Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Seth Shostak: "Encontraremos vida en el espacio en este siglo”

Los científicos exploran dos vías para encontrar seres vivos en otros planetas: gases atmosféricos y señales de telecomunicación


Del 10 al 11 de marzo se celebró en Bruselas la Convención de Innovación. En ella, Seth Shostak, astrónomo del SETI afirmó que "encontraremos vida en el espacio en este siglo". Dado que “existen 150.000 millones de galaxias, en cada una de las cuales hay varias decenas de miles de millones de planetas similares a la Tierra, sería un milagro que nos encontrásemos en el único lugar del Universo en el que ocurre algo interesante”, aseguró Shostak. En la actualidad, Los científicos exploran dos vías para encontrar seres vivos en el espacio: los gases atmosféricos y las señales de telecomunicación de otros planetas.





El salvapantallas de Astropulse, el proyecto de la SETI que permite buscar señales de vida extraterrestre aprovechando ordenadores que no están siendo usados. Imagen: 	Alberthuang2. Fuente: Wikipedia.
El salvapantallas de Astropulse, el proyecto de la SETI que permite buscar señales de vida extraterrestre aprovechando ordenadores que no están siendo usados. Imagen: Alberthuang2. Fuente: Wikipedia.
¿Estamos solos en el Universo? Esta es una pregunta que ha avivado desde siempre la imaginación del ser humano.

Cuanto más averiguamos, más improbable parece que el planeta Tierra sea un milagro aislado rebosante de vida entre un sinfín de galaxias de planetas inertes. Son muchos los científicos eminentes que aseguran que sólo es cuestión de tiempo dar con otras formas de vida en el Universo.

De lo que no están tan seguros es del medio exacto por el que hallaremos a nuestros vecinos intergalácticos y de si estos se reducirán a un puñado de células o, en cambio, serán seres de mayor tamaño al estilo de E.T.

"Encontraremos vida en el espacio en este siglo", afirmó Seth Shostak, astrónomo sénior del SETI (Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) en la Convención de Innovación celebrada entre los pasados 10 y 11 de marzo en Bruselas por la Comisión Europea, y en la que resultó galardonada la científica española Ana Maiques con un premio para mujeres innovadoras.

"Aparte de la nuestra, existen otros 150.000 millones de galaxias, en cada una de las cuales hay varias decenas de miles de millones de planetas similares a la Tierra. Si nos encontramos en el único lugar del Universo en el que ocurre algo interesante, se trata de un milagro. Y quinientos años de astronomía nos han enseñado que, cada vez que uno cree en un milagro, se equivoca".

Cómo descubrir vida en el espacio

¿Y cómo se descubrirá vida en el espacio? Shostak opina, según informa Cordis, que se trata de "una carrera entre tres caballos" que se decidirá en el plazo de los próximos veinticinco años. La primera opción es que se encuentre cerca de la Tierra, en forma microbiana, ya sea en Marte o en una de las lunas de Júpiter; la segunda posibilidad consiste en que se hallen indicios de gases generados por procesos biológicos, por ejemplo algo similar a la fotosíntesis, en las atmósferas de planetas que orbitan otras estrellas. La tercera posibilidad es que Shostak y su equipo del SETI capten señales de vida inteligente gracias a las antenas inmensas que tienen a su disposición.

Suzanne Aigrain, catedrática de Astrofísica en la Universidad de Oxford, que estudia planetas extrasolares (o exoplanetas, esto es, planetas que orbitan estrellas que no son el Sol, representaría el segundo caballo de la competición. Durante su conferencia, Aigrain señaló que, según sus pesquisas, ella también apuesta por que no estamos solos.

"Estamos próximos a poder afirmar con una buena dosis de certeza que [en el Universo] son bastante comunes los planetas habitables como la Tierra [...] Por eso, cuando me preguntan si creo en la existencia de vida en otros planetas, me decanto por el sí como científica, porque las probabilidades de que así sea son abrumadoramente elevadas".

La búsqueda

Aigrain y los grupos con los que trabaja vienen utilizando la luz (o sea, radiación electromagnética) como instrumento primordial para buscar planetas que giren en torno a otras estrellas.

Se clasifican como habitables aquellos planetas de un tamaño aproximado al de la Tierra cuya temperatura en su superficie sea adecuada para la existencia de agua en estado líquido sobre la misma.

Los indicios delatores de vida buscados por Aigrain y sus colaboradores son trazas de gas en la atmósfera de exoplanetas cuya presencia sólo pueda estar justificada, en teoría, por la presencia de una fuente biológica como sería la fotosíntesis.

Entretanto, Shostak y los científicos de SETI buscan indicios de vida en el Universo escudriñando posibles signos del uso de alguna tecnología. Si este equipo llegara a descubrir transmisiones de radio procedentes del espacio, Shostak asegura que provendrían de alguna civilización más avanzada que la nuestra.

"¿Por qué recalco que si nos encontramos con E.T., vendrá de una sociedad más avanzada que nosotros? Porque uno no va a captar señales de neandertales. Los neandertales de los klingon no construían radiotransmisores con los que comunicarse".

Shostak ha declarado en otras ocasiones que la primera detección de vida extraterrestre inteligente tendrá lugar en los próximos 25 años, alrededor de 2040. Para entonces se habrán explorado un millón de sistemas estelares del Universo, "una cantidad razonable para encontrar señales electromagnéticas alienígenas". Hasta ahora sólo hemos mirado unos pocos miles de sistemas estelares, explica.

Y si realmente llegásemos a encontrar vida en otros planetas o interceptar una señal de radio, ¿cuáles serían las consecuencias? El hallazgo de un microbio extraterrestre aportaría información profusa de tipo biológico, pero también abriría un profundo debate filosófico. En palabras del propio Shostak, "literalmente, lo cambiaría todo".


Viernes, 21 de Marzo 2014
Cordis/T21
Artículo leído 2329 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Roberto Aretxaga Burgos el 23/03/2014 10:28
Ciertamente, como se dice en el artículo, "si realmente llegásemos a encontrar vida en otros planetas o interceptar una señal de radio, ¿cuáles serían las consecuencias? El hallazgo de un microbio extraterrestre aportaría información profusa de tipo biológico, pero también abriría un profundo debate filosófico. En palabras del propio Shostak, "literalmente, lo cambiaría todo"."
En efecto. De acontecer lo que por ahora no es más que una controvertida posibilidad, tal suceso tendría inmensas implicaciones para nuestra cultura en sus diversos aspectos (filosóficos, científicos, teológicos, artísticos...). Este problema ha suscitado el interés académico en muchos países de nuestro entorno cultural, lo que no ha sucedido del mismo modo y grado en el nuestro. Una excepción en este panorama la constituye la serie multidisciplinar "Astrobiología y Filosofía", que durante una década (2003-2012) ha venido publicando la Universidad de Deusto (Bilbao) en su revista, ahora desaparecida, "Letras de Deusto". Una serie cuya intención era cumplir con lo que Ortega consideraba la misión del escritor: "prever con holgada anticipación lo que va a ser problema, años más tarde, para sus lectores y proporcionarles a tiempo, es decir, antes de que el debate surja, ideas claras sobre la cuestión, de modo que entren en el fragor de la contienda con el ánimo sereno de quien, en principio, ya la tiene resuelta". (José ORTEGA Y GASSET, Meditación de la técnica, Madrid, Revista de Occidente, 1957, 3ª, p. 5). Los interesados pueden encontrar más información sobre la serie "Astrobiología y Filosofía", pionera en el panorama filosófico español, en: http://astrobiologiayfilosofia.blogspot.com.es/2012/05/5-serie-astrobiologia-y-filosofia.html
Un saludo.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >