Tendencias 21
25 Aniversario




Roger Avary, en Twitter desde la cárcel

El guionista de Pulp Fiction cuenta su experiencia entre rejas a través de Twitter


Definitivamente las redes sociales en línea están transformando la vida de las personas y la forma en que estas se comunican con el mundo. Esta vez la historia pertenece Roger Avary, ganador del Óscar por escribir el guión de Pulp Fiction junto a Quentin Tarantino, quien en septiembre ingresó a la cárcel del condado de Ventura en Estados Unidos y desde allí ha empezado a relatar sus experiencias a través de los mensajes de 140 caracteres de Twitter. Aún no se ha confirmado que él sea el verdadero autor de los mensajes pero hay varios hechos que indican que, en efecto, así es. Por Catalina Franco R.



Página de Avary en Twitter.
Página de Avary en Twitter.
Página de Avary en Twitter.
Página de Avary en Twitter.
Una vez más el tema son las redes sociales en línea, que cada día nos permiten conocer nuevas facetas y descubrir las herramientas que proporcionan a los seres humanos y que, día a día, están transformando su cotidianidad, su forma de vivir y de comunicarse con el mundo, y la formar de expresar sentimientos o contar historias.

Al principio se hablaba de redes sociales en general, pero a medida que los fanáticos y los expertos se han adentrado más en el estudio y el análisis de las particularidades de redes como Twitter, Facebook, LinkedIn, entre otras, la humanidad ha empezado a conocer los detalles que hacen de cada una de ellas una herramienta especial para funciones específicas que parecen tener usos cada vez más innovadores.

En esta ocasión, como lo relatan en un artículo del periódico The Guardian, la novedad la tiene Twitter. Resulta que Roger Avary, el guionista de Hollywood que recibió el Óscar por escribir el guión de Pulp Fiction junto a Quentin Tarantino, y quien hoy está preso por su participación en un grave accidente de tránsito en enero de 2009, decidió empezar a relatar sus experiencias en la cárcel del condado de Ventura, en Estados Unidos, a través de los mensajes de 140 caracteres de Twitter.

Aunque aún no se ha confirmado que Avary sea el verdadero autor de los mensajes, hay varios hechos que así lo indican como, por ejemplo, que en su página oficial avary.com haya un enlace que lleva a la cuenta de Twitter a través de la que se publican.

Desde la cárcel gracias a Twitter

Y es que, como comentan en el artículo, desde que Avary fue recluido en la cárcel muchos hablaron del final de su carrera en Hollywood, pero ahora este ha sorprendido con sus crónicas de la vida en prisión en las que describe cómo transcurren los días y se queja de las malas condiciones en las que se encuentra, y de lo duras que son las noches.

Por ejemplo, uno de sus mensajes expresaba lo siguiente: “La enfermedad se riega a través de las instalaciones como los incendios en la maleza y el #34 (su número de identificación en prisión) es impotente para evitar el brote y la inevitable infección”.

A juzgar por la descripción a la que tienen acceso los usuarios de Twitter que han sido aceptados por Avary, los días de reclusión no han sido nada fáciles para este guionista que, además de Pulp Fiction, también ha dirigido películas como Killing Zoe y The Rules of Attraction, y que ahora se pregunta en qué momento fue a parar a un lugar tan oscuro y tan triste, como ha contado en sus relatos.
“Cae la noche, y la única actividad real es hacer un recuento interminable de los terribles y absurdos eventos que nos trajeron a todos a este triste lugar”, cuenta él.

Avary ha hablado del miedo que sintió al principio por la intimidación de los guardias; del nauseabundo olor a sudor de las sábanas que han sido usadas por miles de presos; de los granos que reciben como desayuno sacados de un costal con la imagen de un caballo y con un letrero que advierte que no es para consumo humano; y de la poca luz que entra a través de las ventanas, entre otras situaciones.

¿Es Avary o no?

Los mensajes de Avary en Twitter están protegidos, es decir, no pueden ser vistos por todos los usuarios de esta red social, sino que quienes quieran leerlos tienen que enviar una solicitud a Avary para que este la responda positiva o negativamente. Aún así, sus relatos se han convertido en un debate público que ha puesto a las autoridades de la cárcel alerta y que las ha hecho desmentir que el guionista sea el verdadero autor, ya que, según aseguran, los reclusos no tienen acceso a Internet.

Por eso muchos se preguntan cómo está logrando Avary actualizar su cuenta de Twitter desde prisión, para lo que han surgido teorías como la de que lo hace a través de una aplicación del iPhone llamada Titterific; o que le lee los mensajes por teléfono a un amigo para que él actualice la cuenta; o que, como expresó el periódico Los Angeles Times, efectivamente Avary disponga de acceso a Internet a través de un computador, ya que la mayoría de las actualizaciones han sido realizadas desde un explorador de red.

Sea cual sea el método, y sea o no Avary el autor de los mensajes, esta historia es un ejemplo más de que las redes sociales online se han convertido en una forma de hacerse oír por la sociedad y de saltarse las barreras que a veces se imponen a la libertad de expresión y a otro tipo de libertades…



Miércoles, 27 de Enero 2010
Catalina Franco
Artículo leído 4184 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >