Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Petróleo salado impulsa desarrollo tecnológico en Brasil




El petróleo de aguas marítimas profundas, el más abundante en Brasil, impone costos que generan beneficios. Su extracción fomenta el desarrollo tecnológico e industrial, exigiendo equipos y técnicas de producción cada día más complejos. Un desafío es el agua que acompaña el petróleo, cuya proporción crece con la edad del pozo, restándole productividad, al ocupar […]

Corredor del tercer piso del edificio central de las instalaciones del Centro de Investigación y Desarrollo de Petrobras (Cenpes), construido en 2010 en la Isla de la Ciudad Universitaria. Al lado miniatura de plataforma marítima de extracción petrolera. Crédito: Mario Osava/IPS

Corredor del tercer piso del edificio central de las instalaciones del Centro de Investigación y Desarrollo de Petrobras (Cenpes), construido en 2010 en la Isla de la Ciudad Universitaria. Al lado miniatura de plataforma marítima de extracción petrolera. Crédito: Mario Osava/IPS

Por Mario Osava
RÍO DE JANEIRO, Nov 21 2014 (IPS)

El petróleo de aguas marítimas profundas, el más abundante en Brasil, impone costos que generan beneficios. Su extracción fomenta el desarrollo tecnológico e industrial, exigiendo equipos y técnicas de producción cada día más complejos.

Un desafío es el agua que acompaña el petróleo, cuya proporción crece con la edad del pozo, restándole productividad, al ocupar una parte cada día mayor de la capacidad de transporte y procesamiento de las instalaciones productivas.

“Hace dos años tenemos un separador de agua y petróleo que opera a 2.000 metros de profundidad. Ese agua, con el tiempo, puede alcanzar 80 por ciento del volumen extraído, por eso hay que separarlo en el fondo para no sobrecargar la plataforma”, explicó Oscar Chamberlain, gerente del Centro de Investigación y Desarrollo de Petrobras (Cenpes) en el área de abastecimiento y biocombustibles.

Río de Janeiro se ha transformado en un polo de conocimiento e innovaciones en petróleo oceánico, gracias a este centro,  que cuenta con 227 laboratorios y más de 8.000 equipos, y un parque tecnológico donde ya se instalaron 52 instituciones, incluyendo 12 grandes grupos transnacionales.“Ya no hay barreras tecnológicas a la producción de petróleo en la capa presal, fueron superados todos los desafíos identificados, relacionados con la distancia, la profundidad y la complejidad acarreada por la capa de sal e yacimientos constituidos de carbonatos”: Luiz Felipe Rego.

La Isla de la Ciudad Universitaria, más conocida como Fundão, es el epicentro de esa transformación. Se trata del campus de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ), cerca del aeropuerto internacional de esta ciudad, más conocida mundialmente por sus playas y su carnaval.

Para todo eso contribuyó decisivamente el descubrimiento por la estatal empresa Petrobras, a partir de 2006, de grandes yacimientos ubicados a más de 5.000 metros bajo la superficie del océano Atlántico y debajo de una capa de 2.000 metros de sal, ampliando la riqueza y los retos petroleros de Brasil.

Los yacimientos de este petróleo, conocido como presal, distan al menos 250 kilómetros de la costa del sureste brasileño, lo que plantea especiales dificultades logísticas.

“Ya no hay barreras tecnológicas a la producción de petróleo en la capa presal, fueron superados todos los desafíos identificados, relacionados con la distancia, la profundidad y la complejidad acarreada por la capa de sal e yacimientos constituidos de carbonatos”, aseguró a IPS el gerente general de Ingeniería de Pozos de Petrobras, Luiz Felipe Rego.

Eso permite que solo ocho años después de su descubrimiento, el presal aporte 23 por ciento de la producción de Petrobras en Brasil, que en octubre alcanzó un promedio diario de 2,58 millones de barriles de petróleo equivalentes, incluyendo gas natural.

Pero  la batalla permanente por bajar costos impulsa hacer todo lo posible en el fondo, con sistemas submarinos que demandan electrificación, robots y servicios de mantenimiento remoto en un ambiente corrosivo, de temperaturas muy variables y de alta presión, realzó Chamberlain, un nicaragüense que lleva 30 años en la empresa.

La corrosión es una amenaza en todo el proceso, hasta la refinería donde el petróleo  puede dañar equipos si no se le quita antes el exceso de sal.

Cenpes fue fundado en 1963, cuando Petrobras, empresa estatal creada para buscar hidrocarburos y reducir las importaciones de que dependía Brasil, cumplía 10 años. Hoy ejecuta 862 proyectos de investigación y desarrollo (I+D) a cargo de sus 1.930 funcionarios, 36 por ciento de ellos, doctores y maestros.

“El trabajo de ese personal hizo de Petrobras la empresa brasileña que más registra patentes en Brasil y en el exterior. Solo en 2013 fueron 56 nuevas solicitudes”, destacó a IPS el gerente ejecutivo de Cenpes, André Cordeiro.

La inversión de Petrobras en I+D, administradas por Cenpes, se multiplicó 7,8 veces durante este siglo. Su promedio anual fue de 160 millones de dólares en el trienio 2001-2003 y saltó a 1.243 millones de dólares en los tres últimos años, con efectos diseminadores.

Petróleo salado impulsa desarrollo tecnológico en Brasil

Edificio circular, con laboratorios y oficinas de Cenpes, instalado en 1973 en la Isla de la Ciudad Universitaria. Al fondo el Complejo de Favelas de Maré y la Floresta de Tijuca, de Río de Janeiro. BR es el símbolo de la empresa petrolera estatal Petrobras, de la que Cenpes es brazo de investigación y desarrollo. Crédito: Mario Osava/IPS

“Contamos actualmente con la colaboración de 122 universidades e institutos de investigación brasileños, organizados en 49 redes temáticas, un modelo que fomentó las asociaciones entre Petrobras y el medio académico en temas estratégicos del área de petróleo y gas”, informó Cordeiro.

La colaboración más estrecha se intensifica hace 46 años con el Instituto Alberto Luiz Coimbra de Posgrado e Investigaciones en Ingenieria (Coppe) de la UFRJ, que funciona como también como incubadora de empresas de base tecnológica.

Por ejemplo, Ambidados, que surgió en ese ámbito en 2006, ofrece dados y análisis ambientales a las petroleras. Con solo 11 funcionarios en su sede en el Parque Tecnológico de la UFRJ, creó sus propias boyas y aparatos para monitorear vientos, mareas, corrientes marítimas y lluvias que afectan operaciones oceánicas.

“Estudiamos también el relieve del fondo del mar, la temperatura del agua en distintas profundidades, su salinidad y la cantidad de algas”, señaló a IPS el oceanógrafo Leonardo Kuniyoshi.

Componen el Parque Tecnológico actual otras 31 pequeñas y medianas empresas, siete laboratorios y centros de I+D de líderes mundiales de servicios y equipos petroleros, como las transnacionales Schlumberger, FMC Technologies y Halliburton, que acaba de adquirir Baker Hughes, otra gigante del sector también presente en la Isla Universitaria.

La estadounidense y diversificada GE inauguró su nuevo Centro de Investigaciones Global en el parque el 13 de este mes, uniéndose a otras transnacionales ajenas al petróleo, como la industria de cosméticos L’Oreal y de cerveza Ambev.

“Es fascinante esa convivencia entre industrias distintas. La conjunción de conocimientos variados constituye la riqueza del Parque Tecnológico que generará innovaciones”, evaluó su director, Mauricio Guedes.

Eso requiere también “juntar empresas y universidad en un solo ambiente, para generar conocimientos que resulten productos y servicios, porque sin negocios la tecnología y el conocimiento se pierden”, acotó.

El sitio está planificado para acoger 200 empresas en sus 350.000 metros cuadrados en la punta suroriental de la Isla que pertenece a la UFRJ. El área era inundable y tuvo que ser aterrada, antes de inaugurarse el Parque en 2003. Cien mil camiones de tierra y desechos en cuatro años elevaron el suelo en dos metros, recordó Guedes.

La atracción de grandes actores internacionales, como el Grupo BG (antes British Gas) o la alemana Siemens, despegó de hecho tras comprobarse que el presal puede poner Brasil entre los grandes productores y exportadores de hidrocarburos.

La lista comprende empresas de tecnología de la información que no se limitan a servicios al sector petrolero. Es el caso de EMC2, que instaló en el parque de UFRJ “el primer centro de investigación fuera de Estados Unidos”, según Karin Breitman, su cientista-jefe local.

El futuro del Parque Tecnológico y la investigación asociada a hidrocarburos tiene su futuro asegurado en Brasil. Los contratos para explotar yacimientos petrolíferos exigen de las concesionarias que aporten uno por ciento de sus ingresos a I+D.

Eso suma unos12.000 millones de dólares en los próximos 10 años. “El binomio de desafíos tecnológicos y recursos para enfrentarlos promete éxitos”, sostuvo Guedes.

Además de mayor productividad petrolera, esas investigaciones contribuyen al desarrollo de otros sectores, con conocimientos oceanográficos, ambientales y tecnologías de uso múltiple, acotó.

Un ejemplo es la cámara hiperbárica, de presión interna controlada en aguas profundas, usada para generar electricidad de las ondas del mar, en una central desarrollada por la Coppe. Nuevos materiales, nuevas materias primas y soluciones energéticas surgirán del fondo del mar, concluyó Guedes.

Editado por Estrella Gutiérrez

 



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/11/petroleo-salado...


Viernes, 21 de Noviembre 2014
Mario Osava
Artículo leído 716 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.