Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Nuevas observaciones del Hubble podrían explicar la energía oscura

Las Cefeidas ayudan a los astrónomos a comprender mejor la expansión del universo


Científicos del Space Telescope Science Institute han conseguido afinar las mediciones del telescopio espacial Hubble hasta determinar un índice de expansión del universo con un margen de error menor al 5%. Acercarnos al conocimiento de este índice nos acercará también a la resolución de uno de los principales desafíos que tiene la física actual: determinar qué es la energía oscura. Se supone que esta energía, vaticinada por Einstein hace un siglo, es la que hace que el Universo se expanda venciendo la fuerza de la gravedad. Pero, aún hoy, los científicos no conocen mucho de ella. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Foto del Telescopio Espacial Hubble de la galaxia espiral NGC 3021. Fuente: HUBBLESITE.
Foto del Telescopio Espacial Hubble de la galaxia espiral NGC 3021. Fuente: HUBBLESITE.
Se cree que la energía oscura es el componente del universo cuya gravedad repulsiva acelera la expansión de éste. Es decir, que es la fuerza que provoca que se expanda el universo.

Hace unos 80 años, Albert Einstein vaticinó su existencia, al señalar que, en el cosmos, debía haber una especie de “energía oscura” a la que llamó “constante cosmológica”. En 1998, la energía oscura fue detectada por vez primera por dos grupos de astrofísicos.

A pesar de eso, aún hoy, no se comprende bien la naturaleza de la energía oscura, por lo que conocerla a fondo sigue siendo uno de los principales desafíos de la física.

La última novedad a este respecto la encontramos en el HUBBLESITE, la web del telescopio espacial Hubble, que lleva en órbita desde 1990 como un proyecto conjunto de la NASA y de la ESA.

Margen de error reducido

En un comunicado del citado sitio se explica que una observación del Hubble ha permitido afinar las medidas del índice de expansión actual del universo, hasta alcanzar una precisión tal que el margen de error es menos del 5%.

Este nuevo valor para la tasa de expansión –que se conoce como constante Hubble (en honor al científico Edwin Hubble que la midió por vez primera hace casi un siglo)- sería más exacto que los de los cálculos anteriores de la constante realizados por el satélite WMAP, y que en 2006 permitieron determinar que la constante Hubble tenía un valor de 70 kilómetros por segundo por megapársec (el pársec es una unidad de longitud utilizada en astronomía).

Ahora, el Hubble se ha acercado un poco más a la verdad: el Universo se expande a una velocidad de 74,2 kilómetros por segundo por megapársec (con un margen de error de ± 3.6). Este resultado sería más del doble de preciso que otros obtenidos anteriormente por este telescopio espacial.

En las mediciones del Hubble, llevadas a cabo por el Equipo SHOES y dirigidas por Adam Riess, del Space Telescope Science Institute y de la Universidad Johns Hopkins, se aplicaron una serie de correcciones con el fin de perfilar y reforzar la construcción de una “escala de distancia” cósmica de mil millones de años luz de longitud, que ha sido utilizada por los astrónomos para determinar el índice de expansión del universo.

Gracias a dichas correcciones, los astrónomos han podido suprimir los errores sistemáticos que se producen inevitablemente al comparar las medidas procedentes de diversos telescopios.


Mediciones lejanas

Los científicos explican que, en concreto, la nueva escala de distancia cósmica se basó en observaciones del Hubble sobre las Cefeidas -una clase particular de estrellas variables cuya luminosidad varía rítmicamente con un período muy regular- en las partes del infrarrojo cercano del espectro electromagnético en las que estas estrellas indican mejor las distancias que en las longitudes ópticas de onda.

El equipo SHOES utilizó la Cámara de Infrarrojo Cercano de Hubble, el Espectrómetro Multiobjeto (NICMOS) y la Cámara Avanzada para Estudios (ACS) para observar un total de 240 estrellas variables Cefeidas en siete galaxias.

Una de estas galaxias fue la NGC 4258, cuya distancia fue determinada con gran precisión a través de observaciones con radio-telescopios. Las otras seis galaxias albergaron recientemente supernovas de Tipo Ia, que son indicadores de distancia fiables para medidas incluso más lejanas en el universo.

Las supernovas de Tipo Ia explotan todas con casi la misma cantidad de energía y, por tanto, el mismo brillo intrínseco.

Todas estas mediciones permitieron establecer que, desde el momento en que el Universo tenía 380 mil años de antigüedad y hasta ahora, éste se ha expandido a una velocidad muy cercana a la determinada por Riess y sus colaboradores.

Los científicos esperan que, en algún momento, las mediciones de Hubble permitan establecer un índice de expansión del universo con un margen de error del 1%. Cuanto más se acerquen a la verdadera velocidad de esta expansión, más cerca estarán de conocer qué es la energía oscura.

Desafío al Big Bang

En un principio, los astrónomos pensaban que la expansión del universo había tenido su origen en el Big Bang o gran explosión inicial, que dio lugar a toda la materia del universo.

Sin embargo, al observarse con claridad desde la última década del siglo pasado que la expansión del universo sufre una aceleración o velocidad de separación de las estrellas cada vez mayor –en lugar de ir reduciéndose como cabría esperar-, comenzó a especularse con una fuerza o energía que justificara esta expansión continua.

Para la cosmología física, esta energía oscura es una forma hipotética de materia que estaría presente en todo el espacio, produciendo una presión negativa, y que tiende a incrementar la aceleración de la expansión del Universo, resultando en una fuerza gravitacional repulsiva.

No se debe confundir la energía oscura con la materia oscura ya que, aunque ambas forman la mayor parte de la masa del Universo, la materia oscura es una forma de materia, mientras que la energía oscura es un campo que llena todo el espacio.

Los aspectos más técnicos de las mediciones de Reiss y sus colaboradores han aparecidos publicados en la revista especializada Arxiv.




Sábado, 9 de Mayo 2009
Artículo leído 11875 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por �Alejandro Álvarez Silva el 09/05/2009 10:55
Una interesante visión sobre el tema,"Materia, energía oscura y supersimetría", aparece en "Simbiotica´s Blog".
(http://simbiotica.wordpress.com/). Saludos:
Alejandro Álvarez

2.Publicado por Perplejo el 09/05/2009 15:32
Me da la impresión que en la redacción del artículo aparecen afirmaciones un poco confusas, por lo que me parece oportuno aclarar lo siguiente:
1) Se dice: "Todas estas mediciones permitieron establecer que, desde el momento en que el Universo tenía 380 mil años de antigüedad y hasta ahora, éste se ha expandido a una velocidad muy cercana a la determinada por Riess y sus colaboradores". Esto no puede ser cierto, pues supongo que el nuevo dato de la velocidad de expansión se debe referir a la expansión actual y no a la que existía en el momento del desacople entre la materia y la radiación. Desde hace unos cinco mil millones de años es cuando cambia la tendencia y comienza a acelerarse la expansión y por tanto esta claro que el Universo no se ha expandido a una velocidad uniforme, pues en ese caso no se hablaría de la aceleración de la expansión del Universo.
2) En otro lugar se afirma: "...mientras que la energía oscura es un campo que llena todo el espacio." Esta afirmación es muy dudosa. La opinión más extendida es que la "energía oscura" seria equivalente a la constante cosmologica que introdujo Einstein en su ecuación de campo, en el miembro correspondiente al espacio. Seria, pues una propiedad intrínseca del espacio. Cuanto mas espacio existe mas se manifiesta, por eso cuando la expansión alcanzo los nueve mil millones de años, empezó a prevalecer sobre la materia y comenzó la aceleración de la expansión del Universo. En este caso, la "energía oscura", no la velocidad de expansión, tendría un valor constante, finamente ajustado desde el comienzo del Universo, que es el que explicaría la velocidad actual de expansión.
Otra teoría muy diferente es la que los físicos Robert R. Caldwell, Rahul Dave y Paul R. Steinhardt, propusieron en 1998 para explicar dicha expansión del Universo: la existencia de un campo cuántico y dinámico, no distinto de los campos eléctrico o magnético, pero con propiedades gravitatorias repulsivas, denominado “quintaesencia”, que podría ir modificando su valor a lo largo de la evolución del Universo.

3.Publicado por Cornelio Gonzalez el 09/05/2009 19:28

UNA MANERA DIFERENTE DE ENFOCAR EL PROBLEMA. Si la masa y la energía oscuras responden a la gravedad, habría una UNITARIA manera de entender relativisticamente y al 0.999999... (infinito) de C= 1, a la tercera ley de Newton que nos dice que a toda acción en un sentido, co-responde una re-acción igual y de sentido contrario. Para ello es necesario primero visualizar, en la UNIDAD, la igualdad tanto del espacio con el tiempo, como de la energía con la masa. Partiremos para ello de un hecho palmario: de acuerdo con Einstein, somos masa y como tal, también somos energía y a su vez, en tanto que masa-energía, indesligablemente también somos espacio-tiempo. De ello da fe esta simple razón-proporción, que nos TOTALIZA en la UNIDAD de velocidad de la luz C= 1:

UNIDAD de velocidad = espacio/tiempo, cuando el espacio equivale al tiempo.

UNIDAD de velocidad de la luz = energía/masa, cuando la energía equivale a la masa.

De donde:

espacio/tiempo= energía/masa---› (energía×tiempo= acción) / (espacio×masa= reacción) = 1 = C

(No está por demás recordar que para la relatividad einsteniana, el tiempo y el espacio son, en la práctica, equivalentes, de la misma manera como lo son la energía y la masa).

Este simple planteamiento podría ser una igualmente simple solución para:

A) Explicar el origen de la energía y masa oscuras, toda vez que, si como acción el tiempo es energía, como reacción el espacio será masa, masa y energía que a su vez no podemos visualizar de modo directo por cuanto a la energía la captamos como tiempo y a la masa la percibimos como espacio, y

B) Explicar el espacio-tiempo surgido del Big-Bang, como una entidad esencialmente dinámica toda vez que en la UNIDAD= la velocidad de la luz C= 1, el espacio y el tiempo adquieren automáticamente tal carácter mediante el accionar-reaccionar resultante de su indesligable fusión con las einstenianas masa-energía. Estas naturales y cosmológicas acción-reacción explicarían muy bien la razón por la cual el Universo se encuentra en permanente expansión: mientras mayor sea la distancia observada, habrá un mayor espacio involucrado en la observación y en consecuencia, como reacción, también una mayor masa. Dicho de otra forma: mientras más profundo – luego también durante más tiempo, que no lo olvidemos, también es energía – se observe el espacio, se percibirá una mayor expansión debida a una mayor reacción como masa...que también es espacio. El final resultado de todo es entonces el de un espacio cósmico en expansión y en el cual, mientras más profunda en el espacio sea la observación, más rápida se apreciará su difusión.

Pero una duda acecha entonces a tal aseveración: si las distancias y el tiempo involucrados en el fenómeno son solo el fruto de nuestros observacionales relativismos, ¿tales tiempo y distancias serán REALES? Dicho de otra manera: ¿es la REALIDAD del Mundo en que vivimos y existimos tan solo una ILUSIÓN? Mucho me temo que la respuesta sea un rotundo: ¡SI....!!

De acuerdo con lo anterior y teniendo muy en cuenta nuestra natural condición espacio-temporal y en consecuencia también másico-energética, dejo ahora que sea la pluma del célebre astrofísico inglés Sir
Arthur S. Eddington (1882-1944), quien nos resuma y a la vez nos indique, de manera magistral, el camino que la actual Física ha de seguir para solucionar, de una manera realmente humana, el dilema que hoy se nos presenta en tanto que HOMBRE(s):

“Hemos visto que, cuando la ciencia ha llegado más lejos en su avance, ha resultado que el Espíritu no extraía de la Naturaleza más que lo que el propio Espíritu había depositado en ella. Hemos hallado una sorprendente huella de pisadas en las riberas de lo desconocido. Hemos ensayado, una tras otra, profundas teorías para explicar el origen de aquellas huellas. Finalmente hemos conseguido reconstruir el ser que las había producido .Y resulta que las huellas.... ¡eran nuestras!”

4.Publicado por Carlos el 09/05/2009 23:54
EL titulo esta errado, tendria que llamarse "mayor precision para la constante de Hubble"

5.Publicado por Perplejo el 10/05/2009 11:50
¿Qué pasaría si nuestra región del universo fuese especial, con una posición en la que la densidad media sea mucho menor que en otras regiones del espacio? De pronto, nuestras observaciones de la luz de las supernovas de Tipo Ia no son anómalas y pueden explicarse a través del vacío local. Si este resultase ser el caso, la energía oscura (o cualquier otra sustancia exótica similar) no sería requerida para explicar la naturaleza de nuestro universo después de todo…
Timothy Clifton, de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, investiga la controvertida sugerencia de que el Principio Copernicano, ampliamente aceptado, es incorrecto. Tal vez vivimos en una única región del espacio donde la densidad media es mucho menor que en el resto del universo. Las observaciones de las supernovas lejanas de pronto no requerirían de la energía oscura para explicar la naturaleza de un universo en expansión. No se requiere de ninguna sustancia exótica, ninguna modificación de la gravedad y ninguna dimensión extra.
Clifton aduce que las condiciones que podrían explicar las observaciones de supernovas son que vivimos en una región extremadamente rarificada. Si este fuese el caso, la geometría del espacio-tiempo sería diferente, influyendo en el paso de la luz de una forma distinta a la que esperaríamos.
Esta es la tesis que Timothy Clifton y Pedro G. Ferreira defienden en el próximo nu´mero de junio de la revista Investigación y Ciencia. Habrá que investigarla, porque de confirmarse supondría un cambio radical respecto a la visión que ahora tenemos sobre la naturaleza del Universo, ya que la mal interpretación de los datos astronómicos podría llevarnos a la desaparición de la energía oscura. No obstante, de momento, solo se trata de una hipótesis.

6.Publicado por xmaverick el 11/05/2009 02:04
para mi la energia oscura es otro eter resultado de las imperfecciones de nuestras teorias y observaciones

7.Publicado por Ramon Marquès el 24/06/2009 18:14
El artículo de Yaiza Martínez ¡qué alegría!, insinúa la hipótesis de que la expansión del Universo se debe a la energía oscura; y no al big-bang sin más, guiado únicamente por los cálculos matemáticos. Que hubo una explosión inicial, de acuerdo, pero la subsiguiente expansión del Universo muy bien puede estarla ocasionado la energía oscura. Yo, desde hace muchos años, vengo contando con un espacio vibratorio en expansión que da la energía cinética expansiva a las partículas y a toda la materia desde los planetas a las galaxias. Entonces el crucigrama sale. De entrada, podríamos decir que sin bajar del autobús, ya tenemos el e = mc2 y el f = ma, nada menos que la conocida ley de Einstein y la segunda ley del movimiento de Newton.
Saludos a Yaiza Martínez y a todos los contertulios. Ramon Marquès

8.Publicado por Sergio Cucchiara el 29/06/2009 01:23
¿HAY ALGUNA RAZÓN PORQUE NO PUEDA SER ASÍ?

Se trata de una exposición a nivel discursivo, con la cual quiero solamente aclarar la idea. No pretendo afirmar que yo tenga razón. SOLO me gustaría que alguien me pueda explicar porque no podría ser verdad.
Todo el Universo está constituido por materia y energía, que se manifiestan en distintas formas. Desde la relatividad de Einstein (resumida en la formula E=mc2) tenemos conciencia que la materia y energía son dos aspectos de una misma entidad. Por lo que sabemos las reacciones nucleares están a la base de la energía en el Universo, la materia se transforma en energía.

