Los programas de bienestar contribuyen al ahorro empresarial

Con el tiempo, producen cambios de comportamiento en los trabajadores y una reducción de los gastos en salud de las organizaciones


Un nuevo estudio realizado durante cinco años entre más de trescientos mil participantes ha revelado que los programas de bienestar basados en incentivos producen cambios en el comportamiento de los trabajadores. Después de cierto tiempo, estos cambios empiezan a mostrar resultados, como la mejoría en la salud de los empleados y la reducción en el gasto por problemas de salud de las empresas. Por Catalina Franco R.



Imagen de Ivan Hafizov. PhotoXpress.
Imagen de Ivan Hafizov. PhotoXpress.
La buena salud de los empleados de una compañía repercute en la buena salud de la propia organización, debido a que los trabajadores pueden asistir al trabajo, tienen fuerzas para desempeñar sus labores y se sienten mejor física y mentalmente, lo que, en consecuencia, los hará dar más de sí mismos y producir mejores resultados.

Por esto y por los gastos en planes de salud, las empresas deben preocuparse por el bienestar, las costumbres y los estilos de vida de sus empleados, ya que todo ello tiene que ver con la salud de cada uno de ellos y, también, con el día a día de la organización y, por lo tanto, con los resultados de los negocios a nivel global.

Discovery Vitality ha realizado un estudio de cinco años de duración, del que se hace eco WorldatoWork, entre más de trescientas mil participantes en un enorme programa mundial de mejoramiento de la salud basado en incentivos.

Los resultados de esta investigación han revelado que los programas de bienestar que utilizan incentivos positivos pueden producir cambios en el comportamiento de los empleados. Con el tiempo, estos cambios están relacionados con la mejoría de la salud de los empleados y la reducción de los gastos en salud de las empresas. El estudio fue publicado en la edición de mayo – junio del American Journal of Health Promotion.

Mejor salud, menos gastos para las empresas

El estudio de Discovery Vitality analizó los cambios que, durante esos cinco años, se produjeron en la participación de los miembros del programa en actividades físicas, así como el efecto que produjo en las visitas al hospital. Se descubrieron así cambios significativos que evidencian la incidencia positiva de los incentivos del programa en la salud de los empleados.

Por ejemplo, la investigación reveló que se dio un aumento de casi el 23% en el porcentaje de miembros del programa que asistieron al gimnasio una o más veces por semana y que, con el tiempo, el porcentaje de miembros que se inscribieron al gimnasio pero permanecieron inactivos disminuyó en un 8%. Además, se presentó un aumento en el porcentaje de miembros clasificados como mediana o altamente comprometidos con las actividades físicas.

Por otra parte, el estudio reveló que los miembros que constantemente mantuvieron o aumentaron su compromiso con las actividades físicas tuvieron los mejores resultados relacionados con la hospitalización y con sus costos: los costos de hospitalización fueron un 6% menores en aquellos miembros que eran inactivos y se volvieron activos, y un 16% más bajos en aquéllos que permanecieron activos durante el estudio, en comparación con los que permanecieron inactivos.

Además, el estudio descubrió una relación de dosis-respuesta, según la cual una mayor frecuencia en las visitas al gimnasio pudo relacionarse con una menor probabilidad de hospitalización: dos visitas adicionales al gimnasio a la semana reducen la posibilidad de una hospitalización en un 13%.

Las empresas pueden mejorar la salud de sus empleados

Las cifras del estudio no sólo recuerdan las repercusiones de la actividad física en la salud, sino que muestran una reveladora e importante relación entre la actividad física, la disminución de las probabilidades de ser hospitalizado y, por ende, la reducción de los costos de salud de las empresas que tomen la iniciativa para crear programas de bienestar que incentiven a sus empleados a comprometerse con actividades físicas que les ayuden a mejorar su salud.

Como afirma Ken Thorpe, profesor de Robert W. Woodruff y director del Departamento de Políticas y Gerencia de la Salud en la Universidad de Emory en WorldatoWork: “Estos hallazgos son importantes para los contratantes ya que buscan maneras de reducir los gastos en el cuidado de la salud y de mejorar la salud de su empleados”.

Se trata de un estudio revelador que, de ser tenido en cuenta y sus resultados considerados en las estrategias de las compañías, podría producir transformaciones importantes en los ámbitos de la salud y de gastos del cuidado de la salud de muchas organizaciones.



Martes, 17 de Mayo 2011
Artículo leído 34500 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.