Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Nueva tecnología para generar combustible a partir de biomasa celulósica

Gran paso hacia la utilización de materiales vegetales no comestibles como combustible


El proceso de obtención del etanol es sencillo, pero hasta la fecha poco productivo debido a ciertas dificultades técnicas que la empresa fabricante de motores Honda asegura haber resuelto gracias a un microorganismo desarrollado por su socio en este esfuerzo de investigación, el Research Insitute of Innovative Technology. El resultado es la posibilidad de generar etanol a partir de biomasa de plantas no comestibles (bio-etanol) en grandes cantidades y de forma ecológica, lo que quizá terminaría con el problema de los combustibles fósiles en el mundo. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Bioetanol obtenido de biomasa. Honda.
Bioetanol obtenido de biomasa. Honda.
Bioetanol obtenido de biomasa. Honda.
Bioetanol obtenido de biomasa. Honda.
La empresa japonesa de fabricación de vehículos Honda ha trabajado en conjunción con el también japonés Research Insitute of Innovative Technology (RITE en el desarrollo de una novedosa tecnología que permitirá generar etanol a partir de la biomasa de la celulosa.

Se trata del primer proceso práctico en el mundo para la producción del etanol a partir de este tipo de fuente, lo que supone un gran paso hacia la utilización de materiales vegetales no comestibles como combustible.

El etanol es un compuesto químico de múltiples usos que, como combustible, puede utilizarse solo o mezclado con gasolina en cantidades variables, con el fin de reducir el consumo de derivados del petróleo y la consecuente contaminación atmosférica.

Además, resulta ecológico, señala Honda en un comunicado, porque el dióxido de carbono (CO2) emitido por la combustión del bio-etanol (etanol producido a partir de maíz, sorgo, patatas, trigo, caña de azúcar o biomasa) está en equilibrio con la cantidad de CO2 que toman las plantas del aire en el proceso de la fotosíntesis, por lo que no incrementaría la cantidad total de dióxido de carbono atmosférico.

Fácil pero poca cantidad

Hoy por hoy, este compuesto es el combustible más utilizado en Brasil, y va ganando popularidad en Estados Unidos. Se obtiene fácilmente del azúcar o del almidón en las cosechas de maíz y caña de azúcar, por ejemplo.

Sin embargo, los métodos empleados hasta ahora para la producción del llamado bio-etanol utilizan una cantidad de energía demasiado significativa en comparación con la energía del combustible resultante. Por eso, no es factible sustituir completamente el consumo actual de combustibles fósiles por bio-etanol.

Honda y el RITE afirman que el nuevo método permitiría que se produzcan grandes volúmenes de etanol a partir de los desechos de madera, hojas y otras fuentes de celulosa o biomasa suave.

La tecnología actual de transformación de la biomasa celulósica en etanol es de baja producción debido a la interferencia de inhibidores de fermentación con la función de microorganismos que convierten el azúcar en alcohol.

Estos inhibidores se forman sobre todo durante el proceso de la separación entre la celulosa y la hemicelulosa (componentes básicos de la parte fibrosa de las plantas) a partir de la biomasa suave. Asimismo, se produce a partir de plantas comestibles, como el azúcar, el almidón de la caña de azúcar y el maíz, lo que aumenta sus limitaciones.

Microorganismo del RITE

El nuevo procedimiento utiliza un microorganismo desarrollado por RITE que ayudaría a reducir dicha interferencia, permitiendo una mayor eficiencia en la producción del etanol. Este microorganismo convertiría el azúcar en alcohol.

El proceso tiene cuatro fases: el pretratamiento que separaría la celulosa de la biomasa suave, la sacarificación (o proceso de conversión del carbohidrato en azúcar) de la celulosa y la hemicelulosa, la transformación del azúcar en etanol utilizando microorganismos y, por último, el refinamiento del etanol resultante.

El avance resuelve el último obstáculo fundamental de la producción de etanol a partir de biomasa suave, asegura la compañía. Las próximas investigaciones se centrarán en la producción a gran escala de etanol, incluyendo el desarrollo de sistemas que integren los cuatro pasos del proceso, que en la actualidad se ejecutan por separado, en una sola planta, reciclando así energía para el ahorro energético y la reducción de los costes.

El departamento de investigación de Honda, Honda R&D, pondrá en marcha en 2008 un plan de prueba para probar la tecnología en aplicaciones prácticas.

El etanol va camino de convertirse en uno de los más importantes productos del mundo por el precio cada vez más alto de los combustibles fósiles y por su valor ecológico. Asimismo, su producción cada vez atrae a más inversores, por el margen de beneficios, que alcanza ya más del 20%.


Viernes, 15 de Septiembre 2006
Artículo leído 24608 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por pita francisco el 08/06/2008 20:30
el proceso de conversión de la cadena compleja de la celulosa y hemi celulosa en glucosa me parece que es el punto mas crítico, partiendo como usted dice, de una biomasa previamente trabajada en "suave" mediante procesos mecánicos.
La transformación de la glucosa en alcohol es un proceso muy concido y de alta eficiencia.
mi propuesta es saber que están haciendo, como están trabajando para resolver el segundo paso , se conoce que las Termitas producen la enzima celulasa que tranforma la celulosa y hemicelulosa en glucosa, entonces mi pregunta es si el Instituto ha conseguido sintetizar esta enzima.


Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel