Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Proponen frenar el calentamiento global con cultivos selectivos

Determinadas plantas pueden reflectar mayor cantidad de luz solar, enfriando así la superficie de la Tierra


El cambio climático es un problema acuciante, que anima a los científicos a buscar soluciones. Ahora, investigadores de la Universidad de Bristol proponen un tipo de cultivo “inteligente”, extensible a cualquier lugar del planeta, para evitar el calentamiento global. A partir de un modelo de clima global, los científicos calcularon cómo afectaría al clima que las variedades de plantas de los cultivos dedicados a la alimentación reflectaran mayor cantidad de luz solar que los cultivos actuales. Así, descubrieron que esta sencilla medida podría disminuir la temperatura de Europa y Euroasia en 1 ºC durante los meses de verano, evitando sequías y olas de calor en ambos continentes. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Aumento de temperatura prevista para finales de este siglo y efectos previsibles de la iniciativa. BU
Aumento de temperatura prevista para finales de este siglo y efectos previsibles de la iniciativa. BU
Un equipo de científicos de la Universidad de Bristol propone, en un artículo aparecido en la revista Current Biology, seleccionar cuidadosamente las variedades de cultivos destinados a la alimentación, con el fin de frenar el cambio climático.

Según explican los investigadores en un comunicado emitido por dicha universidad, si se eligen bien las plantas a cultivar, gran parte de Europa y de Norteamérica podría enfriarse más de 1ºC durante el verano, lo que equivaldría a un enfriamiento anual global de 0,1 ºC, es decir, de casi un 20% del incremento total de la temperatura global desde la Revolución Industrial.

Actualmente, el crecimiento de los cultivos produce ya un enfriamiento en el clima, debido a que estas plantas reflectan más luz del sol hacia el espacio que la vegetación natural.

Sin embargo, no todas las plantas tienen el mismo nivel de albedo, que es la proporción de reflexión de la luz de un cuerpo que no ilumina por sí mismo, sino que hay variedades más reflectantes que otras y, por tanto, más capaces de enfriar el medio ambiente que otras.

Variedades más reflectantes

Variedades distintas del mismo cultivo presentan diferencias significativas de albedo, explican los científicos, por lo que seleccionar aquéllas más reflectantes mejoraría el efecto enfriador de las plantas.

Dado que la agricultura es una industria global, esta medida de enfriamiento podría extenderse a cualquier parte del planeta.

El profesor Andy Ridgwell, director de la investigación, señala que los cultivos dirigidos en este sentido permitirían al ser humano ejercer un control sobre el clima, de la misma forma que cultivamos variedades específicas de determinadas plantas con el fin de aumentar la producción.

Según Ridgwell, en el presente estudio se evaluó el efecto que tendrían estas medidas en un modelo de clima global. Eligiendo de entre diversas variedades actuales de cultivos, se pudo hacer una estimación de cómo la cantidad de reflexión podría incrementarse, así como predecir que las temperaturas durante el verano podrían reducirse más de 1ºC por todo el centro de Norteamérica y Euroasia.

Selección y modificación genética

Según explican los científicos en Current Biology, esta estimación fue posible a partir de la modificación, dentro del modelo de clima global, del albedo de la vegetación de áreas de cultivo prescritas.

A continuación, se calculó el potencial a medio plazo de enfriamiento durante el verano en las zonas del planeta antes mencionadas.

El enfriamiento resultante de dicha modificación equivaldría a una compensación por verano de aproximadamente un quinto del calentamiento ocasionado por la duplicación del CO2 atmosférico en las áreas estudiadas.

Las plantas se distinguen en su albedo por las diferencias en las propiedades de la superficie de sus hojas, y también por la disposición de éstas. Para aumentar su capacidad reflectante se podría bien realizar cultivos selectivos bien modificar a las plantas genéticamente, explican los científicos.

De cualquiera de las formas, aseguran, la producción agrícola de alimentos no se vería afectada, ni en su rendimiento ni en su crecimiento. “Proponemos elegir entre diversas variedades de las mismas especies de cultivo, con el fin de maximizar la reflexión solar, y no cambiar el tipo de cultivo”, apuntó Ridgwell.

Bonos de carbono como recompensa

Durante los próximos años, poner en práctica iniciativas como ésta significaría evitar el desastre que ocasionarán las emisiones de 195 mil millones de toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera.

Por ello, Ridgwell y su equipo proponen que se anime a los agricultores a desarrollar cultivos en este sentido “inteligentes”, ofreciéndoles como compensación bonos de carbono.

Estos bonos constituyen uno de los mecanismos internacionales para la reducción de las emisiones contaminantes al medio ambiente, y fueron propuestos dentro del marco del Protocolo de Kyoto.

Según los cálculos realizados por los investigadores, con los bonos de carbono, los agricultores podrían ganar alrededor de 23 euros por hectárea y año.

Actualmente, los cultivos destinados a la generación de biocombustibles suponen una ganancia de alrededor de 45 euros por hectárea y año, pero ocupan valiosos terrenos que se necesitan para cultivar alimentos.

Para los científicos, la medida de la selección de cultivos en función del albedo de las plantas a cultivar supone una alternativa realista que permitirá reducir la sequía y las olas de calor. Los resultados se verían además pronto, y tendrían un coste económico muy bajo.

Geoingeniería necesaria

La posibilidad de que las emisiones de gases de efecto invernadero nos lleven a un estado climático descontrolado ha estimulado a los especialistas a buscar soluciones tecnológicas de escala planetaria para reducir el calentamiento global.

Así nació, en la década de los noventa, la geoingeniería. La propuesta de los científicos de Bristol es, como ellos la definen, de “bio-geoingeniería”: para mitigar el calentamiento de la superficie del planeta se pueden aprovechar también las plantas.

Su propuesta se enmarca en otra serie de propuestas, como las presentadas a principios de pasado mes de diciembre en Poznan (Polonia), en la reunión que precede a la futura Conferencia de Copenhague 2009.

Crear una gran sombrilla con microsatélites o rociar las nubes con 1.400 millones de toneladas de agua de mar para que los cristales de sal formen un espejo que refleje la luz solar, son algunas de las ideas que barajaron en Poznan los representantes de 197 países interesados en frenar el cambio climático.

Y es que, a pesar de que el Protocolo de Kyoto sobre el cambio climático se firmó hace más de una década, las intenciones iniciales no se han cumplido, por lo que en un futuro, quizá, haya que tomar medidas drásticas y de efecto rápido.


Viernes, 16 de Enero 2009
Artículo leído 13505 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Elard el 17/01/2009 14:13
Es ovio k la gente cientificos y prensa no hablan del verdadero problema que ocasiona l calentamiento globlal, se necesita una disminucion drastica de la tasa de crecimiento poblacional a nivel mundial.
somos unos hipocritas nos vamos por la tangente y no encaramos al problema desde el frente.

2.Publicado por AMENITO el 22/01/2009 13:41

Seria una buena solucion para poder parar en algo el calentamiento global

3.Publicado por Ignacio Rivera Cordovilla el 08/03/2009 13:09
devolver a la tierra semillas de todas las diferentes especies, por medio de sus vitales arterias que son los rios seria la principal solucion al calentamiento global.

4.Publicado por Luis Ignacio Granados el 26/10/2009 16:42
Y porque no empezamos a hacer algo al respecto, en beneficio de las generaciones que vendrán después de nosotros. Basta ver a nuestro vecino Venus para imaginar lo que pasará si nuestro hermoso planeta se sigue calentando. Propongo que los ciudadanos comunes y corrientes empecemos desde ya campañas grupales o individuales de reforestación. Si cada quien plantamos y cuidamos aunque sea 3 árboles a lo largo de nuestra vida, hariamos un gran beneficio a nuestro ecosistema.
Claro que estaria bien además, verificar cuales son los que tienen altos niveles de albedo y se adaptan a nuestro medio ambiente.

Saludos desde Mex.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria