Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los directivos se desentienden de la formación de sus empleados

Los que quieren estar al día en conocimientos tienen que hacerlo por su cuenta, según una encuesta


Una encuesta de la firma de reclutamiento Hays reveló que, en un ambiente laboral en constante evolución, los empleados no podrán continuar satisfaciendo los requisitos que les exigen sus trabajos si se quedan solo con las habilidades y conocimientos que poseen hoy. El problema es que, según la encuesta, los trabajadores ya no pueden esperar que sean sus empleadores quienes se encarguen de actualizar estas habilidades, sino que tendrán que hacerlo por su cuenta. Por Catalina Franco R.



Fotografía deJaume Felipe. PhotoXpress.
Fotografía deJaume Felipe. PhotoXpress.
Actualmente nadie duda de la importancia de la especialización y la educación y actualización constantes, teniendo en cuenta que una carrera universitaria y unos cuantos seminarios que se le vayan sumando ya no son suficientes para obtener un puesto ni para conservar el que se tiene en un futuro no muy lejano.

El ambiente laboral actual está en constante evolución y herramientas como las que ofrece internet han permitido desarrollar formas de educación más flexibles en cuanto a tiempo y espacio, que han facilitado la actualización permanente de conocimientos de millones de personas en el mundo.

Precisamente, una encuesta de la firma de reclutamiento Hays reveló que los empleados que se queden tranquilos y conformes con los conocimientos y habilidades que poseen hoy, sin hacer nada para actualizarlos, no tendrán las suficientes herramientas para satisfacer las exigencias de sus trabajos en el futuro.

Además, la encuesta, en la que participaron quinientos empleados del sector privado, afirma que ahora los trabajadores no pueden esperar a que sus empleadores sean quienes se hacen responsables de esa educación y desarrollo profesional permanentes, sino que deben ser ellos mismos los que tomen la iniciativa y se hagan cargo de mejorar sus habilidades.

Sin saber qué esperar

Uno de los aspectos fundamentales para ir a la fija en este tipo de educación es saber qué tipo de habilidades nuevas son las que se deben adquirir en cada caso. Un problema que se evidencia en la encuesta es que más de la mitad de los empleados no saben o no están seguros de cuáles serán los requisitos que pedirán sus directivos durante los próximos cinco años.

Además, casi seis de cada diez sienten preocupación porque las habilidades requeridas en sus empleos actuales ya están cambiando y un poco menos de la mitad tienen miedo porque sienten que sus conocimientos actuales no serán suficientes para satisfacer las exigencias que tendrán sus empleadores de aquí a cinco años.

Como explica Charles Logan, director de Hays, “Muchos empleadores han estado, comprensiblemente, enfocados en la supervivencia y la agilidad del momento en los últimos años, y nuestra investigación indica que ellos mismos pueden sentirse inseguros acerca de las habilidades que exigirán en los próximos años. Si ellos logran aclarar esto y comunicar lo que necesitarán, esto ayudará a los empleados a trabajar para construir su conjunto de habilidades en la dirección correcta”.

Y es que los empleados están sintiendo ese vacío en la ayuda de parte de sus directivos para saber qué hacer y cómo hacerlo, de manera que lo que hacen hoy no se vuelva imposible en el futuro. La cifra lo dice todo: 61% de ellos se quejan de que su empleador actual no está haciendo lo suficiente para invertir en el desarrollo de sus habilidades.

Empleados: manos a la obra

Teniendo en cuenta la situación de los últimos años y el difícil ambiente laboral que se ha vivido, además de la fuerte competencia en el mercado de trabajo, la idea con respecto a la educación permanente de los empleados ha empezado a cambiar.

De acuerdo con la encuesta, casi la mitad de los trabajadores consideran que la principal responsabilidad en cuanto a la actualización de habilidades no debe recaer en sus directivos, el gobierno u otros cuerpos profesionales, sino en ellos mismos. Aun así, casi cuatro de cada diez admitieron no estar llevando a cabo ninguna iniciativa para remediar sus falencias ellos mismos.

Son pocos los que hacen algo y, aquellos que lo hacen, no lo llevan hasta un punto que sea suficiente: seis de cada diez afirman mantenerse al día a través de las tendencias que conocen en revistas de comercio y seminarios, y solo un tercio dicen estar planeando especializarse a través de cursos u obtener cualificaciones de mayor nivel.

En palabras de Logan, “Los empleados necesitan empezar a adueñarse de sus carreras. Muchos sectores todavía están experimentando escasez de habilidades y hay empleadores que no logran ocupar posiciones clave. Para aprovecharse de esas vacantes, quienes buscan trabajo deben invertir en su futuro desarrollando aquellas habilidades que son requeridas por los negocios”.

Así, parece claro que los empleadores deben tratar de esclarecer cuáles serán sus exigencias durante los próximos años para poder comunicarlas y que, de esta manera, la fuerza de trabajo sepa qué dirección tomar en su desarrollo profesional.



Lunes, 14 de Febrero 2011
Catalina Franco
Artículo leído 3838 veces





Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Carlos el 21/02/2011 14:42
La situación es todavía más crítica. ¿En qué universidades estudiarían esos empleados si, muchas veces, las empresas tienen mayores desarrollos tecnológicos y académicos que éstas? Para colmos, no siempre una mayor capacitación -pasar de una especialización, a un masterado, y luego a un doctorado- se reflejará en mayores ingresos, tal como están planteadas las leyes de carrera administrativa en muchos países, sobre todo en el ámbito público y, entonces, ¿qué empleado invertiría en ello siendo que, además, son cada día más costosos los postgrados?. Tal parece que la sociedad estuviera dirigiéndose a un nuevo oscurantismo. ¡La victoria del Tea Party!

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile