Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Primera tecnología de respuesta informatizada a las señales sonoras táctiles

Un teclado virtual insensible a la contaminación clínica ya está en el mercado


Una compañía francesa ha logrado aprovechar el sonido característico y único del tacto humano sobre los objetos para generar una tecnología de respuesta informatizada a las señales sonoras táctiles. Se trata de la tecnología ReverSys, basada en el principio de la acústica de tiempo invertido, capaz de reconocer cada señal sonora única y de transformarla en acción. Con ella es posible la interactividad con todos los objetos de la vida ordinaria a través del tacto. El primer producto es un teclado virtual, insensible a la contaminación clínica, muy útil en el campo médico y hospitalario. El sector alimentario o higiénico se beneficiará también de futuras aplicaciones. Por Olga Castro-Perea.




Primera tecnología de respuesta informatizada a las señales sonoras táctiles
Primera tecnología de respuesta informatizada a las señales sonoras táctiles
La compañía francesa Sensitive Object ha desarrollado ReverSys, una tecnología acústica generada a partir del principio de la acústica de tiempo invertido, que permite identificar con precisión cualquier fuente desde la que se emitan ondas sonoras.

El impacto de nuestros dedos, por mínimo que sea, sobre la superficie de cualquier objeto produce una señal acústica característica de dicho impacto. Según Sensitive Object, estas señales acústicas son tan únicas como las huellas digitales.

Los ingenieros de Sensitive Object idearon relacionar dichas señales con una acción y crear un cuadro de control virtual. Así consiguieron que un sensor piezoeléctrico situado en la pared de una sala o en la superficie de un objeto permitiera detectar las ondas sonoras emitidas, y las analizara a través de la asociación de éstas con una unidad de cálculo y un algoritmo potente.

La señal deriva en acción

Si la señal acústica es reconocida, la acción prevista se ejecuta. En el caso contrario, no sucede nada. A través de una primera fase de configuración, se memorizan los puntos de contacto de todo tipo objetos y se relacionan con acciones diversas, como la activación de una luz o el desplazamiento del cursor del ratón en una pantalla.

De esta forma, la tecnología ReverSys permite que, si tocamos, por ejemplo, un país dibujado en un mapa del mundo con el dedo, instantáneamente aparezca información turística, económica, política o social sobre él en una pantalla. O si entramos en un baño, podamos encender la luz y la radio, simplemente poniendo un dedo en la pared: el reconocimiento de las señales pone en marcha el dispositivo relacionado elegido.

Esta tecnología ha permitido la creación de numerosas interfaces hombre-máquina (MMI) gracias al reconocimiento de las ondas sonoras que se propagan en un objeto que es tocado en una localización precisa, ondas que pueden ser procesadas a partir de la señal acústica que las caracteriza en el mismo punto de impacto.

Pantallas táctiles variadas

El proceso físico de la acústica de tiempo invertido ha permitido identificar con precisión cualquier fuente desde la que se emitan las ondas, y sus señales han sido asociadas a acciones en un cuadro de mandos virtual que, a través de un software informático, genera las respuestas.

El logro de ReserSys consiste en que cualquier objeto común puede ser transformado en una pantalla táctil, capaz de transmitir información con un simple toque. Esta tecnología puede ser comparada con la de reconocimiento de voz, e igualmente requiere de la presencia de un procesador, un sensor y un software.

ReverSys presenta numerosas ventajas, aseguran sus creadores, al carecer de cables, su uso es sencillo. Por otro lado, es una tecnología barata porque el proceso de aplicación se ha simplificado. Su instalación también resulta sencilla, ya que se reduce a la colocación de un simple sensor y a la configuración de los botones virtuales de contacto.

Además, estos botones pueden reconfigurarse fácilmente para producir otro tipo de acciones. Por último, los objetos que se deben tocar para enviar las señales acústicas al sensor pueden ser de diversos materiales, como madera, metal, cristal, plástico…).

Primer producto

En la actualidad, Sensitive Object trabaja para reforzar esta tecnología y adaptarla a las necesidades de cada cliente. El año pasado, fue lanzado el primer producto, bautizado como “VirtualB-Keyboard” (VBK, que consiste en un teclado de reconocimiento de señales acústicas, que permite una mayor higiene en la práctica médica en las clínicas dentistas.

Según la compañía, el riesgo de infecciones en este tipo de clínicas es alto, particularmente en cirugía. Los instrumentos que se usan para tratar directamente las enfermedades de los pacientes son cuidadosamente esterilizados, pero no los equipos informáticos cada vez más utilizados en las consultas.

El teclado virtual de Sensitive Object puede ser desinfectado con cualquier tipo de producto esterilizante. Es autoadhesivo y sólo tiene 1 mm de espesor, sin ninguna aspereza, sin cables y sin piezas mecánicas.

Pero Sensitive Object no sólo mira al sector médico, sino también a otros mercados : sector alimentario o higiénico, como prioridades. Paralelamente, esta interfaz hombre máquina que constituye ReverSys presenta la particularidad de adaptarse a todo tipo de mandos eléctricos o electrónicos (interruptores, botones, clavijas, paneles de control…), por lo que permite controlar las aplicaciones informáticas o dispositivos electrónicos desde cualquiera de ellos.

Sensitive Object es una pequeña empresa formada por una quincena de personas, que fue creada en 2003 y está subvencionada por Sofinnova Partners. En el origen de la tecnología ReverSys se encuentran los trabajos de investigación desarrollados por el Laboratoire Ondes et Acoustique (LOA, de la Ecole Supérieure de Physique et de Chimie Industrielles (ESPCI francesa.




Lunes, 12 de Febrero 2007
Olga Castro-Perea
Artículo leído 9136 veces



Nota

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel