Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Obtienen imágenes inéditas de galaxias en regiones inexploradas del Universo

El Observatorio Espacial Herschel presenta resultados siete meses después de su lanzamiento


El mayor telescopio espacial Herschel ha obtenido imágenes sin precedentes de galaxias en el infrarrojo lejano, una región del universo no perceptible desde la Tierra y que es esencial para determinar los procesos de formación de las estrellas. Más de 200 científicos de todo el mundo se reunieron la semana pasada en la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid para analizar éste y otros resultados relevantes obtenidos por el mayor telescopio espacial en operación hasta la fecha. Por Vanessa Marsh





Representación artística del Observatorio Espacial Herschel. Foto: ESA.
Representación artística del Observatorio Espacial Herschel. Foto: ESA.
Tan sólo siete meses después de su lanzamiento, el Observatorio Espacial Herschel ya ha comenzado a producir imágenes sin precedentes de galaxias en el infrarrojo lejano, una región del espectro “invisible” desde tierra y esencial para desentrañar los procesos de formación estelar. Más de 200 científicos de todo el mundo se reunieron la semana pasada en la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid para analizar éste y otros resultados relevantes obtenidos por el mayor telescopio espacial en operación hasta la fecha.

El comportamiento de este satélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) es el esperado y sus instrumentos SPIRE y PACS están proporcionando datos científicos de alta calidad en un rango espectral, el del infrarrojo lejano y las ondas submilimétricas, prácticamente inexplorado hasta la fecha.

“Ésta es la primera vez en que una gran parte del llamado Fondo Cósmico Infrarrojo, descubierto en los años noventa, se puede resolver en galaxias individuales”, comenta Ismael Pérez Fournon en un comunicado del Instituto Astrofísico de Canarias, refiriéndose a la imagen obtenida por Herschel de una pequeña región de cielo denominada GOODS-Norte.

Ismael Pérez es investigador del IAC y profesor de la Universidad de La Laguna, así como miembro del consorcio SPIRE. GOODS-Norte, añade, “es una zona de cielo que no contiene objetos brillantes como las estrellas de la Vía Láctea, y su extensión es algo mayor que la Luna llena observada desde la Tierra”, explica Pérez.

Formación estelar y galáctica

La imagen se obtuvo a partir de las observaciones en el infrarrojo lejano con la cámara SPIRE. La mayor parte de los objetos cósmicos visibles en la imagen son galaxias distantes en una etapa en la que se formaban estrellas intensamente. A partir del análisis de imágenes infrarrojas como ésta, los astrónomos pretenden ahondar en la historia de la formación estelar y galáctica.

Después de utilizar tan solo unas 14 horas de observación en la fase de demostración científica, “es fantástico poder empezar a analizar las imágenes infrarrojas de muy alta calidad que nos están proporcionando las dos cámaras de Herschel, y esperamos resultados espectaculares sobre la formación estelar en galaxias muy distantes en un rango espectral que no ha sido explorado en profundidad hasta la fecha”, destaca Pérez.

Uno de los proyectos que aborda Herschel es el cartografiado extragaláctico HerMES (Herschel Multi-tier Extragalactic Survey), una iniciativa internacional diseñada para estudiar la formación y evolución de galaxias en el Universo distante. El proyecto HerMES observará varias regiones del cielo con las dos cámaras infrarrojas del telescopio, SPIRE y PACS, capaces de detectar la radiación emitida por las estrellas en formación.

Gracias a HerMES, se espera detectar unas cien mil galaxias en el infrarrojo lejano. La luz de esas galaxias, producida con gran intensidad cuando el Universo era más joven, ha tardado en llegar hasta nosotros unos 10.000 millones de años, lo que implica que las observamos tal como eran unos 4.000 millones de años después del Big Bang.

El instrumento SPIRE de Herschel ha sido construido por un consorcio internacional liderado por el catedrático Matt Griffin (Universidad de Cardiff, Reino Unido). El grupo científico del proyecto HerMES está formado por un centenar de científicos de 24 centros de investigación en seis países (Reino Unido, Estados Unidos, Francia, España, Italia y Canadá) y del Centro Europeo de Astronomía Espacial (Villanueva de la Cañada, Madrid).

Presentación de resultados en la Facultad de Informática de la UPM. Foto: Herschel.
Presentación de resultados en la Facultad de Informática de la UPM. Foto: Herschel.
Siete meses

Tal como explica la Facultad de Informática de la UPM en un comunicado, Herschel fue lanzado con éxito el 14 de mayo de 2009 y desde entonces ha superado la fase de puesta en marcha y la fase de verificación del rendimiento. En menos de seis meses, Herschel ha alcanzado su órbita operativa en torno a un punto en el espacio conocido como el segundo punto de Lagrange (L2), situado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Herschel ha sido diseñado para operar durante un mínimo de 3 años en la L2.

En la actualidad su actividad se centra, especialmente, en la fase de demostración de la ciencia y en actividades tecnológicas de rutina. La fase de demostración de la ciencia tiene varios objetivos: comprobar las capacidades científicas reales del observatorio, demostrar lo que se puede aprender de las observaciones realizadas con éxito, demostrar que las capacidades científicas de Herschel están listas e ilustrar las capacidades científicas del observatorio presentando preliminares resultados científicos.

Un espejo de 3,5 metros de diámetro, bastante mayor que el del Hubble, y una capacidad para observar en todo el espectro infrarrojo, donde no llega la visión humana, convierten al observatorio espacial Herschel en la herramienta más precisa de la historia dedicada a escrutar las regiones más frías y lejanas del Universo.

Debajo del espejo se sitúa el elemento de mayor tamaño, el criostato, un bidón termal con 2.000 litros de helio líquido que garantiza el frío extremo necesario para trabajar (cercano al cero absoluto: -270º). Dentro del criostato, protegidos del calor exterior, se encuentran sumergidos los tres grandes elementos científicos de la misión, llamados HIFI, PACS y Spire, que se dedican a descifrar los datos recibidos por el espejo. Los instrumentos requieren temperaturas tan gélidas porque las galaxias que se quieren captar son extremadamente frías. La misión del Herschel terminará cuando el helio usado para enfriar el plano focal de los instrumentos científicos se agote.

El Herschel ayudará a entender mejor cómo se formaron y evolucionaron las galaxias en el universo primigenio y, en general, los procesos que dan lugar a estrellas y cometas.


Sábado, 26 de Diciembre 2009
Vanessa Marsh
Artículo leído 13991 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por borja el 21/01/2010 15:57
Si conseguimos un telescopio que nos permita ver a 14000 millones de años y apuntasemos en la dirección correcta, ¿seríamos capaces de ver el big bang?

2.Publicado por Miguel el 26/01/2010 18:58
El Big Bang es un término metafórico para describir el principio del Universo, pero las ideas más aceptadas de hoy día basadas en mecánica cuántica, nos dicen que no hubo una explosión sino una expansión exponencialmente acelerada. Como ejemplo, pasaron 300.000 años hasta que se empezaron a formar los núcleos de los átomos a partir de uniones protón-quark-neutrón.

La cuenta "del tiempo transcurrido" empieza a partir del tiempo de Planck, que es el momento antes del cual no puede medirse nada (singularidad u horizonte).

Contestando a tu pregunta, lo más probable es que con un telescopio "teórico" que pudiera ver tan lejos, sólo podrías observar los cuerpos formados por materia más antiguos que existan, puesto que "antes" de eso no había materia, pero sí Universo.

Te dejo un link de la wikipedia donde lo detalla:

http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_Big_Bang

Saludos!


3.Publicado por Seloform el 12/01/2011 11:49
Quién nos diria que casi un año despues se respondería la pregunta de Borja. Si, ¡podemos ver el Big bang!

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria