Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Machos de viuda negra destruyen hogares por rivalidad sexual

Destrozan las telarañas para proteger a las hembras de los acosadores, revela un estudio


Los machos de las arañas viuda negra destruyen grandes secciones de las telarañas de sus parejas sexuales una vez han copulado con éstas, un comportamiento cuya causa hasta ahora se desconocía. Un estudio reciente ha desvelado que el destrozo se debe al deseo de evitar que otros machos, atraídos por las feromonas presentes en dichas telarañas, se acerquen a las hembras ya fecundadas.





El macho de las arañas viuda negra destruye grandes secciones de las telas de araña de las hembras para luego cubrirlas con su propia seda.

Un nuevo estudio, realizado por científicos de la Universidad Simon Fraser de Canadá y publicado  en la revista Animal Behaviour, muestra que esta conducta destructiva detiene a los rivales sexuales, al hacer la tela de araña menos atractiva para otros machos. Por tanto, tiene el efecto de proteger a las hembras de los acosadores, lo que les permite continuar con la crianza.

La viuda negra occidental ‘Latrodectus  hesperuses originaria del oeste de Norte América. Las hembras de esta especie miden unos 15 milímetros y son negras  con una distintiva marca roja con forma de reloj de arena en el abdomen. 

El macho, más pequeño y con un color tostado, tiene el abdomen a rayas. Las arañas viuda negra construyen telas de araña que usan para la comunicación, mediante vibraciones y feromonas.

El lenguaje de las feromonas

“Las feromonas de la seda que la hembra produce, son como anuncios personales” explica Catherine Scott, principal autora de la investigación, en un comunicado divulgado por Elsevier.

Así, “el olor de una feromona puede indicar a un macho la edad de la hembra, su historial de apareamientos e incluso su nivel de hambre. Estos complejos mensajes son solo una parte del sistema comunicativo de las arañas viuda negra, y la reducción de las telarañas es una conducta fascinante que permite al macho interferir en las señales que la hembra envía”.

La competición por las hembras en esta especie es feroz: alrededor de 40 pretendientes pueden rondar y alcanzar la tela de araña femenina en una sola noche. Por eso, los machos han desarrollado sistemas para defenderse de esta competencia, como custodiar a las hembras o tácticas para obstaculizar sus apareamientos.

Este nuevo trabajo muestra por primera vez el sentido de la destrucción de las telas de araña femeninas: volverlas menos atractivas para otros pretendientes.

Varias telarañas de prueba

Para averiguar este punto, los investigadores propiciaron que arañas viuda negra de sexo femenino fabricaran telas de araña en jaulas, y luego las llevaron a una playa de Vancouver donde pusieron a las arañas en libertad.

Dentro de las jaulas había tres tipos de telas de araña: intactas, con la mitad de la seda cortada y rodeadas por seda masculina, y telas que habían sido cortadas con tijeras por la mitad.

El objetivo era ver si la eliminación de  la mitad de la telaraña cargada de feromonas las hacía menos atractivas y si en esto jugaba algún papel la seda masculina.

Resultados obtenidos

Los resultados mostraron que las telas de araña femeninas eran extremadamente atractivas ya que, en las primeras seis horas, a las redes intactas llegaron hasta 10 machos.

Las telas en parte destruidas y rodeadas por seda masculina, en cambio, resultaron menos atractivas y, por tanto, supusieron una menor competencia para el macho dominante. Por último, las telas que los investigadores destruyeron resultaron ser tan atractivas como las telas de araña intactas.

“Lo que los machos  hacen destruyendo  o simplificando una parte de la red es mucho más eficaz que la simple destrucción de la tela de araña  por la mitad” explica Scott.  “Es posible que las feromonas femeninas se concentren en áreas concretas de la tela de araña y que los machos agrupen estas secciones para, a posteriori, liberar su seda con sus propias feromonas. No hemos encontrado pruebas que hagan valer esta teoría, pero es algo que queremos investigar más a fondo”.

Las arañas hembra están de acuerdo

Por extraño que parezca, las hembras de viuda negra toleran bien la destrucción de su hogares por parte de los machos. “Se cree que podría ser porque este comportamiento les resulta beneficioso”, alegan los investigadores.

Las hembra de esta especie solo necesita aparearse una vez para conseguir fertilizar todos sus huevos, y una red intacta seguirá emitiendo feromonas y por tanto, dará lugar a más apareamientos.  La reducción de la tela de araña puede, por tanto, liberarlas de los acosadores.

“El cortejo de las arañas viuda negra dura horas, así que varios machos pueden llegar a la tela de araña femenina antes de la cópula”, afirma Scott. Al reducir la tela, el macho (que logra copular con la hembra) reduce las posibilidades de competencia y, a la misma vez, le está haciendo un favor a su compañera. 

Referencia bibliográfica:

Catherine Scott, Devin Kirk, Sean McCann, Gerhard Gries. Web reduction by courting male black widows renders pheromone-emitting females' webs less attractive to rival males. Animal Behaviour (2015). DOI: 10.1016/j.anbehav.2015.06.009.
 


Viernes, 17 de Julio 2015
Elsevier/T21
Artículo leído 2070 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >