Pequeñas lecciones de negocios para un gran mundo de negocios

Jeffrey Hollender, CEO de Seventh Generation, la marca líder en Estados Unidos de productos para el hogar no-tóxicos y ambientalmente seguros, se explayó sobre temas de responsabilidad social y sustentabilidad financiera.


Para Jeffrey Hollender, el bottom line es más que la mera satisfacción de los accionistas y el cumplimiento de las expectativas trimestrales. En su conferencia ofrecida en la Kellogg School, en marzo de 2004, el ejecutivo detalló las razones por las que la sustentabilidad ambiental y las prácticas responsables de negocios también pueden llevar a un éxito financiero para la empresa. Por Sergio Manaut.



Hollender lanzó su emprendimiento hace 15 años con el fin de “proveer soluciones accionables a los desafíos que enfrenta nuestro mundo”. Con el propósito de trabajar en esta dirección, fundó Seventh Generation.

La travesía no siempre ha sido fácil para Jeffrey Hollender, quien también es el autor de What matters most: how a small group of pioneers is teaching corporate responsibility to big businesses and why big business is listening (Basic Books, 2003).

“Aún las empresas realmente buenas que quieren ser responsables, a veces se enfrentan a difíciles y complejas situaciones éticas” comenta el empresario. Como ejemplo, cita una reciente experiencia que vivió su firma al decidir si debía cumplir con un enorme pedido de una cadena de supermercados en California que estaba en ese momento inmersa en una disputa laboral.

Dilema ético

Después de mucha discusión interna, Hollender dijo que Seventh Generation eligió honrar la obligación contractual con el supermercado, en parte debido a la relación que mantenían las dos empresas pero también porque “no estábamos convencidos de que el no despachar el pedido fuera la manera más constructiva de solucionar la situación laboral.”

Finalmente, Seventh Generation resolvió este dilema ético donando las ganancias de las tiendas de California para dar soporte a los trabajadores en huelga.

Según Hollender, las prácticas de negocios socialmente responsables comienzan con los valores internos y la cultura de una firma. En años recientes, Hollender, como muchos otros, había observado el aparente colapso ético de gran parte del paisaje de negocios, a la sombra de los escándalos de Enron y WorldCom.

Fue la cantidad de desalentadores titulares sobre abusos corporativos lo que llevó a Hollender a investigar y escribir What matters most, un proyecto en que el autor esperaba toparse con las peores pinturas sobre la codicia en Estados Unidos hoy. Se sintió gratamente sorprendido cuando descubrió que numerosas empresas, grandes y pequeñas, estaban trabajando para hacer lo correcto.

Cuatro razones que subyacen esta tendencia alentadora:

1. El costo de hacer las cosas mal se ha incrementado exponencialmente, y las compañías deben ser diligentes para asegurar que sus prácticas son éticas.

2. Un 75% del valor de los negocios norteamericanos es intangible y se halla envuelto en conceptos de marca y reputación, elementos que deben ser protegidos de maneras significativamente diferentes que los materiales tradicionales tangibles.

3. El ambiente de medios electrónicos ha cambiado radicalmente, dando la posibilidad a empleados, clientes y otros implicados a tener acceso mayor a la “inside information” corporativa.

4. Debido a los cambios en la dinámica descripta, los negocios en sí han sido más preactivos en generar presión para asegurar que las prácticas de las empresas son éticas.

Seventh Generation toma su nombre de la creencia oriental que afirma que en cada deliberación debemos considerar el impacto de nuestras decisiones sobre las siguientes siete generaciones. Una atractiva ilustración de las creencias, conceptos y objetivos de este joven empresario.



Viernes, 19 de Noviembre 2004
Sergio Manaut
Artículo leído 2535 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.