Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los pobres tienen mayor capacidad empática que los ricos, revela un estudio

El estatus socioeconómico influye en nuestra habilidad para juzgar las emociones ajenas


Las personas pobres tienen mayor capacidad empática que las personas ricas, revela un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco. Pero esta diferencia entre ricos y pobres no va implícita en cada individuo, señalan los autores de la investigación, sino que viene condicionada por el contexto social en el que éstos viven, y por los desafíos que dicho contexto les impone. Los investigadores tratarán de descubrir ahora de qué manera podría hacerse que los ricos, los que más pueden ayudar, se vuelvan más empáticos. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Foto: Colro. Fuente: Everystockphoto.
Foto: Colro. Fuente: Everystockphoto.
Las personas pobres tienen mayor capacidad empática que las personas ricas, revela un estudio realizado por el psicólogo Michael W. Kraus, de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), que consistió en varios experimentos con individuos con un estatus socioeconómico alto y con individuos de niveles socioeconómicos más bajos.

Según publica la revista LiveScience, estos experimentos demostraron que los individuos bien situados tenían una habilidad menor para juzgar las emociones ajenas que aquellos individuos con un estatus socioeconómico (SES) bajo.

Esta constatación fue realizada tanto con fotografías como en interacciones sociales con personas reales.

Posible causa de la diferencia

Según Kraus, la causa de esta diferencia podría estar en que las personas con bajo nivel de ingresos y un bajo nivel educativo tienen que ser más sensibles a los demás para subsistir.

Kraus afirma que “resulta obvio que la empatía proporciona una mejor capacidad para responder a las amenazas sociales, así como para reaccionar ante las oportunidades que la sociedad ofrece”.

Una investigación previa realizada también por Kraus había demostrado ya que las personas más ricas son menos amables que los individuos más pobres, cuando conversan con extraños. Asimismo, el investigador había constatado anteriormente que los pobres son más generosos que los ricos.

La empatía podría estar en la base de esta última diferencia, asegura el psicólogo: “(los pobres) están más pendientes que los ricos de las necesidades de los demás, y responden a ellas cuando las perciben”.

Experimentos realizados

En la presente investigación, fueron llevados a cabo tres experimentos para establecer la diferencia en el grado de empatía entre ricos y pobres.

En el primero de ellos, Kraus y sus colaboradores se centraron en los aspectos educacionales del estatus socioeconómico. Los científicos reunieron a un total de 200 empleados de universidad que desempeñaban labores diversas, desde oficinistas a educadores o gerentes.

A los voluntarios se les pidieron datos sobre su educación y que identificaran el significado de las expresiones faciales de diversas personas que aparecían en fotografías.

Aquellos individuos que habían estudiado sólo hasta el instituto puntuaron un 7% más alto como media que los voluntarios que tenían estudios universitarios.

En un segundo experimento, los científicos reunieron a 106 estudiantes y los hicieron interactuar entre ellos en entrevistas de trabajo falsas. Posteriormente, se les pidió a los participantes que evaluaran sus propias emociones y las emociones de sus compañeros durante estas entrevistas.

De nuevo, se constató que aquellos individuos con un nivel socioeconómico más alto en la escala establecida puntuaron peor en la evaluación de las emociones de sus compañeros.

Según Kraus, estas diferencias se mantuvieron independientemente del sexo y del origen étnico de los participantes: “realmente se constató que los individuos de las clases más bajas mostraban una mayor empatía”, afirma el investigador.

Michael W. Kraus. Fuente: UCSF.
Michael W. Kraus. Fuente: UCSF.
¿Qué influye en qué?

La cuestión surgida a partir de estos descubrimientos sería la siguiente: ¿influye la empatía en la riqueza o sucede justo lo contrario?

Para tratar de descubrirlo, los investigadores reunieron a 81 estudiantes.

En esta ocasión, pidieron a una parte de los voluntarios que visualizaran a un individuo extraordinariamente rico, como Bill Gates (cofundador de Microsoft que, según la revista Forbes, es el segundo hombre más rico del mundo, con una fortuna de 53 mil millones de dólares) y que, después, se situaran a sí mismos en una escala de riqueza en la que Gates era el punto máximo.

Teniendo a Gates como referencia, los estudiantes se situaron más abajo en la escala socioeconómica de lo que lo habrían hecho de otra manera, explican los investigadores.

A otra parte de los estudiantes se les pidió que imaginaran a alguien completamente necesitado. Cuando se les preguntó en qué lugar de la escala socioeconómica se situarían, este grupo de voluntarios se colocó en una posición relativamente alta.

A continuación, les fueron mostradas a los 81 estudiantes 36 fotografías que mostraban, en primer plano, los ojos de diversas personas, y se les pidió que juzgaran las emociones que reflejaban las miradas.

Se constató que los voluntarios condicionados para que se vieran a sí mismos como pertenecientes a una clase más baja puntuaron un 6% mejor que los estudiantes condicionados para que se consideraran más pudientes.

Empatía condicionada

Según declaraciones de Kraus recogidas en un comunicado emitido por la la Association for Psychological Science de Estados Unidos, estos resultados demuestran que las diferencias en el grado de empatía “no están arraigadas en los individuos” sino que dependen “del contexto cultural, que es lo que propicia dichas diferencias”.

Sería el “contexto social en el que una persona vive, y los desafíos específicos a los que cada persona se enfrenta” lo que condicionaría la capacidad empática. “Si podemos cambiar dicho contexto, aunque sólo sea temporalmente, las diferencias entre las clases sociales, en cierto número de comportamientos, podrían eliminarse”, concluye el investigador.

Kraus y sus colaboradores están interesados ahora en encontrar de qué forma se podría influir en los niveles de empatía de la gente.

Según Kraus “ser empático es uno de los primeros pasos para ayudar a los demás. Una de las cosas que realmente nos interesa es qué puede hacer que las personas ricas, aquéllas con la mayor capacidad de dar, se vuelvan empáticas”.

Los resultados del presente estudio han aparecido publicados detalladamente en la revista Psichologycal Science que publica la Association for Psychological Science. Anteriormente, habíamos hablado de otra investigación de Kraus en Tendencias21, en la que el psicólogo demostró que el lenguaje corporal expresa nuestro estatus socioeconómico.

Miércoles, 24 de Noviembre 2010
Artículo leído 10996 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Beatriz Basenji el 25/11/2010 01:50
No se puede generalizar. Pero si hacemos un recorrido por las vidas de personas consideradas ricas - económicamente hablando - bien podriamos reunir un anecdotario sumamente interesante. Desde las ricas señoras que en el siglo pasado reservaban un panecillo para cada una de sus criadas, hasta los terratenientes de la alta sociedad argentina que brindaban al señor de la casa un biftec, y a sus convidados un cuarto del mismo, y además bromeaban acerca de ello, hasta un joven lord inglés que contó en sus memorias cómo su tutor le hacía pasar soberana hambre, pero eso sí, le daba a beber láudano para calmarle los dolores estomacales. No podria asegurar que es el contexto cultural quien propicia las diferencias. En todo caso el contexto cultural lo empeora, porque los tres casos que he citado pertenecen a personas de las altas clases sociales , también culturales.

2.Publicado por Antonio Salguero (NeuronaCalva) el 29/11/2010 00:24
___Es interesante el estudio del Dr Krauss, pero el tema de la empatía es una cuestión evolutiva, no desde la evolución del cuerpo, sino desde la psique.
___De hecho, el tema, más que ser una cuestión meramente cultural (si bien ésta influye sin dudas), la cuestión es algo que está relacionado con el uso o no uso de las redes neuronales que improntan en nuestro cerebro, determinados conocimientos y modos de conducta. Los individuos que en verdad son capaces de "pensar", saben interpretar de buen modo la realidad social.
___Para contrastar el estudio aquí presentado, podemos decir que, por ejemplo hablo de Argentina, en las clases sociales menos pudientes, es decir, aquellos individuos que casi no acceden a la educación, ni a buena alimentación cuando pequeños (cerebros en crisis), los marginados del sistema, los sin trabajo, etc, etc, a la hora de subsistir, no son empáticos en absoluto con aquellos a quienes roban, violan o maltratan, pues no sólo les roban y demás, sino que matan a sus víctimas sin necesidad. Eso demuestra que los pobres, en uso del llamado "Darwinismo social de las clases bajas", pueden ser menos empáticos que ningun otro individuo de la sociedad.
___En cambio, los individuos de buena vida, educación y cultura, suelen más bien, tener rasgos egoístas a la hora de relacionarse e integrarse con los demás, y dado que ellos, también son víctimas, pero de otro tipo de "Darwinismo social, el tecno-económico", pues suelen no ser empáticos dado que "los otros diferentes", no figuran en la lista de individuos de "su clase", o sea, que los ignoran por completo.
___Las estructuras mentales juegan un papel importante en esto de las causas de la empatía. La psique está "cuasi determinada" al momento de nacer un individuo, pero nada tiene que ver con los genes ni la herencia. De allí las diferentes Inteligencias Mültiples que detalla el Dr Gardner.
___Es cierto también, que cuando "el sistema", en cualquiera de sus formas, menoscaba la dignidad humana a puntos extremos, la empatía psíquica y el pensamiento, son los bienes menos preciados.
___Mi cordial saludo.
---fin

3.Publicado por Lord_man el 01/12/2010 01:30
La psicología no es ciencia, a partir de aquí queda todo dicho.

4.Publicado por Alberto el 05/12/2010 07:25
@Antonio Salguero (NeuronaCalva)

Aún no conocemos las leyes del determinismo para hablar de "darwinismo social", el darwinismo es una teoría creada para explicar el origen de la vida pero que ha sido hecha religión desde los pensadores ateos hasta el ciudadano de a pie. En este estudio se hablan de ricos y pobres y quién es más empático pero se olvidan los microgrupos humanos dentro de cada clase social. Así tenemos a un escritor acomodado como Kafka que afirmaba enfermarse del corazón cada vez que veía a un pobre o a un Loyola que con toda la buena familia se despojo de su patrimonio para vivir el cristianismo como él creía que debía ser vivido.

Personalmente las clases antagónicas son psicológicamente similares. Tanto los ricos como los pobres "del montón" desarrollan características psicopáticas para adaptarse a sus propias capacidades. Ambos tipos desarrollan (porque no han podido o han tenido la suerte de desarrollar otros) los chakras inferiores hablando en terminos hinduistas, es decir que no es raro encontrar pobres más materialistas que ricos. Sin embargo entre ricos y pobres está la clase media que a mi parecer es el grupo humano donde más abundan los "empáticos"

5.Publicado por AgaterNioveznes el 29/12/2010 18:50
Generalmente también los humanos quieren ser más estimulados que instruidos y recien cuando aprenden a conocer a los hombres aprenden a conocer así mismo.
En el corazón del humano avanzado está donde se practica la virtud y el del necio donde se festeja la vanidad.
El humano que es exacto apreciador de los hombres y de las cosas, no atenderá más que al mérito personal, sean cuales fueren el rango, el estado y la fortuna.
Que lo más valioso no es lo que tienes en tu vida, sino a QUIEN tienes en tu vida.

6.Publicado por AgaterNioveznes el 29/12/2010 19:17
Twitter
Habilidad para juzgar las emociones ajenas:
Que se aburren de ser niños, apurados por crecer y luego suspiramos por ser niños.
Que primero perdemos la salud para tener dinero y acto seguido, perdemos el dinero para recuperar la salud y lo placentero.
Que viven como si no fueran a morir y se mueren como si no hubieran vivido.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte