Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los jóvenes agresivos disfrutan haciendo daño a los demás

Registros neuronales de adolescentes violentos revelan activación del área de la recompensa cerebral ante el sufrimiento ajeno


Los casos de adolescentes que han hecho daño a otras personas invaden los medios de comunicación sin que sepamos muy bien lo que está ocurriendo. Ahora, un estudio realizado por la Universidad de Chicago en el que se utilizó la tecnología fMRI para medir la actividad cerebral de jóvenes violentos, ha revelado que éstos podrían disfrutar realmente con el sufrimiento ajeno. Los científicos esperan con esta investigación comprender mejor un tipo de desorden de conducta que supone que los adolescentes cometan atrocidades hacia otros y, en ocasiones, también hacia ellos mismos. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Activación neuronal ante imágenes de daño intencionado. Fuente: Universidad de Chicago.
Activación neuronal ante imágenes de daño intencionado. Fuente: Universidad de Chicago.
Los comportamientos violentos de las personas jóvenes suelen sacudir las conciencias, por lo inexplicable que parecen. En España, recientemente la Audiencia de Barcelona ha condenado a 17 años de prisión a dos jóvenes que quemaron viva a una indigente en un cajero automático de Barcelona en 2005, mientras que, hace tan sólo unas semanas, nos despertábamos con la noticia del asesinato de una adolescente en Ripollet, a manos de dos menores.

¿Qué mueve a estos jóvenes a realizar tan brutales actos? Al parecer, según señala un estudio reciente realizado por la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, podría ser el placer.

Según reflejaron los registros de imágenes de la actividad cerebral realizados a una serie de menores definidos como “violentos”, mientras éstos veían en una pantalla imágenes de personas sufriendo algún tipo de dolor físico, los jóvenes demasiado agresivos realmente disfrutarían infringiendo daños a otros.

Sufrimiento y recompensa

El director de la investigación, el profesor de psicología y psiquiatría de la Universidad de Chicago, Jean Decety, declaró en un comunicado emitido por dicha universidad: “ésta es la primera vez que las exploraciones de resonancia magnética funcional (fMRI) se utilizan para estudiar situaciones que podrían provocar empatía”.

Por otro lado, señaló Decety, “este trabajo nos ayudará a comprender mejor la forma de trabajar con jóvenes con tendencias agresivas y violentas”.

La tecnología fMRI mide la respuesta hemodinámica relacionada con la actividad neuronal del cerebro, y es una de las más novedosas técnicas de captación de neuroimágenes.

Gracias a ella, los científicos pudieron constatar que los cerebros de los jóvenes violentos mostraban una actividad extra en un área relacionada con la recompensa, cuando éstos veían un vídeo de alguien infringiendo daño a otra persona. Los cerebros de los jóvenes de un grupo de control –jóvenes que no tenían un comportamiento agresivo- no mostraron en cambio esta respuesta ante las mismas imágenes.

En el estudio, los investigadores compararon a ocho chicos de entre 16 y 18 años con desórdenes de comportamiento agresivo con otro grupo de control formado por ocho chicos que no habían dado señales de agresividad. Los adolescentes del primer grupo fueron seleccionados por haber cometido actos violentos como provocar peleas, hacer uso de un arma o cometer robos tras enfrentarse a sus víctimas.

Regiones del placer

Todos los participantes fueron analizados con fMRI mientras observaban vídeos en los que la gente soportaba algún dolor físico, producido por accidente –como cuando algún objeto pesado cae sobre una mano-, o provocado de manera intencionada, como cuando una persona da un pisotón a otra adrede.

Según Decety, “los adolescentes agresivos mostraron una muy fuerte activación específica en las regiones cerebrales de la amígdala cerebral y del cuerpo estriado cuando vieron el dolor infringido a otros, lo que sugiere que habrían disfrutado mirando el sufrimiento ajeno”.

La amígdala es un conjunto de núcleos de neuronas localizadas en los lóbulos temporales del cerebro, cuyo papel principal es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales.

El cuerpo estriado, por su parte, se encuentra en la base del cerebro y en la parte externa de cada uno de sus ventrículos laterales y es un área que responde al sentimiento de gratificación.

Por otro lado, y a diferencia de los jóvenes del grupo de control, en el cerebro de los adolescentes con desórdenes de conducta no se activó el área relacionada con la auto-regulación, situada en la corteza prefrontal media y en la interesección temporoparietal.

Desorden de conducta

Según explican los científicos en el artículo original de esta investigación, aparecido en la revista Biological Psychology bajo el título "Atypical Empathetic Responses in Adolescents with Aggressive Conduct Disorder: A functional MRI Investigation", el desorden de conducta (CD) es un desorden mental grave de niños y adolescentes que se caracteriza por presentar un patrón duradero de violaciones de reglas y de leyes.

Entre sus síntomas se incluyen las agresiones físicas, las mentiras manipuladoras, los robos, las violaciones, las intimidaciones, los ataques a la propiedad o las escapadas de casa.

Los investigadores señalan que este desorden mental es un problema de salud pública de máxima importancia porque los jóvenes que lo desarrollan no sólo pueden dañar seriamente a otros sino que, además, pueden acabar ellos mismos sufriendo depresión, abuso de drogas o muerte por homicidio. Los niños y jóvenes que padecen CD pueden acabar incluso suicidándose

Por otro lado, el CD es el principal precursor del desorden de personalidad antisocial en la etapa de adultos, por lo que existe la imperante necesidad de comprender los procesos biofisiológicos que lo desencadenan.

Empatía innata perdida

Decety es un experto en empatía y neurociencia social internacionalmente reconocido. Ya hablamos de sus trabajos en otro artículo de Tendencias21 en el que, curiosamente, el científico demostró, utilizando la misma técnica de exploración cerebral (la fMRI), que los niños sufren de la igual forma que los adultos por el dolor ajeno, es decir, que al ver a alguien sufriendo dolor físico, presentan las mismas respuestas neuronales que los adultos, y en las mismas áreas cerebrales.

Estos resultados apuntarían, por tanto, a que la empatía tiene un factor innato, que no depende sólo de la educación recibida. Según señaló Decety entonces, la “programación” cerebral para la empatía estaría definida de un modo predeterminado e inamovible en los cerebros de los niños de desarrollo normal.

A dónde va entonces dicha empatía cuando los niños se convierten en jóvenes con CD, y cómo podrían evitarse las atrocidades que presenciamos a manos de quienes deberían ser más inocentes que los adultos, es lo que intentan descubrir los científicos.

Miércoles, 12 de Noviembre 2008
Artículo leído 14280 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Marianne Zappa el 18/11/2008 07:47
Yo ya tenía la sospecha de que esto era así, no existe otra explicación a la violencia por la violencia que el placer.

2.Publicado por Roberta el 06/12/2008 06:38
Nada justifica lo que hacen esos chicos.

3.Publicado por JOSE LUIS MT el 11/12/2008 08:44

BUENO YO ME CONSIDERO JOVEN, PERO NO SOY NADA AGRESIVO Y PARA NADA DISFRUTO VER SUFRIR A LOS DEMAS, ADEMAS, TRATO DE ENTENDER QUE ES LO QUE PENSARAN MUCHAS DE LAS PERSONAS QUE CONOZCO AL HACERLE DAÑO A LOS DEMAS Y CREO QUE TODO ESTO DE LA VIOLENCIA ES UNA REFLEJO DE LO QUE SE VIVE EN SUS HOGARES, CIUDADES, ESTADOS, ETC.
BUENO, EL PUNTO ES QUE LA VIOLENCIA GENERA VIOLENCIA Y SI ALGUIEN SE COMPORTA VIOLENTO POR CUALQUIER COSA SIN IMPORTANCIA CONTRA OTRA PERSONA, ESTA HARA LO MISMO CONTRA OTRA Y ASI SUCESIVAMENTE Y MUCHAS VECES ES SOLO POR ^DINERO^ OSEA ALGO MATERIAL QUE NO VALE LA PENA.
Y QUE PUES DEBEMOS DE REFLEXIONAR MUCHO EN LO QUE SOMOS, ADONDE VAMOS Y QUE LA VIOLENCIA SE PUEDE ELIMINAR DESDE LA RAIZ CONSIDERANDO QUE SI EDUCAMOS A LOS NIÑOS A RESPETAR A LOS DEMAS Y LO QUE LOS RODEA, CRECERAN CON ESOS VALORES Y SEGURAMENTE ELLOS ENSEÑARAN LO MISMO, CLARO, NO ES UN PROCESO CORTO NI FACIL PERO YA DEBERIAMOS DE EMPEZAR A REALIZARLO .
ASI QUE PUES ESA ES UNA OPINION
BUENO GRACIAS POR LA ATENCION.

4.Publicado por anonimo el 18/02/2009 13:32
Esta claro que es un problema de la educación, pero también necesitan una disciplina, estos jóvenes no estan acostumbrados a tener un refuerzo negativo a la hora de hacer estas cosas y por eso siguen adelante, a veces es como el viejo dicho "una hostia a tiempo es un triunfo" y si se les castigara mas contundentemente seguramente (aunque no me refiero a todos los casos) estas cosas se mitigarían bastante

5.Publicado por FRANCISCO Z. LANTOS el 07/05/2011 18:52
19) El comportamiento agresivo, y desobediente de la juventud de nuestro tiempo: Hoy como los hombres de nuestras civilizaciones no tienen una religión sana y viva, sustituyéndola con una materialista “filosofía del mundo y de la vida”, y las mayoritarias de mujeres no quieren ser madres y ama de casa, en este ambiente los niños no deseados, están abandonados a la suerte y sin una educación basada en Amor, y en las escuelas primarias y secundarias sin la asignatura de religión, no es sorprendente que los niños y jóvenes con las libertades que disfrutan y de malas enseñanzas que reciben en calles y de programas de televisión, de películas violencias y pornográficas, no es sorprendente que los niños y jóvenes son mal educados, egoístas, violentos y desobedientes.
Para remediar esta situación tiene que restablecer la vida familiar tradicional con un ambiente alegre, educando sus hijos con Amor pero con disciplina. Logrando establecer esta situación los hijos tendrán la base para sean obedecí entes respetuosos y se comportarán en Amor.


6.Publicado por Beatriz Basenji el 07/05/2011 22:07
La violencia tiene sus orígenes casi siempre, en trastornos de orden neurológico.Por lo general estas conductas aparecen muy temprano, y hay en ese niño/niña una voluntad irreprimible de causar daño a los demás.Está en los padres la responsabilidad de hacer tratar a esa criatura y averiguar las causas por las que se manifiesta de ese modo violento. Conozco familias muy pacíficas y bien avenidas, que tuvieron algun vástago con esas características. Si estos niños no son tratados, en la adolescencia estas inclinaciones van a hacer eclosión,seguramente buscarán amistades de igual índole, y luego las consecuencias pueden ser muy graves. Peores todavía , cuando estos niños nacen en el seno de familias violentas. En estos casos es la escuela, el colegio , quien debe atender con mucho esmero estos casos, que, lamentablemente, si no son tratados van a derivar en el campo de la delincuencia.

7.Publicado por anonimo el 19/11/2011 20:26
JOSE LUIS MT tiene razon en algo no todos somos violentos o eramosen la juventud

8.Publicado por anonimo el 19/11/2011 20:27
JOSE LUIS MT tiene razon en algo no todos somos violentos o eramos en la juventud

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte