Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Perder el acceso a las TIC puede generar procesos de ansiedad

El apagón tecnológico durante los campamentos de verano afecta tanto a padres como a jóvenes


La revista Technology News advierte que los adolescentes podrían sufrir tecnoansiedad en los campamentos de verano debido a la limitación o prohibición del uso de las tecnologías durante las estancias en estos recintos juveniles. La tecnoansiedad podría ampliarse a los padres a causa de la ausencia de comunicación directa e inmediata con sus hijos durante las vacaciones. No obstante, parece que existe un consenso generalizado entre los psicólogos, sobre los beneficios de la desconexión. Por Juan R. Coca.




Adolescentes aprendiendo a usar la PDA. International Association for Mobile Learning
Adolescentes aprendiendo a usar la PDA. International Association for Mobile Learning
Adolescentes aprendiendo a usar la PDA. International Association for Mobile Learning
Adolescentes aprendiendo a usar la PDA. International Association for Mobile Learning
Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son una de las herramientas más beneficiosas para el desarrollo de una sociedad. Ello es debido a que fomentan el desarrollo empresarial, la comunicación, el acceso a la información y, en determinadas situaciones, el aprendizaje no formal. Aún así, cualquier tipo de artefacto, por muy beneficioso que sea, puede convertirse en un problema.

Precisamente, Megan Scott advierte, en la revista Technology News, que la gran cantidad de tiempo que pasan los adolescentes conectados a un ordenador, a un móvil o a un reproductor MP3 puede ocasionar ansiedad. De hecho, cada vez son más los lugares que limitan o prohíben los aparatos electrónicos (colegios, campamentos, etc.), lo que puede ocasionar que si una persona tiene cierta dependencia, genere un estado que podría denominarse de tecnoansiedad fruto de una invisibilidad social autopercibida.

Comportamientos sociales

En las calles de cualquier ciudad o pueblo, es habitual ver como los chicos y chicas escuchan música a través de su teléfono móvil, tanto solos como acompañados. También es normal que un adolescente mantenga el contacto con sus amigos a través de las diversas redes sociales, que empleen la wikipedia en lugar de las enciclopedias clásicas, etc.

Esto indica una manera de relacionarse, hasta ahora completamente desconocida, tanto a nivel social como con el mundo. En este sentido, tal y como afirma Daniel H. Cabrera en su libro Lo tecnológico y lo imaginario, la consideración de las nuevas tecnologías como expresión de lo nuevo, así como el optimismo y la confianza en ellas, hacen que los adolescentes busquen identificarse con ellas. Es decir, si un adolescente tiene un iPod, un móvil, un netbook, etc. último modelo tiene una mayor confianza en sí mismo fruto, en parte, del uso de esta tecnología.

Fruto de este comportamiento social, si un adolescente no tiene acceso a estas tecnologías puede llegar a sufrir tecnoansiedad. Ello implica un proceso de ansiedad psíquica a causa de determinado nivel de dependencia tecnológico. Esta situación de ansiedad no sólo la pueden sufrir los adolescentes.

La generalización de los móviles, ha hecho que muchos padres les den acceso constante a sus hijos a estos terminales con la intención de poder hablar con ellos en cualquier momento y viceversa. De este modo, tanto los padres como las madres se sienten más tranquilos. El problema viene cuando a los hijos no se les permite el acceso a las TIC. En este momento, algunos adultos pueden sufrir también determinados episodios de ansiedad fruto de esa desconexión.

La opinión de los expertos

Nelso Rúa Ceballos, desarrolló una ponencia en el I Congreso Iberoamericano de CTS+I en la que afirma que las TIC están siendo uno de los grandes motores del progreso, aunque su uso también está creando una especie de sociedad del aislamiento y del egoísmo. Ello es debido, dice este investigador, a que los seres humanos estamos siendo bombardeados por tal cantidad de estímulos e información que nos sume en un estado de fascinación y adicción (al que hicimos mención antes) con el que afloran actitudes aislacionistas.

Parece que existe un consenso generalizado entre los psicólogos sobre los beneficios de la desconexión. De hecho, la psicóloga Fernanda Mosquera concuerda con los peligros del exceso del uso de estas tecnologías. Asimismo, María Solona de la Universidad Jaume I considera que la adicción a la tecnología es un daño psicosocial emergente.

La cuestión finalmente está en saber, entonces, si esta posible desconexión que defienden los psicólogos, entra en conflicto con los intereses comerciales de las empresas del sector de las TIC.


Martes, 19 de Mayo 2009
Juan R. Coca
Artículo leído 6907 veces


Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos