Conéctese Regístrate

21/12/2014


Tendencias 21
Universidad Comillas




Teólogos y científicos debaten sobre la acción divina en el mundo

La mecánica cuántica parecería ofrecer un lugar perfecto para el obrar de Dios, pero nos obliga a cambiar la noción tradicional que tenemos de Él


Desde hace unos veinticinco años, teólogos y físicos han intentado encontrar la manera de describir la forma en que Dios obra directamente en el universo creado. El indeterminismo propuesto por algunas interpretaciones de la mecánica cuántica ofrece el posible ‘lugar’ perfecto en el que Dios podría intervenir en el curso de la historia universal sin interferir en el orden natural regido por las leyes de la naturaleza. Esta propuesta, sin embargo, promueve la visión de que Dios obra a la manera de las causas naturales, lo que implica un radical cambio en la noción tradicional de Dios. Por Ignacio A. Silva.



Foto: Cyril Comtat. Photoxpress.
Foto: Cyril Comtat. Photoxpress.
La noción cristiana (tanto como judía y musulmana) de Dios incluye sin dudas la creencia de que Dios obra providencialmente en el universo. Dios, no hay duda de esto dentro del credo de las grandes religiones monoteístas, está decididamente involucrado en el desarrollo y la evolución del universo y, sobre todo, en la historia de la humanidad. Sin embargo, explicar la manera en que esto acontece parecería restringir la autonomía de la naturaleza y socavar los fundamentos de las ciencias naturales. Es evidente que la naturaleza no necesita de nada externo a ella para causar eventos naturales.

Para muchos, la ciencia moderna es evidencia clara y distinta de que el mundo natural se comporta de una manera absolutamente determinista. Cada estado del universo natural es efecto del estado precedente, y causa del estado consecuente. Nada es dejado al azar o la casualidad. Esta es la postura tan vehementemente sostenida por Laplace, en el siglo XVIII. Desde esta perspectiva es casi evidente que Dios no podría actuar providentemente de ninguna manera en tal naturaleza.

Las acciones providentes de Dios (o acciones especiales, como son llamadas en el debate contemporáneo) son aquellas que acontecen en un lugar y tiempo particulares del universo creado. Así entendida, ninguna acción divina especial puede ser admitida en una perspectiva determinista del universo. Quizás una suerte de deísmo general pueda ser aceptado, en el que Dios se limitase a crear el universo material y las leyes por las cuales tal universo se rige. Así, Robert Russell, del Center for Theology and the Natural Sciences en Berkeley, afirma que desde el siglo XVII en el que se vio el surgimiento de la ciencia moderna, la teología cristiana ha estado buscando la forma de describir a un Dios providente a la par de la descripción científica del mundo. (1)

En esta situación, la única solución que pudo ser aceptada fue que, para obrar directa y providencialmente en el universo, Dios simplemente rompiera las leyes de la naturaleza, descritas por las ciencias naturales. Sin embargo, esta opinión acarreaba graves consecuencias tanto epistemológicas como teológicas: los fundamentos de la ciencia natural, en tanto que describe las relaciones causales entre eventos naturales, se caerían a pedazos, ya que las regularidades que las ciencias descubrían podrían ser cambiadas en cualquier momento por la acción directa del Creador. Además, un Dios que necesitaba ‘corregir’ el curso del universo creado podía ser visto como un Dios no del todo poderoso como se lo describe tradicionalmente.

Por estos motivos, en los últimos años del siglo XX y principios del siglo XXI, algunos teólogos comenzaron un proyecto de investigación en el que se buscaban teorías científicas que pudiesen aceptar una interpretación no-determinista. Así, la naturaleza descrita por tales teorías implicaría eventos o procesos en los que, por lo menos en algún nivel de tal naturaleza, habría una falta de causas suficientes naturales. La idea fundamental era que, en tales procesos, sería Dios quien ofreciera lo que le faltaba a la naturaleza para causar tales eventos naturales.

La llegada de la mecánica cuántica a los primeros planos de la física de comienzos del siglo XX claramente desafió toda descripción determinista del mundo, y proveyó el puntapié inicial para una interpretación causalmente abierta del mundo natural. Dado, entonces, que la teoría cuántica puede ser interpretada indeterminísticamente, por lo que el universo natural, por lo menos en sus niveles más fundamentales, tendría una falta de causas suficientes, el ‘lugar’ donde Dios pudiese actuar en el universo creado fue encontrado. El universo, según la descripción científica dada por la mecánica cuántica, no es un sistema causal totalmente cerrado: las leyes naturales, descubiertas y descritas por la ciencia, sugieren que ella tiene alguna suerte de agujeros causales. (2)

Así, el dilema entre aceptar un Dios providente o aceptar la visión determinista del mundo que ofrece la ciencia moderna parecía disolverse por completo: en un mundo indeterminista Dios podría actuar en los procesos naturales sin romper o suspender las leyes naturales. La teología ya podría descansar tranquila, teniendo entre sus manos una descripción de un Dios providente que obra en naturaleza de manera no-intervencionista y objetiva (NIODA, por sus siglas en inglés: Non Indeterministic Objective Divine Action). NIODA, entonces, sostiene que Dios obra directa y objetivamente en el universo creado y que al hacerlo no rompe ninguna ley natural, ya que obra, de alguna manera, dentro de tales leyes.

Esta propuesta trajo aparejadas muchas respuestas desde ámbitos científicos, epistemológicos, metafísicos y teológicos. En las próximas líneas voy a presentar los argumentos de Robert Russell a favor de NIODA, y me limitaré a una objeción metafísica: en esta perspectiva, Dios terminaría siendo considerado una causa natural más. De este modo, la noción tradicional de Dios en cuanto omnipotente y providente, así como trascendente, debería ser dejada de lado, lo que implicaría algunas consecuencias teológicas indeseables.

En palabras de Robert Russell ‘las acciones especiales y objetivas de Dios son no-intervencionistas cuando causan eventos que van más allá de los descritos por las leyes de la naturaleza sin romperlas ni suspenderlas, porque la causalidad eficiente natural, descrita por tales leyes, es creada por Dios ex nihilo para ser insuficiente para causar este particular tipo de eventos.’ (3). Las preguntas que surgen en este punto son: ¿cómo es que esto sucede? ¿Cómo hace Dios para actuar a través de los eventos cuánticos?

Mecánica cuántica y acción divina

Penrose ha explicado con gran claridad que la teoría cuántica involucra dos tipos de procesos en todo sistema cuántico: la evolución (U) del sistema en el tiempo y la interacción del sistema en el momento de la medición (R). El primero es descrito por la ecuación de Schrödinger, ecuación de por sí determinista. (4)

Así, la falta de determinismo causal en los eventos cuánticos no se encuentra en la evolución temporal del sistema, el proceso (U). Sin embargo, sí se encuentra en el proceso (R): la medición de tal sistema (5). Durante este proceso, el proceso indeterminista sucede en lo que se conoce como el colapso de la función de onda, en el que el sistema, que se encontraba en una superposición de estados, es reducido a uno de tales estados, sin aparente causa natural para colapsar en tal estado.

Inmediatamente después de la medición, la ecuación de Schrödinger vuelve a describir el sistema, hasta que una nueva medición se lleve a cabo. De acuerdo con la mecánica cuántica, solamente en los procesos de medición se puede encontrar un indeterminismo causal. La interpretación estándar de estos hechos es la llamada interpretación de Copenhagen, sostenida por Niels Bohr y Werner Heisenberg, y rechazada por Albert Einstein.

Russell, entre tantos otros, acepta esta interpretación y afirma que la suma total de las condiciones naturales que afectan a un proceso cuántico, es decir, la suma total de las condiciones que la ciencia contemporánea puede descubrir y describir con sus ecuaciones, es necesario pero en principio insuficiente para determinar tal o cual resultado de la medición, o evento cuántico. De esta manera, el futuro del sistema está ontológicamente abierto, sub-determinado por las condiciones naturales actuando sobre la superposición presente de estados de tal sistema.

