Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Sánchez Gómez: Físicos y filósofos se han unido para explicar el mundo cuántico

La gravedad es la fuerza más misteriosa que existe y nadie sabe de dónde procede


Físicos y filósofos se han unido para explicar la complejidad del mundo cuántico, señala en esta entrevista José Luis Sánchez Gómez, catedrático de Física teórica de la UAM. Añade que la gravedad es la fuerza más misteriosa que existe, y que nadie sabe de dónde procede. Y concluye: Involucrar a la conciencia en las leyes de la naturaleza, por ejemplo en la medición de la realidad, es peligrosa, ya que son matices más bien filosóficos que científicos.





El catedrático de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid, José Luis Sánchez Gómez,  explica en esta entrevista los grandes avances de la física a los que ha contribuido el estudio y desarrollo de la Teoría Cuántica, desde las aplicaciones derivadas del conocimiento de la estructura del átomo, como la superconductividad, hasta el desarrollo de la Teoría cuántica de la información que trae consigo la mecánica cuántica.

La física cuántica nació para explicar propiedades de la luz, y de ahí pasó a explicar todo el mundo subatómico, pero se comprobó que tenía implicaciones a escala macroscópica, señala  Sánchez Gómez.

Añade que el descubrimiento de la estructura del átomo fue fundamental para el desarrollo de una serie de aplicaciones que han marcado la tecnología del siglo pasado y del actual, especialmente en el tratamiento y transmisión de la información.

Sobre la Teoría de la Información cuántica, José Luis Sánchez Gómez destaca que no es una prolongación de la Teoría de la Información clásica, ya que sus componentes siguen las leyes que van más allá de la lógica clásica: se puede transmitir información utilizando los aspectos cuánticos.

Asimismo, el profesor Sánchez Gómez explica, refiriéndose a la criptografía cuántica, que por las propiedades de la mecánica cuántica (la no clonación) es imposible descifrar un mensaje enviado por este sistema.

A lo largo de la entrevista, Sánchez Gómez se refiere a los estados cuánticos, señalando que en ese estado es  imposible saber lo que puede determinarse en un estado normal, refiriéndose al principio de incertidumbre de Heisenberg.

También aludió a la paradoja de que no hay propiedades objetivas determinadas en un estado cuántico subatómico, ya que la componente por ejemplo del spin del electrón no tiene una propiedad objetiva, propiamente hablando.

Una de los grandes logros de los últimos 30 años es haber conseguido fabricar cosas a pesar de este grado de incertidumbre de las partículas elementales. Se refiere José Luis Sánchez Gómez a la microfabricación cuántica, que se ha hecho posible porque ya se puede conseguir que los electrones de un átomo complejo se muevan como queramos, estadísticamente siempre.

Propiedades cuánticas

Asimismo, se refiere José Luis Sánchez Gómez al entrelazamiento cuántico para explicar que, cuando tenemos un sistema formado por dos partículas en un estado entrelazado, se transmite (es una manera de hablar) una influencia instantánea entre las partes de ese sistema, aunque se encuentren enormemente distanciadas. Los ordenadores cuánticos funcionan con esa propiedad, añade.

Sobre el así llamado colapso de la función de onda (que define como una manera de hablar), señala que se requiere la existencia de un observador inteligente (sea humano o no) para que se produzca. Se piensa por ello que el colapso no es una propiedad física, ya que no se puede explicar con la física cuántica, que se supone que puede describir todas las leyes de la naturaleza.

El colapso se produce cuando algo (como un futuro ordenador muy elaborado, no necesariamente una persona) es consciente de que se ha producido. Sin embargo, matiza, la tendencia materialista piensa que involucrar la conciencia en las leyes de la naturaleza, por ejemplo en la medición de la realidad, es peligrosa, ya que son matices más bien filosóficos que científicos.

La importancia que puede tener el observador sobre la realidad le lleva a Sánchez Gómez a señalar que el Determinismo clásico no se puede mantener si se acepta la física cuántica.

Y explica: Schrödinger propuso su teoría para demostrar que la mecánica cuántica no podía ser la última teoría, porque requiere la existencia de un observador inteligente. El observador es el que mata o deja vivir al gato, y eso está fuera de las leyes de la física.

Sobre la gravedad, señala que es la fuerza más misteriosa que existe, y que nadie sabe de dónde procede, ni entiende el origen cuántico de la gravedad.

La complejidad del conocimiento cuántico ha desarrollado una colaboración de físicos y filósofos, explica.

Sobre el centenario de la Teoría de la Relatividad General, que se celebra este año, Sánchez Gómez destaca que lo que pretendía Einstein era entender lo que era la gravedad y señaló que era una propiedad del espacio-tiempo. Lo que pasa es que en la actualidad ese fenómeno no se puede explicar por la teoría cuántica.
 




Martes, 12 de Mayo 2015
Artículo leído 6460 veces


Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Más contenidos del Canal T21 Televisión
< >

Lunes, 14 de Noviembre 2016 - 13:00 Diego Isabel La Moneda: cambiar el mundo es posible


Y también puedes seguirnos en tu televisor en NIMBO TV