Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Primera explicación científica del fenómeno esotérico del aura

Las personas que afirman ver un campo energético alrededor de las personas en realidad presentan sinestesia


Investigadores de la Universidad de Granada han explicado científicamente por primera vez el fenómeno esotérico del aura, un supuesto campo energético de radiación luminosa multicolor que rodearía a las personas a modo de halo y que resulta invisible para la gran mayoría de los seres humanos. En realidad, los curanderos o santeros que afirman ver el aura presentan sinestesia, un fenómeno neuropsicológico que consiste en mezclar los cinco sentidos.





El aura humana en una mujer sana, según diagrama de Walter John Kilner (1847-1920). Wikipedia.
El aura humana en una mujer sana, según diagrama de Walter John Kilner (1847-1920). Wikipedia.
Investigadores españoles han descubierto que muchos de los individuos que dicen ser capaces de ver el aura de las personas, los conocidos popularmente como “curanderos” o “santones”, presentan en realidad un fenómeno neuropsicológico denominado sinestesia (en concreto, sinestesia emocional), que explicaría científicamente esta supuesta “virtud”.

Los sinéstetas “mezclan” los cinco sentidos, al tener más interconectadas las áreas del cerebro encargadas de procesar cada uno de los estímulos, de forma que son capaces de ver o paladear un sonido, por ejemplo, sentir un sabor o asociar a las personas con un determinado color.

En un artículo publicado en la prestigiosa revista Consciousness and Cognition, los profesores del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada Óscar Iborra, Luis Pastor y Emilio Gómez Milán han ofrecido, por primera vez en el mundo, una explicación científica al fenómeno esotérico del aura, un supuesto campo energético de radiación luminosa multicolor que rodearía a las personas a modo de halo y que resulta invisible para la gran mayoría de los seres humanos.

En términos neurológicos, la sinestesia consiste en que en el cerebro de ciertas personas (los sinéstetas) se produce un “cruce de cables” o conexiones sinápticas que no existen en la mayoría de las personas normales. Este hecho “les permite establecer asociaciones automáticas entre regiones cerebrales que habitualmente no están conectadas”, según explica el profesor Gómez Milán, una cualidad que tendrían muchos de los curanderos que dicen poder ver el aura.


El caso del “Santón de Baza”

Los científicos de la UGR advierten en su artículo que “no todos los santones y curanderos son sinéstetas, pero en este colectivo sí que se da una mayor incidencia de este síndrome, la sinestesia, al igual que ocurre con muchos pintores y artistas, por ejemplo”. Para realizar esta investigación, entrevistaron a varias personas afectadas por sinestesia, entre los que se encontraban supuestos curanderos, como el granadino Esteban Sánchez Casas, conocido como “El Santón de Baza”.

Muchos le atribuyen ciertos “poderes paranormales”, como poder ver el aura de las personas, “cuando en realidad se trata de un claro ejemplo de sinésteta”, explican los autores de esta investigación.

El Santón de Baza presenta sinestesia caras-color (la zona cerebral del reconocimiento de caras se asocia a la zona de los colores, por lo que asocia a cada persona con un color); sinestesia tacto-espejo (cuando observa a una persona que está siendo tocada o que experimenta un dolor, él experimenta ese mismo dolor); una alta empatía (la capacidad de sentir lo que está sintiendo otra persona) y esquizotipia (ciertos rasgos de personalidad con tendencia a formas atenuadas de paranoia y de alucinación que se da en las personas sanas).

Todo esto “le permite tener un sistema de creencias, una alta capacidad de hacer que la gente se sienta comprendida y ciertas habilidades de lectura emocional y del sufrimiento”, apuntan los científicos.

A la luz de los resultados de su trabajo, sus autores advierten del enorme “efecto placebo” que provocan los curanderos en las personas, “aunque padezcan realmente sinestesia y sean capaces de ver el aura o sentir el dolor del otro”. Algunos de estos santones “presentan ciertas habilidades y actitudes que les permiten creer en su capacidad de sanar a los demás, pero en realidad se autoengañan” pues la sinestesia no es un poder extrasensorial, sino una percepción subjetiva y “adornada” de la realidad, advierten los expertos.

Referencia

Milán, Iborra, Pastor y otros. Auras in mysticism and synaesthesia: a comparison. Consciousness and Cognition, Volume 21, Issue 1, March 2012, Pages 258-268



Miércoles, 2 de Mayo 2012
UGR/T21
Artículo leído 9883 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Jose el 02/05/2012 16:06
Me gustaría que se publicasen más detalles de este fenómeno pues, a mi modo de ver, no profundiza en el modo concreto en que ocurre.

2.Publicado por Kintín el 02/05/2012 21:18
En mi opinión, no hay tal explicación, tan solo es una mera especulación de cuales pueden ser los mecanismo que llevan a ciertas personas a percibir de manera distinta, a lo habitual o general si se quiere, sensaciones o conceptos tales como catar el sabor de la notas musicales o el color de los números.
No hay certeza de que lo que explica sea la única causa posible.

3.Publicado por jessy el 03/05/2012 00:28
es muy probable o hasta creible lo que deducen; pero como esplican que haya maquinas o mejor dicho camaras fotograficas capaces de fotografiar estos colores como halos alrededor de la persona.

4.Publicado por Beatriz Basenji el 03/05/2012 14:26
Adhiero a lo que comenta Kintín. Es posible que en algunas personas suceda lo que se menciona en la nota. Ellos se atienen a cierta anomalía que ocurre a ciertas personas .Hay algunas escuelas filosóficas que enseñan la Estructura Esencial del Ser. Si aceptamos que somos seres que poseemos Alma y Espíritu, y que nosotros mismos somos UNA ENERGÍA, cuando existan instrumentos ópticos o cámaras fotográficas que CAPTEN nuestros "cuerpos espirituales" , lo expresado por estos científicos no podrá sostenerse. En cada uno de nosotros confluyen "otras realidades" .Luego debemos aceptar que HAY PERSONAS que poseen el don de Curar. Jesús de Nazareth lo poseía, así que, mal podemos NEGAR este hecho que es mencionado varias veces en los Evangelios.

5.Publicado por Victor el 24/10/2012 02:47
Madre mía...
El autor de este artículo –que no está firmado–, ¿ha leído el trabajo original, o sólo el título y se ha imaginado el resto?
Ésta es la última frase del abstract (resumen):
'The discrepancies found suggest that both phenomena are phenomenologically and behaviourally dissimilar.'
(http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1053810011002868#)

Jessy, esas fotografías presuntas del aura (Krilian) miden en realidad la conductividad del objeto que se apoya en la cámara, y eso depende fundamentalmente de la humedad de la piel. Piensa que si se pudiese fotografiar en realidad entenderíamos cómo funciona el fenómeno, o al menos podríamos estudiarlo físicamente, que no es el caso.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria