo 2009
Visitas de este artículo: 12689



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Pepe el 17/03/2009 16:56
Estamos ante la mercantilizacion de la ciencia para refutar ideas o creencias de una forma totalmente erronea e inompleta a golpe de titular. Ciencia 2.0 se le puede llamar, al hecho de difundir noticias sin comprobación y sin cotejarlas con otros estudios que verifiquen con certeza y con un estudio de población suficientemente significativo en todo el abanico de grados que pueda acercar unas conclusiones mas o menos acertadas. Si ahora un creyente se cree diferente al que no lo es, sera por una pura ilusión generada por este articulo totalmente criticable, a golpe de titular. Dios no existe, eso está claro. La diferencia de ansiedad puede surgir por la creencia ilusoria en dios o por haber practicado alpinismo, y se puede concluir que el que ha practicado alpinismo tiene una cerebro diferente.

El otro dia tambien publicaban este articulo que contrapone una idea similar acerca de la creencia en dios.
http://www.20minutos.es/noticia/456667/0/dios/creer/cerebro/

2.Publicado por Sonia el 23/03/2009 23:31
La temática de la nota es muy interesante y la investigación realizada por la universidad de Toronto seguramente es seria, lástima que el número de participantes de las pruevas fué muy escaso como para generalizar los resultados . De todas formas me parecieron factibles las concluciones que lograron.

3.Publicado por Dios el 25/03/2009 08:10
Pepe: Ya que tanto te gusta la ciencia, por favor, demuéstranos con hechos concretos y científicos de que Dios no existe. Ya que lo afirmas con tanta seguridad.


Espero tu respuesta.

4.Publicado por Pepe el 25/03/2009 15:32
Simpletemente, no se puede certificar lo que no existe; es un mito.

5.Publicado por Juana Pérez el 25/03/2009 17:26
¡Vaya! ¡Han descubierto la pólvora! Resulta que la comunidad científica ahora viene a descubrir lo que los místicos sabemos desde hace tiempo: que somos mas tranquilos.¡¡¡ Mas vale tarde que nunca!!! Ocurre que el Dios de la Paz actúa. Lo lamento Pepe, la ciencia no te ayuda acá. Pero coincido en que un primer estudio puede tener errores porque como en general los científicos de religión no saben nada, no discriminan entre los diferentes tipos de creyentes. Si lo hicieran tendrían resultados mas sólidos.

6.Publicado por Pepe el 25/03/2009 19:01
Yo lamento que ante errores, y más aún cuando afectan a personas, no sintais ansiedad. En referencia al caso Yak43

7.Publicado por Carlos Montoya el 11/04/2009 09:17
lic. carlos montoya

esa es una de las pruebas mas concluyentes del poder que tiene dios en nosotros...
exista o no, el cambio es notable, no puede existir duda en eso.

8.Publicado por MostroenTurno el 14/04/2009 23:30
Concuerdo con alguno de ustedes de que los resultados pierden su objetividad por el reducido numero de participantes en las pruebas. En lo personal no tengo pruebas para afirmar que Dios existe, pero decir que existe seria asumir un conocimiento que no poseo, sin embargo la investigacion solo arroja un resultado: que los creyentes tienen una mayor calma que los no creyentes. Ambas condiciones pueden traducirse en ventajas o desventajas dependiendo de las circunstancias, pero concuerdo con Pepe en el sentido de que la calma interior o la anulacion de la ansiedad puede obtenerse por otros metodos sin que intervenga la fé.

Y a manera personal prefiero ser ansioso hasta un punto extremo si eso me ayuda a tomar decisiones adecuadas para mi vida que estar en una calma apacible y conformista sabiendo que haga lo que haga, me equivoque mil veces o cometa muchos errores Dios estara ahi para solucionarlo todo.

No, Lic Carlos Montoya, no es prueba del gran poder de Dios... es solo prueba de la gran inventiva del ser humano para crear excusas y soluciones fáciles para evitar afrontar por si solo el mundo.

Paz.

9.Publicado por noemi el 15/04/2009 00:31
Pepe,desde el momento que te "lamentas "por algunas personas,es suficiente,no lo sabes ..pero crees..

10.Publicado por franck puerta el 28/04/2009 05:42
Hay muchos niveles de Dios, aqui en nuestro mundo todo es reflejo de Dios,nosotros mismos somos El encarnados en una experiencia humana....porque de donde venimos todos, la energia no tiene forma,asi que debemos aprender en este mundo tridimensional a crear...elemental hermanos : hijo de gato casa ratones...hijo de dios creador crea...bendiciones a todos ...con amor fp.

11.Publicado por Victor Alarcón el 14/11/2009 14:05
Es evidente que es la idea "Dios" la que produce el efecto mencionado en el artículo. "Dios" es una especie de superyo en el que se delega la responsabilidad de los errores. El que no tiene "Dios" no tiene ese superyó y el que lo tiene le sirve para tranquilizarlo pues ese "Dios" le va a resolver todos los problemas de su vida. Pero los datos de la realidad social y natural demuestran la no existencia de ese "Dios". La realidad contradice a cada segundo a la "providencia-Dios"; la refuta continuamente.

12.Publicado por Gabriel el 26/11/2009 02:36
El resultado es bastante lógico, y no tiene nada que ver con la existencia de un dios. El tema es que los creyentes están convencidos a muerte de que tienen un padre-amigo que creó el universo, a la especie humana (como si fuéramos importantes), y encima de todo eso, que ese padre-amigo los ama sin condiciones.
O sea que le tienen fe a lo más grande, bueno y justo que se pueda imaginar en el universo.

Eso debe de ser mucho más efectivo que tenerle fe a un psicólogo, o a cualquier ente menor; se trata todo de tenerse confianza, sólo que algunos se tienen fe por sí mismos (menos efectivo quizás), y otros utilizan una pantalla a través de la cual realizarse y filtrar todos los problemas.

Los creyentes tienen un colchón que los ateos no tenemos, pero no me mueve en mis convicciones, porque prefiero vivir luchando consciente y no autosugestionado en un largo etcétera de inventos lindos, tan antiguos como la necesidad de amor incondicional y la promesa de seguir vivo después de muerto.
Estoy en contra de creer lo que parezca más lindo y conveniente, porque eso no dice nada de que sea verdad.

13.Publicado por franck puerta el 29/11/2009 16:51
Hola V.: Dios no es un súper yo, no tiene errores, no es un tranquilizante, no resuelve nuestros problemas. Y el único responsable de la “realidad social “es el hombre, en su “libertad” el la crea, en su ignorancia la desconoce y la olvida.
G. Dios no es un padre “amigo”,( podrá ser considerado como tal) pero eres tu mismo en conciencia superior… , no tu externo, tu esencia, y si, si eres importante, tanto que todo lo que puedes ver a tu alrededor y lo que no, fue creado para que todos sus hijos tu entre ellos, experimenten la creación en el mundo de la forma, y claro que nos ama, ya que el ímpetu de la unidad, llamado por el hombre amor , se manifiesta en todo , y te diré : la FE es una fuerza creadora, dirigida y concentrada en un ímpetu , sin ella no existen los universos.
Saludos a todos fp

14.Publicado por franck puerta el 29/11/2009 17:11
G. Te olvide escribirte : no se si las hormigas luchan concientemente, pero logran su objetivo, pero cuando el hombre “lucha” es por la ilusión de su meta, y esto ya es crear y aprender a hacerlo es parte de nuestra meta.

15.Publicado por Gustavo MT el 01/07/2010 08:52
Es una artículo interesante, pero me gustaría que se continuara con la investigación. Honestamente no creo que exista una total diferencia entre el cerebro de un creyente y el de un ateo. El hecho de que una persona deje de creer en una divinidad no es consecuencia de su naturaleza o por su genética, es en base a lo que ha leído, a lo que ha meditado y al medio en el que se desenvuelve, y de igual manera para un creyente, lo que influye es el medio en el que se desenvuelven. Por otro lado, si podrían existir pequeñas diferencias, pues el hecho de tener cierta fe en algo, digase tener fe en dios, en la ciencia, en una cura, en uno mismo, tal vez eso ocasione que se segregan sustancias como lo ocurre cuando alguien se enamora, y en este caso, se segrega la dopamina. Los enamorados son adictos a la dopamina ¿y quien no?. Se siente muy bien estar enamorado, pero el hecho de que alguien este enamorado y sea adicto a la dopamina, eso no quiere decir que su cerebro sea diferente al de los demás.

Lo más plausible y lo más natural es creer que dios no existe, si existiera no sería necesario creer que existe, todos estaríamos convencidos de su existencia. La verdad no demanda creencias, el creer en algo y no poder demostrar con evidencias su existencia, ya es una debilidad, y por lo tanto, lo único que nos queda en estos casos: es tener fe.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 22 de Noviembre 2016 - 07:55 ¿En qué creen los que no creen?









Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico