Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Nuevo hito en la observación de la materia

El LHC termina el primer ciclo de colisiones de protones con mejores opciones para observar fenómenos desconocidos


El primer ciclo de funcionamiento del CERN colisionando protones concluye con un nuevo hito: el espacio entre los paquetes de protones en los haces se reducido a la mitad para permitir más colisiones y mejores opciones de observar fenómenos desconocidos. A comienzos de 2013, el LHC colisionará protones con iones pesados antes de someterse a una larga parada de mantenimiento hasta finales de 2014. El funcionamiento se reanudará en 2015 con una energía de colisión incrementada hasta 13 TeV y otro aumento de luminosidad.





Colisión de protones en el LHC. Foto: CERN
Colisión de protones en el LHC. Foto: CERN
El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) ha completado su primer ciclo de funcionamiento colisionando protones. Los remarcables primeros tres años de funcionamiento del mayor acelerador de partículas fueron coronados con un nuevo hito. El espacio entre los paquetes de protones en los haces se redujo a la mitad para incrementar la intensidad.
 
“Este nuevo logro es un buen augurio para el próximo ciclo del LHC, que empieza en 2015”, dijo el director de Aceleradores y Tecnología del CERN, Steve Myers. “Los haces de alta intensidad son vitales para el éxito del programa del LHC. Haces más intensos suponen más colisiones y mejores opciones de observar fenómenos desconocidos”.
 
Para poner esto en contexto, de los 6.000 billones de colisiones entre protones generados por el LHC, los experimentos ATLAS y CMS han registrado cada uno alrededor de 5.000 millones de colisiones de interés durante los últimos tres años. De estas, solo alrededor de 400 produjeron resultados compatibles con la partícula parecida al bosón de Higgs cuyo descubrimiento fue anunciado en julio.
 
Un haz en el LHC no es un continuo de partículas, sino que está dividido en cientos de paquetes, de unas decenas de centímetros de largo cada uno. Cada paquete contiene más de 100.000 millones de protones. Durante los últimos días, el espacio entre paquetes se ha reducido a la mitad con éxito, alcanzando la configuración especificada en el diseño del LHC de 25 nanosegundos entre paquetes, en lugar de los 50 nanosegundos usados hasta ahora.
 
Reducir a la mitad el espacio entre paquetes permite doblar el número de paquetes en el haz. El pasado fin de semana se alcanzó un récord de 2.748 paquetes, casi dos veces más del máximo alcanzado en 2012, aunque a una energía de 450 GeV y sin colisionar. Varias horas de colisiones se produjeron con 396 paquetes en cada haz espaciados en 25 nanosegundos, acelerando cada haz a una energía de 4 TeV.

Expectativas satisfechas

“El funcionamiento del LHC ha superado todas las expectativas en los últimos tres años”, dijo Myers. “El acelerador ha proporcionado más de 6.000 billones de colisiones y la luminosidad se ha incrementado continuamente. Es un logro fantástico, estoy muy orgulloso de mi equipo”.
 
La luminosidad, un parámetro crucial que mide la tasa de colisiones de un acelerador, ha alcanzado un valor de 7,7x1033cm-2s-1, más del doble del valor máximo obtenido en 2011. La energía de colisión se incrementó de 7 TeV en 2011 a 8 en 2012.
 
“El funcionamiento del detector CMS ha sido excelente durante todo el año, lo que ha permitido registrar casi el 94% de las colisiones que se han producido en el LHC. Esto ha sido posible gracias a  un gran trabajo de equipo y a la dedicación de cientos de colaboradores de todo el mundo que han participado en la toma de datos y en el mantenimiento del detector. Ahora estamos esperando con impaciencia las nuevas colisiones protón-plomo que tendrán lugar a mediados de enero”, declara María Chamizo, coordinadora de la toma de datos de CMS, uno de los dos grandes experimentos del LHC, e investigadora del CIEMAT.
 
Esta mejora del funcionamiento año tras año ha permitido a los experimentos del LHC obtener resultados más rápido de lo esperado. Además del espectacular descubrimiento de una partícula compatible con el bosón de Higgs anunciado en julio, los experimentos han llevado a cabo otros estudios mejorando nuestra comprensión de la materia.
 
Al comienzo de 2013, el LHC colisionará protones con iones pesados antes de someterse a una larga parada de mantenimiento hasta finales de 2014. El funcionamiento se reanudará en 2015 con una energía de colisión incrementada hasta 13 TeV y otro aumento de luminosidad.


Martes, 18 de Diciembre 2012
CPAN/T21
Artículo leído 3077 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >