Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Nuevo sistema para producir y almacenar hidrógeno a partir de la energía solar

Más económico y efectivo, permitirá el desarrollo de electrolizadores de uso masivo


Ingenieros e investigadores del MIT han creado un sistema que emplea materiales más baratos y simples para desarrollar electrolizadores, dispositivos capaces de dividir las moléculas de agua y producir hidrógeno a partir de excedentes de la energía solar utilizada para generar electricidad en hogares y edificios. El hidrógeno producido podría posteriormente almacenarse en tanques, para luego ser usado en pilas de combustible u otros dispositivos similares, o incluso transportarse cuando sea necesario. Por Pablo Javier Piacente.




Una investigación desarrollada por ingenieros y científicos norteamericanos ha desembocado en el descubrimiento de una nueva metodología para el desarrollo de electrolizadores, mecanismos capaces de generar hidrógeno gracias al aprovechamiento de los excedentes de la energía solar utilizada en la producción de electricidad. Los materiales empleados simplifican y hacen más barato el proceso, estimulando su posible uso masivo en hogares y edificios. El hidrógeno producido puede almacenarse en tanques, para luego ser empleado en pilas de combustible, por ejemplo.

El trabajo corresponde a Daniel Nocera del MIT y su equipo de colaboradores, quienes dos años atrás habían publicado un informe previo sobre la investigación. Sin embargo, la nueva formulación realizada últimamente es la que ha permitido arribar a la creación de este nuevo sistema, empleando materiales más económicos y sencillos.

Según Nocera y su equipo, la energía solar es la única fuente renovable que, a largo plazo, podría satisfacer la creciente demanda energética existente en el planeta. En ese marco, la tecnología de almacenamiento será el factor clave para que la energía solar se transforme en la fuente energética dominante del futuro.

Los ingenieros y científicos del MIT han centrado su investigación en el aprovechamiento de los materiales más económicos, sencillos y duraderos que puedan emplearse como electrodos, desarrollando dispositivos capaces de generar hidrógeno a partir de la energía solar.

La importancia del avance

Imitando en cierto modo el proceso de la fotosíntesis, estos electrolizadores toman los excedentes de los sistemas de energía solar y producen energía química (hidrógeno). La producción puede almacenarse en tanques, para posteriormente ser transportada o empleada en pilas de combustible, entre otros destinos.

Este adelanto en el campo de la ingeniería aplicada a las energías renovables fue publicado en la revista Proceedings, de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS). Además, el MIT (Massachusetts Institute of Technology) difundió los resultados de la investigación en una nota de prensa, que posteriormente fue reproducida por el medio especializado Physorg.com.

El grupo dirigido por Nocera cree que estos electrolizadores podrían desarrollarse a pequeña escala, ubicándose en azoteas de casas y edificios que usen paneles solares para abastecerse de electricidad. El excedente de la energía captada por los paneles llegaría a los electrolizadores, iniciando el proceso de generación de hidrógeno para almacenar más energía o para destinarla a otros fines.

El gran hallazgo de esta investigación tiene que ver con los materiales empleados como electrodos. Mientras en la primera fase de la investigación desarrollada en 2008 Nocera y su equipo emplearon electrodos basados en cobalto, en este caso han encontrado que el borato de níquel puede ser aún más económico y sencillo de encontrar, funcionando a la perfección para el desarrollo del proceso.

El nuevo sistema para desarrollar electrolizadores podría desembocar en una metodología realmente efectiva para el almacenamiento de los excedentes de la energía solar. Imagen: MIT.
El nuevo sistema para desarrollar electrolizadores podría desembocar en una metodología realmente efectiva para el almacenamiento de los excedentes de la energía solar. Imagen: MIT.
Nuevos caminos de investigación

De acuerdo a lo indicado por Nocera y su equipo, el nuevo hallazgo también muestra que el compuesto original basado en cobalto no era un material único, anómalo, y que por lo tanto puede existir una familia entera de estos compuestos susceptibles de ser investigados para su uso en tecnologías de almacenamiento de energía renovable.

En el caso de la última fase de la investigación, el nuevo compuesto empleado (borato de níquel) mantiene todos los requisitos del anterior (cobalto) en cuanto a que puede ser económico y fácil de fabricar, pero sin embargo los electrodos a base de borato de níquel incluyen un metal diferente, que provoca que el proceso sea incluso más barato que con el cobalto.

Este trabajo fue financiado por la National Science Foundation y la Fundación Familia Chesonis. Vale resaltar, además, que la investigación se encuentra todavía en una fase temprana. Nocera explicó que solamente se ha avanzado en términos de química, pero ahora debe seguir ajustándose el sistema para que el mismo sea más rápido y eficiente.

Aunque los dos compuestos empleados hasta ahora funcionan correctamente, los especialistas creen que al profundizar en las investigaciones nuevos materiales aún más económicos y eficientes podrían salir a la luz. El descubrimiento original ya ha llevado a la creación de una empresa, llamada Sun Catalytix, que pretende comercializar el sistema en los próximos dos años.


Lunes, 17 de Mayo 2010
Pablo Javier Piacente
Artículo leído 14128 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Evans Mendez el 17/05/2010 18:20
Facebook

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel