Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los empleados obtienen hoy menores beneficios por más trabajo

Los directivos apuestan por trabajadores de bajo coste, que no reciban gratificaciones


Los beneficios que las compañías daban a sus trabajadores (vehículos de empresa, vacaciones, espacios reservados de aparcamiento, etc.) han ido desapareciendo en muchas empresas del mundo con la llegada del “tiempo de austeridad” ocasionado por la crisis. La prioridad ahora es recortar gastos y disminuir los beneficios de la fuerza laboral. Como consecuencia, a menudo, el trabajo que antes hacían dos personas lo hace ahora sólo una, que se encuentra en desventaja. Por Iván Abreu Anaya.



Imagen de Dinostock. PhotoXpress.
Imagen de Dinostock. PhotoXpress.
Inmersos como estamos en la búsqueda de soluciones a la crisis mundial y en tratar de minimizar costes para salir cuanto antes a flote, las empresas han dejado atrás tiempos de bonanza y gratificaciones. El recorte ha sido generalizado, y desde directivos a obreros han visto mermada su calidad laboral, según recientes estudios. Los cargos de menor relevancia son los que más han vivido el descalabro económico actual.

Por otro lado, claramente, los beneficios son un tema delicado, y las empresas, al mismo tiempo que tratan de salir de la recesión, mantener bajos los costes, retener empleados valiosos y reclutar a talentos nuevos, necesitan acordar qué ventajas y qué beneficios están dispuestos a ofrecer desde su propia perspectiva, y desde la de sus empleados .

En la actualidad, los beneficios que se consideran parte esencial de los paquetes de compensaciones incluyen el seguro médico, la cobertura dental y algún tipo de cuenta de jubilación. Sin embargo, en países del tercer mundo se han suprimido estas ventajas, y las compañías han optado por dejar a sus empleados a la deriva, con tal de reducir gastos y utilizar esos fondos en la inversión propia de la empresa.

El catedrático Iwan Barankay , en declaraciones recogidas por la revista Knowledge@Wharton, define como un beneficio laboral, “lo que hace un trabajo más agradable para un empleado. Puede ser una oficina más agradable, una plaza de aparcamiento, un asiento junto a una ventana o un ordenador nuevo. Lo que es cierto es que en tiempos actuales este tipo de beneficios es escaso, y los directivos tienen cierta reticencia a la hora de otorgarlos”.

Como dato curioso habría que señalar que empresas de alta tecnología como Silicon Valley en San Francisco (California) ofrece a sus empleados: comida gratis gourmet, gimnasio abierto las 24 horas, clases de yoga, nutrición en el lugar, terapia de masaje, servicio de conserjería, obras de arte con descuento, incluso las inyecciones de botox, todo esto con el claro objetivo de obtener más horas de trabajo por persona y en un ambiente plenamente satisfactorio.

Tiempos de cambio

Dada la reciente recesión y su lenta recuperación, las empresas examinan hoy más que ayer los beneficios destinados a los empleados, revisan de cada partida de gasto y las recortan continuamente, alegando que son especialmente costosas. "Las organizaciones están cada vez más sensibles a una cultura basada en el rendimiento", señala Fran Luisi, director de Charleston Partners, una firma de Rumson en Nueva Jersey, dedicada al reclutamiento de ejecutivos.

La mayoría de los expertos coinciden en que los beneficios en general juegan un papel importante en la relación entre el trabajador y la empresa, crean identidad y sentido de pertenencia, que se traducen a largo plazo en una mayor productividad, especialmente en tiempos de recesión.

Según John Challenger, director ejecutivo de Challenger, Gray & Christmas una firma con sede en Chicago: "Si a un empleado le gusta su jefe y el trabajo es un reto, y si la empresa tiene un conjunto de beneficios que se adaptan a lo que esa persona necesita, entonces es difícil que el empleado se vaya”.

Independientemente de los beneficios que son percibidos por el empleador o el empleado, si una empresa decide que no tiene más remedio que recortar los beneficios, la mejor estrategia es llevar a los empleados en el proceso, reconocer su labor y motivarlos. Después de todo, la crisis es un trance del que con un poco de paciencia y buena gestión cualquier empresa o país puede salir.





Martes, 19 de Julio 2011
Artículo leído 8249 veces





Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Jordi el 19/07/2011 18:16
En mi opinión, esta crisis no es como una tormenta pasajera. Es más como un repentino cambio de era, que llegó con un viento gélido, avisando de la cercanía de una duradera glaciación. Si ese viento no nos hace pensar en que debemos construir sistemas de calefacción, nos veremos atrapados en un invierno muy crudo. No vale volver a modelos retrógrados de considerar al operario como una herramienta, ni tampoco permanecer en el actual. El principal problema en nuestro país, es la cultura de apagafuegos que tenemos. Gastamos muy poco en una organización eficiente y en medidas de prevención ante posibles fracasos, y en cambio, nos vemos desbordados por los costes de arreglar lo que en un principio fue una mala gestión. Pero la gestión no es una responsabilidad que incumba sólo a los directivos. Todos tenemos capacidad de gestión en nuestro entorno de trabajo. Debemos hacer incapié en adelantarnos a futuros problemas, no en solucionarlos.

2.Publicado por Alan Tarré el 20/07/2011 04:59
Descuidar a los empleados, trae como consecuencias la falta de ímpetu por parte de ellos, y se traduce en una producción mas baja, empleados traicioneros, apatía, y poca durabilidad laboral, lo cual se traduce en un aumento en los costos de reclutamiento, muy superior al ahorro obtenido de los recortes o inversiones exitosas.
Por otro lado, las empresas que mantienen un trato humanitario se hacen mas populares entre los empleados y pueden elegir los mejores recursos humanos. Se puede hacer una analogía con las verdulerías, el que llega primero elije lo mejor, el último elije lo que queda.
Quienes apuesten a las empresas que en situación de crisis tiende a mimar a sus empleados con incentivos durante estos duros momentos, saldrá adelante, pues invierte sabiamente, y la empresa que invierta en recursos materiales, puede acender en apariencia, pero al cabo de 6 meses, será superada por su rival. Esto es válido para empresas que ofrecen el mismo servicio. En el caso de que toda la producción de servicio trabaje de esa forma, implicará escasees de ese servicio y tendrán que importarlo, pues, no dará a basto, las empresas quebrarán o fugarán sus capitales.
Les espera el pasado de mi país, Ruego que salgan adelante y les sea leve. Suerte.

3.Publicado por Jose el 21/07/2011 09:36
Creo que no tenemos que confundir gasto con recurso cuando ponemos al trabajador. La empresa que considera a un trabajador como gasto, se equivoca totalmente. El trabajador es un recurso como cualquier otro. Una maquina cuidada con buen aceite y mantenimiento, rinde mas, mejor y mas tiempo. Un trabajador bien cuidado, revertira positivamente a la empresa.

Saludos,

4.Publicado por Be Marketing el 08/09/2011 06:34
En los últimos años las estrategias de recursos humanos se han desarrollado en torno a la creación de distintos programas de beneficios, teniendo como pilares más exitoso la comunicación y la flexibilidad.

En materia de comunicación las plataformas integradas y el branding employer marcan tendencia. El Talón de Aquiles no solo esta en generar políticas que susciten interés, sino en comunicarlas bien para que el empleado las perciba. Así las empresas crean una marca empleador y una plataforma interna de comunicación para integrar y potenciar las actividades desarrolladas.


5.Publicado por Luis el 19/09/2011 10:03
El mundo esta cambiando; la famosa era industrial esta muriendo, ahora esta llegando las nuevas formas de distribucion o promocion de productos etcetera. Ya, trabajar bajo un jefe no funsiona por mas vueltas que le busques, eres paon o eres el rey, tu decides. El dinero no es una ciencia, es una formula y muy bien decia Albert Einstein, el que hace lo mismo siempre buscando resultados diferentes solo encontrara la locura.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile