Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Problemas en un circuito cerebral específico propician la audición de voces irreales

Científicos estadounidenses explican cómo se producen unas alucinaciones típicas de la esquizofrenia


Científicos del St. Jude Children Research Hospital de Estados Unidos, centro especializado en enfermedades infantiles graves, han identificado por vez primera el mecanismo genético y cerebral que predispone a personas con esquizofrenia a escuchar "voces" irreales. La falta de un gen y el exceso de los niveles de una proteína en el tálamo auditivo favorecería estas alucinaciones, señalan. El estudio ha ayudado a comprender asimismo como funcionan los antipsicóticos que acallan estas voces.




Autorretrato de un paciente con esquizofrenia, en el acto de su tratamiento. Fuente: Wikipedia.
Autorretrato de un paciente con esquizofrenia, en el acto de su tratamiento. Fuente: Wikipedia.
Científicos del St. Jude Children Research Hospital de Estados Unidos, centro especializado en enfermedades infantiles graves, han identificado problemas en una conexión entre estructuras cerebrales que pueden predisponer a las personas a escuchar "voces", un síntoma común de la esquizofrenia.

Los investigadores vincularon este problema más específicamente a la delación de un gen. La delación es una mutación genética que consiste en la pérdida de uno o más nucleótidos de la secuencia del ADN.

La mutación relacionada conduciría en concreto a cambios en la química del cerebro que reducirían el flujo de información en estructuras cerebrales implicadas en el procesamiento de la información auditiva.

Esta es la primera vez que un circuito específico del cerebro es relacionado con alucinaciones auditivas, delirios y otros síntomas psicóticos típicos de la esquizofrenia, según publica la web del St. Jude Children Research Hospital.

La esquizofrenia es una enfermedad crónica, que se calcula afecta a alrededor del 1% de la población mundial. Estas personas se enfrentan con diversos problemas en el pensamiento, el aprendizaje y la memoria.

El circuito interrumpido identificado en el estudio resuelve además el misterio de cómo los fármacos antipsicóticos actuales alivian las alucinaciones auditivas de la esquizofrenia, y ofrece un nuevo enfoque a los esfuerzos por desarrollar medicamentos que aquieten las "voces", pero causando menos efectos secundarios.

Un gen vinculado al aprendizaje y al tálamo auditivo

El trabajo se realizó en un modelo de ratón del trastorno humano genético del síndrome de deleción 22q1. En este síndrome, un pequeño trozo del cromosoma 22 no se encuentra en el brazo largo del cromosoma 22, en un lugar que se llama q11.

Alrededor del 30% de los individuos con este síndrome de deleción desarrollan esquizofrenia, por lo que es uno de los mayores factores de riesgo para este trastorno.

Trabajos anteriores del equipo del Hospital St. Jude habían vinculado uno de los genes del cromosoma 22 perdidos como consecuencia de este síndrome, el DGCR8, a cambios cerebrales en ratones que afectaban a una estructura cerebral clave para el aprendizaje y la memoria.

Los investigadores han encontrado ahora, además, evidencias de que la pérdida de este gen se da en pacientes con esquizofrenia y conlleva cambios que afectan a una estructura cerebral concreta: el tálamo auditivo.

La reducción de una proteína acalla las voces

Trabajando en ratones con y sin el síndrome de deleción 22q11, los investigadores mostraron que la fuerza del impulso nervioso de las neuronas del tálamo auditivo se redujo en ratones con la deleción del gen DGCR8, en comparación con ratones normales.

Los investigadores mostraron asimismo en ratones que la delación de este gen propiciaba la elevación de los niveles de una proteína llamada "receptor de dopamina D2"(DRD2) en el tálamo auditivo, lo que afectaba al normal funcionamiento de esta estructura.

Análisis de tejidos del tálamo auditivo de 26 individuos con y sin esquizofrenia, revelaron que los niveles de esta proteína eran también mayores en pacientes con esquizofrenia, unos resultados consistentes con los anteriores.

¿Por qué funcionan los antipsicóticos?

Este último hallazgo revela por qué los fármacos antipsicóticos han funcionado durante décadas, a pesar de que no se sabía bien cómo. Estos fármacos se unen a la proteína DRD2, y así silencian las "voces" irreales que escuchan los esquizofrénicos.

Los investigadores consiguieron demostrar este punto en exámenes de laboratorio de neuronas procedentes de diferentes regiones del cerebro de ratones con delación y normales, a las que se añadieron los fármacos antipsicóticos haloperidol y clozapina. Así, los impulsos nerviosos de las neuronas del tálamo auditivo de los ratones se vieron reforzados.

Referencia bibliográfica:

S. Chun, J. J. Westmoreland, I. T. Bayazitov, D. Eddins, A. K. Pani, R. J. Smeyne, J. Yu, J. A. Blundon, S. S. Zakharenko. Specific disruption of thalamic inputs to the auditory cortex in schizophrenia models. Science (2014). DOI: 10.1126/science.1253895.


Lunes, 9 de Junio 2014
St. Jude Children's Research Hospital/T21
Artículo leído 1966 veces


Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >