Tendencias 21
Universidad Comillas




Se intensifica el debate sobre el ateísmo y la religión

Hasta Einstein y Heisenberg reaparecen para recordarnos los orígenes y vigencia de este debate de ideas


Nuevos libros, artículos y comentarios en prensa ponen de manifiesto el auge del debate entre ateísmo y religión. Para algunos científicos, ha llegado el momento de que la religión sea sustituida por la ciencia, como ha escrito Dawkins en su polémica obra El espejismo de Dios. La manipulación de la religión para cometer actos terroristas o bélicos aumenta las dudas sobre su validez, añaden otros autores. Según el físico Frank Tipler, el cristianismo tiene una sólida base científica. La realidad es que la religión siempre ha sido controvertida y que el auge religioso lleva consigo un auge paralelo del ateísmo. En recientes reapariciones, tanto Einstein como Heisenberg nos recuerdan el origen y la vigencia de este debate. Por Yaiza Martínez.



Muchas veces la violencia se ejerce en nombre de la religión. Flashpoint.
Muchas veces la violencia se ejerce en nombre de la religión. Flashpoint.
En los últimos años, numerosos libros escritos por notables científicos (Stenger, Dawkins, Dennet, Harris, Hamer, Wilson, etc.) han pretendido explicar la religión científicamente: ¿Qué es la religión? ¿Qué es la espiritualidad? ¿Cómo puede explicarse? ¿Cuál es el significado de una aproximación científica al estudio de la religión? Son algunas de las preguntas que se han planteado estas obras.

Lo recuerda un interesante artículo de la revista Global Spiral, del Instituto Metanexus. El artículo lo firma William Grassie, quien explica los distintos modos de abordar el fenómeno de la religión, bien desde un contexto histórico y social, vinculado a prácticas religiosas establecidas, bien desde determinados libros o textos sagrados fundacionales.

Rechazo científico de la religión

Según Grassie, si se aborda el fenómeno de la religión desde el ámbito de la ciencia, la tendencia es de rechazo absoluto a la religión, y de sustituirla por puntos de vista racionales y científicos del ser, de la sociedad, del cosmos, etc., tal y como han pretendido en sus obras los científicos antes mencionados.

Esta tendencia no es nueva, puesto que comienza con autores de otras épocas (Durkheim, Weber, Tylor …), y ha dado lugar a un corpus de ciencias sociales (psicología, sociología, economía y antropología) en el que se contempla la religión como irracional, supersticiosa, retrógrada y disfuncional, a partir de criterios que fueron tomados de la Ilustración.

Asentada en la idea del progreso, esta tradición genera la creencia de que la secularización progresiva es un resultado óptimo del desarrollo económico y científico del mundo. Un tipo de pensamiento que explica el mundo conseguirá sustituir al pensamiento religioso (irracional), parece decir.

Batalla de ideas

Esta tendencia se exacerba en nuestros días. Un segundo artículo publicado por la revista Vision, titulado ¿Estaríamos mejor sin la religión?, expone las ideas del periodista y escritor Christopher Hitchens, quien analiza el desafío que algunos autores (Richard Dawkins y Daniel Dennett) han planteado en los últimos años a las religiones, calificándolo como auténtica “batalla de ideas”.

Hitchens, autor del libro recién publicado “God is not Great” señala la fuerza con que la religión se ha convertido actualmente en espoleadora de la violencia y de la guerra en diversos lugares del mundo (desde Irlanda del Norte hasta Irak).

La religión no es la única responsable de estos problemas, escribe, pero los agrava. Pero, por otro lado, afirma que la tiranía secular es tan peligrosa como la tiranía religiosa y que, en los extremos, existe una equivalencia moral entre ateos y creyentes.

Tal vez por eso, concluye Hitchens, se recrudece en nuestros días la batalla de ideas en torno al ateísmo y la religión ya que, frente a lo que autores como Dawking afirman, como que estaríamos mejor sin religión, aparecen otras voces que afirman que la religión sigue adelante cobrando nueva fuerza… y el ateísmo también.

Procesos paralelos

Lo explica otro autor de diversas obras a este respecto llamado Keith Parsons, quien en una conferencia impartida en el Greer-Heard Forum del Seminario Baptista de Nueva Orleáns (en febrero de 2006), destacó que que cada vez se publican más libros sobre ateísmo que se convierten en auténticos best-sellers.

¿Las causas? Para Parsons, quizá la ira hacia los actos terroristas perpetrados por fanáticos religiosos o las políticas que utilizan el nombre de Dios para seguir cometiendo barbaridades.

Por tanto, explica Parsons, tenemos por un lado el rechazo de las ciencias a la religión en su aspecto limitador y “malvado” y, por otro lado, el supuesto aumento del ateísmo una vez que la religión, aunque siga siendo culturalmente importante, ha perdido su poder de coerción para suprimir las opiniones que la contradigan, al mismo tiempo que en ocasiones justifica hechos terribles.

¿En qué momento nos encontramos? Según Parsons, la religión siempre ha sido controvertida y divisoria. Desde siempre ha tenido detractores y partidarios. Por lo tanto, concluye, no se trata de que el ateísmo o la religión desaparezcan, sino de que debemos tener en cuenta que el auge religioso llevará siempre consigo un auge paralelo del ateísmo. Si la religión emerge, el ateísmo también lo hará.

Antigua discusión

En medio de este debate de nuestros días, se recuperan viejas ideas religiosas de algunos de los artífices de la gran revolución científica del siglo XX, origen de un nuevo debate sobre la ciencia y la religión.

La revista Time publicaba recientemente un artículo sobre Einstein y la Fe, en el que Walter Isaacson resume algunas de las ideas de su último libro Einstein: His Life and Universe.

En su artículo, Isaacson recoge algunas de las expresiones Einstein reconociendo que se declaraba religioso y creyente, aunque de una forma muy personal. Frente a los ateos declarados sentía su humildad ante los grandes misterios del mundo. Los ateos fanáticos no pueden oír la música de las esferas, declaró en una ocasión. La ciencia sin religión es incompleta. La religión sin la ciencia es ciega, manifestó Einstein en otro momento.

E Isaacson concluye: para alguna gente, los milagros sirven como evidencia de la existencia de Dios. Para Einstein, es la ausencia de milagros la que refleja la providencia divina.

No es la única referencia al pasado. La revista Edge reproduce a su vez extractos del premio nobel de física Warner Heisenberg (1901-1976) tomados de un libro suyo Physics and Philosophy: The Revolution in Modern Science, publicado originalmente en 1971 y que ahora vuelve a ser impreso.

En ese libro, Heisenberg, famoso por su principio de incertidumbre, señala que la ciencia y la religión no deberían enfrentarse porque cada una de ellas explica un aspecto del mundo y responde a una necesidad humana diferente, a pesar de lo cual esta separación no le resultaba completamente satisfactoria.

Sin embargo, lo que sí ocurre es que el debate es cada vez más incendiario. Después de la publicación del último libro de Dawkins, al que ya dedicamos un artículo, otro físico de renombre, Frank Tipler, acaba de publicar La física del cristianismo en el que llega a la conclusión de que el cristianismo tiene una sólida base científica.

Como ya informamos en un anterior artículo, el debate entre ciencia y religión se encuentra en un nuevo escenario, pero es evidente que no está agotado.



Jueves, 7 de Junio 2007
Visitas de este artículo: 16176



Nota


1.Publicado por La Comunidad Ahmadía del Islam el 02/02/2012 00:58
Cada día que pasa, más gente se pregunta ¿qué es realmente el Movimiento Ahmadía? ¿Por qué se está extendiendo con tal rapidez y velocidad por todos los continentes del mundo? ¿Quienes son esa gente que hablan de Dios y del Islam y afirman ser verdaderos musulmanes, y, sin embargo, son repudiados por muchos otros musulmanes?



Hablan de paz, amor, servicio a la humanidad ¿Con qué sentido? ¿Quién controla y dirige este movimiento? ¿Qué hay de sus finanzas?Todas estas cuestiones y otras muchas son a menudo formuladas, en ocasiones por pura curiosidad y otras veces con disgusto e incluso con odio. Dado que existe una gran cantidad de desinformación al respecto, vamos a intentar responder brevemente a algunas de tales preguntas.En primer lugar y en lo que se refiere a Dios Todopoderoso, efectivamente, hablamos de Dios, de Al-lah, puesto que El es el motivo y el objeto del Movimiento Ahmadía del Islam, o de forma más breve, del Ahmadíat. También porque nuestro Dios es un Dios Vivo, es el Dios del Santo Profeta Mohammad sa* , el Dios de todos los Profetas, y el Dios del Mesías Prometido y Mahdi: el Profeta de estos últimos días y Fundador del Movimiento. Ciertamente, nuestro Dios es el Dios del Santo Corán. Creemos en Él, en Sus Profetas, en Sus ángeles y en el Día del juicio.



"Declara: ¡El es Al-lah, el Único!, Al-lah, el Independiente e implorado por todos. No engendra ni es engendrado. Y no hay nadie igual a Él" (El Santo Corán 112: 2-5)

آمَنَ الرَّسُولُ بِمَا أُنزِلَ إِلَيْهِ مِن رَّبِّهِ وَالْمُؤْمِنُونَ ۚ كُلٌّ آمَنَ بِاللَّهِ وَمَلَائِكَتِهِ وَكُتُبِهِ وَرُسُلِهِ لَا نُفَرِّقُ بَيْنَ أَحَدٍ مِّن رُّسُلِهِ ۚ وَقَالُوا سَمِعْنَا وَأَطَعْنَا ۖ غُفْرَانَكَ رَبَّنَا وَإِلَيْكَ الْمَصِيرُ

"Este Mensajero Nuestro cree en lo que le ha sido revelado por su Señor, y así hacen los creyentes; todos ellos creen en Al-lah, y en Sus ángeles y en Sus Libros y en Sus Mensajeros, diciendo: "No hacemos distinción alguna entre ninguno de Sus Mensajeros; y dicen: "Oímos y obedecemos, Imploramos Tu perdón, y hacia Ti es el regreso" (El Santo Corán 2: 286)

وَمَا كَانَ لِبَشَرٍ أَن يُكَلِّمَهُ اللَّهُ إِلَّا وَحْيًا أَوْ مِن وَرَاءِ حِجَابٍ أَوْ يُرْسِلَ رَسُولًا فَيُوحِيَ بِإِذْنِهِ مَا يَشَاءُ ۚ إِنَّهُ عَلِيٌّ حَكِيمٌ



"Y no es propio del hombre que Al-lah le hable, excepto por revelación, o tras un velo, o enviándole un mensajero para que le revele con Su mandamiento lo que desee. En verdad, Al-lah es el Altísimo, Sabio" (El Santo Corán 42:52)



Damos testimonio de que El es ciertamente el Dios Vivo que habla a los profetas y a los santos y, a veces también, si lo desea, a los pecadores. Habló en el pasado y habla también ahora. No creó al hombre y lo arrojó al universo para que aprendiera a valerse por sí mismo y tratara de encontrar su lugar. Al contrario, envió profetas a todos los pueblos y naciones para guiar a la humanidad por el camino adecuado. Creemos en todos los Profetas como parte fundamental de nuestra fe. Éstos profetas fueron enviados a pueblos señalados en épocas determinadas, pero cuando la humanidad alcanzó su momento de madurez, llegó el tiempo de un gran advenimiento: el advenimiento del Santo Profeta Mohammad sa.



"Di, Oh humanidad: en verdad soy un Mensajero para todos vosotros procedente de Al-lah, a Quien pertenece el reino de los cielos y de la tierra..." (El Santo Corán 7: 159)



De esta manera el Islam no sólo transforma la multiplicidad en unicidad y la discrepancia en armonía, sino que, con la Llegada del Santo Profeta, la religión revelada se convierte en un proceso evolutivo comprensible, que encuentra su culminación en la persona augusta del santo Profeta Mohammad sa. Con la Gracia de Dios, y en cumplimiento de las profecías hechas por su santo Maestro y Mentor (el Santo Profeta), el Fundador del Movimiento Ahmadía redescubrió en ésta época el Islam del Profeta en su pureza más originaria, y ésta fue su misión fundamental. Dice el Santo Fundador del Movimiento Ahmadía:



"Oh, todos los que moráis sobre la tierra y, Oh, todas las almas humanas que hay en Oriente y en Occidente: Os anuncio categóricamente que la verdadera realidad sobre la tierra es sólo el Islam y el verdadero Dios es el Dios descrito en el Corán; y que el Profeta que posee vida espiritual eterna y que está instalado en el trono de gloria y santidad es Mohammad sa, el elegido, la paz sea con él. La evidencia de su existencia espiritual y su santa majestad se halla en que, siguiéndole y amándole, nos convertimos en receptores de la santa gracia de conversar con Dios y ser testigos de los signos celestiales". (iyaq-ul-Qulub, Ruhani Jazain vol.15 p.141)



El advenimiento del Santo Profeta sa fue y sigue siendo el suceso único más grandioso que haya ocurrido u ocurra nunca en la historia. Todas las religiones convergieron y se fusionaron para formar una sola religión universal por orden divina. El Santo Corán, en añadidura a su propio tesoro de Verdad eterna, también incorporó las verdades contenidas en las escrituras anteriores, y ordenó la creencia en todos los Profetas. Fue y sigue siendo la guía para todos los tiempos y toda la humanidad. En manos de el Santo Ejemplo sa el mundo ya ha visto el milagro de la revolución moral y espiritual más grande de todos los tiempos, que transformó a verdaderos bárbaros en santos.



Sin embargo, el Santo Profeta sa profetizó, con pesar, que en un momento dado, en los últimos días, sus seguidores se alejarían del camino recto y se hundirían en las mayores profundidades de la degradación. En ese momento, Dios, con Su Infinita misericordia haría que apareciera el Mesías Prometido y Mahdi para salvar a la humanidad y hacerla retornar a Dios y al Islam.



Ciertamente, al igual que los musulmanes, también los seguidores de todas las grandes religiones: judíos, cristianos, hindúes, budistas y otros, aguardaban con anhelo el advenimiento del Reformador Prometido que estaba anunciado en sus propias Escrituras. Las condiciones eran las apropiadas para que apareciera el Reformador Prometido.



Amigos: debéis tener en cuenta de que, tal como hemos señalado, este advenimiento del Mesías Prometido y Mahdi y, ciertamente, del Reformador Prometido de todas las religiones, ya ha tenido lugar en la persona de Hazrat Mirza Ghulam Ahmad 555-5555) de Qadián, una aldea remota del norte de la India. Por mandato divino y en cumplimiento de las profecías concernientes al Reformador Prometido, estableció en 1889 lo que hoy es el dinámico Movimiento mundial Ahmadía del Islam. Como hijo espiritual y discípulo del Santo Profeta sa, recibió el encargo de Dios de redescubrir y restaurar el Islam a su pureza originaria y, de inmediato, reunificar y representar a todas las religiones reveladas. También anunció que él era el Mahdi Prometido y el Mesías, y que el anterior Mesías, el hijo de María, nunca vendría de nuevo; pues tras el episodio de la cruz, murió de una muerte natural y su alma descansa en paz en el cielo. También anunció que Dios sigue hablando en la actualidad y que él era receptor de la comunicación divina.



"Juro por Dios, que es el Custodio de mi vida que es Él quien me ha enviado, me ha nombrado Profeta, y me ha nombrado el Mesías Prometido. Ha mostrado grandes Signos para apoyarme, que superan los 300.000 en número" (Apéndice a Haqaiatul Wahi, Ruhani Jazain vol.22, p. 503)

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >








Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico


Artículos más destacados en TR