Ahora, en la búsqueda de entender la esencia del Universo, nuevas teorías nos evidencian siempre más la existencia de algo que hasta podría ser en cantidad mucho superior a la que estimamos toda la materia del Universo en forma conocida. La se llamó “Materia Obscura”, desconocida porque hasta ahora no tenemos un claro conocimiento que interfiera en forma directa con la entidad de materia-energía por nosotros conocida.
Consideramos que la energía que se dispersa y trasmite en el Universo es esencialmente electromagnética, desde las ondas radio, hasta los rayos gama, pasando por el infrarrojo, luz, ultravioleta, etc.
Pero existen otras formas de energía y/o fuerza. Algunas que se manifiestan adentro de distancias atómicas o aún menores y por esto no se expanden y otra, la gravedad, que, por lo que sabemos, hace parte intrínseca de la materia y es algo de ella que se extiende, aún debilitándose con la distancia, hacia los límites del Universo. Ahora se está hablando también de una “Energía Obscura”.
Desde Einstein sabemos también que el tiempo es una dimensión (la 4ª). Se habla también de otras dimensiones. Algunas teorías que buscan explicar la esencia del Universo y de sus elementos de base llegan a considerar en la actualidad hasta 26 dimensiones…. que nuestros sentidos no perciben.

Lo mencionado hasta ahora es una de las partes a tener en consideración. Ahora vamos a otra.
Según la teoría del Big Bang, el Universo tuvo su origen hace unos 13,7 mil millones de años. Las evidencias muestran un universo en expansión y queda controvertido el tema de la velocidad de expansión, sobre todo si está acelerando o lo contrario, si hay un punto de retorno. Unos últimos estudios revelarían una aceleración de la expansión, como si alguna fuerza de repulsión a grandísima distancia ganara la gravedad.
Entonces hace un tiempo nuestro Universo no existía y nos cuesta entender lo que existía antes o más que este “antes” nunca existió porque el mismo “tiempo” sería nacido en este momento así que nunca hubo un “antes”. Y estamos buscando de entender como está dirigida la evolución del Universo y si entonces el Universo tiene límites. Que hay más allá de estos “limites” y si es que tenga sentido o no preguntarse esto. Nos parecen conceptos abstractos más allá de nuestro entendimiento.

Fundamental es cómo nos damos cuenta de la expansión del Universo: Efecto Doppler. Observamos que cuanto mas distante es un objeto, tanto más desplazada hacia el rojo recibimos su energía electromagnética… y calculamos la distancia de estos objetos, sobre la base de esto desplazamiento.
Ponemos atención a lo siguiente. ¿Qué significa este desplazamiento hacia el rojo? (Así se llama).
La energía electromagnética se propaga siempre en el vacío a la misma velocidad (300.000 Km/sec). Esta es la velocidad relativistica por excelencia. Que un objeto que nos envié una onda electromagnética se aleje o se acerque, esta onda (o fotón… por ahora lo que sea) nos llegará siempre a la misma velocidad de 300.000 Km/sec.
Tenemos presente también que la energía que tiene una onda (o fotón o lo que sea), no depende de su velocidad, así como si fuera una piedra lanzada, por el simple hecho que viaja siempre a la misma velocidad. Pero depende de la frecuencia: más alta la frecuencia, más energía y lo contrario. Así que un cuerpo que se acerca a nosotros, nos puede enviar más energía que se manifestará con un aumento de frecuencia de la onda correspondiente. Por lo contrario la energía emitida por un cuerpo que se aleja, llega reducida, lo que provoca una reducción de frecuencia, que definimos “hacia el rojo”, y no de velocidad (cosa imposible).
Y cuanto más rápido el desplazamiento, ponemos alejamiento, tanto más grande es la reducción de frecuencia que se ve fácilmente gracias a las líneas espectrales. Así sobre la base del efecto Doppler se puede deducir la velocidad de alejamiento.

Ahora hago algunas preguntas y deducciones. Que alguien me explique donde estoy equivocado.
Los instrumentos modernos nos muestran objetos astronómicos siempre más lejanos, de los cuales recibimos la imagen de cómo eran muy poco tiempo después del Big Bang, tanto más cuanto resultan distantes, por los menos según esta misma teoría. Se trata de Quásares y otros objetos extraordinariamente energéticos, o galaxias (o grupos de galaxias) ya existentes en aquellos tiempos. Una cosa no entendí bien. Parece que se encuentran estrellas que parece que tengan una edad mayor de la del Universo, aún si con correcciones de varias teorías se busca de corregir este desacuerdo. ¿Cómo es esto? ¿Hay errores de medición? ¿Dónde está el error?

Como dicho, tomando en consideración el efecto Doppler tenemos evidencia que la energía electromagnética, se desplaza hacia el rojo tanto más, cuanto más lejano parece el objeto astronómico que la emitió, así que interpretamos que tanto más rápidamente se aleja, y estimamos su distancia. Aceptando esta teoría, de todos modos la velocidad con la cual se aleja será la resultante de la velocidad debida a la expansión del Universo, más o menos una posible velocidad hacia nuestra dirección que pueda tener el objeto por sí mismo. Así que si la velocidad propia del objeto es un porcentaje importante de la velocidad resultante, igualmente importante resultará la variación de la estima que haremos de la distancia del mismo, así calculada. De consecuencia también el cálculo de la energía liberada por el objeto resultará equivocado, como consecuencia del cálculo equivocado de la distancia,
Hay unos objetos (Como Quásares y similares) que resultan muy lejanos y que parecen emitir energía extraordinariamente alta... Me pregunto si es así. Supongamos que uno de estos objetos se encuentre a una cierta distancia que corresponde a una cierta velocidad de alejamiento por la supuesta expansión del universo y supongamos que al mismo tiempo, por su velocidad intrínseca, por ejemplo, se esté alejando con la misma velocidad. En tal caso, entonces el cálculo sobre la base del efecto Doppler lo posicionaría a una distancia doble de la efectiva y, de consecuencia, también le daríamos una edad doble de la efectiva y su energía sería cuatro veces menores de la efectiva (proporcional al cuadrado de la distancia)… y esto puede cambiar sustancialmente muchas consideraciones.

Otra cosa para mi poco clara. Recibiendo la luz que un objeto emitió por ejemplo (para pensar con números simples) hace 10 mil millones de años, esto significa (o me equivoco) que hace 10 mil millones de años atrás este objeto ya estaba a 10 mil millones de años luz de distancia y no ahora. Una pregunta es donde está ahora. Pero otra, para mi aún más compleja es cómo es que a 3,7 mil millones de anos desde el Big Bang ya puede estar a una distancia de 10 mil millones de años luz de nosotros y sin viajar a una velocidad superior a la de la luz, porque de otro modo, no estaría visible de nosotros. Aun más. Si miramos en la infinidad del Universo hacia el lado opuesto a este primer objeto, encontraremos igualmente otros objetos a distancias similares… entonces la distancia entre nuestro primer objeto y estos otros resultarla de alrededor 20 mil millones de años luz. ¿Cómo es esto? ¿Es así? De acuerdo que estos dos objetos opuestos no se podrían ver entre si, porque cada uno estaría por afuera del horizonte visible del otro… pero ¿Cómo es que están a tanta distancia si es que se originaron por un Big Bang?
Y más. Que se puedan ver o no, están a 20 mil millones de años luz de distancia, o, mejor dicho, ya hace 10 mil millones de años atrás, a tan solo 3,7 mil millones de anos desde el Big Bang, ya estaban a 20 mil millones de años luz de distancia entre si. ¿Cómo es posible esto?
Además me pregunto si en lugar de estar en este planeta estuviéramos en un planeta en uno de estos lugares, tan distantes, podríamos ver nuestra galaxia así como nosotros vemos la galaxia de allá y también podríamos ver una infinidad de objetos lejanos uniformemente distribuidos, hacia los más lejos, en todas las direcciones, también la opuesta a la nuestra. Es como si, por lo que entiendo, que, para las mismas características físicas actuales los límites del Universo, desde cualquier punto del Universo no podrían resultar superiores en años luz al tiempo desde el Big Bang.
YO VEO OTRA EXPLICACION CONCEPUALMENTE MUY SIMPLE QUE ME GUSTARIA QUE SE ME DIGA PORQUE NO PODRIA SER.
Otra cosa. Se dice que la expansión del Universo está acelerando porque cuanto más distantes son los objetos, mas rápido se alejan. ¿Pero es cierto esto?
Solo ahora llegan a nosotros las ondas electromagnéticas de un objeto que hace 10 mil millones de años se encontraba a esta distancia en años luz. Esto es bastante cerca al momento del Big Bang (Según esta teoría), así que como un clásico comportamiento explosivo, la velocidad de expansión de los fragmentos era aún muy alta… Suponemos que la gravedad, como nos esperamos, frene este alejamiento. Así, de otro objeto que podemos ver, por ejemplo, como era hace 5 mil millones de años, recibimos sígnales de cómo era no a solo 3,7 mil millones de años desde el Big Bang, pero después de 8,7 millones de años. Quiero decir que mientras el primer objeto lejano lo percibimos con sus características de aquellos tiempos, incluyendo aquella velocidad de alejamiento, que constatamos como alta, del otro objeto vemos todas las características de 5 mil millones de años mas tarde. Todo el tiempo para que la velocidad de expansión del Universo pudo haberse sustancialmente reducido.
Así que también si nosotros vemos que cuanto más lejos, tanto más rápida es la velocidad de expansión, de verdad, con el progresar del tiempo esta podría ir reduciéndose. ¿Puede ser así, o no? Y todo esto, a parte una posible suma algébrica (en más o menos) de una propia velocidad intrínseca de cada objeto que influye en la velocidad resultante, como ya dicho.
Consideramos la “Materia obscura” que ya mencioné. Quién sabe si de verdad no tiene otra influencia a parte la gravedad.
Si una onda electromagnética pierde energía, como ya dicho, no es su velocidad que se reduce, pero la frecuencia. Me pregunto si no fuera posible que cada fotón u onda o lo que sea, en su viajar en el espacio y por largos tiempos, por alguna razón pudiera ir perdiendo energía. Nosotros explicamos estas variaciones de energía, con el efecto Doppler, que en esta hipótesis no tendría nada a que ver.
¿Entonces, si en lugar del efecto Doppler que hace perder esta energía, fuera algo más, aún desconocido… como un “envejecer” t “decaer” de la energía en el tiempo? Si así fuera, igualmente la pérdida de energía resultaría función de la lejanía, pero por otra cosa y en medidas aún desconocidas. Si así fuera podríamos evaluar distancias superiores a las real y evaluar valores de energía equivocados.
Así no abría expansión y cada objeto se movería en cualquier dirección, buscando los equilibrios gravitacionales.
Suponiendo entonces que nunca existió Big Bang, esto no quiere decir que el Universo sea estático. Podría ser una continua evolución infinita. Nuestro Universo continuaría a tener límites, pero serían “nuestros“ límites y no del Universo que desde cualquier punto en su esencia lo podríamos ver igual.
Me pregunto si en lugar del efecto Doppler no fuera otra la causa que provoca la pérdida de energía. Si la energía de una onda electromagnética o fotón, propagándose a grandísima distancia se debilita (y esto influye en la frecuencia), por el hecho que cada unidad energética (fotón o lo que sea) se va degradando.
Que se degrade por si misma o por efecto de algo desconocido, por ej. La “Materia Obscura”. De todos modos el efecto final es lo mismo. La unidad energética, después de un largo viaje, llega con menos energía de la que tenía a su origen, entonces con frecuencia más baja. Tampoco sabemos si esta supuesta pérdida de energía sería igual, en porcentaje, para todas las frecuencias o no, como mucho menos o nada para las más energéticas, como los rayos gama.
Una consideración mas sobre el concepto que nada se destruye y todo se trasforma. Ya sabemos que en el Universo, la materia se trasforma en energía, desde las estrellas, hasta todos los demás cuerpos celestes que liberan energía, aún mas energéticos (Supernovas, Quásares, etc.). Y el primero a explicarnos esto fue Einstein con su E=mc2. Es también evidente que si una cierta cantidad de materia se transforma en energía, esta debe manifestarse por sus mismas características; quiero decir que es más que lógico que este resulte un fenómeno muy energético, entonces “espectacular”, visible, con todas las consecuencias; calor, luz, reacciones nucleares, etc.
Esta es una prueba que materia y energía son dos aspectos de la misma cosa. ¿Pero el revés puede ser? ¿Por qué no? La energía que se trasforma en materia. Cierto si esto se verificaría tendremos una “desaparición” de energía. Todo lo contrario del otro caso, un fenómeno “silencioso”, escondido, muy difícilmente visible, que en lugar que provocar efectos, los atenuaría.
La materia está constituida de átomos, con sus electrones y núcleos, los cuales están constituidos de partículas subatómicas y entramos en un campo aún en descubrimiento!... Si esto decaimiento energético de la energía que viaja significa un retorno a la materia transformándose en alguna de estas partículas subatómicas fundamentales (así como la energía se transforma en materia, ahora el revés) que quedan más o menos homogéneamente distribuidas en el Universo… ¿Y si esto tiene a que ver con la “Materia obscura? Y si esta de a poco, de forma muy diluida se va juntándose en forma muy poco densa creando de vuelta partículas materiales más grandes que lleguen después a constituir la forma más simple de la materia que es el átomo de Hidrógeno, así cerrando el círculo y volviendo a ofrecer en el Universo aquel Hidrógeno que en otro lado se va consumiendo? Así de cerrar el Circulo?
Bueno. ¿Qué hay que no va en esta hipótesis?
SERGIO CUCCHIARA
mail:cucchis@yahoo.com

9.Publicado por Ramon Marquès el 29/06/2009 18:52
Hola Sergio:
Dices que energía es igual a materia y viceversa. Creo que puedes añadir que ambos son iguales a movimiento, y claro el candidato a proporcionar este movimiento es la energía oscura, o lo que yo llamo espacio vibratorio en expansión. Entonces aplicando la fórmula clásica de la energía cinética te saldrá, ipso facto, el e = mc2.
Por otra parte, aunque esto me parece muy claro, es evidente que estamos hablando de un plano dimensional no detectable científicamente y por lo tanto con muchas incógnitas.
Saludos. Ramon Marquès

10.Publicado por Cornelio Gonzalez el 02/07/2009 16:11

Para Sergio y Ramon:

De acuerdo con Einstein, somos masa y como tal, también somos energía y a su vez, en tanto que masa-energía, indesligablemente también somos espacio-tiempo. De ello da fe esta simple razón-proporción, que nos TOTALIZA en la UNIDAD de velocidad de la luz C= 1:

UNIDAD de velocidad = espacio/tiempo, cuando el espacio equivale al tiempo.

UNIDAD de velocidad de la luz = energía/masa, cuando la energía equivale a la masa.

De donde:

espacio/tiempo= energía/masa---› (energía×tiempo= acción) / (espacio×masa= reacción) = 1 = C

(No está por demás recordar que para la relatividad einsteniana, el tiempo y el espacio son, en la práctica, equivalentes, de la misma manera como lo son la energía y la masa)

De acuerdo con mi anterior plantamiento, repito, la UNIDAD entre las cósmicas acción-reacción y que TOTALIZA a la energía-masa con el espacio-tiempo, ¿no constituirá por si misma ese "plano dimensional" de Ramon y que desde mi punto de vista en nada difiere del "vacio cuántico" que aglutina en si mismo a la masa y a la energía oscuras y que conforma a la Cósmica Microondulatoria Radiación de los 3 grados Kelvin (Capítulo 2 de www.hombreycosmos.org), radiación la cual hace parte del 1 por ciento de la "lluvia" de puntos que capta nuestro televisor en ausencia de la específica sintonía de un canal y que en consecuencia sí se puede detectar? De hecho, las sondas espaciales COBE y WMAP de la NASA tienen, como rutinario trabajo, un metódico estudio como modo de dilucidar los intrínsecos misterios del espacio y del tiempo. Cordial saludo.Cornelio

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >