Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Poner precio a la naturaleza, ¿servirá para reconocer su valor?

Un estudio analiza los aspectos éticos del concepto de ‘servicios del ecosistema’


El concepto de ‘servicios del ecosistema’ se extiende como fórmula económica de gestión de los recursos que nos proporciona la naturaleza. Un estudio reciente sobre el tema señala que, en este proceso, habría que considerar cómo deben distribuirse en la sociedad los gastos de mantenimiento de ecosistemas, así como definir la responsabilidad de todos aquellos que se benefician de estos recursos. Además, se defiende que hay que establecer una relación equitativa entre recursos y beneficios, teniendo en consideración los valores, creencias e intereses de todas las partes: las comunidades locales, las generaciones futuras, la humanidad en general y también todos aquellos que pueden ganar o perder financieramente. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


¿Se puede poner precio a la naturaleza? Una investigadora de la Universidad de Nottingham, en el Reino Unido, ha examinado el surgimiento de un nuevo concepto, el de ‘servicios del ecosistema’, que describe la multitud de recursos que nos proporciona la Madre Naturaleza.

Marion Potschin, del Center for Environmental Management de dicha Universidad, forma parte de una organización internacional que investiga las implicaciones éticas de este nuevo concepto, que algunos han argumentado que podría convertir a la naturaleza en "mercancía".

En un artículo publicado en la revista BioScience, Potschin y sus colaboradores, de universidades de Australia, España, Alemania, Canadá y EEUU, han analizado las consecuencias de asignar un valor monetario al medio ambiente y concluyen que el impacto social de esta asignación debería ser considerado junto a otras cuestiones de igualdad social.

Así, por ejemplo, habría que considerar cómo deberían distribuirse en la sociedad los gastos de mantenimiento de ecosistemas que nos proveen de recursos, como agua potable o alimentos. O qué tipo de responsabilidad deberían tener aquellos que se benefician de estos recursos naturales.

La naturaleza como economía

La idea de que la naturaleza proporciona una serie de beneficios a la sociedad en forma de servicios del ecosistema está ganando un gran interés en la ciencia internacional y entre los responsables políticos.

Este hecho ha generado un debate sobre el capital natural y la forma de gestionarlo, del mismo modo que se gestionan otros capitales como el humano, el social o el de la manufacturación. El concepto de servicios del ecosistema se utiliza de hecho cada vez más para ayudar a alcanzar los objetivos de un desarrollo sostenible.

Potschin y sus colaboradores señalan que: "El uso cada vez mayor del concepto de servicios del ecosistema se ha producido al mismo tiempo que el desarrollo de una economía globalizada, el aumento de la privatización de los activos públicos, una mayor desregulación del gobierno y el racionalismo económico creciente".

"Este trasfondo representa un gran desafío para aquellos que pretenden defender la importancia de los valores no monetarios de los ecosistemas, como las comunidades locales que buscan enfatizar el valor intrínseco de la naturaleza.”

En declaraciones recogidas en un comunicado de la Universidad de Nottingham, Potschin agrega que: "El debate a menudo se polariza entre puntos de vista opuestos: la estrecha perspectiva impulsada por el análisis económico convencional y el enfoque que tiene en cuenta las preocupaciones ecológicas…”

“Nuestra investigación versa sobre las numerosas cuestiones que deben abordarse para aplicar el enfoque de los servicios del ecosistema”. Según Potschin, estas cuestiones deben asegurar que la relación entre recursos naturales y beneficios “se haga de manera equitativa, teniendo en consideración los valores, creencias e intereses de todas las partes: las comunidades locales, las generaciones futuras, la humanidad en general y también todos aquellos que pueden ganar o perder financieramente”.

El estudio concluyó asimismo que resulta esencial reconocer la legitimidad de enfoques y lenguajes de valoración alternativos, como la metáfora económica de los ‘servicios del ecosistema’, para conservar la naturaleza.

Categorías de los servicios del ecosistema

La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio (EM) ha definido los ‘servicios del ecosistema’ como aquellos beneficios que el ser humano obtiene de los ecosistemas.

Las definiciones de los ‘servicios del ecosistema’ fueron formalizados por la EM -organizada por las Naciones Unidas en 2005- a raíz de un estudio de cuatro años de duración, que involucró a más de 1.300 científicos del mundo entero.

A partir de esta investigación, los ‘servicios de ecosistemas’ fueron agrupados en cuatro categorías amplias: aprovisionamiento, tal como la producción de agua y de alimentos; regulación, tal como el control del clima y de las enfermedades; apoyo, tales como los ciclos de nutrientes y la polinización de cultivos, y cultural, tales como beneficios espirituales y recreativos.

En nuestro contexto actual, con un crecimiento poblacional y de necesidad de recursos continuamente en aumento, se están asignando valores económicos a muchos servicios de ecosistemas, con el fin de facilitar la toma de decisiones. Esto está provocando cambios transdisciplinarios en la forma en que se concibe y maneja el medio ambiente, la responsabilidad social, las oportunidades de negocios o el futuro del ser humano.

Referencia bibliográfica:

Gary W. Luck, kai M. a. chan, uta EsEr, Erik GóMEz-BaGGEthun, BEttina Matzdorf, Bryan norton, Marion B. Potschin. Ethical Considerations in On-Ground Applications of the Ecosystem Services Concept. Bioscience.


Viernes, 25 de Enero 2013
Artículo leído 4602 veces



Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Juan Carlos el 27/01/2013 23:24
La Naturaleza no tiene precio

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >



+etika: propuestas para el cambio





¿QUIERES CONTARNOS TU EXPERIENCIA PARA MICROTENDENCIAS?

Buscamos proyectos innovadores y creativos, desarrollados a nivel local y en cualquier sector; que hayan supuesto un cambio positivo de cualquier índole para entornos, personas, poblaciones, etc.

Si tu proyecto tiene las siguientes características:

- Es novedoso, innovador, creativo
- Ha superado ciertos obstáculos (cuéntanos cómo)
- Ha hecho posibles cambios positivos en su entorno de implantación
- Ha mejorado o enriquecido la vida cotidiana de algunas o de muchas personas
- Puede ser un modelo extrapolable a otros medios o lugares

Escríbenos al mail: info@tendencias21.net, y háblanos de él. Te ayudaremos a darlo a conocer a nuestros lectores.