Tendencias 21
Coddii




Nace Magrathea, el primer motor de búsqueda en 3D del sistema solar

Ideado por estudiantes franceses de ingeniería informática, reproduce la topografía de remotos planetas


Un motor de búsqueda sobre el sistema solar que ofrece resultados en 3D ha sido desarrollado por estudiantes franceses de ingeniería informática, que han reconstruido planetas y estrellas a partir de información topográfica real de la Tierra, la Luna, Marte o Venus. El sistema no tiene la misma resolución que las fotos de nuestro planeta, pero imita un viaje interplanetario. Se presenta esta semana en París. Por Vanessa Marsh.




La Tierra vista desde la Luna por Magrathea.
La Tierra vista desde la Luna por Magrathea.
La Tierra vista desde la Luna por Magrathea.
La Tierra vista desde la Luna por Magrathea.
Un motor de búsqueda en 3D concebido para explorar el sistema solar ha sido desarrollado por seis estudiantes de la escuela de informática Epitech. El sistema imita el Google Earth y el MSN Virtual Earth y es capaz de reproducir totalmente la superficie y relieves de la Tierra, de la Luna e incluso de Marte, merced a a la integración de datos topográficos reales de estos cuerpos celestes.

El motor 3D de este sistema, que se llama Magrathea, permite al usuario desplazarse rápidamente a través del Universo y se presenta esta semana en el Mundial de la simulación que se desarrolla en el Museo del Aire de París.

Los artífices de este proyecto se proponen utilizar simuladores aeroespaciales para mejorar los efectos, de tal forma que un usuario pueda tener la sensación de estar situándose en órbita dentro de una nave espacial. La representación se completa con programas de localización geográfica y mundos virtuales persistentes.

Tal como se explica en el Dossier de este proyecto, Magrathea es un motor gráfico que permite visualizar en 3D y en tiempo real sistemas solares completos, en los que cada planeta está compuesto de un terreno, una atmósfera y sus particulares condiciones climáticas.

El terreno de cada planeta está construido a partir de datos topográficos reales, pudiendo el sistema reproducir la totalidad de la Tierra, de la Luna o de Marte. Los detalles de cada escenario se generan en tiempo real y se han construido a partir de fotos de satélites. Diferentes fotos de cada nivel permiten una apreciación diferenciada de la aproximación.

Atmósfera realista

Cada planeta posee una atmósfera realista que puede ser vista tanto desde su órbita como desde su interior, como si estuviéramos visitándolo. La visión se puede definir de tal forma que es posible cambiar el color de la atmósfera de la Tierra o de Marte para darle mayor realismo.

Los planetas que giran en torno a un sol o alrededor de sí mismos, se aprecian con los correspondientes ciclos y los tiempos soleados y nubosos se alternan para simular los fenómenos naturales de cada uno de ellos.

El proyecto se desarrolla desde hace cuatro meses en el marco del programa de fin de carrera de ingeniería informática Epitech, si bien no tiene la resolución de los sistemas equivalentes sobre la Tierra, de los que la información disponible es mucho más precisa.

Por ello Magrathea es un proyecto inacabado que está abierto a contribuciones de otros técnicos. Soportado mediante el sistema open-source, pretende crear una comunidad en torno a sus artífices: han creado un wiki y una página de desarrollo del proyecto que puede ser compartida por otros internautas.

Magrathea está destinado a la visualización para simuladores aeronáuticos y espaciales, así como para ser utilizados por programas de localización del estilo Google Earth y se cree que será útil para diferentes colectivos profesionales, así como para la industria de los videojuegos.

Celestia, un antecedente

Magrathea tiene un antecedente en Celestia. Se trata de un simulador espacial en tiempo real y gratuito accesible desde Internet, que permite vivir la experiencia de nuestro universo en tres dimensiones.

El simulador permite desplazarse virtualmente por el sistema solar a cualquier lugar del universo a bordo de una nave espacial superlumínica especialmente diseñada para el cibernauta. Esta nave permite visitar las diferentes estrellas de la Vía Láctea e incluso abandonar nuestra galaxia y contemplarla desde los confines del universo.

Sus escenarios son virtuales, construidos imaginativamente por su creador, Chris Laurel, un programador de Seattle que decidió en 2001 reconstruir el universo dentro de un ordenador, y se diferencian de los escenarios de Magrathea en que estos últimos están consruídos sobre imágenes topográficas reales.



Vanessa Marsh
Domingo, 2 de Julio 2006
Artículo leído 18661 veces



Nota

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 7 de Noviembre 2016 - 15:00 Bolotweet, la red social del aula