Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Proyectan un coche eléctrico que aporta energía a la red en caso de avería

La venta de esta energía sobrante permitiría rentabilizar el vehículo


Ingenieros españoles proyectan un vehículo eléctrico que no sólo consume energía, sino que también puede aportarla a la red eléctrica en caso de incidencia técnica, si el usuario no está utilizando el vehículo en ese momento. La venta de esta energía sobrante permitiría rentabilizar la inversión a su propietario, según sus creadores. Cristina G. Pedraz/DICYT/T21.




Modelo de coche eléctrico. Foto: UggBoy♥UggGirl
Modelo de coche eléctrico. Foto: UggBoy♥UggGirl
La movilidad supone todo un reto en las grandes ciudades. A los costes económicos que genera el tráfico urbano se unen los costes de tiempo que emplea cada ciudadano en trasladarse de un punto a otro de la ciudad. En todo este entramado, el aspecto medio ambiental también juega un papel importante, teniendo en cuenta la contaminación del tráfico rodado o los objetivos europeos 20-20-20 (reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento, ahorrar el 20 por ciento del consumo de energía y promover las energías renovables hasta el 20 por ciento del total de la demanda en el horizonte de 2020).

La mejora de la movilidad urbana es esencial para cumplir estas directrices, por lo que tres centros tecnológicos de la región, los vallisoletanos Cedetel y Cidaut y el burgalés ITCL (Instituto Tecnológico de Castilla y León), han llevado a cabo un proyecto denominado Dhemos para contribuir a una movilidad “sostenible”. Como detalla el investigador de Cedetel Mario Ramírez, se trata de fomentar una movilidad “eficiente, limpia y ecológica” a través del vehículo eléctrico, “que está empezando a surgir con fuerza y a implantarse en el mercado”.

El proyecto, denominado Dhemos, aúna la experiencia de cada uno de los centros tecnológicos en las tres “patas” que sustentan el vehículo eléctrico: el desarrollo de infraestructura de recarga, dispositivos y servicios en el caso del ITCL; las comunicaciones y la implementación de redes eléctricas inteligentes (Smart Grids) en el de Cedetel ; y el propio vehículo eléctrico y su optimización energética en el caso de Cidaut, que además coordina todos los trabajos.

“El proyecto da una vuelta de tuerca a lo que tradicionalmente se viene planteando. Mientras que hasta ahora se utiliza la red eléctrica exclusivamente para recargar el vehículo, nosotros hemos añadido una cosa más: que el vehículo, además de requerir energía del sistema, como tiene batería, puede aportar también energía al sistema cuando se produzca algún tipo de problema o incidencia en la red, si el usuario no lo está utilizando en ese momento”, detalla Ramírez.

Mediante herramientas de simulación, Cedetel ha estudiado qué sucedería si los propietarios de los vehículos eléctricos vendieran su energía sobrante cuando no vayan a necesitarla. “Esto les permitiría rentabilizarlo”, asegura. Para ello, el centro ha diseñado una arquitectura de comunicaciones que integra a todos los agentes involucrados en este nuevo modelo de operación y negocio.

Maximizar la autonomía

Por otro lado, Cidaut se ha encargado de la optimización del modelo energético del vehículo eléctrico de cara a maximizar su autonomía. Así, han instrumentalizado uno de estos vehículos para medir sus parámetros de consumo y han extraído modelos matemáticos de comportamiento y emisiones de CO2 que permiten analizar criterios de optimización.

Finalmente, el ITCL se ha ocupado de identificar dispositivos y servicios para usuarios de vehículos eléctricos, como la posibilidad de seleccionar rutas por criterios energéticos. Del mismo modo, el centro tecnológico burgalés ha desarrollado algoritmos para la optimización de la gestión de la recarga y ha realizado estudios de movilidad urbana y periurbana y receptividad al vehículo eléctrico.

Tal y como subraya Mario Ramírez, la colaboración entre centros ha sido “muy productiva” y ha servido para descartar un aspecto que preocupaba a los investigadores, que la realización de tantos ciclos de carga y descarga no supone una reducción drástica del ciclo de vida de las baterías si la descarga se lleva a cabo de una forma adecuada.

Sábado, 14 de Abril 2012
Cristina G. Pedraz/DICYT/T21
Artículo leído 4580 veces




Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Fernando CASTRO DE ISIDRO el 14/04/2012 11:12
fernandojesus50
Llevo un tiempo pensando en adquirir uno de los coches eléctricos que acaban de salir al mercado con producción en Valladolid. Me interesa el pequeñito, el de licencia municipal. Dudo en comprarlo por la inseguridad que puede suponer dejar un coche de estas características en la calle. Ahora, esta noticia que complementa bastante la información sobre el coche eléctrico, puede significar que cambie de parecer y al final lo compre porque pueda alquilar una plaza de garaje.

2.Publicado por zapallo el 25/04/2012 13:47
QUE ME IMPORTA!!!!!!!!!!!

3.Publicado por gorullull el 03/05/2012 14:21
Este tipo de noticias CONFUNDEN a los que la leen...
1) Cuando recargas una batería, solo almacenas el 40 % de la energía consumida.
2) Si se te avería el coche, vendes esa energía con sus correspondientes pérdidas de transformación.
3) y con lo que te den por esa mínima parte de energía, pagas al taller.
Por favor nadie en sus cabales se lo va a creer...

Además si vendes la energía que le queda a la batería, cuando vayas a recoger el coche que haces, ¿lo pones a recargar otra vez?
Absurdo total de noticia.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >