Tendencias 21
Universidad Comillas




Muere el creador de la Fundación Templeton

Sir John Templeton creía que la ciencia del S. XXI ayudará a entender a Dios


Sir John Templeton falleció la semana pasada, a la edad de 95 años, como consecuencia de una neumonía. Atrás ha dejado una larga vida dedicada a los negocios y a la filantropía. El Premio John Templeton (destinado a los investigadores en las realidades espirituales), que es el premio más cuantioso del mundo, y la Fundación que lleva su nombre, desde la que se ayuda a científicos y pensadores de todo tipo de disciplinas, son sus principales legados. La finalidad de todo este esfuerzo: resolver las grandes cuestiones de la vida. Para Templeton, poco se podía saber de Dios a partir de la Biblia, pero la ciencia del siglo XXI podría revitalizar este conocimiento. Por Yaiza Martínez.



John Templeton. Fuente: Fundación John Templeton.
John Templeton. Fuente: Fundación John Templeton.
La Fundación John Templeton anunciaba recientemente la muerte, el pasado ocho de julio, de Sir John Marks Templeton, creador de dicha fundación.

Afectado de una neumonía, el señor Templeton falleció a la edad de 95 años, tras dedicar, durante las últimas décadas, su fortuna a la Fundación John Templeton, creada para tratar de resolver las “Grandes Cuestiones” de la ciencia, la religión y el sentido de la existencia humana.

John Templeton fue un gran hombre de negocios, pionero en inversiones financieras, que al mismo tiempo mostró siempre un gran interés por el conocimiento. De hecho, el lema que creó para su fundación fue “Qué poco sabemos, qué gran deseo de aprender”.

Nacido en Tenessee, amasó una enorme fortuna y donó cientos de millones de dólares al fomento de la comprensión de lo que él llamaba las “realidades espirituales”.

Premio Templeton

Su carrera comenzó en Wall Street, en el año 1937, y lo llevó a crear uno de los mayores y más exitosos fondos de inversión internacionales. Llegó a ser uno de los hombres más ricos del mundo, y fue nombrado caballero por la Reina Isabel II de Inglaterra en 1987, por sus abundantes obras filantrópicas.

En 1972 creó el Premio Templeton, que es el premio con la dotación más cuantiosa del mundo, de los concedidos a un solo individuo. Hoy por hoy asciende a un millón de euros, y va destinado a reconocer logros ejemplares alcanzados por investigaciones o trabajos relacionados con la dimensión espiritual de la vida.

Según publica el New York Times, a lo largo de su historia, John Templeton invirtió asimismo gran parte de su fortuna en pensadores e innovadores espirituales, como la Madre Teresa, el predicador evangélico Billy Graham, el escritor soviético Aleksandr I. Solzhenitsyn, el físico Freeman Dyson, o el filósofo Charles Taylor.

En 1987, creó la Fundación John Templeton, situada en West Conshohocken, Pennsylvania, y dedicada a servir como “catalizador filantrópico” de nuevos descubrimientos en áreas relacionadas con las grandes preguntas: desde las leyes de la naturaleza y del universo, hasta la naturaleza del amor, la gratitud, el perdón o la creatividad, explica la web de la Fundación.

Hacer ciencia de temas religiosos

Inevitablemente, el altruismo de John Templeton generó siempre controversia. Los críticos señalaban que sus “realidades espirituales” suponían de por sí una contradicción, dada la supuesta incompatibilidad entre ciencia y dios.

Para muchos, la idea de “progreso” en la religión resultaba extraña, al igual que la cesión de ayudas para “descubrimientos” en este campo. Pero John Templeton no se rindió y su Fundación se dedicó a promover la aplicación de la metodología científica al estudio de temas religiosos.

La física teórica, la biología evolutiva y las ciencias cognitivas se aplicaron a este objetivo. Así, por ejemplo, la Fundación promovió un estudio de coste multimillonario acerca del perdón o un estudio de dos años de duración destinado a demostrar el efecto de la oración en 600 pacientes que habían sido sometidos a cirugía.

Y, aunque los críticos siguieron manteniendo que la reconciliación entre ciencia y religión no era posible, y que estos estudios eran ingenuos y estaban motivados sólo por el deseo de situar a las creencias religiosas al mismo nivel que el conocimiento científico, otros pensadores defendieron la intención de la fundación, señalando que la ciencia no debía tener el monopolio sobre la verdad, y que ciencia y religión podían cooperar de manera productiva.

Una mina de oro

John Templeton dedicó una gran parte de su fortuna a la Fundación John Templeton, que actualmente cuenta con una donación de aproximadamente mil millones de euros, y que destina cerca de 45 millones anuales a premios.

La mayor parte de las aportaciones económicas de dicha fundación van a la investigación científica de importantes universidades, en campos como la física teórica, la cosmología y las ciencias sociales, así como en estudios relacionados con el amor, el perdón, la creatividad, y la naturaleza y el origen de las creencias religiosas.

La Fundación también apoya y fomenta el diálogo abierto e informado entre científicos y teólogos para encontrar respuestas a esas grandes cuestiones que preocupaban al hombre de negocios, desde los diversos campos de investigación.

Templeton, que fue presbiteriano, señalaba que se podía conocer relativamente poco de Dios a través de las escrituras y de la teología actual, pero que “las revelaciones científicas podrían convertirse en una mina de oro para la revitalización de la religión en el siglo XXI”.



Jueves, 17 de Julio 2008
Visitas de este artículo: 6664



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >








Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico


Artículos más destacados en TR