Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Los teletrabajadores son más productivos que los empleados de oficina

Sin embargo, algunas empresas prefieren suprimir esta modalidad por considerarla poco motivadora


Las grandes empresas ponen en entredicho las ventajas del teletrabajo, al que se supone de poca rentabilidad y menor productividad. Sin embargo, estudios recientes señalan que los teletrabajadores pueden llegar a ser hasta un 13% más productivos que las personas que trabajan en la oficina. La polémica está servida, mientras las estadísticas siguen mostrando un incremento de ésta forma de emplear personal. Por Iván Abreu Anaya.



Es lógico imaginar que quienes trabajan desde casa están sometidos a muchos más factores externos que distraen su atención del deber laboral. Sin embargo, no deja de ser rentable para las grandes empresas, y según avalan los estudios, incluso más productivo.

En la actualidad, el factor rentabilidad es puesto en entredicho por grandes líderes que notan como la productividad de los teletrabajadores disminuye, en comparación con los empleos presenciales.

Recientemente uno de los líderes de la empresa Google, Patrick Prichette aseguró en una entrevista al The Sydney Morning Herald que su empresa intentaba contar lo menos posible con teletrabajadores.

"Es una opinión contradictoria, tratándose de mí que promoví el hecho de que los negocios por email estuviesen universalmente disponibles y alenté a adoptar Google Apps (aplicaciones de Google) para que los empleados pudieran trabajar en cualquier momento y desde cualquier lugar. Sin embargo, a mi criterio trabajar en la oficina es muy importante", afirmó Pichette.

El digital especializado Management-Issues se hace eco de esta opinión y pone sobre la mesa el debate: ¿es o no rentable y productivo el teletrabajo? Según estudios realizados, en realidad son más productivos los teletrabajadores que aquellos que tienen empleos presenciales.

No es para todos

Para los expertos en recursos humanos y grandes líderes, es esencial la interacción de los empleados con el resto del personal, hecho que se suprime con el teletrabajo.

Prichette, por ejemplo, considera que el trabajo a distancia puede ser en determinados puestos de trabajo una necesidad pero que debe ser un hecho previamente estudiado, ya que algunas culturas con otro tipo de organización y personalidad se precisa la interacción social para asegurar la productividad.

Para el experto, no a todas las tareas se puede aplicar esta modalidad. Hay empleos específicos que necesitan un personal en la oficina y a un supervisor que verifique los estándares de calidad del producto.

Sin embargo, aparentemente contrario a las opiniones de Prichette, el porcentaje de personas que trabajan desde casa continúa en aumento. En los Estados Unidos, por ejemplo, se estima que alrededor del 10% de la fuerza laboral trabaja a distancia, abarata costes y la crisis parece ser un factor que incrementa éstas estadísticas.

Un estudio reciente de una empresa china que funciona como centro de llamadas (teleoperadores) demostró que cuando dos grupos de empleados se compararon durante un periodo de nueve meses, (una oficina tradicional que fusionaba con empleados a distancia y otra que no utilizaba ésta modalidad), el grupo con teletrabajadores, era mucho más productivo. De hecho, eran un 13% más productivos.

Sin embargo, los autores señalan que "el trabajo de un empleado de un centro de llamadas es especialmente adecuado para el teletrabajo. No requiere trabajo en equipo, ni presencial, ni tiempo de cara a cara. La cantidad y calidad del desempeño pueden ser fácilmente cuantificados y evaluados. La relación entre el esfuerzo y el rendimiento es directa. Estas condiciones se aplican a una amplia gama de puestos de trabajo de servicios, tales como ventas, soporte y asistencia secretarial, pero no a todos los campos".

Es rechazado por temor a la exclusión

Es evidente que el trabajo a distancia o desde casa es también muy cómodo para los empleados. Sin embargo, no es menos cierto que la poca interacción con superiores y compañeros de trabajo convierten al teletrabajador en una persona poco competitiva e incluso con menos posibilidades de demostrar sus cualidades.

Por lo cual, estos empleados parecen tener menos probabilidades de conseguir un futuro ascenso dentro de la empresa. Al mantenerse a distancia, cualidades de un empleado para gerenciar, por ejemplo, no pueden ser observadas por su superior.

En el ejemplo chino, los resultados del experimento fueron tan exitosos (para la empresa), que se decidió ofrecer a todos sus empleados del centro de llamadas la posibilidad de elegir si trabajar desde casa o trabajar en la oficina de forma permanente (todos los empleados habían originalmente experimentado el trabajo desde casa, como voluntarios para el estudio).

Sin embargo, sorprendentemente, más de la mitad de todos los empleados pronto cambiaron de opinión, quiénes pensaron que trabajar desde casa era la mejor opción volvieron a la oficina, lo que indica el grado de reconocimiento de los empleados sobre sus calificaciones personales para trabajar desde casa.

En particular, dos tercios del grupo de control decidió quedarse en la oficina, citando preocupaciones sobre la soledad del trabajo a domicilio y menores tasas de promoción o ascenso.



Lunes, 25 de Febrero 2013
Artículo leído 6168 veces





Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Felipe el 22/12/2013 03:59
Buenas.

Me encantaría dar mi testimonio como reciente teletrabajador, creo que organizarse es muy muy importante, y sobre todo las primeras semanas tener el trabajo al detalle, luego te puedes relajar un poco (nótese que digo "un poco") pero la impresión que dejamos al principio sobre todo es crucial para ganarnos la confianza. Luego cumpliremos igualmente pero podremos respirar más cómodos.

Saludos!

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile