Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Revierten el proceso de envejecimiento de las células madre

El avance podría suponer la aparición de nuevos tratamientos de medicina regenerativa


Un equipo de investigadores del Buck Institute for Research on Aging y del Georgia Institute of Technology de Estados Unidos ha conseguido revertir el proceso de envejecimiento de las células madre adultas del ser humano, un avance que podría suponer la aparición de nuevos tratamientos de medicina regenerativa destinados a eliminar los efectos de la vejez en el organismo, pero también a reparar tejidos dañados del corazón tras un infarto, a sanar heridas o a corregir síndromes metabólicos. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Células madre embrionarias humanas. A. Colonias de células aún no diferenciadas. B. Células nerviosas. Fuente: Wikimedia Commons.
Células madre embrionarias humanas. A. Colonias de células aún no diferenciadas. B. Células nerviosas. Fuente: Wikimedia Commons.
Un equipo de investigadores del Buck Institute for Research on Aging y del Georgia Institute of Technology de Estados Unidos ha conseguido revertir el proceso de envejecimiento de las células madre adultas del ser humano.

Este avance podría suponer la aparición de nuevos tratamientos de medicina regenerativa, destinados a sanar dolencias propias del envejecimiento.

Importancia de las células madre

La capacidad regeneradora de los tejidos y de los órganos del cuerpo disminuye con la edad. Actualmente, se cree que el grado de envejecimiento de los organismos depende del envejecimiento de los tejidos y de las células madre adultas que los componen.

Partiendo de esta idea, la comprensión de los procesos y de las moléculas que posibilitan que las células madre adultas humanas se autorregeneren, se dividan, proliferen y se diferencien para reparar tejidos dañados podría ser la clave para la cura de muchas de las enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Las células madre adultas son importantes porque ayudan a mantener los tejidos sanos, reemplazando las células que han envejecido o que han sido dañadas. Asimismo, las células madre son pluripotentes, lo que significa que una célula madre adulta puede crecer y sustituir numerosas células del organismo de tejidos y órganos diversos.

Sin embargo, al igual que otras células del organismo, las células madre adultas también se ven afectadas por el envejecimiento. Cuando esto ocurre, el cuerpo no puede reemplazar los tejidos dañados tan bien como antes, lo que ocasiona una serie de enfermedades y de condiciones físicas.

Encontrar la manera de mantener estas células madre adultas jóvenes, posiblemente permita usarlas para reparar tejidos dañados del corazón tras un infarto, para sanar heridas, para corregir síndromes metabólicos, producir insulina para enfermos de diabetes, para curar la artritis y la osteoporosis, e incluso para regenerar huesos.

Diferencias en el envejecimiento celular

Según se explica en un comunicado del Intituto GeorgiaTech, en su investigación, los científicos estudiaron el mecanismo del reloj biológico celular que subyace a la limitación de la división de las células madre adultas del ser humano, a medida que éstas envejecen.

Victoria Lunyak. Fuente: Buck Institute for Age.
Victoria Lunyak. Fuente: Buck Institute for Age.
Para empezar, los investigadores partieron de la hipótesis de que el daño en el ADN del genoma o información genética de las células madre adultas tendría una apariencia muy diferente a la del daño por envejecimiento de las células corrientes.

Se sabe que los extremos de los cromosomas o telómeros de las células comunes experimentan un acortamiento cuando éstas envejecen. En cambio, las células madre adultas mantienen sus telómeros a pesar de envejecer. Por tanto, en el proceso de envejecimiento de las células madre entran en juego diferentes mecanismos que en el caso de las otras células. Pero, ¿cuáles?

El análisis de los cambios por envejecimiento en el genoma de células madre en cultivo reveló que "los daños en el genoma de estas células se debía a los retrotransposones”, explica King Jordan, uno de los autores del estudio. Los retrotransposones son elementos genéticos omnipresentes en el ADN de todos los organismos eucariotas.

Esta constatación pudo hacerse gracias a la aplicación de de técnicas experimentales y métodos computacionales y a la comparación de células madre adultas de individuos jóvenes, recién aisladas y capaces aún de autorrenovarse, con células madre de los mismos individuos que ya habían pasado un tiempo en cultivo y cuya capacidad regenerativa estaba, por tanto, agotada.

Inversión del proceso

Hasta ahora, se pensaba que los retrotransposones eran no funcionales y, por tanto, estaban considerados como “ADN de desecho”. Sin embargo, “las evidencias recopiladas indican que juegan un importante papel en la regulación del genoma”, añade Jordan.

Los científicos descubrieron que, mientras que las células madre adultas sanas eran capaces de suprimir la actividad transcipcional de estos elementos genómicos y ocuparse del daño en el ADN, las células madre adultas envejecidas no fueron capaces de eliminar esta transcripción.

Por el contrario, “suprimiendo la acumulación de copias tóxicas de los retrotransposones, fuimos capaces de revertir el proceso de envejecimiento de células madre adultas en cultivo”, afirma Victoria Lunyak, otra de las autoras de la investigación.

Esto supuso volver a darle cuerda al reloj celular con lo que “no sólo pudimos rejuvenecer a células madre humanas envejecidas sino que, para nuestra sorpresa, también fuimos capaces de devolverlas a un estadio de desarrollo temprano, regulando sus “factores de pluripotencia”, que las proteínas clave en la autorrenovación de las células madre embrionarias no diferenciadas”, añade la investigadora.

Los científicos planean ahora futuros análisis para validar la utilidad de estas células madre rejuvenecidas para aplicaciones clínicas de regeneración de tejidos. Los resultados obtenidos en este estudio han aparecido detallados en la revista Cell Cycle.


Jueves, 22 de Septiembre 2011
Artículo leído 11537 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Villaverde el 27/09/2012 12:46
La persona se hace vieja porque sus células se hacen viejas. Con cada división celular se pierde un trozo de adn, las cadenas de adn son cada vez más cortas y llega un punto en que las células ya no puede dividirse o lo hacen con dificultad, dando lugar a errores ,es decir ,mutaciones . Estos errores acumulativos son los que puede provocar cáncer. Por tanto, un experimento interesante, a mi modo de ver, hablando desde la humildad, ya que no se nada del tema, seria el siguiente:

1) Coger a un individuo joven, con células jóvenes por tanto, y extraer una muestra de células madre de dicha persona.

2) Congelar esas células, para preservarlas intactas en el tiempo. Si se pueden congelar óvulos y espermatozoides, me imagino que eso es posible.

3) A medida que el sujeto de prueba envejece, sus células de su cuerpo se irán dividiendo y tendrán cadenas de adn más cortas. Sin embargo tenemos en nuestro poder sus células madre jóvenes con largas cadenas de adn. Y tenemos todas las que queramos dado que los científicos pueden reproducirlas usando la clonación. Si pudieron clonar una oveja podrían clonar una célula, y la longitud de las cadenas de adn serguirá intacta que es lo que importa.

4) Cada cierto tiempo inyectar células madre joven ,en el organismo del sujeto de prueba.Mi intuición me dice que una célula joven tiene más facilidad de dividirse que una célula más vieja, y que en el universo si tenemos un proceso A y un proceso B, se ejecutará con mayor facilidad el que involucre un gasto energético menor(división de células jóvenes).

En resumidas cuentas, si cada célula tiene una edad, congelamos una muestra de células jóvenes.

¿Detendría esto el proceso de envejecimiento?

Tras haber secuenciado el genoma humano, a los científicos les queda la dura tarea de comprenderlo.

Deberían de tomar todos esos volumenes de cadenas de caracteres,imprimirlos y ponerselos delante a los savants( esos discapacitados geniales, como el que salia en la pelicula rain man). El adn no deja de ser un cóidgo, tal vez sus extraños cerebros podrían descifrar algo.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >