Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Salvando a los cameruneses de la mala salud




El gobierno de Camerún inició una ofensiva contra las instalaciones ilegales de salud, y planea clausurar más de 524 centros de capacitación médica y 600 clínicas privadas que operan clandestinamente en esta nación del centro de África. “Estamos iniciando actividades para poner orden en el sector médico, porque se salió de control. La mayoría (de […]

El artículo Salvando a los cameruneses de la mala salud fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

El gobierno de Camerún dice que la cantidad no controlada de clínicas de salud e instituciones de formación médica son responsables de muertes y del empeoramiento de las condiciones médicas. Crédito: Monde Kingsley Nfor/IPS.

El gobierno de Camerún dice que la cantidad no controlada de clínicas de salud e instituciones de formación médica son responsables de muertes y del empeoramiento de las condiciones médicas. Crédito: Monde Kingsley Nfor/IPS.

Por Monde Kingsley Nfor
YAOUNDÉ, Jan 24 2014 (IPS)

El gobierno de Camerún inició una ofensiva contra las instalaciones ilegales de salud, y planea clausurar más de 524 centros de capacitación médica y 600 clínicas privadas que operan clandestinamente en esta nación del centro de África.

“Estamos iniciando actividades para poner orden en el sector médico, porque se salió de control. La mayoría (de los operadores ilegales) carecen de formación, personal adecuado, equipos e infraestructura para operar, sea como institución de capacitación médica o como clínica”, dijo a IPS el inspector nacional de Salud del Ministerio de Salud Pública, Biwole Sida.

“La cantidad no controlada de clínicas y establecimientos de formación es responsable de la muerte y el empeoramiento de las condiciones sanitarias de muchos cameruneses inocentes”, agregó Sida.

En el área de residencias estudiantiles de Bonamusadi, en Yaoundé, IPS visitó una de esas clínicas,  abierta 24 horas, que brinda una amplia gama de servicios médicos, incluidos la atención prenatal y pediátrica.

Pero un paciente que llegó a esta clínica privada con quemaduras fue rechazado y debió ser trasladado al cercano y público Hospital Central de Yaoundé, ya que la clínica dejó de admitir casos de emergencia.

“Ahora operamos solo por cita, después que el gobierno anunció (que estaba) clausurando clínicas”, dijo a IPS la asistente clínica Helen Evinga.

François Penda, funcionario médico en la unidad de emergencia del Hospital Central de Yaoundé, quien asistió al paciente quemado transferido por la clínica privada, explicó que no estaría mal que se clausuraran aquellas  ilegales.

“La mayoría de los pacientes llegan al hospital al borde de la muerte, tras haber perdido tiempo en pequeñas clínicas privadas que ni siquiera están equipadas técnica y profesionalmente para manejar emergencias”, dijo a IPS.

“Un accidente (con quemaduras) como este es muy complicado y requiere recursos médicos muy sofisticados. Todo intento inadecuado (de tratar la herida) complicará las posibilidades de recuperación del paciente”, explicó Penda.

Los prohibitivos costos de la salud pública

Algunos operadores de clínicas privadas sostienen que brindan un servicio muy necesario, pues el costo de la atención médica en hospitales y clínicas del gobierno es prohibitivo.

“Hay una gran necesidad de los servicios de clínicas privadas en Camerún. Las estructuras del gobierno no alcanzan para satisfacer a todas las clases de pacientes, y habitualmente están saturadas de pacientes, lo que les dificulta recibir un tratamiento justo”, dijo a IPS el técnico de laboratorio Maxwel Fonyu, dueño de una pequeña clínica en Yaoundé.

Fonyu señaló que millones de personas que viven en tugurios urbanos dependen de la asistencia médica barata que brindan centros médicos como el suyo.

“En mi clínica, por ejemplo, en vez de cobrar 10 dólares por un análisis de paludismo como en los grandes hospitales, solo les pido un dólar por él, y prescribo y vendo medicinas que son económicamente accesibles y vitales para su tratamiento”, dijo.

Clínicas ilegales, culpa del gobierno

Bidjogo Atangana, secretario general del Consejo Médico Nacional de Camerún, dijo a IPS que la existencia de clínicas ilegales y mal equipadas se debe parcialmente a que hace dos décadas el gobierno liberalizó el sector.

“En los años 90, la gente estaba autorizada a abrir clínicas de salud como un Grupo de Iniciativa Común (sin fines de lucro), que es uno de los medios más fáciles de adquirir una licencia para ese tipo de emprendimientos”, dijo Atangana.

Actualmente, el Consejo Médico Nacional quiere que todos los centros de salud que operaban como Grupos de Iniciativa Común cierren sus puertas y obtengan calificaciones y licencias  adecuadas, que muchos no tienen.

“Nadie poseerá, por lo tanto, tal estructura, sin autoridad del Consejo Médico Nacional de Camerún, y la capacitación que se ofrece en algunas instituciones de salud también debe chequearse”, dijo Atangana.

Pero según Etienne Tsou, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica de Camerún, es necesario regular más que apenas las clínicas, pues la mayoría de las instituciones que se dedican a la formación operan de modo ilícito.

“No puede entrenarse a un profesional médico sin una educación formal para ello. La mayoría de las enfermeras y los médicos retirados piensan que están calificados para abrir sus propios centros y capacitar a otros, cuando ellos no tienen lo que se necesita” para enseñar, dijo a IPS.

“El sector puede carecer de profesionales calificados, pero poner las vidas de ciudadanos inocentes en manos de charlatanes creará un problema mayor de salud pública. Sin embargo, hay muchos cameruneses con buenos diplomas de graduación, pero sus servicios se exportan a países que pagan (salarios) más altos”, agregó.

Falta de personal capacitado

Según el Ministerio de Salud, alrededor de 5.000 médicos cameruneses ejercen su profesión en el exterior.

Tetanye Ekoe, vicepresidente de la Orden Nacional de Médicos en Camerún, dijo que la mitad de los 4.200 médicos que residen en el país no ejercen su profesión.

De la otra mitad, alrededor de 1.000 están en comisión en el Ministerio de Salud, donde desempeñan principalmente tareas administrativas. Los restantes 1.100 están en la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas de la Universidad de Yaoundé I, en organizaciones no gubernamentales o en el sector privado.

Algo más de 500 médicos y 5.000 enfermeras se gradúan anualmente en Camerún.

Ekoe explicó que la limitada cantidad de médicos que ejercen su profesión en el país hace que en Camerún, un país de 21 millones de habitantes, esté muy lejana la meta de un médico por cada 10.000 personas de la Organización Mundial de la Salud.

“La proporción real está más cerca de un médico por cada 40.000 habitantes, y en áreas remotas como las provincias del lejano norte y el oriente, la relación está más cerca de un médico por cada 50.000 habitantes”, dijo Ekoe.

El artículo Salvando a los cameruneses de la mala salud fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/01/salvando-los-ca...


Viernes, 24 de Enero 2014
Monde Kingsley Nfor
Artículo leído 408 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.