Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Posible colapso de las redes de telecomunicaciones en Europa

La Comisión advierte de los riesgos debido a las vulnerabilidades y propone 10 medidas preventivas


La Comisión europea alerta sobre las vulnerabilidades de las infraestructuras de comunicación e información en Europa, como consecuencia de posibles ataques o catástrofes naturales. Los riesgos aumentan por el efecto dominó asociado a un fallo parcial y sólo pueden evitarse si se adoptan medidas preventivas. Un exhaustivo estudio ha identificado las medidas a adoptar y propone 10 recomendaciones que han de ser aplicadas por los estados miembros de la CE y el sector privado para aumentar la preparación, protección y flexibilidad de los sistemas contra los ataques o fallos ténicos. Por Marta Morales.




Viviane Reding advierte.
Viviane Reding advierte.
Viviane Reding advierte.
Viviane Reding advierte.
La Comisión Europea ha dado un toque de atención sobre la fragilidad de las redes de telecomunicaciones en Europa debido a las perturbaciones que pueden sufrir tanto por ataques maliciosos como por peligros naturales.

Recuerda lo que pasó en Asia en las pasadas navidades, cuando un terremoto ocurrido en Taiwán destruyó una parte de las redes de telecomunicaciones, afectando así a la capacidad de respuesta social ante una catástrofe natural.

Las infraestructuras de comunicación y de información son hoy el sistema nervioso de nuestra sociedad, señala Comisaria Europea responsable de Educación y Cultura, Viviane Reding. Las infraestructuras están profundamente interconectadas, por lo que una incidencia en una parte de estas infraestructuras repercute en el conjunto.

Un fallo o un ataque sufrido en una de estas infraestructuras puede repercutir a gran escala sobre el resto, afectando de forma grave a la adopción de medidas políticas, económicas o de emergencia.

Medidas cautelares

La Comisión propone medidas cautelares de protección de las redes de infraestructuras de comunicación e información, para evitar que estén expuestas a estos peligros potenciales, capaces de provocar una catástrofe tecnológica mayor y de interrumpir los servicios de información y decisión asociados a ellas.

Por esta razón, ha hecho público un estudio que identifica una serie de cuestiones básicas que asegurarían la protección y flexibilidad de dichas redes y llama a la implicación de instituciones y personas para conseguir un mayor efecto.

Estamos en la era de las telecomunicaciones, señala la Comisión, lo que implica que servicios y procesos estén cada vez más interconectados y sean cada vez más interdependientes. Esta innegable ventaja que nos ahorra tanto tiempo es, sin embargo, la base de una vulnerabilidad sin precedentes: cualquier ataque en una red individual o subsistema puede potencialmente propagarse a mayor velocidad y a más número de redes que nunca.

Por tanto, en el caso de los servicios e infraestructuras más importantes urge poner en marcha medidas que aseguren su óptimo funcionamiento en todo momento, de manera que se evite el efecto dominó, publica la CE en un comunicado.

Accesibilidad y protección aseguradas

El estudio, realizado por Alcatel-Lucent’s Bell Labs y diversas organizaciones de servicios profesionales para la CE, forma parte del programa MODINIS y se ha centrado en analizar la accesibilidad y la fuerza de las redes de comunicación electrónicas, proporcionando información acerca de la seguridad de estas redes. También resulta una buena herramienta para acentuar su protección y consistencia.

En noviembre de 2005, la Comisión adoptó medidas sobre la protección de las infraestructuras más importantes de las redes y, en diciembre de 2006, se llevó a cabo la Comisión proposal for a European Programme on Critical Infraestructura Protection (EPCIP.

Todos estos esfuerzos intentan salvaguardar un sistema que supone el núcleo de la sociedad moderna, núcleo del que dependemos cada vez en mayor medida. El estudio ha sido llevado a cabo mediante extensas entrevistas realizadas a los diversos agentes involucrados en el trabajo con estas redes (sector privado, académico, gobierno y otros).

Recomendaciones

Como resultado, el informe presenta 10 recomendaciones para acciones claves que han de ser puestas en marcha por los estados miembros de la CE y el sector privado para aumentar la preparación, protección y flexibilidad de los sistemas contra los ataques.

Estas medidas incluyen ejercicios e instrucciones de emergencia en las redes gubernamentales y del sector privado; que los gobiernos de los Estados Miembros de la CE implementen el establecimiento de procedimientos prioritarios estándar de restauración en futuras redes públicas o que se alcancen acuerdos mutuos formales entre operadores y proveedores con el fin de potenciar la seguridad.

Por otro lado, se debe localizar las interdependencias entre las comunicaciones y otros sectores críticos, aumentar los mecanismos de información compartida, e implementar la aparición de sistemas innovadores que aseguren la fiabilidad.

Por último, el informe apunta a que sería necesario un consenso a nivel industrial en lo que se refiere a las prácticas más adecuadas.


Viernes, 9 de Febrero 2007
Marta Morales
Artículo leído 6006 veces


Nota


Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos