Los empleados ya no quieren riesgos

Después de la crisis, prefieren mantener sus puestos en vez de aspirar a otros empleos


El mundo del trabajo está sufriendo una gran transformación que se vio acelerada por la recesión económica. Un nuevo estudio sobre la fuerza de trabajo global reveló que la seguridad, por encima incluso del crecimiento profesional, es el aspecto más importante para los empleados actualmente, ya que éstos piensan permanecer en sus puestos actuales durante muchos años o, inclusive, durante toda su vida. Si hasta hace poco se hablaba más de una guerra de talentos en la que los trabajadores estarían en constante movimiento, esta investigación recomienda a las compañías prepararse para todo lo contrario. Por Catalina Franco R.



Los empleados ya no quieren riesgos
Es mucho lo que se ha discutido acerca de los efectos de la recesión en el mundo de los negocios y al interior de las empresas en donde las medidas que se tomaron para responder a las dificultades han tenido consecuencias negativas que han empezado a dejarse ver a medida que avanza la recuperación.

Hasta hace poco varios análisis se inclinaban hacia la idea de que lo que venía era una guerra de talento en la que los empleados estrella estarían alerta a nuevas y mejores oportunidades de trabajo para tomarlas una vez aparecieran, y en la que la competencia estaría también pendiente de detectar talento para quedarse con las fichas clave para el negocio.

Pero hay nuevos datos que dejan ver distintos enfoques sobre el presente y futuro del mundo del trabajo. De acuerdo con el 2010 Global Workforce Study (Estudio de la fuerza de trabajo global 2010) de la firma Towers Watson, lo que se está produciendo es una transformación total en el universo laboral que fue impulsada todavía más por la crisis económica y que dejará atrás para siempre el trabajo como lo conocemos hasta hoy.

Según revela este estudio, actualmente los empleados prefieren la seguridad y la estabilidad por encima de todo lo demás, así esto signifique sacrificar el crecimiento y el desarrollo profesional, y la satisfacción laboral. A las empresas que esperaban la guerra por el talento, Towers Watson les aconseja prepararse para tener a sus empleados dentro de ellas por una década o más.

Me quedo donde me siento seguro

En el mundo de la post recesión parece haber quedado un miedo al riesgo, a la inseguridad, al verse sin trabajo de un momento a otro y no tener cómo cumplir las necesidades del día a día y las del futuro. De acuerdo con la investigación, el panorama actual se caracteriza por empleados con menores expectativas, con mayor ansiedad y con grandes deseos de contar con un empleo seguro y estable sobre cualquier otra cosa.

Asimismo, el estudio revela que los empleados tienen un grado de confianza en sus líderes y directivos excesivamente bajo, y que saben que están solos y que son responsables por su salud física y financiera en el largo plazo, pero que dudan de su habilidad a la hora de poder desempeñarse correctamente en este papel.

Max Caldwell, líder de Towers & Rewars en Towers Watson, opina en el comunicado de prensa que “para muchos empleadores la recesión fue la gota que llenó la copa del tradicional ‘acuerdo’ que alguna vez existió entre empleados y empleadores. Las personas no solamente han visto despedidos a compañeros de trabajo, amigos y familiares, sino que saben que están cada vez más solos para todo, desde la asistencia médica, hasta el manejo de sus carreras y la planeación de un retiro seguro. Esto representa un profundo cambio tanto para empleados como para empleadores”.

Y es que todo se ve reflejado en las cifras halladas dentro de la fuerza de trabajo estadounidense: ocho de cada diez participantes de la encuesta afirmaron que quieren establecerse definitivamente en un trabajo; cerca de la mitad dijeron querer trabajar en una misma compañía durante toda su carrera, mientras que el resto hablaron de dos o tres compañías como máximo a lo largo de la vida; más de la mitad esperan pocos cambios en el mercado de trabajo durante el próximo año; y 28% de ellos prevén una mayor deterioro del panorama del empleo.

Lo que se evidencia es una actitud de evitar todo tipo de riesgos laborales y de agarrar con toda la fuerza aquello que represente estabilidad para el presente y el futuro.

Nuevas prioridades

Después de vivir la recesión y de replantearse el futuro es evidente que las prioridades de los trabajadores han cambiado radicalmente. Un ejemplo de ello es que el desarrollo profesional, que ha ocupado un lugar tan alto en la lista, ahora pasó a un segundo plano: 81% de los participantes afirmaron no estar buscando activamente otro trabajo a pesar de que 51% de ellos aseguraron no tener oportunidades de avanzar en sus carreras en sus puestos actuales, y de que 43% expresaron que para tener un trabajo de mayor nivel se verían obligados a dejar su organización y entrar a una nueva.

Como explica Laura Sejen de Towers Watson en el comunicado de prensa, “la recesión ha llevado claramente a muchos empleados a repensar sus prioridades y a enfocarse en un compromiso de largo plazo con sus empleadores a cambio de alguna clase de seguridad laboral –a pesar de los recortes y la eliminación de muchos programas, desde bonos hasta capacitación, tradicionalmente utilizados como herramientas de retención”.

Es muy diciente que 86% de los empleados escogieron la opción de una posición segura y estable como el aspecto más importante para ellos, mientras que 74% eligieron la de niveles sustanciales de compensación.

Por otra parte, un dato sorprendente del estudio fueron los bajos niveles de confianza en los líderes y directivos después de la recesión, y la relevancia que tiene para los empleados encontrarse con jefes de confianza con los que puedan conectarse emocionalmente. Este fue el orden de los aspectos más importantes expresados por los empleados a la hora de lo que quieren ver en los altos directivos: que sean dignos de confianza (79%), que se preocupen por el bienestar de los demás (67%), que fomenten el desarrollo de talento en la organización (56%), que sean altamente visibles para los empleados (42%) y que manejen el desempeño financiero exitosamente (42%).

Se trata de información reveladora y muy importante que debe ser tenida en cuenta tanto por empleados como por empleadores para que juntos enfrenten los nuevos cambios de la mejor manera y den los pasos en la dirección correcta hacia una nueva era del mundo laboral en la que la tecnología, el trabajo flexible y otras condiciones serán las imperen, creando nuevos ambientes y situaciones de trabajo que pueden ser aprovechadas positivamente.



Martes, 27 de Abril 2010
Catalina Franco
Artículo leído 5200 veces





Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Nohaytomate el 27/04/2010 17:06
Lógico. No está el horno pa bollos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.