Dadas estas condiciones, Russell afirma enfáticamente que Dios obra, junto con la naturaleza, para causar los eventos cuánticos sub-determinados. La naturaleza provee las causas necesarias, pero es Dios obrando en conjunto con la naturaleza lo que constituye la causa suficiente para que tal evento ocurra (6). Así entonces, se puede describir teológicamente a un Dios que obra providencialmente dentro de los procesos causales naturales sin romper, suspender, ni violar las leyes de la naturaleza descritas por la ciencia contemporánea.

La posición final de Russell es que Dios obra en todos los eventos cuánticos, dado que ninguno de ellos está completamente determinado por causas naturales, y el principio de razón suficiente implica que debe haber una razón suficiente para causar cada evento. En algunas ocasiones Dios podría no obrar con un objetivo determinado, con lo que no ‘elegiría’ la manera en que el sistema cuántico colapsase.

Claro está, en otras ocasiones Dios sí elegiría que el sistema siguiera su evolución de tal o cual manera para favorecer algún objetivo buscado, como por ejemplo promover la vida. Así, Dios estaría obrando de manera providencial en tal evento particular. Este tipo de acción divina podría servir hasta para una comunicación de Dios con los hombres a través de los procesos cuánticos neuronales, y así explicar desde profecías hasta el don de lenguas (8).

Explícitamente Russell afirma que, de acuerdo con la interpretación indeterminista de la teoría cuántica, no hay causas naturales suficientes para causar los eventos cuánticos particulares, lo que implica que Dios no es una causa natural. Si este fuera el caso, las acciones de Dios en el universo creado podrían ser descubiertas por la ciencia. Sin embargo, Russell remarca, las acciones de Dios permanecen ocultas a la ciencia (9). De esta manera, Dios completa lo que la naturaleza ofrece, trayendo a término el futuro que Él promete para toda la creación (10).

El físico y teólogo Robert Russell. Mesiah College.
El físico y teólogo Robert Russell. Mesiah College.
Causas naturales y acción divina

Es evidente que, esencialmente, la noción de causalidad con la que Russell está trabajando tiene como nota característica el ser una causalidad determinista. Esta perspectiva es claramente dependiente de la manera de entender la causalidad de la ciencia moderna del siglo XIX, en la que, típicamente, causalidad y determinismo eran identificados. Por este motivo Russell asume que cualquier intromisión de Dios en el desarrollo y desenvolvimiento de la causalidad natural atenta directamente contra la autonomía del universo creado.

Llevando hasta el extremo a estos dos presupuestos, la conclusión que sigue es que Dios debe ser tratado como actuando a la manera de una causa natural. Russell explícitamente rechaza, varias veces a lo largo de su obra, esta posición. Dice, por ejemplo: ‘La causalidad de Dios es radicalmente diferente de cualquier otro tipo de causalidad que conozcamos.’(11) No obstante, muchos autores han afirmado que la pregunta acerca de si Dios es o no considerado como una causa natural más debe ser, por lo menos, enfrentada nuevamente, pues no parece tener una respuesta tan simple.

William Stoeger, del Observatorio Vaticano en Roma, no está seguro de que el debate contemporáneo haya logrado evitar colocar a Dios en el marco de las causas creadas al explicar este obrar a través de la mecánica cuántica (12). Taede Smedes, teólogo holandés, y Michael Dodds, filósofo y sacerdote dominico, son un poco más extremos en sus posiciones: ninguno de los dos acepta que el debate haya logrado tratar a la causalidad divina como algo distinto de la causalidad creada.

Dodds afirma que ‘los esfuerzos de algunos teólogos de situar el obrar divino dentro de los espacios disponibles en la teoría cuántica sugieren que siguen trabajando con una noción unívoca de la causalidad en la que el obrar divino siempre aparece en peligro de tropezar e intervenir con la causalidad de otros agentes.’ (13) Smedes es aun más severo. Asegura que buscar alguna forma de indeterminación en los niveles cuánticos sugiere que el obrar divino ‘compite con las leyes de la naturaleza y que está en el mismo nivel ontológico que el obrar del orden natural.’ (14)

Sin embargo, según Russell, Dios no puede ser tomado como una causa natural más, porque, dada la interpretación ontológicamente indeterminista de la mecánica cuántica, la teoría misma no permite que ninguna causa natural cause el colapso de la función de onda (15). Con todo, mi pregunta es: ¿es posible considerar que Dios es radicalmente diferente a las causas naturales si Dios debe actuar para completar el obrar de la naturaleza dentro de los parámetros, leyes, de la naturaleza, al igual que las causas naturales?

Para intentar resolver esta cuestión será conveniente hacer algunas distinciones. En primer lugar, será necesario notar que no es lo mismo decir que

1) se concibe a Dios como siendo una causa natural más,
2) Dios obra como una causa natural, reteniendo su divinidad.

Las críticas de Smedes afirman, evidentemente, la primera opción. Se dirigen a la afirmación de que la causalidad de Dios es concebida como estando al mismo nivel que la causalidad natural creada. Russell, empero, no parece querer admitir esta posibilidad. En cambio, parecería que Russell no podría negar la segunda opción. De hecho, si este no fuera el caso, todo el debate acerca del obrar de Dios en la naturaleza carecería de razón de ser. En un sentido, dentro de los límites de este debate, Dios está atado por las leyes de la naturaleza que, al final, confinan a Dios a obrar siguiéndolas. De ahí que Dios es concebido como obrando a la manera de las causas naturales, siguiendo las leyes de la naturaleza, que rigen la causalidad de las causas naturales, y por lo tanto rigen la forma en que Dios causa en la naturaleza.

Russell admite que Dios interactúa con la naturaleza creada al nivel cuántico en el proceso de observación o medición del sistema cuántico. Evidentemente, Russell explica, dado que la teoría nos dice que no hay causas naturales que causen el colapso de la función de onda del sistema de una manera particular, Dios no puede ser concebido como una causa natural, aunque sí como causando tal colapso dentro de los parámetros dados por la teoría. Así, según Russell, la teoría dice que no hay causas naturales, por lo tanto Dios no es una causa natural.

Esta forma de razonamiento me lleva a proponer una segunda distinción, que nos hará comprender mejor la manera en que las causas naturales son concebidas en este debate. Según Russell las causas naturales son definidas por la teoría científica. De este modo, dado que la teoría dice que no hay causas naturales, aunque el teólogo (Russell en este caso) encuentre a Dios como la causa del colapso de la función de onda, Dios no es una causa natural. Llamaré a esta posición como el ‘criterio epistemológico’ para discernir causas naturales. Por otro lado, siguiendo a Dodds y quizás también a Smedes, una causa natural tiene su propia manera de causar, el cual es regido por las leyes de la naturaleza, las que son expresadas por las teorías científicas. Las causas naturales, en esta perspectiva, son anteriores a la teoría científica, y, de alguna manera, la teoría es definida por tales causas. Llamaré a esta posición el ‘criterio ontológico’ para discernir causas naturales.

El enfoque epistemológico de Russell deriva de la tradición de Copenhagen, en particular de las ideas epistemológicas de Heisenberg, quien admitía que la teoría determinaba lo que era observado. Para lograr entender cabalmente los fenómenos descriptos por la mecánica cuántica, Heisenberg echó mano de las ideas de Einstein para interpretar cualquier fenómeno físico: solamente aquello que la teoría considera observable puede ser observado.

Evidentemente, Russell ha tomado este método y lo ha llevado aun más lejos al afirmar que las causas naturales que la teoría descubre son las que verdaderamente existen. Heisenberg y Einstein hacían ciencia al aplicar su método para evitar el uso excesivo de conceptos no aptos para describir los fenómenos a nivel cuántico (tales como la órbita de un electrón o la temperatura de una partícula subatómica). Russell, en cambio, utiliza este método con una fuerte impronta filosófica afirmando la existencia o la no existencia de causas naturales al aceptar lo que la teoría científica dice (16).

La teoría, sin embargo, no dice absolutamente nada acerca de lo que no puede ser observado. No dice que no hay nada más, o que hay algo más. La interpretación de la teoría, por otro lado, funciona de otra manera. En ella se hace una descripción ontológica de lo que sucede para que acontezca el colapso de la función de onda. De esta forma, la interpretación indeterminista de la teoría cuántica dice que no hay causas naturales que hagan que el colapso acontezca. En este sentido, según el argumento de Russell, Dios no es una causa natural causando el colapso, simplemente porque la teoría interpretada dice que no lo es.

Según el criterio ontológico descrito más arriba, las causas naturales no dependen de una teoría para ser causas naturales. Simplemente lo son. La pregunta aquí es qué es lo que define a algo como una causa natural, si no es la teoría que las describe. Una causa natural puede ser definida como aquella que, perteneciendo al mundo natural, obra de acuerdo a sus propios poderes y capacidades, permaneciendo dentro de los límites del orden natural, por ejemplo considerado como las leyes naturales. Entonces, si Dios requiere obrar dentro de estos límites del orden natural, tendría que considerárselo como actuando a la manera de las causas naturales, aunque no pertenezca a él.

Ahora bien, si tomásemos el criterio epistemológico de Russell para discernir las causas naturales, no habría manera de evaluar el razonamiento en su totalidad, dado que sería un argumento autocontenido. La interpretación ontológica de la mecánica cuántica, tal como es entendida por Russell, simplemente nos dice todo lo que hay que saber: qué es una causa natural, cuáles son las causas naturales, qué tipo de causas naturales existen y podemos encontrar, y cómo causan.

De este modo, no deja ningún parámetro o criterio de decisión. Por lo tanto, si queremos tener algún otro criterio de decisión por sobre la interpretación de la teoría (para poder juzgar si tal o cual interpretación es correcta), debemos adoptar el criterio ontológico para discernir las causas naturales. Aun más, si aceptamos que la teoría interpretada es suficiente para determinar cuáles son las causas naturales, estaríamos tomando el riesgo de no poder ver fuera de tal teoría y descubrir diferentes causas naturales. Evidentemente, esto inhibiría el desarrollo de nuevas y mejores teorías para explicar el mundo natural.

El criterio ontológico

En conclusión, el mejor criterio para juzgar sobre las causas naturales en este debate es el adoptado por Dodds y Smedes: el criterio ontológico. Mientras que los argumentos de Russell para distinguir las causas naturales de la causalidad divina no parecen ser suficiente, por lo que Dios, en tanto que agente causal en la naturaleza, parecería ser concebido como actuando a la manera de las causas naturales (17).

Russell no tiene ninguna duda acerca del poder ilimitado de Dios. Aceptando, entonces, que Dios es un ser omnipotente, no habría ninguna dificultad para aceptar que Dios puede causar cualquier evento que cualquier causa natural pudiese causar. Sin embargo, un efecto natural en un mundo natural requiere una causa, ya sea una causa natural o una causa divina, que estará causando a la manera de las causas naturales pues obrará al nivel de las causas naturales, es decir, dentro de los límites del orden natural. De esta manera, si se lleva hasta las últimas consecuencias la propuesta de Russell, Dios debe ser concebido como causando a la manera de las causas naturales.

Ahora bien, un Dios concebido de esta manera es un Dios que dejará de ser trascendente, pues estará sumergido dentro del orden causal por Él creado. Asimismo, será un Dios que carecerá del tradicional atributo de omnipotencia, pues su poder se ve limitado por los parámetros dispuestos por la ciencia. Este Dios, que obra a la manera de las causas naturales creadas, es un Dios que deja de ser el Dios tradicional de las grandes religiones monoteístas.

En última instancia, si queremos mantener el concepto tradicional de Dios, aquel Dios omnipotente y por lo tanto omni-misericordioso y benevolente, será preciso buscar otra manera de entender sus acciones providentes. NIODA no parece ser la solución tan ansiosamente buscada por los teólogos modernos.


Ignacio A. Silva, Fundación Decyr, Argentina, Harris Manchester College, University of Oxford




Notas

(1) Russell, Robert John (2007), ‘Five Key Topics on the Frontier of Theology and Science Today’, Dialog: a Journal of Theology 46, 3, pp. 199-207, p. 202.

(2) Russell, Robert John (1998), ‘Special Providence and Genetic Mutation: A New Defense of Theistic Evolution’, en Russell, Stoeger and Ayala (eds.), Evolutionary and Molecular Biology. Scientific Perspectives on Divine Action, Vatican Observatory – CTNS, Vatican City – Berkeley, pp. 191-223, p. 193.

(3) Russell, Robert John (2006a), ‘Quantum Physics and the Theology of Non-Interventionist Objective Divine Action’, in Clayton, Philip (ed.), The Oxford Handbook of Religion and Science, OUP, Oxford, p. 583. Las traducciones de obras en inglés son todas mías.

(4) Penrose, Roger (2004), The Road to Reality. A Complete Guide to the Laws of the Universe, Jonathan Cape, London, p. 530. Helrich, Carl (2000), ‘Measurement and Indeterminacy in the Quantum Mechanics of Dirac’, Zygon 35, 3, pp. 489-503, p. 497: “The underlying equation of motion of the quantum theory, the Schrödinger equation, is as deterministic as the canonical equations of mechanics”. Y también Hughes, R.I.G. (1989), The Structure and Interpretation of Quantum Mechanics, Harvard University Press, Cambridge, Massachusetts, and London, p. 78: “as far as the evolution of states is concerned, quantum mechanics seems thoroughly Laplacean”.

(5) Penrose (2004), p. 530.

(6) Russell, Robert John (1997), ‘Does “The God Who Acts” Really Act?’, Theology Today 54, 1, pp. 43-65, p. 58; y Russell, Robert John (2001), ‘Divine Action and Quantum Mechanics: a Fresh Assessment’, en Russell, Clayton, Wegter-McNelly and Polkinghorne (eds.), Quantum Mechanics. Scientific Perspectives on Divine Action, Vatican Observatory – CTNS, Vatican City – Berkeley, pp. 293-328, p. 293.

(7) Russell (2006), p. 592.

(8) Murphy, Nancey (1995), ‘Divine Action in the Natural Order’, en Russell, Murphy and Peacocke, Chaos and Complexity. Scientific Perspectives on Divine Action, Vatican Observatory – CTNS, Vatican City – Berkeley, pp. 325-357.

(9) Russell (2006), p. 585.

(10) Russell (1998), p. 203.

(11) Russell (2006), p. 582.

(12) Stoeger, William, SJ (2006), ‘Conceiving Divine Action in a Dynamic Universe’, en www.standford.edu/group/catholic/capstda (08/04/2008), p. 9.

(13) Dodds, Michael J., OP (2001), ‘Science, Causality and Divine Action: Classical Principles for Contemporary Challenges’, CTNS Bulletin 21, 1, pp. 3-12, p. 8.

(14) Smedes, Taede A. (2004), Chaos, Complexity, and God: Divine Action and Scientism, Leuven, Paris, and Dudley, Mass., Peeters, p. 198.

(15) Russell (2006), p. 585.

(16) Para un testimonio del propio Heisenberg sobre estos temas ver Heisenberg, Werner (1977), Tradition in der Wissenschaft, Reden und Aufsätze, R. Piper, München.

(17) Esto no quiere decir que el obrar de Dios no permanecerá oculto para la ciencia. De esta forma, el argumento de Russell permanece firme: “Las acciones directas de Dios permanecerán, en principio, ocultas a la ciencia, porque, de acuerdo con el indeterminismo ontológico, no hay causas naturales para cada evento que la ciencia pueda descubrir.” Russell (2006), p. 585.



Lunes, 12 de Julio 2010
Por Ignacio A. Silva.
Artículo leído 14747 veces



Nota

Comente este artículo
Los más recientes primero | Los más antiguos primero

52.Publicado por heliodoro sulbaran salcedo el 02/11/2012 11:40
Alberto y Beatriz :espero ansiosamente sus comentarios. Hablar de dios, de la eternidad y de la vida futura es propio del hombre, por eso no debemos descansar ni un segundo en la búsqueda de esa intelectualidad omnisapiente como lo es dios, creador de todo lo existente en el universo y donador de la vida eterna para todo aquel que se lo pida con fe. saludos

51.Publicado por heliodoro sulbaran el 20/10/2012 04:04
Apreciado Alberto, con todo el respeto que me merece tu escrito, realmente no entendi. Religion y Ciencia no se oponen, se complementan. La religion me permite acercarme a dios y la ciencia tambien. La teologia escudriña el conocimiento de dios y la ciencia su creación. ¿Cual es el problema? Todo conduce a los caminos del Señor de la historia. Dios se nos manifesto a traves de su hijo y nos enseño todo lo necesario que teniamos que saber de el. Saludos Heliodoro

50.Publicado por heliodoro sulbaran el 20/10/2012 03:55
Apreciada Beatriz ¿Oh my god? Siempre tendras que llegar a un creador ¿Quien hizo el primate o a los seres extraordinarios que mencionas? Si creyeras creerias en el genesis que es palabra de Dios. Habla con Dios en el Sagrario del templo que esta en forma de Hostia, el te podra sacar de dudas. Ningún mortal te sacara de esa incertidumbre. Busca la vida eterna. Busca a Dios y todo se dara por añadidura. Eres una mujer intelectual y acuciosa para buscar la verdad. Sigue buscando Saludos Heliodoro

49.Publicado por Alberto Canen el 08/09/2012 13:57
¿Por que ciencia y religión deben estar apartadas? ¿Por que la creación de Dios no puede tener mecanismos? ¿mecanismos de Dios? me pregunto: ¿si Dios existe entonces no puede haber múltiples universos? ¿si Dios existe no pueden existir los átomos? Yo creo que la ciencia descubre y explica los mecanismo que tiene Dios para creara las cosas. Dios es infinito así que pueden existir infinitos universos simultáneos, ¿por que Dios se limitaría? me parece que estamos tan acostumbrados a la "magia de Dios" que creemos que lo que se puede explicar por la ciencia no puede ser obra de Dios. La ciencia todavía no puede explicar la vida, la conciencia. No puede explicar que pasa entre el último momento vivo y el primer momento muerto. No puede explicar el espíritu, el espíritu que existía en eso vivo que ya no está. www.albertocanen.com

48.Publicado por Beatriz Basenji el 07/09/2012 21:18
Heliodoro Sulbaran Salcedo: Si Ud. es feliz con su Genesis y sus personajes bíblicos, adelante.Lo mas incongruente de la Biblia es el Génesis, que tan solo es una colección de cuentos,posiblemente de origen jasídico. Debemos ser lo suficientemente humildes para aceptar que somos el fruto de LA EVOLUCIÓN. Ya sabe que soy CREYENTE, me considero persona de una verdadera FE. Nosotros descendemos de los primates de mayor evolución, y en el MEJOR DE LOS CASOS, es posible que seres mucho mas evolucionados que nosotros, se hayan ocupado en permitirnos dar un salto colosal en NUESTRA ESPECIE. Heliodoro: no hay un dios personal, y aquello que algunos llamamos la INTELIGENCIA UNIVERSAL, no hay modo ni palabras que nosotros los seres humanos podamos utilizar para definirlo. Pero ahí está para todos nosotros. Cordiales saludos.

47.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 07/09/2012 18:06
Pedro: Los libros sagrados: el antiguo y nuevo testamento son escritos de Dios el con su gran omnipotencia y sabiduria no permite que nadie altere su mensaje de felicidad dirigido a la humanidad. Yo me confieso cristiano, catolico, apostolico y romano, eso me permite descubrir a Jesucristo que es el mismo Dios y su mensaje en el nuevo testamento asi como tambien el antiguo confirmado por Jesus, son la fuente perfecta para alcanzar la felicidad en este mundo y en el futuro la vida eterna.

46.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 07/09/2012 18:00
Yack. Dios creo el mundo por puro amor, el no tenia ninguna necesidad de realizar esta obra. No somos juguetes de El ni de nadie, somos sus hijos predilectos del alma. ¿ Por que las catastrofes son inevitables?, como el caso del niño y el rayo, porque el mundo salio perfecto de sus manos y el hombre destinado a una felicidad permanente y eterna, fracasó por su desobediencia inicial y por su soberbia, lo cual le acarreó una culpa con consecuencias: el desarreglo de la creación, el sufrimiento , la enfermedad y la muerte, pero dios no nos abandona, siempre esta pendiente de nosotros, por eso debemos estar pendientes de el y son muchos los inconvenientes que podemos evitar si lo invocamos o padecerlas con alegria.

45.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 07/09/2012 17:46
Esteban, claro que Dios existe, mas que nosotros, porque el Es y nosotros no somos, somos creaturas. Dios puede cambiar la causalidad cuando quiera y lo ha demostrado, solo pensemos en su resurrección ¿No es esto el cambio de una causalidad importante?. Para Dios no hay nada imposible, no lo ignores porque el esta pendiente de ti cada segundo procurando tu felicidad. Buscale, Conocele, amale y tendras un gran tesoro en la tierra para la eternidad.

44.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 07/09/2012 16:04
Apreciada Maria Soledad: Tu experiencia puede ser: ilusión, mentira o verdad. Si es ilusión o mentira no hay comentarios, pero si fue verdad, no te asombres, porque Dios existe no es una fantasia ni una nube en el cielo. Dios existe o es mas real que nosotros. El es y nosotros no somos, somos creaturas. Para dios no hay nada imposible y lo que sucedio fue un mensaje directo a tu alma, pues fue un regalo de dios y no de tu hermano, el fue el instrumento. Con eso Dios te dice estoy aqui y te quiero con todas mis ganas mas que todas las madres juntas de la tierra. Conocele, buscale y todo se dara por añadidura. Estudiale, examinale, lee los evangelios, confiesate, asiste a la eucaristia y solo dios podra explicarte que quiere de ti.

43.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 23/08/2012 03:15
Amigo Alberto Canen. La Biblia fue escrita por el mismo Dios, los hombres fueron sus interpretes. No podemos comprender la infinitud de Dios. Solo la Fe puede ayudarnos a comprender algo de lo que es Dios. Adan y Eva fueron las primeras creaturas de toda la humaniidad. ¿Como podriamos responder a la pregunta de quien puso el sol ahi? ¿Como mi corazón late todo el tiempo sin mi voluntad? ¿De donde sale el oxigeno que respiramos diariamente? Somos nada Alberto y no entendemos nada, seria vanidoso de mi parte interpretar lo que quiso decir y hacer dios, solo lo acepto, porque para dios no hay nada imposible. La biblia es la palabra de dios: si el dice que Adan y Eva fueron las primeras creaturas creadas por el, ¿Por que no he de creerle, si el me mantiene en la vida y no se como.¿ Que Cain conocio a su mujer y de donde salio?, bueno eso no es ningun problema para Dios, el puede haber hecho a esa mujer a partir de una hormiga ¿Cual es el problema? Dios no nos hizo y nos abandono, siempre esta con nosotros, pero debemos vivir sin escudriñar mucho, porque nos volvemos locos. y podemos tergiversar sus intenciones. El nos proporciona la información que nos interesa. Escudriñar la vida de Dios es como volver a comer del manzano prohibido, Conformemosnos con lo que nos entrega, es suficiente para alcanzar la felicidad y la paz de Dios. Saludos a usted y su familia

42.Publicado por María Soledad Prado Villarreal el 18/08/2012 17:05
Tengo una gran inquietud, espero que me puedan ayudar, el 02 de junio del presente año, falleció mi hermano que venia después que yo, nos queríamos mucho, yo lo sigo amando como siempre, estuve a su lado durante todo el proceso de su enfermedad, pocos minutos antes de que falleciera él puso su cabeza en mi pecho y fijo su vista en la mía, tenía una mirada muy limpia y cristalina, a pesar de que poco antes la Dra. que lo atendía había dicho que estaba totalmente ciego, durante el tiempo en que estuvimos así su pupila se dividió en cuatro partes y estas flotaban dentro de la cavidad ocular, en ese momento sentí una comunicación espiritual muy intensa que me dejo marcada para el resto de mis día, fue una experiencia que jamas pensé que viviría, mi hermano me hizo un inmenso regalo antes de partir al encuentro de nuestro Padre, me gustaría que me ayudaran a saber que significado tiene lo que me paso, la verdad es que esto me inquieta mucho, no pensé nunca que podría vivir algo tan lindo, espero que me puedan dar una respuesta, de antemano muchas gracias, María Soledad Prado V.

41.Publicado por Alberto Canen el 17/08/2012 02:02
Por supuesto que estamos antes una discusión de fe, de todas maneras creo que debemos estar atentos a determinados detalles que pueden pasar inadvertidos -en los textos bíblicos-, que demuestran que Dios está detrás de todo lo que ocurre. Les dejo un libro que aclara muchas preguntas acerca del Génesis y la eterna comparación con la ciencia. En este libro se analiza el descubrimiento de un observador en el relato de Creación y de su ubicación de observación al narrar. Este observador hace una enorme diferencia en la comprensión del Génesis. Lo pueden descargar en www.albertocanen.com en PDF

40.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 31/07/2012 13:59
Hola Beatriz Basenji. Un saludo cordial desde Venezuela, espero que este usted muy bien y continuar el dialogo tan interesante que se esta produciendo. G
racias

39.Publicado por Heliodoro Sulbaran Sulbraran Salcedo el 17/07/2012 18:58
Facebook
No somos seres determinados.Yo no soy de este mundo. Nosotros no somos de este mundo. Estamos hechos para la eternidad y gozar para siempre de la presencia de Dios. Ya lo empezamos a disfrutar en esta vida.
Somos libres y de nuestra actuación depende nuestra salvacion, es decir desde que nacemos estamos salvados o condenados, pero depende de la respuesta que le demos a dios, porque el nos hizo libres de buscarle o rechazarle.
Las escrituras son la fuente principal de nuestras creencias, inclusive las que hablan sobre la naturaleza como Dios. La fuerza de las escrituras estan en sus demostraciones y la verdad es que el antiguo testamento y los evangelios, culminan con la llegada a este mundo del hijo de Dios vivo, el Señor Jesucristo quien nos comunico toda la verdad de la existencia humana.
El lo dijo mi reino no es de este mundo y como el es mi padre yo tampoco soy de este mundo.
El espiritu santo esta dentro de mi y yo vivo en el reino de Dios: libre, sin miedos, sin ataduras, solo el.
Sin el no podemos hacer nada. Todo lo podemos en el.La naturaleza no me gobierna, solo Dios.
Busco a Dios y todo se da por añadidura. El lo sabe todo y nosotros nada que el no nos quiera dar aconocer.
La Naturaleza es una creación del Todopoderoso, esta tiene materia y alma natural no espiritual, por lo tanto volvera a la nada, solo el hombre hijo de dios tiene alma espiritual, capaz de comunicarse con Dios, en todo.
Escribiendo en esta computadora se ciertamente que la mano de Dios esta en mi y no soy yo quien escribe sino el mismo Dios.
Esta es la grandeza del hombre que no esta solo. Dios esta con nosotros deseando y buscando nuestra felicidad con todas sus ganas, con toda su inteligencia, con toda su sabiduria, segundo a segundo.
No voy a desaprovechar esta oportunidad de estar siempre contigo señor, que se haga tu voluntad sea la que fuese. Jesucristo en su pasion y muerte fue inmensamente feliz, porque el unico ser que es capar de estar feliz en la desgracia, en el dolor, en el sufrimiento, aunque sea una enfermedad terminal es el hombre y si mi padre lo pudo yo tambien lo puedo.
Se que estas conmigo siempre y te pido que yo no te abandone jamas.
Apiadate de todas las almas para que ellas se apiaden de nosotros.Que te vean. Que te busquen.

38.Publicado por Beatriz Basenji el 14/07/2012 18:12
Muy bien expresado. Nosotros no somos, SOLO DIOS ES. Por lo tanto somos seres PREDESTINADOS: EL es quien tiene el Libreto, nosotros somos los actores. Insisto DIOS ES EL UNIVERSO TODO:por lo tanto es Naturaleza. La INTELIGENCIA DIVINA no está FUERA DE lo que podríamos llamar "Creación". Coincido en que no existe palabra alguna que nos pueda revelar esa INTELIGENCIA UNIVERSAL o Dios como le llama Ud. Pero tampoco lo vamos a encontrar en los libros de los Teólogos. Porque el GRAN LIBRO es LA NATURALEZA. En honor a la verdad, las historias contenidas en el A.T. son parte de la historia de un pueblo de la antigüedad, como lo es el POPOL VUH, que también le narra el episodio de la Creación. Ellos tambien tenian un "genesis", muy bello.Son narraciones míticas,épicas, cortesanas,etc.etc.Tan válido es uno como el otro. Solo que el de los hebreos ha tenido mayor difusión. Es igual que la narración del Diluvio Universal. Cada pueblo originario tiene una narración del DILUVIO UNIVERSAL: y todos celebramos que tales narraciones existan porque son un testimonio de esas gentes que nos precedieron. En la actualidad debemos ser mas objetivos.Se trata de escritos realizados luego de una larga tradición oral.A mí no me sirve el Jehová del A.T. como imagen de DIOS. Primero debemos averiguar a quienes daban nuestros antepasados el título de "Dios".Se lo daban a seres que realizaban hechos para ellos extraordinarios, como lo fué para Abraham lo de la zarza ardiente. ¿Se imagina Ud. si Abraham conociera los actuales sistemas de calefacción , donde no se vé siquiera donde se encuentra el núcleo de combustión, pero calienta miles de litros de agua? Nosotros, seres que ya caminamos en el siglo XXI tenemos otros conceptos y otras percepciones mas sutiles. Y las nuevas generaciones van a serlo todavía más.Tenemos que estar siempre vibrando en Amor, en Fe y en Humildad , y el resto viene solo. Cordiales saludos.

37.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 13/07/2012 19:33
Beatriz basenji: Estoy en la espera de sus comentarios, Gracias y feliz dia

36.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 10/07/2012 16:29
Beatriz: Nosotros no somos, solo Dios ES. Cuando Abraham en la sarza ardiendo le pregunto a Dios ¿que debia decirle a sus hermanos quien era?, sencillamente le dijo su nombre YO SOY. YO SOY es el creador y nosotros que no somos, somos sus criaturas, es decir fuimos hechos por dios. Lo salido de la mano de Dios es nada en comparación con lo que el es. Lo creado viene de la nada y a la nada volvera, con excepcion del hombre que fue hecho a imagen y semejanza de Dios y solo para el esta prometida la vida eterna. Lo sobrenatural es Dios, cuyo conocimineto nunca llegaremos a alcanzar hasta que lleguemos a el. Mientras dure la vida en esta tierra el conocimiento de Dios sobrepuja nuestra inteligencia. Asi como nosotros creamos tecnologia con sus correspondientes manuales para ser manejadas, Dios hizo su criatura con su correspondiente manual: Los mandamientos y los sacramentos. La ignorancia del Universo es nada en comparación con la ignorancia de Dios, afortunadamente la misericordia y amor de Dios nos dio a su hijo Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, quien nos revelo la identidad de su padre-Dios y nos hizo hijos de dios, el mismo dios, por eso yo tambien soy dios. Su reino estaba en mi alma y no lo sabia, pero ya me permitio entrar en su reino y se cumplió la palabra "venga a nosotros tu reino" de la oración del Padre Nuestro

35.Publicado por Beatriz Basenji el 09/07/2012 18:40
Fuera de la NATURALEZA NO HAY NADA. Lo SOBRENATURAL NO EXISTE. Lo que sí existe es nuestra enorme ignorancia acerca del UNIVERSO en que vivimos. Actualmente los científicos en base a sus conocimientos especulan que podrían existir hasta once dimensiones . Nosotros somos seres limitados por nuestro cerebro, el cual capta TRES DIMENSIONES. Quiero decirle a Heliodoro Sulbarán Salcedo que el ente DIVINO, LA INTELIGENCIA UNIVERSAL,jamás estuvo separada de nosotros, los humanos. Mas aún, es totalmente imposible que ello suceda , porque NOSOTROS estamos DENTRO de esa ENERGÍA, somos parte de ELLA. Nunca LA DIVINIDAD estuvo separada de nuestra naturaleza humana. Y perdona que insista. TU TODAVIA NO CONOCES LA NATURALEZA. Cada piedra, cada planta, cada animal son PERFECTOS y poseen energías que nosotros los humanos tal vez nunca lleguemos a desarrollar si no cambiamos las vibraciones de nuestra ALMA. Si realmente observaras un solo árbol - UNO SOLO - descubrirías la potencia que emana de todo él. Ahí está, plantado ante tus ojos.Héroe de mil tormentas que no lograron tumbarlo. Y cuanto más hunde sus raíces en lo oscuro, mas alto hacia la LUZ se eleva. Ten por seguro que nuestras vidas son SAGRADAS. Estamos respirando - aunque enrarecido por la codicia instalada en este plano - el aire que proviene de las luminarias del Universo para que podamos existir y gozar con esta existencia.

34.Publicado por heliodoro sulbaran salcedo el 09/07/2012 02:39
hola soy profesional de la administracion y educador, especialista en formacion de microempresarios, graduado en la UCV 1963, 76 años. Me gustaria compartir opiniones en espiritualidad. Como todos ustedes ando en la busqueda de la felicidad y la vida eterna. Como catolico las esperanzas estan cifradas en Jesus de Nazareth, quien con su pasion , muerte y resurrección nos lego el espiritu santo, donante de las gracias en nuestras almas.

33.Publicado por Heliodoro SULBARAN SALCEDO el 09/07/2012 00:05
La ciencia de Dios es muy sencilla. Estabamos desconectados de la vida sobrenatural por el pecado de desobediencia de Adan, pero afortunadamente vino Jesucristo a restablecer el orden sobrenatural y reanudar la amistad con dios mediante su pasion, muerte y resurrección. Con la institucion de los sacramentos dios vuelve a las almas, es decir esta con nosotros todo el tiempo interviniendo en nuestros asuntos si se lo permitimos. El ser humano es el unico que tiene voluntad para rechazar o aceptar la voluntad de dios. La naturaleza tiene alma pero alma natural no inteligente y no actua por cuenta propia como el hombre , entonces se rige como los animales instintivamente. Ese instinto es provocado por la misma voluntad divina y es correcta. Dios en el bautizo viene a nosotros y esta siempre con nosotros, con el pecado lo expulsamos de nuestra alma, aunque siempre esta alli disponible esperando nuestra restauración a traves de la confesion.
Puedo decir que yo soy dios, porque lo dijo el Señor no busquen el reino de dios ni aqui ni alla sino dentro de ustedes, ademas en el padre nuestro nos dice "venga a nosotros tu reino", cuando yo capte esa idea es cuando siento que dios esta dentro de mi y yo formo parte de ese reino y dios esta conmigo y yo con el.
Nada es casuistico, todo es causal de la voluntad divina. No es casualidad que yo envejezca es consecuencia del pecado original y voluntad de dios. ¿Puedo yo torcer la voluntad divina? Claro que si. La oración es la debilidad de dios, porque es un dios misericordioso y amoroso y por eso produjo tantos milagros a traves de Jesus y sus discipulos.¿ Ademas la salida del sol todos los dias no es acaso un milagro maravilloso de dios? Asi es que animo lo mas importante no es lo cuantico ni lo natural, sino que alcances pertenecer a ese reino oculto de jesucristo y alcanzar la vida eterna.

32.Publicado por Esteban el 21/12/2010 21:43
Subordinar la acción divina a unos aparentes resquicios causales advertidos en la mecánica cuántica me parece, además de una notable distorsión en cuanto al concepto definitorio de Dios (orientado claramente al propósito ético), un sinsentido. Y si tan perspectiva, única tolerada por las instancias religiosas oportunas, no es compartida por las mismas en la medida en que Dios se convierte en un agente más dentro del orden causal, la significación es obvia: Dios es inexistente pues resulta redundante e innecesario a fin de comprender una causalidad que se basta a sí misma.
Bertrand Russell llegó al ateísmo cuando se preguntó: ¿y quién ha creado a Dios?.

31.Publicado por Esteban el 21/12/2010 21:29
Francamente pienso que una de las lecciones más importantes heredada de la evolución de pensamiento y ciencia desde los orígenes del ser humano es la imposibilidad de construir fundamentaciones "a priori", y por tanto, exentas de contenido empírico, que sustenten la realidad susceptible de ser sistematizada científicamente. Resulta impactante que la noción de Dios perviva a lo largo de los siglos a través de hipótesis dirigidas a saciar nuestro afán de causalidad autosuficiente y orden. En este caso (comparto los reproches que se realizan a la teoría de Russell desde las instancias religiosas), redefinir un concepto ligado a unas pretensiones éticas que son definitorias del mismo y subordinarlas a los resquicios aparentemente aleatorios que se resisten a ser cientifizados (en este caso, la mecánica cuántica) supone, al tiempo que una notable distorsión en lo que al término Dios respecta, un claro sinsentido. Las exigencias racionalistas no pueden ni deben convertirse jamás en pretextos a fin de explicar instancias divinas. Descartes cometió el mismo error hace aproximadamente 4 siglos, así como Hegel, etc.

30.Publicado por carlosaura el 19/08/2010 19:54
Me gustan los artículos de esta sección, todos, aprendo muchas cosas interesantes acerca de lo que dicen y, sobre todo, de cómo lo dicen. Pero llega un momento en el que el tema pasa a segundo plano: cuando se enfrasca uno en los comentarios. Aquí lo interesante es el cómo se comenta. Se podría escribir un libro analizando las expresiones, el dominio, o no, del vocabulario, el rigor en la exposición, la intención oculta, la forma de sentirse ofendidos por otro comentario, o bien, hermanado con él, la buena gramática, la formación científica, también la pseudo científica, las ideas preconcebidas y su fuerza, hasta qué punto se cree el opinador lo que opina, la exposición dogmática, las ideas estrafalarias, el deseo de aclarar a otro y de aclararse a uno mismo... ¡Podría ser el tema de una tesis doctoral! Enhorabuena a todos. Y a Tendencias 21, claro.

29.Publicado por rhody el 19/08/2010 07:56
a quien pueda interesar estoy buscando la biblia de jefferson si alguien la tiene en digital y me la puede hacer llegar se lo agradecería por favor mi correo rhodyalexander@gmail.com

28.Publicado por hugo luchetti el 09/08/2010 22:27



EL YO PURO

es otro modo de nombrar a Dios. Es la CONCIENCIA o inconciente colectivo humano el cual. a tarvès de infinitas interacciones o infinitos lazos (lo que hablamos, pensamos, hacemos, sentimos, oìmos, etc.) produce las vibraciones o algoritmos matemàticos que la Naturaleza Ejecuta. Si lo comprobàramos (nuestra influencia en el medio) serìamos màs responsables de lo que hoy somos.

27.Publicado por yack el 05/08/2010 08:12
Es posible que nuestro universo esté "diseñado" o "dirigido" de alguna forma por una instancia superior como un videojuego lo está por el programador y el usuario. Sin embargo, aun admitiendo la existencia de esa instancia, a la que llamamos "Dios" para simplificar, resulta fácil definir su conducta "ética" por un simple estudio estadístico.

Y la conclusión inapelable es que en el mejor de los casos carece de cualquier atisbo de sentimiento ético, moral o misericorde. En otras palabras, no mueve un dedo para evitar que un rayo caiga exactamente sobre una guardería de niños a punto de bautizar.

Todo lo más que se podría pensar de Dios es que está interesado en mantener su gran juguete en funcionamiento y en propiciar su evolución hacia una mayor sofisticación (vida, inteligencia, conciencia, etc.). Y nada más.

Saludos.

26.Publicado por JAIME el 30/07/2010 15:05
Pedro estamos de acuerdo:
La fuerza creadora del Universo se llama Dios. Nada es casualidad, todo causalidad.
La religion es un simple negocio del cual vive mucha gente. Mi negocio es la Construccion, no se el suyo. Cada religion es una lucha de poderes de unas personas que se creen mas inteligentes que las otras y manipulan a otras personas muy creyentes en lo mismo que los dos creemos. Nosotros no necesitamos de intermediarios para comunicarnos con esa fuerza superior.

25.Publicado por Pedro el 30/07/2010 10:20
Estimado Marcelo,

Creo que exageras al juzgar a los no creyentes que escriben sus comentarios. No veo ninguna actitud fascista en ellos, sinceramente, y creo que la verdadera democracia consiste en poder opinar y actuar conforme a las propias vivencias sin llegar nunca a tener que matar a alguien para defenderlas o imponerlas.

Yo me declaro agnóstico, o sea que creo en fuerzas superiores del universo pero no me creo en absoluto competente para poder decir que dios es esto o aquello, que está aquí o allá, así que lo dejo en un gran interrogante.

Cuando era pequeño y luego durante la adolescencia y gran parte de mi primera juventud fui muy creyente, y me interesaba sobremanera ahondar en los misterios de la teología y en el estudio histórico de las grandes religiones.

De este trabajo que ha durado muchos años, he sacado la conclusión de que las grandes religiones, cristianismo, judaísmo e islám, son sospechosas de una enorme manipulación sobre las gentes. Han extraído muchos de sus fundamentos dogmáticos de los credos de otras grandes civilizaciones desaparecidas, refundiéndolos con diferentes nombres, y lo peor de todo es que han ejercido el poder político con ferocidad y tiranía a lo largo de los siglos, matando seres humanos a mansalva.

Desde luego son muy graves antecedentes como para creer en el dios que predican...

Saludos

24.Publicado por laura el 29/07/2010 20:44
Tengo una profesora de grabado que estudia teología, está bien de la cabeza sana,cuerda,clara y despejada, es una genia. parece un mounstro pero no lo es.bastante exigente eso pero= logré mi objetivo,en mi rendimiento, yo no creo n dios pero confio en ella mucho

23.Publicado por MARCELO el 29/07/2010 07:49
PREGUNTO A ESOS QUE LES MOLESTA LO RELIGIOSO ¿No es acaso este apartado denominado TENDENCIAS DE LAS RELIGIONES?

Entonces, si esa así ¿ de adónde le nace el fascismo de descalificar todo lo que no dice acorde al propio pensar? Seguro que si mañana algun religioso se impusiera, Pedro y Samuel se rasgarían los trapos que visten al grito CENSURA.

Pero, es lo mismo que predican con sus opiniones. El deseo de interrumpir todo intento de opinar a los diferentes. La verdad, que lo irracional esta del lado de estos dos. ¿Desde cuando en democracia se impide opinar a las personas? Que mentes tan patética, se nota que no saben un comino de ciencia, si al menos hablaran con científicos verían que no todos son tan duros como parece.

Por otra parte, es ridiculo confundir religion con creencias. Un científico puede no tener religión pero si creencia en Dios. A ver si a estos dos los envían de regreso al colegio..., dan cátedra de oscurantismo y fascismo.

Ojala se publique esto.

22.Publicado por Elguss el 28/07/2010 22:03
La Acción Divina es una sola, es en tiempo presente, y es todo lo creado. Esa ha sido la única acción divina proveniente de Dios, la manifestación de si mismo en todo lo creado. EsTODO cuanto existe, Es el cómo y el por qué existe, y todo lo que permite y facilita dicha existencia, ya sea un algo, un ser, una idea o cualquier cosa que ha existido, existe, existirá y pueda o no existir. Es, todo lo que acontece durante esa existencia, con todas las posibilidades y variables infinitas de sucesos que pueden ocurrir o no y todas las desencadenantes para cada camino de acción, de elección. Todo ya está y está en todo, en todas las direcciones y dimensiones se encontrará, sin duda, un vestigio no solo de la acción divina, sino de Dios mismo, sea cual sea el nombre que cada uno quiera darle. Lo penoso es qué, teniendo mucho más que ver con Dios que con la Humanidad en si misma, nos perdemos en tratar de aprender a ser Humanos, y nos olvidamos de cuál es nuestra verdadera relación o filiación con la Creación.

21.Publicado por Samuel el 22/07/2010 12:21
Andrés, es la manoooo negraaaa

20.Publicado por Andrés Amado Zuno Arce el 22/07/2010 11:14
Mi comentario titulado "De cómo creamos a Dios" no fue publicado. ¿Por qué? No contiene agresión alguna ni expersiones inadecuadas.

19.Publicado por Beatriz Basenji el 21/07/2010 11:54
En las actuales generaciones se estan dando numerosos casos de personas que poseen una mente sutil. Es decir, son seres capaces de captar el pensamiento y los estados anímicos de las otras personas. Es algo normal y que ellos no le asignan ninguna trascendencia, como no sea apuntalar a quien está pasando por un mal momento o una crisis. Son seres ultra sensibles .

18.Publicado por JAIME el 20/07/2010 23:44
Estoy de acuerdo con el Articulo.
Dios creo las leyes de la Naturaleza y mantiene su funcionamiento. La ciencia tarde o temprano comprobara esa relacion a nivel cuantico. La particula del alma o conciencia mantiene esa energia divina, la energia del cuerpo al morir se concentra en dicha particula y obliga a saltar al Universo espiritual donde estaremos por toda la existencia.

17.Publicado por Samuel el 19/07/2010 20:56
En mi opinión, tú amigo muy probalemente sufre de algún tipo de desorden mental. Nadie está a salvo de sufrir problemas psíquicos, no importa la buena vida que lleve. Hay entornos más favorables y otros menos, pero sólo es necesario estar vivo para poder contraer alguna enfermedad mental o física.
Quizás deberías recomendarle a tu amigo que visite a un médico especialista y que le hagan algunas pruebas. Puede que le ayudes de esa manera a que la cosa no vaya a peor, ¿quién sabe?

Piensa desde tu agnosticismo que aunque las dos posibiliaddes son posibles: que los aliens/Dioses/espíritus le hablan, o que sufre un transtorno psiquico. La segunda es más probable porque no requiere la inefable existencia de criaturas metafísicas, mientras la segunda es una causa natural que de hecho le ocurrena millones de personas.

Un saludo.

16.Publicado por Beatriz Basenji el 19/07/2010 20:51
Para Pedro (15) Un tema muy delicado. Nosotros somos energía. Nuestros pensamientos no solo no mueren en nosotros mismos, sino que ingresan en la corriente del espacio-tiempo. Es bastante común entre personas que cohabitan en una misma casa, sin que medien palabras, coincidir dos de ellas en iguales ideas o pensamientos. Es posible que en las cercanías de su familiar viva alguna persona que lee o mira una película en su hogar, y que este familiar suyo llegue a captar imagenes relacionadas con esa lectura o esa película que "otra persona " está mirando.

15.Publicado por Pedro el 19/07/2010 18:15
Este fin de semana me he encontrado con un familiar muy cercano que, después de debatir un rato sobre la cuestión planteada en este artículo, yo por mi lado escéptico, de repente me revela que ha tenido visiones del mundo espiritual en estos últimos años, y además me cuenta pormenorizadamente varias de ellas, en donde aparecen seres elementales de la naturaleza, y figuras humanas que le hablan de algo concreto, ya sabeis, la típica aparición de la película "ghost". En una ocasión tuvo una aparición con un famoso médium sanador norteamericano ya fallecido (Edgar Cayce) que le recetó algo muy específico para una dolencia, tras lo cual compró la medicina y efectivamente se curó. Asegura haber tenido otro tipo de comunicados importantes, siempre visualizando estos contactos con la misma precisión que cualquiera tiene observando y charlando con una persona de carne y hueso.
Tengo plena confianza en la veracidad de esta persona, cuyo grado de parentesco no quiero revelar aquí
por precaución y respeto, y sé que jamás me engañaría sobre una cosa así.
Yo sigo en mi postura agnóstica y creo que sólo caben dos posibilidades, o que esta persona sufre de alucinaciones y por tanto está perturbada mentalmente (sin embargo tengo que decir a su favor que lleva una vida normal, trabaja y sus relaciones con el entorno son del todo normales), o que realmente percibe algo de otras dimensiones aunque creo que quizá su inconsciente reviste de ciertas formas concretas una percepción psíquica especial. Todo esto me ha recordado algo que leí sobre la función transcendente del cerebro en algunos autores, como por ejemplo el doctor J.F. Rubia, que escribe un blog de neurología en esta misma web.
¿Hay algún comentario al respecto?
Saludos


14.Publicado por Samuel el 19/07/2010 11:38
Sería muy simpático que existiera dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.
Enviar frase
Sigmund Freud (1856-1939) Médico austriaco.

13.Publicado por DANIEL el 18/07/2010 23:37
el dios creado por el hombre nos es otra cosa que la busqueda de permancia psocologica en una existencia donde nada es permanente, una idea o pensamiento no es dios ... y menos una iimagen todas creadas por el pensamiento , y siendo el pensamiento una acumulacion de conocimientos jamas podria dar con algo que es vivo como la vida. asi que hay que decartar todo lo que el hombre invento para tratar de encontrar a dios,

12.Publicado por carlos el 18/07/2010 14:11
Para niños esta bien esta historia, pero para creo que los adultos debebrían ser suficiente maduros como para dejar de creer en seres mitológicos

11.Publicado por hugo luchetti el 14/07/2010 19:01


Què es Informaciòn, en el Universo, y què es Naturaleza:

Creo que se està discutiendo entre estos dos sentidos o direcciones. Dios estarìa "dentro" de lo natural, si se toma la informaciòn como un producto còsmico de, por ejemplo, los àtomos o cadenas de àtomos comunicàndose o resonando segùn la informaciòn transferida por fotones. La velocidad de luz abre el camino en el universo y "crea" el espacio o lo extiende... La informaciòn es electricidad tanto en el Cosmos como en el Cerebro, esa electricidad es un diàlogo entre la materia y el vacìo... Y en ese vacìo, "agazapado" entre el ser y el no-ser, ¿està Dios...?
¿Pero què confusiòn tenemos cuando hay que diferenciar entre un Kièn (un yo o Dios) y un Kè (objetos o fenòmenos)? ¿No seràn lo mismo...? El artìculo plantea un Kekièn. Es interesante.

10.Publicado por Beatriz Basenji el 14/07/2010 01:43
Es en cada uno de nosotros que se encuentra la REALIDAD DE DIOS. Encuentro cada vez mas vacía e insufrible esta teología que pretende establecer si Dios extiende su acción divina sobre el Mundo.
Es evidente lo perdidos que estan dentro de las fronteras del Espíritu. Y lo estan porque todos estos llamados teólogos jamás se han entregado en mente y Alma a la verdadera búsqueda de la Divinidad. Se han entregado a repartir palabras huecas, sin sentido, para continuar medrando en la ignorancia de los pueblos. Debiera darles verguenza malgastar su tiempo en tanto palabrerío. Si se reunieran para fabricar calzado para tantos seres que van descalzos por esta Tierra, ya sabrian quien es Dios.

9.Publicado por Pedro el 13/07/2010 13:14
Estoy bastante de acuerdo con Héctor de Lázaro sobre su idea de dios. Para mi es el TODO también. Lo malo de las religiones es que personalizan a ese algo y entonces surge inevitablemente la fastidiosa dicotomía dios-creación. Craso error a mi entender. Probablemente el TODO, o sea el cosmos, es eterno aunque no inmutable. Lo que conocemos ahora del cosmos es sólo la realidad actual, una fase dentro de ese devenir eterno.

Si, según la física, la energía ni se crea ni se destruye, lo que ES ha sido siempre. Me gusta la diferencia entre los verbos ser y estar en español, que no tienen otras lenguas. Viene muy bien para comprender que "ser" es una realidad atemporal, por tanto eterna, y que "estar" implica la idea de modificación del "ser", de alteración de su forma y aparente desaparición cuando nuestras capacidades de observación no pueden alcanzar la totalidad del proceso de transformación de esa esencia.

"Estar" implica al tiempo, "ser" es eterno.

8.Publicado por Samuel el 12/07/2010 22:49
Ya veo el tipo de censura que hay en este blog. Se me ha censurado un post que creo es muy informativo para los lectores de esta noticia.

7.Publicado por Alvaro el 12/07/2010 22:35
Dadme un calzador y meteré a Dios por cualquier lado.

6.Publicado por Nu el 12/07/2010 19:54
Ya con el titulo...y poniendo a teólogos y científicos juntos me suena hasta raro... me recuerda los muchos intentos que tienen estos primeros por confundir y mezclar.

Un saludo.

5.Publicado por gabriel el 12/07/2010 19:24
No puedo creer lo que he leído, lo siento.
Dios, puede que sí, puede que no, como el chotis, no puede ser, creo, de manera empírica, el que interviene en cualquier tipo de proceso, ya que tendría que haber sido creado y así sucesivamente.
La ciencia moderna no es un ataque a la religión, curiosamente intenta contestar a las mismas preguntas.
Decir, también que el monoteísmo siempre busca colocar a Dios en algún lugar, ya que no soporta a los rivales, no soporta la verdad de otros y no tolera las explicaciones que le excluyes, por lo que yo he visto.
Hace 2.000 años, la religión explicaba todo, pero, a medida que se ha ido entendiendo nuestro entorno de manera más completa, ha pasado de destruir lo que no le interesa a ir adaptándose como puede en parcelas que, todavía, no se han llegado a entender del todo.

4.Publicado por Héctor de Lázaro Nuñez el 12/07/2010 19:14
Saludos.
Ralmente yo no veo a Dios, como el 90 ó 100% de los mortales, creo que el esta dentro de nosotros mismos, cuando hacemos el bien al prójimo, creo que esta dentro de nosotros cuando defendemos las buenas causas, no nos dejamos llevar por la avaricia, defendemos nuestra casa: nuestro Mundo, y cumplimos con nuestro destino, del cual quizas no tengamos plena conciencia. De existir no se revelaria o se revela, al no existir un argumento necesario, pues como sabemos la humanidad hace a diario uso de su libre albedrio.
Dios es todo, no un hombre de carne y hueso pecador; es la naturaleza, el Universo, nuestro Mundo a los que hay que respetar.
Quizas exista una inteligencia superior a nosotros, que nos mire , nos valore y deteste por las cosas malas que hacemos, pero espere, por nuestro desarrollo, como un padre con su hijo, hasta verlos crecer, y que entiendan.
Gracias

Héctor de Lázaro Nuñez

3.Publicado por Samuel el 12/07/2010 19:02
Para empezar se toma como verdadera una de las muchas interpretaciones de la mecánica cuántica. Si, por ejemplo, tomamos la interpretación de los múltiples universos, ya no hay hueco causales (gaps) que rellenar con Deidades.

Es un sinsentido teológico común. Después de tantos años y estudios filosóficos debería estar ya más que claro que todo intento de compaginar ciencia y religión está condenado al fracaso. El engaño en este artículo parte desde la base de tomar como axioma científico una interpretación de la mecánica cuántica; que no es más que pura poesía metafísica. Esas interpretaciones de la mecánica cuántica no son más que divagaciones filosóficas y por lo tanto metafísicas. Nada científico o racional puede surgir de ellas, así que todo es este artículo es un sinsentido absurdo que lamento haberme moletado en leer.

Ya puestos, se podrían haber inventado una nueva interpretación de la MC que fuese más amigable a sus intenciones de meter a Dios a cualquier precio en los probablemente temporales huecos que tiene la ciencia.

En fin, nada nuevo en el horizonte. Sólo metafísica irrcional del siglo XXI.

Un saludo.


1 2
Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 16 de Diciembre 2014 - 14:43 ¿Qué futuro tienen las religiones monoteístas?




Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo

Padres y Maestros es una publicación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Comillas. Lea este especial on line.


Artículos más destacados en TR