Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los recortes de personal no preocupan a los directivos

Su principal obsesión es una posible inspección fiscal, según una encuesta realizada en el Reino Unido


El 31% de los empleados ingleses teme ser despedido en la actualidad, a pesar de los indicios de recuperación económica. Pero esta eventualidad no preocupa a los directivos, ya que al 95% de ellos no les inquieta aplicar recortes de personal en su empresa. La principal obsesión de los directivos es una inspección fiscal, seguida del estrés de los empleados y el impacto del trabajo en la salud. Son los resultados de una encuesta de Abbey Legal Protection. Por Catalina Franco R.



Imagen de weim. PhotoXpress.
Imagen de weim. PhotoXpress.
El tema de los recortes de personal que desencadenó la crisis económica parecería ya pasado de moda. Pero, al parecer, se trata de un asunto más vigente de lo que se podría pensar, ya que empresas de todo el mundo continúan enfrentándose a situaciones difíciles que las obligan a recortar su personal como una medida de control de presupuesto.

Y los líderes parecen manejar la situación como algo normal, sin preocuparse más de la cuenta. Eso es lo que afirma una reciente encuesta de Abbey Legal Protection según la cual 36% de los de los altos directivos y 42% de los ejecutivos sin responsabilidades administrativas se sienten preocupados por los posibles despidos, lo que pone de manifiesto una incertidumbre laboral que persiste en la actualidad, a pesar de todo lo que se ha hablado sobre recuperación.

Como explica Richard Candy, director de Abbey Legal Protection, “Aunque el ambiente económico general parece ser más positivo de lo que fue en esta misma época del año pasado, el asunto de los despidos continúa claramente en las mentes de los empleados, y es un asunto que los preocupa muy frecuentemente. Los directores ejecutivos pueden no estar preocupados por sus propias posiciones directivas, pero deberían ser conscientes del sentimiento general que experimenta su fuerza de trabajo”.

No les preocupa

Las declaraciones de Candy sobre la consciencia de los directores ejecutivos del sentimiento de sus trabajadores tienen que ver con un dato revelador que presenta el estudio y es que, a pesar de que 31% de los empleados ingleses se sienten preocupados porque creen que pueden ser despedidos en medio de los recortes, sólo 5% de los directores ejecutivos se preocupan por tener que disminuir el número de trabajadores en sus compañías.

Al parecer, los directores ejecutivos manejan las consecuencias de la crisis, buscan las medidas para llevar a cabo los despidos necesarios, pero sin que esto se convierta en una preocupación importante y sin sentirse mal ni frustrados por tener que prescindir de los servicios de números crecientes de sus empleados.

Y es que, de acuerdo con Andrew Hawes, director y cofundador de la consultora especial Newton, “Los recortes, los cambios de impuestos y otras cosas así son vistas como inevitables y no tan injustas realmente, y, por esa razón, no es un asunto de tanta importancia para los negocios”.

Llama la atención que 29% de los directores ejecutivos manifestaron no tener ninguna preocupación relacionada con el trabajo, mientras que la mayor preocupación (12%) es una posible investigación fiscal por parte de la Hacienda británica, seguida del estrés de los empleados y el impacto en la salud (11%).

Las medidas necesarias

Según Hawes, la actitud de los directores ejecutivos se debe a que están enfrentando las presiones económicas de una manera pragmática, siendo conscientes de que tienen despidos por delante, pero asumiéndolos como que los tiempos difíciles requieren de medidas adecuadas.

Parte del problema actual es que, debido a todo lo que se ha hablado sobre la recuperación económica, muchos empleados creyeron que tanto sus puestos de trabajo como sus empresas se habían salvado de la crisis, por lo cual ahora existe confusión entre lo que dicen los directores ejecutivos y lo que hacen para enfrentar las presiones que tienen las compañías.

Candy lo explica así: “Sería equivocado por parte de los directivos el darles a sus empleados una falsa sensación de seguridad haciendo como si el mercado hubiera vuelto a la normalidad y como si el despido no fuera una posibilidad en ese lugar de trabajo. Al mismo tiempo, sin embargo, el tema no debería ser una preocupación constante que afecte el desempeño de los empleados. El despido todavía es una amenaza real en el ambiente económico actual y si los negocios se ven forzados a recortar costos a través de una reducción del personal, entonces es fundamental que cumplan sus obligaciones como empleadores y que sigan los procedimientos correctos con el fin de evitar posibles reclamaciones legales enormes”.



Lunes, 18 de Octubre 2010
Catalina Franco
Artículo leído 3083 veces





Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile