Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Sensores de color para detectar contaminantes tóxicos en la industria

Un grupo de la Universidad de Valencia desarrolla un método pasivo para controlar los niveles de compuestos nitrogenados


Investigadores de la Universidad de Valencia han desarrollado un sensor colorimétrico autónomo y pasivo para la detección de amoníaco y aminas alifáticas, contaminantes atmosféricos nitrogenados tóxicos y olorosos. Puede utilizarse en sistemas de seguridad personal y colectiva, en sistemas de control medioambiental, y en la industria química y alimentaria. Por Carlos Gómez Abajo.


Carlos Gómez Abajo
Carlos Gómez Abajo, redactor de Tendencias21, es máster en periodismo (El País-UAM), Experto en... Saber más del autor


Los investigadores, observando las diferencias de color. Fuente: UV.
Los investigadores, observando las diferencias de color. Fuente: UV.
Los compuestos nitrogenados como el amoníaco y las aminas alifáticas son contaminantes atmosféricos especialmente peligrosos debido a sus características tóxicas y olorosas. Las aminas alifáticas encontradas en aire en altas concentraciones son el resultado de su uso extensivo en ciertos tipos de industria química, por ejemplo como materias primas o productos intermedios en la preparación de fertilizantes, pesticidas, surfactantes, fármacos, polímeros, colorantes, etc.

Para la detección de aminas in situ y en tiempo real, una posibilidad es utilizar la técnica de muestreo activo, aunque esta técnica suele depender de una fuente externa de energía, lo que supone la necesidad de un equipo específico para el muestreo y, en algunos casos, un coste energético a tener en cuenta.

En cuanto a sensores pasivos, existen pocas opciones para la detección de aminas, y todas ellas presentan inconvenientes como la necesidad de pretratamiento -previo al uso-, o límites de detección excesivamente elevados, lo que impide su uso en atmósferas reales con bajas concentraciones de aminas.

Investigadores del grupo Miniaturizació y Métodos Totales del Departamento de Química Analítica de la Universitat de València han desarrollado un sensor colorimétrico autónomo y pasivo para la detección in situ de aminas en aire con límites de detección de hasta 3 miligramos por milímetro cúbico, siendo por tanto posible su uso en la detección de aminas en atmósferas reales.

El sensor, embebido en una matriz de silicona fácilmente maleable y manejable, es un sensor pasivo que no requiere ninguna clase de pretratamiento, ni fuente de alimentación o instrumento externo. Además, como señala la UV en su web, destaca por su inocuidad al medioambiente, su estabilidad frente a un amplio rango de temperaturas y frente a la humedad y la radiación solar, y su resistencia a la reversión, de modo que la respuesta del sensor permanece estable con el tiempo.

También es capaz de distinguir entre aminas primarias y secundarias, que tienen diferentes propiedades, marcándolas con colores diferentes. La señal del sensor se puede controlar de forma remota mediante fotografía de la medida de color.

Aplicaciones

Yolanda Moliner, profesora ayudante del Departamento de Química Analítica de la UV, señala que existe una demanda creciente de métodos de detección de contaminantes en aire de bajo coste. "Esta tecnología ha sido desarrollada en el ámbito del control medioambiental y de la seguridad personal, pero tiene otras aplicaciones".

El sensor desarrollado es aplicable en sistemas de seguridad personal y colectiva, en sistemas de control medioambiental, para la detección en aire de aminas alifáticas, producidas en gran cantidad de empresas del sector químico, y para el control de aminas alifáticas debidas a la degradación de alimentos, especialmente en pescados, lo cual es útil para empresas alimentarias. También se puede aplicar en plantas de tratamiento de agua.

También se puede utilizar para la detección de biocidas, aminoácidos y anfetaminas, y es posible, cambiando el reactivo, detectar amonio y compuestos carbonílicos.

Las principales ventajas aportadas por la invención son:

-Sencillez y facilidad de uso
-Bajo coste: Proceso de fabricación simple y sin costes elevados
-Bajos límites de detección, adecuado para su uso en atmósferas reales
-Detección cuantitativa: puede llevarse a cabo una detección cuantitativa por medida directa de la reflectancia difusa de los sensores
-Estabilidad.

Jueves, 14 de Abril 2016
Artículo leído 1467 veces




Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >