Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Teletransportan un láser con un mensaje de sonido a un metro de distancia

El rayo fue destruido primero y reconstruido después con las mismas propiedades


Un nuevo progreso en la así llamada teletransportación cuántica ha sido realizado por un equipo internacional de físicos, que consiguió teletransportar íntegramente un rayo láser que contenía un mensaje en forma de sonido de alta frecuencia a una distancia de un metro. Es la primera vez que las propiedades de miles de millones de fotones se copian de un rayo láser original que se destruye y se reconstruyen en otro lugar valiéndose de los principios de la física cuántica. Por Eduardo Martínez.





WIJNNE
WIJNNE
WIJNNE
WIJNNE
Un equipo internacional de físicos ha conseguido por vez primera teletransportar íntegramente un rayo láser que contenía un mensaje en forma de sonido de alta frecuencia, en lo que constituye una nueva proeza tecnológica después de que otros equipos de físicos hayan teletransportado en experimentos anteriores sólo grupos aislados de fotones.

En esta ocasión han sido miles de millones de fotones los que han sido teletransportados en un laboratorio, ya que el láser en su integridad fue destruido primero y luego reconstruido un metro más lejos con las mismas propiedades.

Eso quiere decir que, al igual que en otras experiencias de teletransportación, en realidad no es que los fotones del láser hayan sido trasladados de un lado a otro sin que recorrieran distancia alguna, sino que lo que se han teletransportado son únicamente sus propiedades.

La experiencia es relatada por sus autores en la última edición de la revista Physical Review Letters, si bien una versión previa había sido difundida por Arxiv. La Universidad Nacional de Australia explica a su vez en un comunicado el significado de este descubrimiento.

Mensajes completamente seguros

Los investigadores usaron cristales, lentes y espejos para obtener un par de rayos láser entrelazados que fueron utilizados, además, para teletransportar información en forma de estado cuántico, demostrando así la viabilidad de producir, destruir y reconstruir un mensaje en una red de terminales usando para ello los principios de la física cuántica.

El procedimiento se basa en el fenómeno ya conocido de dos fotones que han estado unidos durante un tiempo. Después de su separación, las modificaciones que se efectúen en las propiedades en uno de ellos aparecen instantáneamente en el otro, independientemente de la distancia física que llegue a separarlos.

Eso quiere decir que la teletransportación tal como se ha conseguido en los laboratorios no viola las leyes de la Relatividad, ya que en realidad no se produce ningún traslado de información de un sitio a otro, si bien los cambios operados en las propiedades de los fotones sólo se pueden apreciar con la ayuda de medios clásicos de transporte.

La experiencia conseguida con el láser aproxima aún más el horizonte de teletransportar átomos, después de que un equipo danés demostrara su viabilidad en 2001.

Ordenadores cuánticos

La teletransportación de objetos macroscópicos, que implicaría a miles de millones de átomos, sin embargo presenta dificultades técnicas que difícilmente llegarán a ser superadas.

En teoría, sin embargo, es concebible que una molécula biológica, como el ADN, que se define únicamente por la multitud de estados cuánticos de los átomos que la constituyen, puede ser teletransportado tal como se hace con un fotón.

Por el momento, la teletransportación de un láser ya resulta muy útil para otros cometidos más prácticos, como para el desarrollo de técnicas de encriptación de mensajes completamente seguros (en los que el Pentágono ya trabaja), así como para la fabricación de ordenadores mucho más rápidos que los actuales (los así llamados ordenadores cuánticos).

La teletransportación cuántica se ha convertido en algo corriente en los laboratorios de investigación. Diversos experimentos ya han demostrado la realidad del principio de “no localidad” de la física cuántica, lo que significa que en determinadas circunstancias cualquier incidencia sobre una partícula puede ser reflejada sobre otra que esté físicamente separada de la primera.

Fronteras de la teletransportación

Sin embargo, aunque toda la comunidad científica coincide en definir exactamente lo que es la teletransportación, las divergencias surgen a la hora de establecer la frontera a partir de la cual la transferencia experimental de un estado cuántico puede ser calificado como teletransportación cuántica.

Corrientemente, la teletransportación se refiere al desplazamiento de un objeto de un lado a otro sin que medie movimiento de la materia. Algunos científicos prefieren hablar más precisamente de “no-separabilidad de la función de onda” en vez de teletransportación, ya que esta definición, aunque más rebuscada, realmente define mejor estos procesos que ocurren en el mundo microscópico.

En cualquier caso el procedimiento implica la capacidad de registrar los datos característicos del original, de transportar esos datos, de fabricar una copia idéntica del original a partir de esos datos y la destrucción del original. El grado de fidelidad de estos procesos es lo que mide la realidad de la teletransportación.

Teletransportando desde 1997

Las primeras experiencias de teletransportación se remontan a 1997, cuando un equipo internacional de físicos, formado por el austriaco Anton Zeilinger, de la Universidad de Innsbruck, y por el italiano Francesco Martini, de la Universidad de Roma, consiguieron teletransportar el estado cuántico de una partícula a la distancia de un metro.

El antecedente más inmediato del experimento con láser se remonta a 2003, cuando la mayor teletransportación cuántica de la historia fue conseguida por el equipo del profesor Nicolas Gisin, de la Universidad de Ginebra.

Este equipo de físicos transfirió las propiedades de un fotón a otro fotón que estaba distante dos kilómetros. La experiencia constituye toda una proeza porque hasta ahora las distancias en que se conseguían estos fenómenos eran mucho más cortas.

Los artífices de la teletransportación de un rayo láser piensan que su descubrimiento mejorará la seguridad de los sistemas informáticos, lo que resultará de tremenda utilidad, cuando se perfeccione lo necesario, para el mundo de la defensa y de las finanzas.



Temas relacionados:


Consiguen la primera teletransportación cuántica a larga distancia


La realidad cuántica revoluciona el mundo de la información


Primera transmisión de sonido utilizando un ordenador cuántico


Domingo, 9 de Mayo 2004
Eduardo Martínez
Artículo leído 14316 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por SANDRAHARAHI@YAHOO.ES el 11/05/2004 00:00
QUE TE PARECE ESTA WEB http://www.universoviviente.com/

2.Publicado por tele@comunicacion.es el 18/05/2004 00:00
¿Cuándo hablas de "teletransportación de un mensaje", eres consciente de que estás hablando de un proceso de comunicación vulgar y corriente?
"Transmitir un mensaje a distancia" no es algo nuevo: lo haces cuando hablas (por medio del ondas de sonido), o cuando me escribes un mail, por medio de ondas electromagnéticas.

Lo interesante de esta noticia es lo que explica ese comunicado que citas, que se está consiguiendo transmitir información por un medio distinto a los habituales (sonido, electromagnetismo): el medio nuevo es el cuántico. Y la ventaja, según el artículo australiano, está en ciertas posibilidades nuevas en cuanto a más seguridad (que habría que poner a prueba, la verdad).
http://info.anu.edu.au/mac/Media/Media_Releases/_2004/May/_070504Secret.asp

Ojo con el uso de la palabra "instantaneamente". Como bien aclaras en tu artículo, el mensaje cuántico se transmite a la velocidad de la luz: como este mail que te mando, vamos, nada nuevo.

Lo de teletransportación de la materia, mejor no hablar. No tiene NADA que ver con este experimento, o al menos no más que ver con la teletransportación que supone mandar una foto en un attachment :)

3.Publicado por inst@nta.neo el 26/05/2004 00:00
Si entiendo bien el proceso este, la transmisión sí es _instantánea_. En concreto se realiza en -1t+1t=0t, viajando la primera mitad del camino hacia atrás en el tiempo. http://www.research.ibm.com/quantuminfo/teleportation/ El mensaje sólo se transmite a la velocidad de la luz entre los terminales y la red, pero una vez dentro de esta la velocidad parece ser infinita. Por otro lado la "portadora" también viaja a la velocidad de la luz, pero incide simultáneamente en origen y destino de forma que los datos "saltan" de un lado a otro. Y es este aspecto de la velocidad lo que me parece lo más interesante del invento. De poderse construir un ordenador completamente basado en este principio, la velocidad de transmisión sería puede que no infinita pero sí muy superior a la de la luz, y una vez conectado a una red cuántica, se podría comunicar con otros ordenadores a la misma velocidad. Me parece que esto abre interesantes campos como el control en tiempo real de robots en Marte, una red Internet interplanetaria de velocidad infinita, o, por qué no, una forma de explorar otros sistemas solares con la ayuda de robots y telepresencia por realidad virtual conectados en directo.

4.Publicado por JaviZ el 16/05/2008 22:22
Impresionante este articulo.

5.Publicado por Jesús el 11/08/2013 20:23
De hecho no tiene nada que ver con la velocidad de la luz, el efecto EPR o Tenebrosa acción a distancia (como la denominó Albert Einstein), permite teletransportar información cuántica de partículas sin importar la distancia de manera instantánea, es decir, si P1 está en la tierra y P2 está a 10 mil años luz, los cambios o el transporte de información seguirían siendo instantáneos, algo totalmente nuevo, transporte de información a través de el entrelazamiento que hay entre dos partículas gemelas. La mecánica cuántica (partículas sub-atómicas) se comporta de manera totanmente diferente, de manera probabilística, algo que acaba con la lógica y el sentido común del ser humano. Nada que ver con cables ni conducción por ondas ni nada por el estilo, como ya dije, Transporte de información por medio del entrelazamiento de dos partículas gemelas.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >